Cura Marco Arana, líder del movimiento Tierra y Libertad, amenazado por mineras en sierra norte de Perú

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Marco Arana: "Fue un atentado terrorista"

A media hora de la localidad de Huancabamba, en la sierra de Piura, el líder ambientalista Marco Arana fue atacado anoche por dos grupos de desconocidos, que lanzaron  piedras a su vehículo e hicieron, incluso,  disparos al aire.

“Fuimos interceptados por un primer grupo, en total unas 30 personas, pobladores de la comunidad del sector de Quillapampa; nos pidieron nuestra identificaciones y vimos que tenían una lista; allí identificaron mi nombre”, declaró Arana para LaMula.pe.

 

Él presume que se trató de un grupo pro minería.

 

El cura Marco Arana, líder del movimiento Tierra y Libertad, dijo que minutos después fueron interceptados por otro grupo, cerca de las 10.30 de la noche; los individuos lanzaron piedras grandes hacia el vehículo en el que se trasladaba junto a un grupo de dirigentes, y dispararon al aire.

 

El padre Arana declaró que uno de los principales sospechosos es un periodista de apellido Urdiola, quien es conocido en esta localidad como un vocero de la empresa minera Río Blanco Cooper S.A., que opera en la zona.

“Pensamos que el primer grupo, que tenía el rostro descubierto, podría ser de Urdiola y que en el segundo grupo podría haber sicarios o personas pagadas por los de la minera, porque tenían una lista negra”, aseveró Arana. “Me van a entregar cintas de audio en la que él (Urdiola), incita a los pobladores a favor de la minería a cometer actos violentos contra quienes tienen una posición opuesta a esta actividad. Cuando tenga los audios, los pondré a conocimiento público”, dijo.

 

Tras el atentado, Arana llamó a la policía y decidió esperar en el mismo lugar del ataque, donde pernoctó. Hoy por la mañana, él y su grupo fueron escoltados hasta la comisaría de Huancabamba, donde denunciaron el hecho.

“Nunca he recibido amenazas de muerte. Nunca me habían disparado”, declaró.

 

 


  Subido por el 16/09/2011


El Padre Marco Arana fue interceptado por un grupo de desconocidos en Piura. "Nunca había recibido amenazas", manifestó en exclusiva para La Mula.pe

 

Marco Arana:  

Agua y oro: La lucha por el Cerro Quilish

 

El Cerro Quilish en Cajamarca tiene un estimado de 4,2 millones de onzas de oro. Yanacocha, una de las mineras más representativas del país y América Latina, busca explotarlo. Ante eso, los pobladores con todas sus dificultades han emprendido una lucha en defensa del agua y sus recursos naturales. Constantes reclamos que inician conflictos sociales cuando estas no son escuchadas por el Estado.

 


Con un nuevo presidente a la cabeza, se estima que la voz de los lugareños no haga eco sin ser atendida.


“En Cerro Quilish, consideramos iniciar operaciones alrededor del año 2016. Necesitamos recordar que Cerro Quilish es uno de los mejores depósitos mundiales de oro que no está todavía desarrollado”, afirmó Carlos Santa Bendezú, vicepresidente de Newmont, desatando aún más la polémica.

.

Ybrahim Luna, periodista y blogger escribió un detallado artículo explicando el tema para el blog  Radio Alfil. Ahí, también entrevistó al padre Marco Arana Zegarra:

El viento, el frío y el calor arrecian por igual en las faldas del cerro. Cientos de personas llegan en buses desde la ciudad y avanzan por caminos determinados, unos flanqueando riachuelos de aguas impresionantemente claras, y otros rodeando laderas de piedra y hierbas. La tierra del suelo es negra y húmeda, y el oxígeno que ingresa por las fosas nasales, generoso.

¿Qué sabor le deja esta visita, a siete años de la protesta más emblemática que vivió Cajamarca en defensa del Cerro Quilish?

Es satisfactorio ver que ha ido gente de la ciudad en un número mayor al de los años pasados, ya que muchos pensaban que el Quilish estaba perdido. Es satisfactorio ver, sobre todo, a jóvenes. Claro que también se esperaba un mayor involucramiento de la Municipalidad Provincial, ya que ellos tienen la ordenanza de Intangibilidad en sus manos, y el Gobierno Regional, con el anuncio de un plan de gestión y protección de las comunidades aledañas al Quilish.

¿La ordenanza municipal que defiende el Quilish es suficiente para su protección a futuro?

La ordenanza quedó paralizada por la inacción de las autoridades, y porque el año pasado el Ministro Brack dio una ley que establece que las zonas de reserva solo pueden ser inscritas por los gobiernos regionales. Entonces, si no hay una buena coordinación entre el gobierno regional y el municipal se puede generar un vacío. Hay que incluir a esto la ley que dejó Alan García, de hace un par de años, que le quita a los gobiernos locales la posibilidad de inscribir sus áreas de reserva. Es necesario que se deroguen esas normas, lo que esperamos ocurra en las próxima semanas.

¿La zona del Quilish se puede amparar en la recientemente aprobada Ley de consulta previa?

No, porque la ley ha sido dada para las comunidades campesinas y pueblos indígenas reconocidos. Y las comunidades del Quilish no están reconocidas como tal. Además, nunca se optó por una consulta, solo se lo defendió porque era evidente que eso era necesario, por ser fuente de nuestras aguas.

¿Qué papel juega el Gobierno Central y el Ministerio de Energía y Minas en esto?

Por parte del gobierno central hay voces y declaraciones que podrían servir para proteger el Quilish, como las del Ministerio del Ambiente, por ejemplo. Pero por parte del Ministerio de Energía y Minas, a pesar de que ya hay cambiado de ministro, su prioridad primera y segunda es promover la minería. Ante las declaraciones de Carlos Santa Cruz, el ministro no ha salido a decir una sola palabra. Y claro, nos queda la palabra empeñada del presidente Ollanta Humala, que en la primera y segunda vuelta, dijo que el Quilish no se explotará.

¿En qué escenario social y político se dieron las declaraciones de Carlos Santa Cruz de Newmont?

En primer lugar creo que tiene que ver con los precios del oro, que están en los niveles más altos en la historia de su explotación. Segundo, por un factor político, las declaraciones las hace inmediatamente después de conocidos los resultados de la primera vuelta, teniendo en cuenta que en Cajamarca los congresistas fujimoristas habían ganado con amplia mayoría. Creo que el cálculo político por el que apostaron fue que ganara Keiko Fujimori. Y en tercer lugar, por un factor técnico social, ya que si Yanacocha quisiera en un futuro explotar el Quilish prescindiendo de la cancha de lixiviación de la Quinua, que está ahí cerca, tendría que gastar muchísimo más de lo previsto, y sería técnicamente inconveniente. Además del termómetro social, que sirve para ver si la gente reacciona o no a las declaraciones.

¿Cajamarca ha crecido, pero ha desarrollado y progresado por igual?

El desarrollo es desigual. Cuando uno ve, por ejemplo, que ahora hay más frecuencias de vuelos, más hoteles, restaurantes o vehículos, uno entendiende que hay un factor. ¿Pero a quién ha beneficiado ese factor?, básicamente a los que han logrado conectarse con la actividad minera. Sin embargo no hay que olvidar que la región Cajamarca tiene el 68% de población rural, y la inversión ha sido muy poca en desarrollo social. Por ello Cajamarca está entre las primeras regiones con niveles de desnutrición infantil y mortalidad materno-infantil. Somos una de las regiones con menor inversión en infraestructura de saneamiento básico, de electrificación y de redes viales. Estamos a dieciocho años del inicio de las actividades mineras, y uno se pregunta qué beneficios sustantivos ha tenido Cajamarca. Y se responde, solo para un pequeño segmento de la población.

¿El nuevo gravamen a la actividad minera es el adecuado?

Los estudios previos mostraban que el impuesto a la sobreganancia, sin hablar de gravamen, podía ser aproximadamente de diez mil millones de nuevos soles. Uno se pregunta cómo calcularon tres mil millones y no cinco mil, por ejemplo, o porque no diez mil como se había establecido en determinados cálculos. Efectivamente el gravamen va a dar mucho más dinero que el óbolo minero, pero será muchísimo menos que las ganancias que van a obtener las mineras, que en cálculos para este año son por encima de los veinticinco mil millones de nuevos soles.

¿La Ley de Consulta previa, como dicen muchos, es la muerte de la política del perro del hortelano?

La Ley de Consulta por sí sola no basta para acabar con la política del perro del hortelano. Porque uno de los temas que está en juego en los conflictos socioambientales es sin duda el tema de la consulta. Pero no solo la consulta a los pueblos indígenas y comunidades campesinas, sino a todos los ciudadanos que podrían ser afectados por un proyecto minero. Ahí está Majaz, Tambogrande, Islay o Ancón. Allí la gente pide que se le consulte, y no hay mecanismos legales para hacerlo. Es cierto que se ha avanzado, pero el avance debe ser para todos los ciudadanos por igual; además existe la necesidad de la Ley de ordenamiento territorial en este país. Hay que poner zonas de exclusión minera. Ese proceso aún está pendiente, además de mejorar los mecanismos de fiscalización ambiental y reconocer la prioridad de desarrollo de otras actividades económicas como la agricultura y el turismo. De lo contrario, la política del perro del hortelano podría resurgir igual, quizá con otro pelaje.

“Qué piensa de los que se burlan del concepto de “Apu sagrado” del Cerro Quilish?

Para los “mayores” de Porcón, en inicio de los años noventa, el Qulish era un lugar para llevar ofrendas, velas, alimentos, y un centro a donde iban a rezar, además de un lugar para recoger plantas medicinales. Para ellos ha sido un cerro tutelar, protector. Hay una relación de carácter espiritual de los habitantes de la zona con el Apu Quilish.

Notaal término de esta entrevista aún no teníamos noticias del desagradable descubriendo que hicieron los visitantes que lograron llegar hasta las riberas de Río Grande.

.

.

 

Las voces son escuchadas

La disputas pueden continuar y llegar a establecer brechas mayores si no se toman medidas positivas para los dos bandos. El Estado debe velar principalmente por los intereses de los lugareños, ellos exigen la protección a sus recursos naturales, su agua como elemento intrínseco para la alimentación y sobrevivencia.

 

Ollanta Humala se expresó sobre el tema: “El problema del agua tiene que ser resuelto y por eso nuestro compromiso es por la defensa del Quilish, el agua para el pueblo de Cajamarca, es mi compromiso con todos ustedes”. El Presidente no dudó en afirmar que no permitirá que se siga contaminando Cajamarca.

 

 

Perú: AUGE DE LA MINERÍA DE ORO hace agonizar a Cajamarca / Cura Marcos Arana

 

Cura Arana: “nuevo acuerdo de pago de sobre ganancias mineras en Perú no es claro”

 

Por Cinabrio

cinabrio blog

Comentar este post