Denuncian que el 6-0 a Perú en el ’78 fue en el marco del Plan Cóndor

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Revelan detalles del partido de fútbol que suscitó polémica

Denuncian que el 6-0 a Perú en el ’78 fue en el marco del Plan Cóndor

Publicado el 6 de Febrero de 2012

 


El ex senador peruano Genaro Ledesma Izquieta declaró ante el juez Oyarbide. Había sido secuestrado y trasladado a la Argentina junto a otras 12 personas. Videla había aceptado recibirlos como prisioneros de guerra a cambio del resultado.
 

Por primera vez, el testimonio de un sobreviviente del Plan Cóndor avala la teoría de que el resultado del partido en el que Argentina terminó goleando por 6-0 a Perú en el Mundial de Fútbol de 1978 fue un acuerdo entre las cúpulas militares de ambos países para mejorar la imagen de la dictadura, cuestionada por sucesivas violaciones a los Derechos Humanos. El ex senador Genaro Ledesma Izquieta declaró ante el juez federal Norberto Oyarbide que los 13 ciudadanos peruanos deportados ese año de forma ilegal por la dictadura de ese país tenían por destino ser desaparecidos en uno de los vuelos de la muerte. Su derrotero ilegal en el país, sumado a la presión internacional, habrían motivado un acuerdo para su expulsión de la Argentina, que tuvo como moneda de cambio el resultado de ese encuentro. 

La declaración de Ledesma Izquieta se conoció luego de que Oyarbide acreditara que el secuestro y posterior traslado al Regimiento de Montaña Nº 20 de Jujuy de los ciudadanos peruanos, entre los que se encontraban dirigentes de izquierda, militares opositores al régimen y un periodista, fue parte del entramado del Plan Cóndor. Hasta el momento, Perú no había sido considerado como uno de los países cuyas dictaduras colaboraban para el exterminio de opositores políticos. En el dictamen firmado el 1 de febrero donde pide la captura internacional y la extradición de Francisco Morales Bermúdez, ex presidente de facto de Perú, el magistrado enmarcó este operativo como un delito de lesa humanidad y convocó a indagatoria a Jorge Rafael Videla y a su ministro del Interior, Albano Harguindeguy, para el próximo 22 y 23 de febrero. 

“Al salir a Francia nos salvamos del lanzamiento que Morales Bermúdez y Videla habían acordado, que era el lanzamiento de una persona al mar desde un avión en vuelo, por lo que no quedaba resto alguno. Ese sistema debía aplicarse con nosotros, lo que aprovechó Videla al aceptarnos como prisioneros de guerra con la condición de que Perú le permita el triunfo de Argentina en el campeonato mundial de fútbol, porque esto tenía importancia para Videla: necesitaban ese triunfo para limpiar la mala imagen de Argentina en el mundo”, declaró Ledesma Izquieta en el expediente judicial. 

Capturados por ser activistas de la huelga general que puso en jaque a la dictadura peruana en mayo de 1978, fueron encadenados a un avión militar y bajo custodia llevados a Jujuy sin ninguna documentación. Allí se les exigió firmar un pedido de asilo político en el país, a lo que se negaron. Bajo coerción fueron trasladados a Buenos Aires y encerrados como prisioneros, en lugares donde habían pasado otros detenidos-desaparecidos, coincidieron todos los testimonios brindados a la justicia. “Nuestros familiares avisaron a las delegaciones de Derechos Humanos. Desde París hubo un emplazamiento al gobierno argentino para que nos dejen en libertad, a lo que el gobierno argentino se negó. Ante la insistencia de París, el gobierno de Videla aceptó ponernos en libertad a condiciones de que Francia compre nuestros pasajes”, afirmó Ledesma Izquieta, cuyo testimonio y el del resto de los cautivos fue tomado por Oyarbide en Perú. Antes de ser deportados, el consulado peruano les proveyó de pasaportes nuevos y se confirmó que los documentos de su ingreso al país fueron falsificados. 

“A mí también me llegaron las versiones de que eso había sido así”, le ratificó a Tiempo Argentino Ricardo Napurí Schapiro, sobre la hipótesis de que la dictadura argentina aprovechó políticamente sus detenciones en el marco del Plan Cóndor. El ex candidato presidencial de Perú fue el impulsor en el país de la denuncia contra Morales Bermúdez, cuyo fallo fue anticipado por Tiempo y hoy domina la actualidad política de ese país. <

Un resultado envuelto por la polémica

El 6-0 a Perú que dio a la Argentina el pase a la final del Mundial de Fútbol de 1978 estuvo siempre envuelto por la sospecha de un arreglo o apriete a los jugadores. El empréstito del Banco Central a la dictadura conducida por el general Francisco Morales Bermúdez y el envío de un cargamento de 14 mil toneladas de granos sólo en ese año, además del arreglo y/o apriete a los jugadores peruanos, fueron siempre un fantasma que nubló ese éxito deportivo.

El periodista Ricardo Gotta en su libro Fuimos Campeones analiza con detenimiento todas las hipótesis que se tejieron. El secuestro y traslado a la Argentina de distintos referentes de la izquierda peruana, un periodista y dos militares también, es revisado por Gotta, que agrega que “Paquito” Morales Bermúdez –hijo del dictador– estuvo en la Argentina acompañando a la selección de su país.

La causa judicial agrega una hasta ahora insospechada hipótesis que da cuenta de hasta qué punto las dictaduras latinoamericanas colaboraban en el marco del denominado Plan Cóndor. Incluso para asegurarse el pase a las finales de una Copa del Mundo.

La clave

DISPOSICIÓN. Genaro Ledesma y Ricardo Letts –dos de los dirigentes secuestrados– anunciaron ayer que se pondrán a disposición del Ministerio Público peruano para aportar mayor información en la investigación para que el Morales Bermúdez sea detenido y juzgado.

 

Tiempo Argentino

 

Ver también documental:

 

 mundi78.jpg


 

Comentar este post

Néstor 02/07/2012 11:52


El dictador peruano y el argentino ya lo sabemos "dos mierdas asesinas"....pero y los jugadores del seleccionado argentino, estuvieron de acuerdo luego de estar en conocimiento de esta terrible
"indignidad"?????


Sería de estricta justicia saber y rascar a fondo en esta posible complicidad deportiva que no hablaría nada bien de los actores de la época, estoy seguro que caerían al suelo varios ídolos que
solamente tienen los "pies de barro"...que cosa no!!!!