Desde España, un SOS a América Latina para acudir a sus 700.000 millones de reservas y salvarse

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Antonio Zoido

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles, Antonio Zoido.

RT – Hace algún tiempo atrás era difícil pensar que América Latina sería uno de los polos de la economía global, y que Europa consideraría acudir a sus reservas para salir de la crisis en la que se encuentra sumergida.

Latinoamérica, en contraste con la crisis que sufren varios países europeos y Estados Unidos, avanza a paso firme, por lo que varios expertos consideran que esta región es el “presente y futuro”.

Este miércoles, el presidente de Bolsas y Mercados Españoles, Antonio Zoido, indicó que América Latina puede desempeñar un papel cada vez más relevante en la economía mundial, sobre todo en la europea, dadas sus reservas de capital y la presencia de tres países de la región en el G-20. 

Además, recordó que Latinoamérica cuenta 700.000 millones de dólares de reservas y que países como México o Brasil podrían apoyar la recuperación europea mediante la compra de deuda soberana o a través del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), algo “inimaginable hace unos pocos años”. En tanto organismos como el Fondo Monetario Internacional, indicaron que la región desde el 2003 crece de media un 5% anual, y calcula que el PIB crecerá en esa proporción este año.

Durante los últimos 60 años América Latina ha sufrido muchas crisis económicas, pero ha aprendido de la experiencia de esos dolorosos episodios, y según José Juan Ruiz, economista del Banco Santander, “ahora recoge los frutos” de esas experiencias, “con economías sólidas, instituciones independientes y políticas macroeconómicas consolidadas”.

Asimismo, varios expertos afirman que lo mejor que le puede pasar a Europa es parecerse a la América Latina de hoy. La que ha sabido navegar por la crisis mundial sin descarrilarse, que maneja sus finanzas públicas con prudencia y sabe regular sus bancos.

América Latina como una solución

Pero la posible participación de esta región en la solución a la crisis financiera que atraviesa la eurozona se ha venido abordando desde hace mucho tiempo, y también se hizo en la XXI Cumbre Iberoamericana celebrada a finales de octubre en Paraguay, donde España y Portugal ya hicieron un llamado a las naciones que en algún momento fueron sus colonias.

“América Latina está pasando por un buen momento y esperamos que esta cita sirva para fortalecer vínculos”, dijo entonces el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras que el titular de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, mencionó que “por primera vez Latinoamérica no es parte del problema sino de la solución”.

También en la última Cumbre del G-20, los países de la eurozona esperaban contar con el apoyo de países emergentes como México o Brasil para que participaran en la ampliación del FEEF, creada para resolver la crisis de la deuda europea.

Sin embargo, la respuesta de sus socios del G-20 fue que la solución a sus problemas debe venir de la propia Unión Europea. “No tengo la menor intención de hacer contribuciones directas” al mecanismo europeo, respondió por su parte la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Contrainjerencia

Comentar este post