Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Esta es parte de la carta encontrada en los bolsillos del anciando que puso fin a su vida en plena vía pública frente al parlamento griego :

“El Gobierno de Tsolakoglou ha aniquilado toda posibilidad de supervivencia para mí, que se basaba en una pensión muy digna que yo había pagado por mi cuenta sin ninguna ayuda del Estado durante 35 años. Y dado que mi avanzada edad no me permite reaccionar de otra forma (aunque si un compatriota griego cogiera un kalashnikov, yo le apoyaría) no veo otra solución que poner fin a mi vida de esta forma digna para no tener que terminar hurgando en los contenedores de basura para poder subsistir. Creo que los jóvenes sin futuro cogerán algún día las armas y colgarán boca abajo a los traidores de este país en la plaza Syntagma, como los italianos hicieron con Mussollini en 1945″.

La carta de Dimitris Christoulas

Son las últimas palabras de Dimitris Christoulas, el jubilado de 77 años que ayer ponía fin a su vida pegándose un tiro ante el Parlamento griego, agobiado por las dificultades económicas por las que atravesaba.

En su carta de suicidio habla del Gobierno de Tsolakoglou, primer ministro colaboracionista que gobernó el país durante la ocupación por los nazis, en clara referencia al actual Gobierno de Lucas Papademos.

Christoulas era un jubilado enfermo de cáncer, casado y con una hija que había vendido la farmacia que regentaba en 1994 y que, por lo que explica en su carta, vivía de una pensión que él mismo había pagado sin ninguna ayuda del Estado.

“La carta manuscrita dejada por mi padre lo dice todo. Él dejó dos cartas, una en casa y otra que llevaba consigo cuando se suicidó, con el mismo contenido”, reveló su hija Emily Christoulas al diario griego ‘Protothema’.

La muerte de Dimitris es la gota para rebosar el vaso de un país agónico. Las pensiones de jubilación se han recortado desde el inicio de las medidas de austeridad del Gobierno en 2010 alrededor de un 15 %, además de otros complementos, mientras que las de más de 1.200 euros han experimentado un tijeretazo adicional del 20%.

Además, los precios han subido una media del 10% en los últimos dos años y se han incrementado notablemente los impuestos -tanto directos como indirectos- y las tasas municipales.

Sólo hay que echar un vistazo a las cifras de suicidios en los últimos años. El número ha aumentado de forma notable en los últimos tres años en Grecia, y los especialistas creen que es una consecuencia de la grave crisis económica que atraviesa el país.

Serios disturbios en Grecia tras suicidio de anciano por recortes económicos
El suicido de un anciano griego jubilado en protesta por las dudas medidas de austeridad aprobadas por el gobierno desató fuertes disturbios en la noche del miércoles en la plaza Syntagma, en el centro de Atenas, informaron hoy la radio y prensa locales.

La policía antidisturbios disparó gases lacrimógenos en su enfrentamiento con unos 1.500 manifestantes que lanzaron cócteles molotov y piedras ante el edificio del Parlamento a primera hora del jueves. Diez personas fueron detenidas y dos heridos fueron llevados al hospital, según fuentes oficiales.

Las protestas se produjeron horas después de que un farmacéutico jubilado de 77 años se suicidara con un disparo en la cabeza cerca de una salida de metro abarrotada de gente que se dirigía a trabajar en la misma plaza en la mañana del miércoles.

La televisión privada Skai señaló que el hombre dejó una nota en su bolsillo la que atribuía su decisión de quitarse a la vida a la crisis de deuda, alegando que no quería ser una lastra fiscal para sus hijos después de que el gobierno recortara su pensión. Aseguraba que el gobierno le había hecho imposible la supervivencia con una pensión a la que contribuyó durante 35 años.

“No encuentro otra solución que un fin digno antes de tener que revolver en la basura en busca de comida”, añadía el texto.

El caso conmocionó a la opinión pública. Cientos de personas dejaron flores y notas escritas clavadas en el árbol bajo el cual se suicidó.

El primer ministro griego, Lucas Papademos, y los líderes de los principales partidos que respaldan el gobierno de coalición lamentaron el incidente, pero destacaron que no de debía convertirse en un debate nacional.

“Las circunstancias exactas que llevaron a este hombre a poner fin a su vida no se conocen y creo que debemos permanecer calmados y mostrar respeto por los sucesos verdaderos”, dijo el portavoz del gobierno, Pantelis Kapsis.

En Grecia, los suicidios han aumentado en casi un 20 por ciento en los últimos dos años como resultado de los duros recortes que incrementaron el desempleo y la recesión económica. Hoy se esperan nuevas protestas.

PL

 

El suicidio de un pensionista llena de manifestantes las calles de Atenas

Un ciudadano griego de 77 años se ha suicidó este miércoles por la mañana en un jardín de la plaza Syntagma de Atenas, junto al Parlamento, lo que ha generado manifestaciones espontáneas en ese lugar de dolor y en protesta por los recortes sociales. 

Concentración de dolor en Atenas por el suicidio de un pensionistaNumerosos medios locales informaron sobre la existencia de una carta en la que el fallecido acusaba al Gobierno de su dramática situación económica.

El popular diario Protothema reproduce incluso una imagen de la nota que parece haber obtenido tras hablar con una hija del mismo. Según la agencia France Presse, la policía ha confirmado que llevaba consigo una nota de despedida.

Durante todo este miércoles, cientos de personas han pasado por el lugar donde se suicidó para presentar sus respetos con oraciones y velas y notas que colgaban del árbol junto al que murió el pensionista.

Varios escritos decían: “No es un suicidio, es un asesinato”, y otros culpaban al Gobierno y a los prestamistas internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Unión Europea) por los drásticos recortes sociales impuestos en el país heleno.

“Me siento triste. Últimamente ocurren muchos suicidios en Grecia, pero éste es especialmente triste por la situación en que ha fallecido este anciano”, ha explicado un joven de 33 años.

Según la agencia EFE, se calcula que unas 2.000 personas se concentraron durante el atardecer en la plaza Syntagma.

El ambiente, según algunos testigos, era similar al de las protestas cuando el verano pasado había allí protestas diarias y un campamento de manifestantes. Entrada la noche, muchas personas seguían en vigilia. También en Salónica se han concentrado varios cientos de personas y en las redes sociales se multiplicaban las convocatorias por todo el país.

El drama de las medidas neoliberales

Las pensiones de jubilación se han recortado desde que el Gobierno empezó los recortes en 2010 más del 15%. Además, los precios han subido una media del 10% en este periodo y se han incrementado notablemente los impuestos.

En la nota reproducida por los medios griegos, el fallecido expresaba su indignación con las autoridades, que identificaba directamente con el régimen que colaboró con los nazis. “El gobierno de ocupación [del general] Tsolakoglou ha acabado con toda posibilidad de supervivencia para mí, que se basaba en una pensión digna por los 35 años que coticé”.

“Dado que no tengo una edad que me permita responder activamente (aunque sería el primero en seguir a alguien que tomase un Kalashnikov), no encuentro otro modo de reaccionar que poner un fin decente (a mi vida), antes de tener que comenzar a rebuscar en la basura para encontrar comida”, concluía ese mensaje del anciano, que según los medios locales había sido farmacéutico.

El número de suicidios casi se ha doblado en los últimos tres años en Grecia, y los especialistas creen que es una consecuencia de la grave crisis capitalista que atraviesa el país. Además, la atención sanitaria también se ha visto muy perjudicada por los recortes y algunos informes empiezan a alertar sobre graves consecuencias en la población.

Agencias

 

Nuevos incidentes en Grecia por el suicidio del jubilado desesperado Dimitris Christoulas


El centro de Atenas ha sido escenario por segunda noche consecutiva de incidentes en una nueva manifestación de repudio por el suicidio del jubilado Dimitris Christoulas, el miércoles, agobiado por los problemas económicos. 

Varios centenares de personas se manifestaron este jueves en la plaza Syntagma de Atenas en memoria del farmacéutico, que el miércoles se pegó un tiro en la cabeza en el mismo lugar que es un símbolo de las protestas contra los drásticos recortes sociales del Gobierno griego.

Los manifestantes empezaron a acudir a la plaza situada frente al Parlamento griego poco después de las seis de la tarde y cortaron el tráfico de la avenida Amalías, frente a la sede de la Cámara.

Un importante contingente de policías antidisturbios impidió el acceso al Parlamento, mientras la estación de Metro de Syntagma permaneció cerrada al público desde mediada la tarde.

A primeras horas de la noche los agentes que custodiaban los alrededores del Parlamento comenzaron a desalojar a los manifestantes empleando gases lacrimógenos, a lo que un grupos de ellos reaccionó lanzando piedras.

Por su parte, la hija del farmacéutico jubilado, Emmi Christoulas, señaló en una carta que mandó a los medios griegos que el suicidio de su padre ha sido un acto político.

“La nota manuscrita de mi padre no deja margen para ideas erróneas. Durante toda su vida ha sido un militante de la izquierda, un visionario desinteresado”.

“El acto de su suicidio es un acto político consciente, coherente con lo que creyó e hizo durante toda su vida”, añadió Emmi.

EFE

 

“Tomaremos las calles”, advierten en el funeral del jubilado griego que se suicidó

Cientos de griegos salieron a las calles de Atenas para recordar a Dimitris Christoulas, el pensionista que se suicidó ante el Parlamento debido a graves problemas económicos desencadenados por los recortes sociales impuestos por el Gobierno. 

Los participantes en el funeral de Christoulas han coreado consignas como “¡Héroe!” o “¡Ellos te han asesinado!” mientras portaban rosas y claveles rojos de camino al lugar donde se ha celebrado la ceremonia.

El cuerpo de Christoulas será trasladado a Bulgaria para ser incinerado, conforme a sus deseos. “No he hallado ninguna otra forma de luchar excepto un fin digno, antes que empezar a buscar comida en la basura”, denunciaba en su nota de suicidio, en la que hacía un llamamiento a los jóvenes a levantarse, tomar las armas y ahorcar a los “traidores de la nación”.

Amigos y familiares del farmacéutico han leído poemas y cartas durante el funeral. “Padre, no pudiste soportar que asesinaran la libertad, la democracia y la dignidad”, se ha lamentado su hija Emmy, que asegura que el suicidio de su padre fue un acto político consciente, coherente con lo que creyó e hizo durante toda su vida. “Has pagado con tu sacrificio. Ahora es nuestro turno. Somos hoy tantos porque somos once millones y nuestro nombre es Resistencia”, ha añadido citando la nota que dejó Christoulas antes de morir.

“Todos somos víctimas potenciales”

Tras el acto, los asistentes han marchado hasta el árbol junto al que se suicidó en la plaza Sintagma, convertido en un santuario con guirnaldas, velas y notas en recuerdo del jubilado.

“Decimos que se suicidó, pero sabemos que fue asesinado. Todos somos víctimas potenciales. Todos nos enfrentamos al mismo destino”, ha señalado un parado de 55 años, Angeliki, que llevaba una bandera griega a modo de bufanda durante la concentración en la que los asistentes han dejado en el aire una advertencia: “¡Tomaremos las calles!”.

La muerte de Christoulas fue contestada durante dos jornadas consecutivas con la presencia de centenares de manifestantes en las calles de Atenas, que la policía reprimió con gases lacrimógenos. En solo tres años, la tasa de suicidios en Grecia ha pasado de ser la más baja de Europa ha convertirse en la más alta.

EP / Público

 

Otro suicidio en Grecia por problemas económicos

Un hombre de 38 años que estaba desempleado se lanzó al vacío desde un balcón en Ierapetra. 

El hombre, acosado por las deudas, se suicidó el martes en Ierapetra (Grecia) en el que sería el segundo suicidio de un hombre por sus problemas económicos que trasciende en los últimos días. Un día después de este suceso, el pasado miércoles, un jubilado se quitaba la vida en Atenas para “no acabar entre la basura rebuscando comida”.

Según informa la web radiolasithi.gr, el fallecido es un ciudadano de origen albanés, padre de dos hijos que residen en Albania. Un equipo médico se desplazó al lugar de los hechos minutos después del suceso, aunque sólo pudieron certificar la muerte del hombre, que saltó desde un segundo piso.

El suicidio de un jubilado ante el parlamento ateniense conmicionó a la sociedad griega, que ha vivido protestas, manifestaciones y enfrentamientos a raíz del suceso. En lo que va de 2012, 149 personas se han quitado la vida en Grecia, según el diario Ekathimerini.

LV

 

LibreRed.Net

Comentar este post

Néstor 04/11/2012 04:13


Este caso puntual de Dimitris Christoulas, es un ejemplo más que nos permite comprobar muchas cosas, pero la mas importante que podemos comprobar es que el sistema que impera en la mayor parte
del planeta, "el capitalismo", es responsable sin ninguna duda de millones de muertes, por suicidios, por hambre, por enfermedades,  por inasistencia médica, por falta de higiene, etc.


La "inequidad" campea en el planeta, los millonarios de la revista Forbes son responsables, los lobbys son responsables, las compañías trasnacionales, son responsables.....


No son tantos los responsables, son mas que identificables, son asesinos en potencia, debemos juzgarlos y condenarlos, quitarlos del medio, nos someten eternamente a la miseria, la explotación y
la injusticia, algun día los pueblos de la tierra dirán basta y entonces se hará justicia, porque no como señala esta víctima, este jubilado griego, "algun día los jóvenes cogerán las armas y
colgarán a los traidores", y si yo fuera católico agregaría "amén"..........