Dinamarca pacta con la ultraderecha y endurecerá los controles migratorios en sus fronteras

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Claus Hjort Frederiksen

Dinamarca —firmante del Tratado de Schengen, que elimina las fronteras interiores en Europa— ha decidido instaurar controles migratorios permanentes con Alemania y Suecia , según anunció este miércoles el Gobierno liberal-conservador.

El acuerdo, que entrará en vigor en unas semanas, es posible gracias al apoyo del ultraderechista Partido Popular Danés, aliado externo del Gobierno desde 2001, y un diputado del Partido Cristianodemócrata.

La decisión se produce en medio del debate abierto sobre la reforma del Tratado de Schengen impulsada por Francia e Italia ante la llegada masiva de inmigrantes procedentes del norte de África.

El ministro de Finanzas danés, Claus Hjort Frederiksen, asoció inmigración con delincuencia al asegurar que el control fronterizo se realizará con el fin de “aliviar” la criminalidad que, según dijo, “ha asolado” en los últimos tiempos el país.

Las autoridades danesas invertirán 20 millones de euros para instalar controles en las fronteras e invertir en escáneres y otro equipamiento tecnológico. Otros 16 millones de euros se destinarán a personal de aduanas y más policías en las principales fronteras.

El plan incluye también reforzar los controles en aeropuertos y en las aguas territoriales danesas. El Gobierno danés satisface así una de las exigencias del Partido Popular Danés, con el que negocia desde hace semanas un acuerdo para realizar profundos recortes del Estado de bienestar de cara a las próximas décadas.


EFE/LibreRed.Net

 

Dinamarca restablecerá los controles fronterizos gracias al apoyo de la ultraderecha danesa

Control de seguridad en el aeropuerto

Una joven pasa el control de seguridad en el aeropuerto de Barajas. (ARCHIVO)

  • Dinamarca ha decidido instaurar controles permanentes en sus fronteras con Alemania y Suecia, según anunció este miércoles el Gobierno danés.
  • El acuerdo, que entrará en vigor en unas semanas, fue posible gracias al apoyo del ultraderechista Partido Popular Danés.
  • El control fronterizo se realizará en el marco del tratado de Schengen.

Dinamarca, firmante del Tratado de Schengen que elimina las fronteras interiores en Europa, ha decidido instaurar controles aduaneros permanentes con Alemania y Suecia, según anunció este miércoles el Gobierno liberal-conservador.

El acuerdo, que entrará en vigor en unas semanas, fue posible gracias al apoyo del ultraderechista Partido Popular Danés, aliado externo del Gobierno desde 2001, y un diputado del Partido Cristianodemócrata. La decisión se produce en medio del debate abierto sobre la reforma del Tratado de Schengen impulsada por Francia e Italia ante la llegada masiva de inmigrantes procedentes del norte de África.

El ministro de Finanzas danés, Claus Hjort Frederiksen, destacó que la reinstauración del control fronterizo se realizará en el marco del Tratado de Schengen con el fin de "aliviar" la criminalidad que, según dijo, "ha asolado" en los últimos tiempos el país.

Las autoridades danesas invertirán 150 millones de coronas danesas (20 millones de euros) para instalar controles en las fronteras danesas e invertir en escáneres y otro equipamiento tecnológico. Otros 120 millones (16 millones de euros) se destinarán a personal de aduanas y más policías en las principales fronteras.

El plan incluye también reforzar los controles en aeropuertos y en las aguas territoriales danesas. El Gobierno danés satisface así una de las exigencias del Partido Popular Danés, con el que negocia desde hace semanas un acuerdo para realizar profundas reformas del Estado de bienestar de cara a las próximas décadas.

La CE estudia la decisión de Dinamarca

"Los servicios técnicos de la CE están estudiando el acuerdo decidido para la reintroducción de fronteras", ha explicado, sin saber pronosticar si Bruselas responderá este miércoles a Copenhague. Se da la circunstancia que este jueves se celebra en Bruselas un consejo de Interior de la UE para debatir la propuesta de la CE de modificar el Tratado Schengen -que introdujo el principio de libre circulación- a partir de las peticiones de Francia e Italia.

Estos dos países, los más afectados por la llegada masiva de inmigrantes tunecinos tras las revueltas en el norte de África, pidieron a Bruselas que se ampliase la cláusula de suspensión de la libre circulación para que los países puedan reintroducir sus fronteras unilateralmente ante una "presión migratoria extraordinaria".

El Parlamento Europeo criticó este martes al presidente de la CE por erosionar el principio europeo de la libre circulación y ceder ante "las presiones xenófobas" desde Roma y París.

 

20minutos.es

Etiquetado en Migración

Comentar este post