El 1 de mayo en Chile Basta de abusos a los trabajadores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Por Patricio Hernandez, Director de El Quinto .-

Por la avenida Libertador Bernardo O’higgins, la principal arteria de Santiago, marcharon unas 20 mil personas para conmemorar un año más del día del trabajador. Soportando un sol intenso, dirigentes sindicales, trabajadores de base, estudiantes, organizaciones políticas y sociales y pobladores que luchan por una vivienda digna, se fueron congregando frente a la Universidad de Santiago con lienzos, banderas y pancartas alusivas a las demandas de los trabajadores y a otras problemáticas que afectan fuertemente a los populares, como las alzas, la privatización de la educación y la huelga de los presos políticos mapuche.

Iniciada la marcha, se hizo notar con fuerza el lienzo de la Federación Nacional de Pobladores, conformadas por comités de allegados y deudores habitacionales agrupados a nivel nacional en la lucha por una casa, un barrio y una ciudad para el pueblo, y que en este Primero de Mayo quisieron marchar junto a los trabajadores ya que se sienten parte de un mismo pueblo, que soportan las mismas injusticias de parte del modelo y que tienen un enemigo en común.

Al llegar al acto central organizado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) algunos sindicatos de base se retiraron para organizar un mitin y un acto paralelo al oficial, algo similar hizo la Federación Nacional de Pobladores, quienes no se sumaron al acto de la CUT, realizando su propia intervención. Y es que la CUT ha ido perdiendo cada vez más fuerza y legitimidad al no estar a la altura de las necesidades de los trabajadores chilenos. Los trabajadores y el pueblo pobre chileno requieren de una herramienta para luchar por los derechos que se ven cada vez más amenazados por las medidas que esta tomando la actual administración de la derecha a favor de los intereses del empresariado. La critica a la dirigencia de la CUT y a personeros de los partidos políticos de la Concertación ha sido tal, que como medidas de seguridad se ha debido colocar vallas que separaren a los trabajadores de personajes como Arturo Martínez (presidente de la CUT), Tucapel Jiménez, Osvaldo Andrade y Guillermo Tellier, con el fin de evitar incidentes.

En el resto de país docenas de ciudades se sumaron a la manifestación, a la que han acudido sindicatos y federaciones que han comenzado a articular desde abajo y desde la pelea un nuevo movimiento sindical que está diciendo basta a los abusos que por años han debido soportar los trabajadores en el país más neoliberal del mundo.

 

Prensa de Frente

Comentar este post