El asesino de Noruega: ni nazi ni loco, sino un facha típico...y otras teorías

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El asesino de Noruega: ni nazi ni loco, sino un facha típico (traducción de sus escritos)

LQSomos. “La Rosa y el Clavel”. Julio de 2011.

1311423750710noruegafotogal2c3.jpg
Que no te engañen y que se sepa. El detenido por el asesinato en masa de jóvenes progresistas y otros ciudadanos noruegos el 22.07.2011 no es ni un loco ni un nazi, sino un típico meapilas absolutista de derechas perfectamente cuerdo. Te añado algunos escritos de su puño y letra, traducidos, que publicó en una web "libeggal" noruega (http://www.document.no/anders-behring-breivik/). A ver a qué medios de comunicación te recuerda su discurso:


Mensaje del 29-10-2010 a las 14:08:40:
[Breivik, un colaborador habitual de documents.no, realiza una crítica constructiva relativa a una propuesta para contratar a un profesional del periodismo en ese sitio web:]

[...] Hacéis un trabajo estupendo y estáis considerados hoy en día como una de las pocas voces ideológicas alternativas. Quiero añadir que document.no se ha convertido en una fuerza política en noruega, ¡y todos sabemos que las élites del país lo leen en secreto cada semana! :-) ¡Continuáis haciendo un gran servicio a Noruega! :-)

De todos modos, quisiera hacer una crítica constructiva sobre los planes de organización y finanzas de document.no. Por favor, no os lo toméis personalmente. Considerando la modesta economía de documents.no [...] creo que sería una muy mala idea enfocar el 90% de sus recursos en un puesto de trabajo para un periodista. [...]

Sería una pena que ignoráseis las sugerencias y decidiéseis gastar todo el dinero en una persona potencialmente "políticamente correcta", procedente de algún centro de entrenamiento marxista como [la universidad de] Volda o cualquier otro centro de adoctrinamiento de periodistas (marxistas), etc.

Por otra parte, deberíais enfocaros financieramente hacia el desarrollo de un "documento conceptual" social y organizativo, desarrollando este blog para convertirlo en una solución más parecida a una comunidad online, como las que existen por ejemplo en otros países (que se correspondiera con el principio de una versión culturalmente europea de un movimiento Tea Party).

[A continuación se ofrece junto a unos colaboradores para crear una revista mensual y termina diciendo:]

De todos modos, ¡adelante! Os doy mi apoyo al 100% sin importar qué decisión toméis finalmente. :-)

---------------------

17-02-2010 a las 10:56:52:

[...] También hay nazis moderados, que no apoyan las cámaras de gas para los gitanos y los judíos. Pero siguen siendo nazis y se limitarán a sentarse y mirar mientras los nazis extremistas golpean (si ocurre alguna vez). Si aceptamos a los nazis moderados, ¿cuánto tardará en llegar la fumigación de gitanos y judíos?

Desafortunadamente, esto lo comparten también con los marxistas que han infiltrado el mundo de la cultura, los medios de comunicación y las organizaciones educativas. Estos individuos están tolerados como profesores y catedráticos en las escuelas y universidades, y por tanto son capaces de difundir su propaganda.

Para mí, es muy hipócrita tratar a los musulmanes, los nazis y los marxistas de diferente manera. Todos ellos apoyan ideologías del odio. No todos los musulmanes, nazis y marxistas son [extremistas]. Muchos son moderados. ¿Pero importa algo? Un nazi moderado podría, tras experimentar una frustración, convertirse en extremista. Un musulmán moderado puede, después de que se le niegue la entrada a una discoteca, convertirse en extremista, etc.

Es obvio que los partidarios moderados de las ideologías del odio pueden elegir el extremismo más adelante. El Islam ha causado históricamente 300 millones de muertos. El comunismo, 100 millones. El nazismo, de 6 a 20 millones. Se debe tratar por igual a TODAS las ideologías del odio. 
----------------------

20-02-2010 13:35:11

[Dirigiéndose a otro participante en el foro, sobre la situación en los EEUU]  Estoy totalmente de acuerdo en que Obama es un retórico y un comunicador brillante, uno de los mejores que hemos visto en los últimos 30 años.

Pero, para empezar, no podemos y no debemos comparar las luchas culturales en los EE.UU. con las de Europa. La retórica debe y puede ser diferente. El derechismo republicano típico en los EEUU es "libertariano" (anti-socialista pero pro-multiculti [a favor de la multiculturalidad]) mientras que el conservador europeo medio es mucho más anti-multiculti con argumentos basados en la resistencia cultural a la islamización.

Los así llamados anti-multicultis en los EE.UU. sustentan su retórica únicamente en el etnocentrismo. Esto difiere de lo de Europa. Esta es la razón principal por las que debemos separar las luchas culturales europea y americana. Normalmente me mantengo al margen de los asuntos americanos.

Pero, sin importar si estamos en los EE.UU. o en Europa, es esencial que nos hagamos la siguiente pregunta:

¿Cuándo el multiculturalismo ha dejado de ser una ideología diseñada para deconstruir la cultura, las tradiciones, la identidad y los estados-nación europeos? Si apoyas a un dirigente que propaga el multiculti (ideología que en estos momentos deconstruye sistemáticamente la civilización occidental), ¿por qué no unirse también a la lucha de clases o al MSM? [...]

--------------------

24-01-2010 a las 10:45:19:

El problema con el Partido del Progreso [un partido populista liberal-conservador noruego] es que en su deseo de llegar a las afirmaciones fantásticas de la multiculturalidad y los ideales suicidas del humanismo han tirado al bebé con el agua del baño.

La resistencia genuina ha quedado reducida a escuchar a la agencia de RRPP y hacer 2 o 3 declaraciones tácticas antes de cada elección, para asegurarse el apoyo del núcleo.

La gran mayoría de las nuevas caras en el Partido del Progreso son ahora políticos de carrera políticamente correctos, no idealistas dispuestos a aceptar riesgos o trabajar por objetivos idealistas.

Lo cómico es que aunque prácticamente han tirado todos los principios a la basura, reduciendo la lucha cultural a "reducir los flujos migratorios a unos pocos miles", todavía son marcados, ridiculizados, hostilizados y aislados por los humanistas-marxistas.

Los representantes parlamentarios del Partido del Progreso deberían leer document.no cada día por lo menos, e implicarse un poco con su labor como portavoces del pueblo. [...]

------------------

09-12-2009 a las 17:14:41:

Soy protestante y bautizado / confirmado por mi propia voluntad a los 15 años.

Pero la iglesia protestante es hoy en día una broma. Pastores con vaqueros salen a manifestarse a favor de Palestina y las iglesias parecen centros comerciales minimalistas. Soy partidario de una conversión colectiva indirecta de la iglesia protestante para volver a la católica. Mientras tanto, voto a los candidatos más conservadores elegidos por la iglesia.

Lo único que puede salvar a la iglesia protestante es volver a las raíces.

-------------------- 

Que quede claro. Es una típica carnicería derechista, sea cristiana o musulmana, como los atentados de Bolonia, el 11-M en Madrid, etc. Siempre hacen lo mismo. Son los mismos absolutistas de siempre, ahora tolerados como "derechistas sin complejos" y "políticamente incorrectos"

Publicado por
lqsomos


Masacre en Noruega : Puede ser que el estado de Israel no este lejos de esta matanza de personas que apoyaban el boicot a Israel

La masacre del 22 de julio: Israel y Noruega

Por María José Lera y Ricardo García Pérez (Rebelión)

La masacre cometida el 22 de julio en Noruega se desarrolló en un contexto al que merece la pena prestar atención. Ha habido dos atentados, uno contra la sede del gobierno y otro en la isla de Utøya, con una diferencia de dos horas entre ambos.

En la isla de Utøya se celebraba una reunión-campamento de la Liga Juvenil de Trabajadores del Partido Laborista (Arbeidaranes Ungdomsfylking, AUF, por sus siglas en noruego) cuyo representante, Eskil Pedersen, es uno de los defensores más importantes del boicot a Israel en Europa, y con posicionamientos de gran importancia.

Boicot a Israel

La implicación de Noruega en el boicot a Israel es fundamental y hiere sensibilidades. El boicot universitario fue liderado por una de las instituciones académicas más importantes de Noruega, la Universidad de Bergen, que tiene intención de imponer un boicot académico contra Israel por un comportamiento que califica de similar al del apartheid (YNET, 24 de enero de 2010); la acompañó la junta rectora de la Universidad de Trondheim, donde se discutió y votó si unirse o no al boicot académico contra Israel.

Hace solo unos meses, en abril, este boicot universitario dio sus frutos y el propio Alan M. Dershowitz estuvo en Noruega y se ofreció a impartir conferencias sobre Israel en las tres universidades más importantes, si bien todas rechazaron su oferta, aunque sí habían  sido invitados allí Ilan Pappé, o a Stephen Walt. La queja de Desrhowitz contra el «boicot de Noruega a los oradores pro-israelíes» se puede leer en el siguiente enlace: http://soysionista.blogspot.com/2011/04/el-boicot-de-noruega-los-oradores-pro.html.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Jonas Gahr Støre, dijo lo siguiente el día anterior a la masacre: «La ocupación debe terminar, el muro se debe demoler y hay que hacerlo ya»… y lo hizo en el mismo campamento donde se produjo la matanza (fuente: http://tinyurl.com/3zhsj4w).

store_utoya-boicot-israel.jpg?w=570&h=32Pie de foto: La AUF pide boicotear a Israel. Jonas Gahr Store, Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, fue recibido el jueves en el campamento de verano de la AUF que se desarrolla en Utøya, donde escuchó la petición de que Noruega reconozca al Estado palestino. Allí el ministro recorrió el campamento organizado por Eskil Pedersen, dirigente de la AUF (Reuters).

El miércoles pasado, Eskil Pedersen afirmó que la Liga Juvenil de Trabajadores (AUF) quiere que Noruega imponga un embargo económico unilateral a Israel.

«La Liga Juvenil de Trabajadores tendrá una política más activa en Oriente Próximo y tenemos que reconocer a Palestina. “El dinero solo es dinero”, ahora tenemos que impulsar el proceso de paz hacia otra senda», declaró Pedersen.

Las acciones de BDS (boicot, desinversión y sanciones) fueron apoyadas en enero de 2006 por la Ministra de Economía (http://www.elreloj.com/article.php?id=16385) y se han hecho efectivas en retirada de inversiones. Concretamente, el 23 de agosto de 2010 Noruega comunicó que el Fondo de Petróleo Noruego (Norway Oil Fund) retiraba sus inversiones de la compañía constructora internacional Danya Cebus, que pertenece al fondo de inversiones Africa-Israel. En palabras de la Ministra de Economía « “El Consejo de Ética enfatiza que la construcción en los asentamientos de los territorios ocupados constituye una violación de la Convencion de Ginebra relativa a la Protección de Civiles en Tiempo de Guerra,” señaló. “Varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y opiniones del Tribunal Internacional de Justicia han concluido que la construcción en los asentamientos israelíes en los territorios ocupados palestinos está prohibida bajo esta Convención,” dijo el ministro de Economía Sigbjoern Johnsen en una declaración ». (http://www.nocturnar.com/forum/economia/427216-fondo-noruego-retira-inversiones-de-companias-israelies.html)

La retirada de inversiones también se ha extendido al negocio de armas, y en septiembre de 2009 se canceló la inversión en Elbit, empresa armamentística israelí (http://www.haaretz.com/news/israel-summons-norway-envoy-to-protest-divestment-from-arms-firm-1.8535). Y no sólo han vetado la venta de armas a Israel, sino que en junio de 2010 la Ministra de Eucación noruega hizo un llamamiento internacional para que esta postura de boicot a las empresas armamentísticas israelíes fuese compartida por el resto de la comunidad internacional (http://www.swedishwire.com/nordic/4809-norway-calls-for-boycott-on-arms-to-israel), ante el asesinato por parte de Israel de nueve activistas turcos en el ataque a la Flotilla.

El boicot noruego está apoyado masivamente por la población y, según fuentes israelíes, en el año 2010 el 40 por ciento de los noruegos y noruegas se negaban a comprar productos israelíes (http://www.ynetnews.com/articles/0.7340.L-3898052.00.html)

Apoyo al pueblo palestino

Si Noruega ha destacado en el boicot a Israel, también lo ha hecho en declarar y reconocer a al Estado palestino. El 19 de Julio el presidente palestino Mahmoud Abbas visitó Noruega y el Ministro de Asuntos Exteriores noruego, Jonas Gahr Støre, declaró al informativo de TV2 que Noruega está dispuesta a reconocer al Estado palestino. Esas palabras son las que repitió durante la charla de Utøya: «Estamos dispuestos a reconocer al Estado palestino. Estoy a la espera del texto concreto de la resolución que los palestinos van a presentar ante la Asamblea General de Naciones Unidas en el mes de Septiembre» (fuente: http://english.ruvr.ru/2011/07/19/53408557.html).

En otoño se espera que el presidente palestino Mahmound Abbas exponga la cuestión ante Naciones Unidas, donde pedirá el ingreso en la organización y el reconocimiento del Estado palestino según las fronteras anteriores a la guerra de 1967 y con capital en Jerusalén Este. Ni Estados Unidos ni Europa apoyan la creación de un Estado palestino independiente.

Además, al ex Ministro de Asuntos Exteriores, Kare Willoch, le han regalado hace poco un pasaporte palestino y expresó su apoyo a los palestinos y su situación: «Me he dado cuenta de la muy grave injusticia a la que ha sido sometido el pueblo palestino y que realmente todo el mundo occidental tiene su responsabilidad en ello» (fuente: http://theforeigner.no/pages/news/abbas-to-meet-norwegian-foreign-minister/).

Reacciones de Israel

Israel no ignora estas acciones. De hecho, el 15 de noviembre de 2010 la prensa israelí publicó que «Noruega incita al odio contra nosotros» (fuente: ynetnews.com), lo que dio lugar a un grave conflicto diplomático. Israel acusó al gobierno noruego de financiar y fomentar la instigación descarada contra Israel. En ese caso la queja era por la financiación y participación de Noruega en la difusión de obras que informan del sufrimiento de la infancia en Gaza.

Este era el texto completo de la noticia:

Según informes recibidos por el Ministro de Asuntos Exteriores en Jerusalén, el municipio de Trondheim financia un viaje a Nueva York para los estudiantes que intervienen en la obra Monólogos de Gaza, «que trata del sufrimiento de los niños de Gaza como consecuencia de la ocupación israelí».

La obra, escrita por un palestino de Gaza, se presentará en la sede de Naciones Unidas. La función se suma a una exposición de un artista noruego exhibida en Damasco, Beirut y Amán con la colaboración de las embajadas de Noruega en Siria, Líbano y Jordania.

La exposición muestra a bebés palestinos muertos junto a cascos del Ejército de Israel que recuerdan a los cascos de los soldados nazis y una bandera israelí empapada en sangre.

Los noruegos también contribuyen a distribuir en festivales de cine de todo el mundo un documental titulado Tears of Gaza («Lágrimas de Gaza»). Según el Ministro de Asuntos Exteriores, la película también trata del sufrimiento de los niños de Gaza sin mencionar a Hamas, los cohetes disparados en Israel y el derecho de este último a defenderse.

En la película aparecen habitantes de Gaza cantando Itbah al-Yahud, pero la traducción noruega dice «masacrad a los israelíes» en lugar de «masacrad a los judíos».

Además, se ha publicado hace poco un libro escrito por dos médicos noruegos que fueron los únicos extranjeros en Gaza que concedieron entrevistas durante la Operación Plomo Fundido. El libro, que acusa a los soldados del Ejército de Israel de matar deliberadamente a mujeres y niños, es un éxito de ventas en Noruega y ha sido calurosamente recomendado nada menos que por el ministro noruego de Asuntos Exteriores, Jonas Gahr Støre.

La embajada israelí en Noruega ha protestado enérgicamente contra la implicación de las autoridades en la demonización de Israel. «La política oficial y manifiesta de Noruega habla de comprensión y reconciliación –dijo el domingo por la noche una autoridad israelí–, pero desde la guerra de Gaza, Noruega se ha convertido en una superpotencia en lo que se refiere a exportar material multimedia orientado a deslegitimar a Israel mientras emplea el dinero de los contribuyentes noruegos a producir y difundir esos materiales».

Daniel Avalon, vice-ministro de Asuntos Exteriores, ha declarado en una reunión con miembros del parlamento noruego que «este tipo de actividad aleja las posibilidades de reconciliación y favorece una radicalización de la posición palestina que les impide negociar».

Los noruegos han respondido a las críticas israelíes diciendo que el gobierno apoya la libertad de expresión y que no intervendrá para alterar el contenido de obras de arte.

Fuente; http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-3984621,00.html

La prensa israelí ha publicado más artículos destacando que las relaciones entre ambos Estados no pasan definitivamente por su mejor momento. Hay que añadir que Noruega siempre ha mantenido conversaciones con Hamas desde que se formó un gobierno de unidad en 2007, distanciándose así de la postura estadounidense y europea (http://www.norway.org.ps/News_and_events/Press_Release/Facts_about_Norway%E2%80%99s_position_with_regard_to_Hamas/) y molestando profundamente a Israel, como era de esperar (http://news.bbc.co.uk/2/hi/6470669.stm).

Las malas relaciones se vuelven a poner de manifiesto en las declaraciones del propio Presidente de Israel, Simon Peres, quien en mayo de 2011 dijo que dialogar con Hamas es apoyar a esta organización terrorista, a lo que Jonas Gahr Støre -Ministro de Asuntos Exteriores noruego- respondió: «condenamos a las organizaciones que están implicadas en el terrorismo, pero Noruega considera que tener unas listas en las que incluir a una organización para calificarla de terrorista no sirve a nuestros objetivos» (http://www.newsinenglish.no/2011/05/06/peres-criticizes-norway-on-hamas/).

Parece que son los noruegos quiénes están poniendo sobre la mesa la «definición de terrorismo», una simple etiqueta que da nombre a unas listas y condena inmediatamente a millones de personas a un bloqueo genocida o a un ataque mortífero.

Curiosamente, el «terrorista» noruego acusado de esta masacre, Anders Behring Breivik, está siendo señalado como titular de un blog llamado «Fjordman» y sus mensajes llevan tiempo apareciendo con enlaces en Jihad Watch y Gates of Vienna http://www.wakeupfromyourslumber.com/blog/joeblow/zionists-admit-breivik-fjordman-breivik-rightist-mass-murderer-atlas-shrugged-contribut). Si esto es así, el blog de Fjordman muestra que Breivic sería un extremista neocon que odia a los inmigrantes y especialmente a los musulmanes y, además pro-israelí; véase el blog, «por qué la lucha de Israel también es nuestra lucha» (http://vladtepesblog.com/?p=21434).

Pudiera ser que, al final, los tentáculos del Estado de Israel no estén tan lejos de esta matanza; al fin y al cabo no habría sido la primera que cometen ni, lamentablemente, será la última. Eso sí, la Liga Juvenil de Trabajadores Noruega (AUF), el Ministro de Asuntos Exteriores noruego y su gobierno al completo han recibido un tremendo golpe.

Justamente quienes más se han posicionado en el rechazo a la política genocida de Israel hacia el pueblo palestino son quiénes más sufren, previamente advertidos por Israel de su «tremenda osadía»… algo que en el lenguaje israelí significa que se pagan las consecuencias.

*María José Lera es profesora de la Universidad de Sevilla y Ricardo García Pérez es traductor.

Tomado de: Rebelión

 

 

 

 

 Fue atroz, pero necesario, afirma el detenido por el doble atentado en Noruega 

 

Tomado de

La poca madre de los poderosos

 



 

Publicado por Rafapal ... Que también suscribe otras teorías como la Red Gladio que pueden leer en su blog porque a mi ya no me da la cabeza para mas...

El presunto asesino de Oslo es un ¡masón!: En su censurado Facebook aparece con la ropa masónica!!

 

Anders-Behring-Breivik-freemason1 Está al final del documento en pdf que os adjunto extraido de su Facebook, ahora censurado, y en él, se le ve perfectamente con el delantal masónico. Aquí os extraigo esta foto que hace que el resto de lo que están contando los medios de comunicación sobre que si era un cristiano fundamentalista, se vuelva absolutamente irrelevante. ¡Esto se pone interesante!

Anders-Behring-Breivik-FACEBOOK

 

 

 


CATHOLICVS-Anders_Behring_Breivik-_presunto_autor_del_doble.jpg

 

Parece que pertenece a la logia masónica John Lodge al menos desde 2008, según consta en el Anuario de la Orden Masónica Noruega, siendo grado 3, de 10 que tiene dicha logia


 

 

Fanático de extrema derecha es único detenido hasta ahora en matanza en Noruega

Anders Behring Breivik

Anders Behring Breivik

Los ataques perpetrados en Oslo el viernes causaron al menos 92 muertos, siete de ellos en la explosión en el centro de la capital noruega, mientras que los otros 85 fueron víctimas de los disparos de Anderes Behring Breivik en la isla de Utoya, informó hoy la policía local.

Breivik, de 32 años, confesó ser el responsable del tiroteo en Utoya, afirmó la policía local en una conferencia de prensa, precisando que el total de muertos podría llegar a 97, mientras hay decenas de heridos, al menos 20 de los cuales en condiciones críticas.

Las fuerzas de seguridad destacaron que Breivik fue acusado tanto de la explosión en la capital como del tiroteo en Utoya, recordando que el autor de la matanza es un hombre de derecha y hostil al Islam.

Según la descripción de una mujer, sobreviviente de la matanza de Utoya, Breivik “caminaba lentamente a lo largo de la isla, disparando contra quien se le cruzaba en el camino. Cuando se acercó al lugar donde yo estaba, abrió el fuego y muy rápidamente mató a 10 personas”. Según algunas fuentes, Breivik logró disparar de manera metódica a lo largo de una hora y media.

“La cosa extraña es que mantenía una calma absoluta”, siguió, precisando que logró salir indemne “porque me tiré al agua”.

Otra joven que se salvó de la muerte recordó que se había juntado con otros amigos para comentar las noticias provenientes sobre el estallido de la bomba en Oslo.

“De repente escuchamos algunos disparos, pero no le dimos mucha importancia: luego todos comenzaron a huir, mientras logré ver a un policía armado que nos dijo: quisiera que todos se juntaran en el mismo lugar”, siguió la joven, destacando que logró salvarse de la masacre cuando junto a otros de los presentes “nos lanzamos al agua”.

Breivik es un “fundamentalista cristiano”, blanco y rubio, cuyas opiniones políticas están orientadas a la “derecha”, destacó la policía, confirmando que la matanza es responsabilidad del fanatismo de un solo hombre, y que por otra parte el terrorismo islámico no tiene nada que ver, como habían afirmado en cambio algunas fuentes en un primer momento.

En tanto, nuevas alarmas de bomba fueron señaladas hoy en Oslo, tras la explosión de ayer, informó la cadena Sky News.

El premier Jens Stoltenberg dijo que el viernes fue atacada “la sociedad abierta” que representa al país, al tiempo que reportó que entre las víctimas de la bomba en el centro de la capital había funcionarios del gobierno.

El ataque de ayer en la isla de Utoya fue cometido contra un mitin de la Juventud Laborista, a la que participaban jóvenes de entre 15 y 20 años: “Es claro que éramos nosotros el objetivo”, pero los ataques del viernes “cambiarán el país, posiblemente para mejor”, dijo hoy Eskil Pedersen, líder del movimiento juvenil del Partido Laborista noruego (AUF) en conferencia de prensa en Sundvoll.

“Sin embargo -precisó- no seremos silenciados, en honor a quienes perdieron la vida. Continuaremos teniendo altos nuestros ideales de tolerancia y antiracismo”.

En el ataque en la isla de Utoya, que causó al menos 85 muertos, todavía están desaparecidas entre cuatro y cinco personas, informaron fuentes policiales.

La policía sigue por otra parte investigando para establecer si, además de Anders Behring Breivik, había otro tirador ayer en la isla de Utoya.

“No sabemos aún si Breivik actuó solo”, dijo el jefe de la policía noruega, Sveinung Sponheim, en conferencia de prensa.

El doble atentado de ayer suscitó una oleada de solidaridad en todo el mundo, y fue condenado, entre otros, por el presidente estadounidense Barack Obama, la jefa de gobierno alemán Angela Merkel, el papa Benedicto XVI, y Rusia.

(Con información de agencias)

 

“La carnicería hará que la II Guerra Mundial sea un picnic”, dijo el asesino de Utoya 

Para ver la imagen ampliada, haga clic sobre el gráfico.

Para ver la imagen ampliada, haga clic sobre el gráfico. Infografía de El País.

La visión del mundo de Anders Breivik, el asesino de 85 jóvenes en la isla de Utoya, se funda según múltiples indicios en la islamofobia y el racismo.

El canal TV2 de Bergen aseguraba anoche tener confirmación policial de que Breivik es el autor de un manifiesto de 1.500 páginas publicado en Internet, con el pseudónimo Andrew Berwik, poco antes de la explosión de la bomba que el viernes mató en Oslo a siete personas.

Según TV2, Breivik es también autor de un vídeo de 12 minutos ya retirado del portal YouTube.com en el que ilustra la historia de los templarios y denuncia una supuesta invasión de Europa por parte de creyentes musulmanes. La policía de la capital noruega se negaba ayer a comentar si el mamotreto presuntamente escrito por Breivik y titulado 2082, una declaración de independencia europea fue una de las pruebas encontradas por los agentes durante su registro de la granja del detenido. Los reporteros de TV2 consultados por este periódico lo sostenían así esta madrugada.

En el vídeo presuntamente editado por el autor de la matanza se enuncian una serie de amenazas contra los musulmanes y contra lo que se describe como “élites multiculturalistas de Europa”, que se habrían negado a “transferir el poder” a la “revolución conservadora”. Así que “la carnicería que se avecina” hará que la II Guerra Mundial “parezca un picnic”. Firma como caballero templario y termina poniendo una fecha para lo que considera que será la “última aportación” escrita: un par de horas antes de que detonara la bomba que destrozó el centro de Oslo. Según diversos medios noruegos, el abogado de Breivik, Geir Lippestad, también dio credibilidad a estas publicaciones.

“Los jóvenes le suplicaban, él disparaba”

No doblegarse, mantenerse unidos, evitar el miedo. Es pronto para saber si las consignas del Gobierno noruego calarán entre los ciudadanos. Demasiado viva estaba ayer la sacudida por los 92 muertos. El país amaneció con el horror de que al menos 85 de sus jóvenes habían sido asesinados a sangre fría en un campamento de verano en la isla de Utoya.

Tras el bombazo que mató a siete personas en el centro de Oslo y después de las primeras noticias de que la inusitada masacre había sido perpetrada por un noruego, las informaciones sumieron en la estupefacción al país escandinavo: el ultraderechista Anders Behring Breivik detonó la bomba de Oslo para asesinar conciudadanos y atacar al Gobierno, pero sobre todo como maniobra de distracción para ejecutar al mayor número posible de 700 adolescentes convocados a Utoya por el Partido Laborista. Primero les reunió -”acercaros tengo información importante”, les dijo- y luego tuvo 90 minutos para recrearse en la matanza. “Este es vuestro último día, os voy a matar a todos, hijos del diablo”, gritó.

“Los mataba como a perros”, contaba temblando Edvard Fornes, de 16 años, uno de los supervivientes de la masacre, que se encontraba ayer acogido junto con otros en Sundvollen, el pueblo situado frente a la isla del horror.

La cara del muchacho al explicar el espanto del que fue testigo se corresponde bien con el aparente estado de Noruega. Con los brazos caídos, la actitud cortés y la mirada hundida tras unos párpados a media asta, que apenas expresaba otra cosa que absoluto pasmo, Edvard Fornes fue explicando en un excelente inglés cómo sobrevivió a la matanza de sus 85 compañeros de acampada. El chico no vio más que a un pistolero y no le cabe duda de que el tipo que le apuntó con un rifle es el mismo cuya foto ha publicado la policía: Anders Behring Breivik. “Solo que ahora lleva el pelo mucho más corto”, comentó.

Edvard salvó su vida cruzando a nado los 700 metros que separan Utoya de tierra firme. Pese a su complexión atlética, puede decirse que tuvo suerte, porque el agua está muy fría y el asesino siguió disparando sobre los muchachos que huían a nado.

- ¿Cuántos amigos perdió en la matanza?

- Todavía no los he contado.

Fornes acompaña esta respuesta de un gesto estoico. Puede que vaya a ser el primer paso de la ingente labor que tiene por delante para digerir el horror vivido. Una labor más complicada aún de la que aguarda a sus conciudadanos de la pacífica Noruega que no vieron la masacre con sus propios ojos.

El pistolero fue detenido el mismo viernes. Según Sveinung Sponheim, segundo jefe de la policía de Oslo, Breivik, de 32 años, confesó ayer que había estado en Utoya y que había disparado. Su abogado, Geir Lippestad, declaró en varios medios noruegos, que su cliente creía que sus acciones eran “atroces” pero “necesarias”.

Sobre sus motivos no hay más que cábalas. Se sabe, de momento, que mantenía contactos con grupos de ultraderecha noruegos. También, que disfrutaba de una licencia de armas para pistolas y rifles automáticos. Ataviado con un uniforme de policía, se valió de la impostura para perpetrar la matanza en Utoya. Según explicaron las autoridades, Breivik tiene una pequeña empresa agrícola para la cual se cree que pudo comprar el fertilizante artificial del que probablemente se sirvió para fabricar la bomba de Oslo y los artefactos que se han encontrado en la isla de Utoya.

No está muy claro cómo fue arrestado: según la televisión noruega NRK, la policía lo redujo mediante gases lacrimógenos que lanzó desde el aire. Otras fuentes indican que él mismo dio por terminada la faena y se entregó voluntariamente a las fuezas del orden.

La isla de Utoya se encuentra muy próxima a la carretera que bordea el lago Tyrifjorden para unir Oslo con Bergen, la segunda ciudad noruega. Un grupo de lugareños comentaba ayer en Sundvollen que, en cuanto escucharon que el atentado con bomba en Oslo tenía un segundo acto en la pequeña isla, supieron que su autor era un noruego. No es Utoya un destino conocido fuera del país. Su minúscula extensión y su escasa infraestructura -un puñado de edificios y un embarcadero- limita su uso a las acampadas juveniles que cada año celebran allí las Juventudes del Partido Laborista (AP), las fuerza política que gobierna Noruega desde 2005. Ayer por la tarde, las aguas del Tyrifjorden reflejaban el gris del cielo vistas desde la pequeña localidad de Sundvollen.

En este idílico pueblo junto al lago se congregaban los supervivientes de la matanza, que, alojados en varios hoteles custodiados estrechamente por la policía, prestaban declaración y esperaban a que sus padres los recogieran para llevarlos a casa. El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, visitó la localidad para reunirse con las víctimas. Habló de “tragedia nacional” y de algo nunca visto desde la II Guerra Mundial.

En Noruega actúan grupos de ultraderecha que alcanzaron relativa fuerza hacia finales del siglo pasado. Estas organizaciones radicales, sin embargo, fueron perdiendo apoyos a medida que los ganaba el populista Partido del Progreso, que en 2005 se convirtió en la segunda fuerza política en el Parlamento de Oslo (Storting). Pese a que el asesino de Utoya comparte según diversos indicios muchos puntos de vista con el partido -como el que vincula al partido Laborista con “el marxismo internacional”-, actos como los del viernes suponen una absoluta novedad en la tranquila Noruega.

Los investigadores no descartaban ayer que Breivik contara con algún cómplice. Algunos testigos dijeron haber visto a dos hombres en la isla. No así Fornes, que lo tuvo “a diez metros de distancia”. Cuando los muchachos huían despavoridos de las balas, el falso policía les gritaba: “Venid a jugar conmigo” y “no seáis tímidos”. Cuando descubría a alguno escondido, Breivik lo mataba. Fornes contaba cómo encontró a un grupo de chicos parapetados en el campo, “que le suplicaron una y otra vez que les dejara vivir, pero él disparó sobre ellos una y otra vez.”

La casa del joven superviviente Fornes, adonde se lo llevó su madre rescatándolo de los reporteros, se encuentra en Mo i Rana, muy al norte de Utoya. En los alrededores del lago Tyrifjorden, tomado por la prensa, no paraba ayer de llover. La policía montaba guardia en los hoteles donde se alojaban los jóvenes y alrededor de la isla, que apenas se podía vislumbrar desde la orilla de Sundvollen. El vivo paisaje verde contrasta con el rojo que tradicionalmente eligen los noruegos para pintar sus casas de madera con tejados a dos aguas.

Oslo estaba a su vez tomada por el Ejército. Sus menos de medio millón de habitantes comparten la perplejidad del superviviente y observan las tareas de reconstrucción con una aparente impasibilidad que les hace parecer turistas en su propia capital, que desde el viernes ya no es la misma. La zona destrozada por la bomba es de difícil acceso, porque los servicios de rescate siguen buscando cadáveres entre los escombros. Así que la gente se arremolina ante las cintas policiales, desde donde sacan fotos y observan cómo entran y salen los camiones de obras. Hombres y mujeres jóvenes, embutidos en uniformes militares y fuertemente armados, guardan las calles y los edificios más importantes. No tienen aspecto amenazador. Como Fornes, se dejan fotografiar con estoicismo.

(Por Juan Gómez, de El País)

DE OKLAHOMA A COLUMBINE, TODOS LOS ATAQUES

Los atentados en Oslo, sin precedentes por la modalidad en la que se llevaron a cabo y cuyos motivos hasta ahora no están claros, recuerdan a otros ataques efectuados por la extrema derecha.

Por la intensidad de la deflagración que destruyó los edificios de Oslo y por la inclinación política de ultraderecha de sus atacantes, el primero que se puede recordar es el atentado de Oklahoma, el peor ocurrido Estados Unidos antes de los ataques a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Una explosión destruyó el Edificio Federl Alfred P. Murrah en Oklahoma City el 19 de abril de 1995, y mató a 168 personas, entre ellas 19 niños.

Por el atentado fue señalado como culpable un ex combatiente de la Guerra del Golfo, Timothy McVeigh, de 26 años y de extrema derecha, quien fue condenado y ejecutado en 2001.

Además, las imágenes de los niños con lágrimas que sobrevivieron a los disparos en la isla de Utoya recuerdan los casos de disparos y violencia en las escuelas.

El más famoso de esos casos fue el del colegio secundario Columbine en la localidad de Colorado, el 20 de abril de 1999, en el que murieron 15 chicos, incluidos los dos asaltantes.

El ataque, contado en el filme del director estadounidense Michael Moore, inspiró luego a Matti Saari, un joven de 22 años que en septiembre de 2008 mató a 10 personas en una escuela de Finlandia.

En otro contexto político, pero siempre con inspiración ultraderechista, se produjo el 25 de febrero de 1994 el atentado de Hebron.

El colono judío Baruch Goldstein, ligado al movimiento ultranacionalista y racista “Kach”, apareció de manera abrupta en la Tumba de los Patriarcas, donde abrió fuego contra los fieles palestinos reunidos para la oración de los viernes, lo que causó 29 muertos y decenas de heridas.

Volviendo a Estados Unidos, hace sólo seis meses se produjo un atentado en Tucson, Arizona, contra un grupo de personas que asistían a un acto de los demócratas y que costó la vida de seis personas.

También en ese caso, el autor fue un joven de 22 años.

Según los últimos datos oficiales, desde 2000 en Estados Unidos el número de grupos de inspiración xenófoba y racista aumentaron en un 60 por ciento, pasando de 600 a más de mil. (Con información de ANSA)

 

 

“El asesino disparaba dos veces para asegurar que morían”: Impactantes imágenes de la Isla de Utoya

 
La Isla de Utoya. Foto: Reuters

Así quedó la Isla de Utoya, Noruega, luego de que un sujeto vestido de uniforme irrumpiera en un campamento juvenil de la zona y abriera fuego contra los presentes, ocasionando la muerte de 87 jóvenes.. Foto: Reuters

“Deben morir, deben morir todos”. Son las palabras que, según un testigo que sobrevivió a la matanza en la que han sido asesinadas al menos 84 personas, gritaba ayer Anders Behring Breivik cuando, vestido con un traje de policía para saltarse las medidas de seguridad, comenzó a disparar a los cientos de jóvenes que participaban en el campamento de verano de las juventudes del Partido Laborista de Noruega en la isla de Utoya, en el lago de Tyrifjorden.

Un lugar que fue “un paraíso de juventud, ahora transformado en un infierno”, según ha dicho emocionado esta mañana el primer ministro noruego, Jens Stontelberg, al recordar todos los veranos que pasó allí de joven. “Lo que más me duele es que este lugar en el que he estado cada verano desde 1979, en el que he sentido alegría, compromiso y seguridad, ha sido golpeado por una brutal violencia”.

Según van pasando las horas, se van conociendo nuevos detalles sobre la matanza llevada a cabo en la isla. La policía ha asegurado esta tarde que en el momento en que Behring empezó a disparar llevaba dos armas encima. Por los testimonios de la gente que se encontraba en la isla, es posible que más de una persona ayudara al asesino, aunque los agentes todavía no lo pueden confirmar. Según las autoridades, cuando la policía llegó a Utoya y pidió a Behring que tirara sus armas, este lo hizo sin mayor resistencia.

Utoya, a unos 40 kilómetros de Oslo, pertenece al Partido Laborista de Noruega desde los años 50. Es allí donde desde los 70 la sección de jóvenes del partido, la Liga de Jóvenes Trabajadores (AUF en las siglas en noruego) montan campamentos de verano. En esta ocasión había entre 500 y 600 personas, la mayoría jóvenes de entre 16 y 22 años.

Uno de ellos, Adrian Pracon, de 21 años, habló con la cadena CNN desde la habitación del hospital donde le atendieron de sus heridas: “Yo y otros dos nos quedamos tumbados boca abajo y sobrevivimos por los cuerpos que pudimos ponernos encima y fingir que estábamos muertos”. “Podía sentir su respiración; podía oír sus botas”.

También sintió al asesino de cerca Thorbjorn Vereide. Estaba escondido con un grupo de unas 30 personas cuando llegó el asesino. Solo cinco sobrevivieron. “Parecía muy concentrado. La gente esta tirada en el suelo y él les disparaba por la espalda. Disparó a todos dos veces para asegurarse de que morían”, ha contado el joven de 22 años al diario noruego DagBladet. Vereide logró refuegiarse en una cavidad a la que se accedía desde el mar. “Nos decía a gritos que el peligro había pasado y que saliéramos para que un barco nos rescatara”, relata.

Alrededor de las 17.30 del viernes, un par de horas después de la explosión en Oslo, Anders Behring Breivik, llegó a la isla disfrazado de policía para simular que formaba parte del equipo de seguridad. Los asistentes al campamento se encontraban reunidos en ese momento en una gran sala del edificio principal de la isla, donde los organizadores estaban informando sobre el atentado del centro de Oslo.

Según el testimonio de Marie Melgaard, periodista del diario DagBladet, “el asesino, vestido de oficial de la policía, organizó un encuentro sobre el ataque en Oslo. Casi todos los presentes, excepto los que estaban en las duchas o en las tiendas de campaña, se congregaron a su alrededor para que les contara lo sucedido. ‘Reuniros que os voy a contar lo que ha sucedido’, dijo. Cuando se acercaron a él, empezó a disparar”.

Y comenzó el caos. Durante una hora y media el tirador recorrió la isla a sus anchas, “andando lentamente, sin correr”, según varios testigos, hasta que llegó la policía a la isla, en helicóptero y en lanchas, sobre las 19.00. A la reunión asistían 560 jóvenes y hoy estaba previsto que les visitara el primer ministro.

Muchos de ellos dormían en la isla con tiendas de campaña. Las imágenes ofrecidas por las televisiones del país mostraban ayer a decenas de jóvenes presa del pánico intentando huir a nado de la isla. El agua es el lugar hacia el que todo el mundo intentó huir, pero según los testigos, el tirador les siguió hasta la orilla.

Los nadadores intentaban salvar la distancia que separa la isla de la costa, aproximadamente un kilómetro. Muchos tuvieron que volver ya que el agua estaba demasiado fría y con sus vestimentas y calzado nadar resultaba demasiado difícil. Otros intentaron esconderse en los arbustos o subir a árboles, “pero también fue tras ellos” según ha contado a la CNN Bjorn Jarle Roberg-Larsen, un miembro del partido.

“De pronto, escuchamos disparos detrás de un montecito”, narra hoy en su blog Khamshajiny Gunaratnam, una de los asistentes al campamento en la isla, de 23 años. “Nos dijimos: ¿Qué está persiguiendo aquí? No puede ser otra cosa que un cazador…”. “Corrimos y corrimos. Lo peor es cuando supimos que estaba vestido como un policía. ¿En quién íbamos a confiar? Si aviso a un policía, ¿es este el tipo que va a venir a nuestro rescate?” cuenta Gunaratnam.

“Acérquense, tengo información importante, no hay nada que temer”, dijo el atacante antes de abrir fuego, según ha contado Elise, una niña de 15, a la agencia NTB . Elise se escondió tras una roca y el asesino pasó cerca, según su relato: “La gente corría como loca por todas partes. Él disparaba y disparaba”.

La descripción que los testigos han hecho de Anders Behring Breivik , un hombre rubio, de origen noruego, de 1,90 metros y unos 32 años, coincide con la facilitada por la policía. Es de lo poco que ha transcendido sobre el sospechoso. La policía ha confirmado que Behring Breivik tendría vínculos con partidos de la extrema derecha y que fue arrestado en la misma isla, aunque no ha dado más detalles.

La Isla de Utoya

La Isla de Utoya

La Isla de Utoya. Foto: Reuters

La Isla de Utoya. Foto: Reuters

Las impactantes imágenes tras el tiroteo en la Isla de Utoeya. Foto: Reuters

Las impactantes imágenes tras el tiroteo en la Isla de Utoya. Foto: Reuters

Las impactantes imágenes tras el tiroteo en la Isla de Utoeya. Foto: Reuters

Las impactantes imágenes tras el tiroteo en la Isla de Utoya. Foto: Reuters

Esta madrugada, la policía noruega ha aportado una última cifra de víctimas, más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya. Una matanza de "dimensiones catastróficas".

Esta madrugada, la policía noruega ha aportado una última cifra de víctimas, más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya. Una matanza de "dimensiones catastróficas".

Más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya.

Más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya.

Esta madrugada, la policía noruega ha aportado una última cifra de víctimas, más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya. Una matanza de "dimensiones catastróficas".

Esta madrugada, la policía noruega ha aportado una última cifra de víctimas, más de ochenta muertos por el tiroteo en Utoya. Una matanza de "dimensiones catastróficas".


Oslo: El responsable de la masacre es un extremista antiislamista vinculado a grupos de extrema derecha y habría actuado en acciones combinadas

Ya son 91 las personas asesinadas. Anders Behring Brevik, principal acusado pertenece a un grupo político de extrema derecha. Es descrito como islamófobo, cristiano, conservador y amante de la caza
Kaos. Internacional | 23-7-2011 
  191942_cartel_poum.JPG 
La Policía libera a los 6 detenidos por su presunta participación en las matanzas de Oslo y Utoya

13:31h | Europa Press

Los seis detenidos esta mañana en una operación policial para buscar a posibles cómplices del único arrestado por las matanzas de Noruega ya han sido liberados.

Las personas detenidas este domingo durante la operación que llevó a cabo la Policía noruega en el noreste de Oslo han sido liberadas porque no se les ha encontrado ninguna relación con los atentados del pasado viernes, según informó a Reuters el abogado de la Policía, Anders Frydenberg.

"Las personas detenidas y posteriormente interrogadas han sido liberadas porque no tenían ninguna relación con el caso", declaró Frydenberg. La Policía está intentando determinar si el principal sospechoso, Anders Behring Breivik, actuó solo o en connivencia con otros. Asimismo, según Frydenberg, la Policía no ha descubierto ningún explosivo durante la redada de este domingo.

La cadena británica Sky News, citando fuentes propias, había informado poco antes de que la Policía noruega había arrestado durante la redada de este domingo a seis personas presuntamente relacionadas con el atentado de Oslo y la posterior masacre de la isla de Utoya, en los que murieron al menos 93 personas.

Los efectivos de la fuerza antiterrorista 'Delta' irrumpieron en en una pequeña zona industrial donde, según informaron testigos al diario británico 'The Telegraph', arrestaron a seis personas. Posteriormente, los operativos de seguridad intentaron abrir dos contenedores químicos hallados durante la redada, según informaron fuentes policiales al diario noruego 'Dagbladet'.


Seis detenidos en Oslo relacionados con el atentado contra la sede del Gobierno noruego
 
La policía noruega dice que Anders Behring Breivik, que ha confesado ser el autor de la masacre, "no admite su responsabilidad penal" pese a la confesión y que es el autor de un manifiesto de 1.500 páginas de ide
as de ultraderecha publicado en Internet

JUAN GÓMEZ / ÁLVARO DE CÓZAR (enviados especiales) | Oslo 24/07/2011

La Policía noruega ha detenido a seis personas en el barrio de Sletteloekka, a unos ocho kilómetros del centro de la capital, relacionadas con el atentado contra las oficinas del primer ministro noruego. Hasta el momento se desconoce si exactamente conocían el plan perpetrado por Anders Behring Breivik, quien ha confesado que actuó en solitario tanto en la capital como en la posterior masacre en la isla de Utoya, a 40 kilómetros de Oslo. La policía no descarta que los detenidos suministraran a Breivik el material explosivo que hizo estallar la sede del Gobierno. El último balance de víctimas facilitado hoy por la policía es de 93 muertos (85 de ellos en la isla), 97 heridos y varios desaparecidos. "Ha admitido los hechos, tanto la bomba como el tiroteo, pero no admite su responsabilidad penal", ha dicho el jefe en funciones de la Policía de Oslo, Sveinung Sponheim.

Breivik ha dicho que "estaba solo, pero la Policía aún debe comprobar todo lo que ha declarado", ha comentado Sponheim. "Algunos de los testigos del tiroteo en la isla nos han declarado que no están seguros de que hubiera uno o más francotiradores", ha advertido el jefe de la policia.

La visión del mundo de Breivik, el asesino de 85 jóvenes en la isla de Utoya, se funda según múltiples indicios en la islamofobia y el racismo. El canal TV2 de Bergen aseguraba anoche tener confirmación policial de que Breivik es el autor de un manifiesto de 1.500 páginas publicado en Internet, con el pseudónimo Andrew Berwik, poco antes de la explosión de la bomba que el viernes mató en Oslo a siete personas. Según TV2, Breivik es también autor de un vídeo de 12 minutos ya retirado del portal YouTube en el que ilustra la historia de los templarios y denuncia una supuesta invasión de Europa por parte de creyentes musulmanes. La policía de la capital noruega se negaba ayer a comentar si el mamotreto presuntamente escrito por Breivik y titulado 2082, una declaración de independencia europea fue una de las pruebas encontradas por los agentes durante su registro de la granja del detenido. Los reporteros de TV2 consultados por este periódico lo sostenían así esta madrugada.

Según recogen diversos medios internacionales, en el vídeo presuntamente editado por el autor de la matanza se enuncian una serie de amenazas contra los musulmanes y contra lo que se describe como "élites multiculturalistas de Europa", que se habrían negado a "transferir el poder" a la "revolución conservadora". Así que "la carnicería que se avecina" hará que la II Guerra Mundial "parezca un picnic". Firma como caballero templario y termina poniendo una fecha para lo que considera que será la "última aportación" escrita: un par de horas antes de que detonara la bomba que destrozó el centro de Oslo. Según diversos medios noruegos, el abogado de Breivik, Geir Lippestad, también dio credibilidad a estas publicaciones.

"Los jóvenes le suplicaban, él disparaba"

No doblegarse, mantenerse unidos, evitar el miedo. Es pronto para saber si las consignas del Gobierno noruego calarán entre los ciudadanos. Demasiado viva estaba ayer la sacudida por los 92 muertos. El país amaneció con el horror de que al menos 85 de sus jóvenes habían sido asesinados a sangre fría en un campamento de verano en la isla de Utoya. Tras el bombazo que mató a siete personas en el centro de Oslo y después de las primeras noticias de que la inusitada masacre había sido perpetrada por un noruego, las informaciones sumieron en la estupefacción al país escandinavo: el ultraderechista Anders Behring Breivik detonó la bomba de Oslo para asesinar conciudadanos y atacar al Gobierno, pero sobre todo como maniobra de distracción para ejecutar al mayor número posible de 700 adolescentes convocados a Utoya por el Partido Laborista. Primero les reunió -"acercaros tengo información importante", les dijo- y luego tuvo 90 minutos para recrearse en la matanza. "Este es vuestro último día, os voy a matar a todos, hijos del diablo", gritó.

"Los mataba como a perros", contaba temblando Edvard Fornes, de 16 años, uno de los supervivientes de la masacre, que se encontraba ayer acogido junto con otros en Sundvollen, el pueblo situado frente a la isla del horror.

La cara del muchacho al explicar el espanto del que fue testigo se corresponde bien con el aparente estado de Noruega. Con los brazos caídos, la actitud cortés y la mirada hundida tras unos párpados a media asta, que apenas expresaba otra cosa que absoluto pasmo, Edvard Fornes fue explicando en un excelente inglés cómo sobrevivió a la matanza de sus 85 compañeros de acampada. El chico no vio más que a un pistolero y no le cabe duda de que el tipo que le apuntó con un rifle es el mismo cuya foto ha publicado la policía: Anders Behring Breivik. "Solo que ahora lleva el pelo mucho más corto", comentó.

Edvard salvó su vida cruzando a nado los 700 metros que separan Utoya de tierra firme. Pese a su complexión atlética, puede decirse que tuvo suerte, porque el agua está muy fría y el asesino siguió disparando sobre los muchachos que huían a nado.

- ¿Cuántos amigos perdió en la matanza?

- Todavía no los he contado.

Fornes acompaña esta respuesta de un gesto estoico. Puede que vaya a ser el primer paso de la ingente labor que tiene por delante para digerir el horror vivido. Una labor más complicada aún de la que aguarda a sus conciudadanos de la pacífica Noruega que no vieron la masacre con sus propios ojos.

El pistolero fue detenido el mismo viernes. Según Sveinung Sponheim, segundo jefe de la policía de Oslo, Breivik, de 32 años, confesó ayer que había estado en Utoya y que había disparado. Su abogado, Geir Lippestad, declaró en varios medios noruegos, que su cliente creía que sus acciones eran "atroces" pero "necesarias".

Sobre sus motivos no hay más que cábalas. Se sabe, de momento, que mantenía contactos con grupos de ultraderecha noruegos. También, que disfrutaba de una licencia de armas para pistolas y rifles automáticos. Ataviado con un uniforme de policía, se valió de la impostura para perpetrar la matanza en Utoya. Según explicaron las autoridades, Breivik tiene una pequeña empresa agrícola para la cual se cree que pudo comprar el fertilizante artificial del que probablemente se sirvió para fabricar la bomba de Oslo y los artefactos que se han encontrado en la isla de Utoya. No está muy claro cómo fue arrestado: según la televisión noruega NRK, la policía lo redujo mediante gases lacrimógenos que lanzó desde el aire. Otras fuentes indican que él mismo dio por terminada la faena y se entregó voluntariamente a las fuezas del orden.

La isla de Utoya se encuentra muy próxima a la carretera que bordea el lago Tyrifjorden para unir Oslo con Bergen, la segunda ciudad noruega. Un grupo de lugareños comentaba ayer en Sundvollen que, en cuanto escucharon que el atentado con bomba en Oslo tenía un segundo acto en la pequeña isla, supieron que su autor era un noruego. No es Utoya un destino conocido fuera del país. Su minúscula extensión y su escasa infraestructura -un puñado de edificios y un embarcadero- limita su uso a las acampadas juveniles que cada año celebran allí las Juventudes del Partido Laborista (AP), las fuerza política que gobierna Noruega desde 2005. Ayer por la tarde, las aguas del Tyrifjorden reflejaban el gris del cielo vistas desde la pequeña localidad de Sundvollen.

En este idílico pueblo junto al lago se congregaban los supervivientes de la matanza, que, alojados en varios hoteles custodiados estrechamente por la policía, prestaban declaración y esperaban a que sus padres los recogieran para llevarlos a casa. El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, visitó la localidad para reunirse con las víctimas. Habló de "tragedia nacional" y de algo nunca visto desde la II Guerra Mundial.

En Noruega actúan grupos de ultraderecha que alcanzaron relativa fuerza hacia finales del siglo pasado. Estas organizaciones radicales, sin embargo, fueron perdiendo apoyos a medida que los ganaba el populista Partido del Progreso, que en 2005 se convirtió en la segunda fuerza política en el Parlamento de Oslo (Storting). Pese a que el asesino de Utoya comparte según diversos indicios muchos puntos de vista con el partido -como el que vincula al partido Laborista con "el marxismo internacional"-, actos como los del viernes suponen una absoluta novedad en la tranquila Noruega.

Los investigadores no descartaban ayer que Breivik contara con algún cómplice. Algunos testigos dijeron haber visto a dos hombres en la isla. No así Fornes, que lo tuvo "a diez metros de distancia". Cuando los muchachos huían despavoridos de las balas, el falso policía les gritaba: "Venid a jugar conmigo" y "no seáis tímidos". Cuando descubría a alguno escondido, Breivik lo mataba. Fornes contaba cómo encontró a un grupo de chicos parapetados en el campo, "que le suplicaron una y otra vez que les dejara vivir, pero él disparó sobre ellos una y otra vez."

La casa del joven superviviente Fornes, adonde se lo llevó su madre rescatándolo de los reporteros, se encuentra en Mo i Rana, muy al norte de Utoya. En los alrededores del lago Tyrifjorden, tomado por la prensa, no paraba ayer de llover. La policía montaba guardia en los hoteles donde se alojaban los jóvenes y alrededor de la isla, que apenas se podía vislumbrar desde la orilla de Sundvollen. El vivo paisaje verde contrasta con el rojo que tradicionalmente eligen los noruegos para pintar sus casas de madera con tejados a dos aguas.

Oslo estaba a su vez tomada por el Ejército. Sus menos de medio millón de habitantes comparten la perplejidad del superviviente y observan las tareas de reconstrucción con una aparente impasibilidad que les hace parecer turistas en su propia capital, que desde el viernes ya no es la misma. La zona destrozada por la bomba es de difícil acceso, porque los servicios de rescate siguen buscando cadáveres entre los escombros. Así que la gente se arremolina ante las cintas policiales, desde donde sacan fotos y observan cómo entran y salen los camiones de obras. Hombres y mujeres jóvenes, embutidos en uniformes militares y fuertemente armados, guardan las calles y los edificios más importantes. No tienen aspecto amenazador. Como Fornes, se dejan fotografiar con estoicismo.


El detenido confiesa su autoría en los atentados: "Las muertes eran necesarias, Islam y marxismo son los responsables de la decadencia de Europa"

  "Las acciones eran atroces pero necesarias". Así ha calificado Anders Behring Breivik su  doble atentado en Noruega que ha causado al menos 92 muertos  y decenas de heridos.

El presunto autor del ataque ha declarado este sábado tras ser detenido el viernes por la policía. Su abogado,  Geir Lippestad, ha firmado que el detenido está deseando explicar el lunes en el Tribunal los hechos.

"Ha dicho que creía que las acciones eran atroces pero que en su cabeza eran necesarias", ha afirmado el abogado.

Un documento de 1.500 páginas que la prensa noruega  atribuye a Breivik, y que la Policía noruega está estudiando, aclara algo esta frase críptica. En el texto, titulado  Declaración de Independencia de Europa, Andrew Berwich (se cree que es el nombre modificado del asesino), culpa a la élite marxista y al islam de la decadencia de Europa.

Según el diario  VG, el asesino lo envió poco antes de la matanza a un partido populista. Al mismo tiempo, colgó  en YouTube un vídeo, que ya ha sido retirado, en el que  llamaba a una gran guerra contra el islam y el marxismo.

Explicación de la carnicería

En su supuesto manifiesto, Breivik explica con detalle cómo preparó la carnicería durante 80 días e incluso da consejos sobre cómo perpetrar futuros ataques similares. Recomienda, por ejemplo, adquirir fertilizantes para fabricar explosivos sin llamar la atención; es decir, creando una empresa agrícola como hizo él mismo. 

En su delirio, el terrorista se compara varias veces con un templario. El documento concluye con una frase que escribió el viernes poco antes de la matanza: "Creo que ésta es mi última entrada.  Es viernes 22 de julio y son las 12.51". 

La confesión no despejó anoche muchas incógnitas tan importantes como si hubo cómplices en la masacre o un segundo pistolero.

El infierno de Utoya

La frialdad del relato de Breivik contrasta con el horror de lo que sucedió en Utoya. Nada es tan perturbador como imaginar la idílica isla de Utoya entre las 17.30 horas y las 19.00 horas del viernes.

En esa hora y media, el ataque de odio causó la muerte de un mínimo de 85 personas, la mayoría adolescentes, ya sea a balazos o ahogados al intentar huir de la isla convertida en infierno. Los supervivientes explican que Breivik disparaba en todas las direcciones, se acercaba al mar buscando a los que huían... Si se confirma que actuó solo, sería el atentado con más víctimas perpetrado por una sola persona. Y no acabó hasta que, llegó la policía.  Pero eran ya las 19.00 horas y la isla se había llenado de cadáveres.

Según la Policía, Breivik llegó a Utoya tras colocar la bomba en Olso. Se hizo pasar por agente y reunió a un grupo para explicarles qué medidas de seguridad debían tomar tras el atentado:  "Acercaos, tengo información importante", les decía, según explicó un testigo a la agencia NTB. Cuando les tuvo juntos, bramó: "¡Debéis morir, debéis morir todos!". Y empezó a disparar.

Todo indica que la carnicería fue preparada minuciosamente, como confirmó luego el propio criminal. El 4 de mayo, Breivik compró, a través de la empresa agrícola que había fundado en 2009, seis toneladas de fertilizante, material que utilizó luego para fabricar el explosivo que colocó en Oslo. La investigación trabajaba anoche con la hipótesis de que el objetivo básico del bombazo, que mató a siete personas, era desviar la atención. 

Mientras tanto, cogió el ferry y llegó a Utoya disfrazado de policía, a la búsqueda de jóvenes laboristas. Según el superviviente Adrian Pracon, ni siquiera entonces perdió la calma: "Se le veía seguro, tranquilo y bajo control. Sabía lo que estaba haciendo", explicó a la BBC.

El viernes, muchos se acostaron pensando que uno de los países más tranquilos había sido golpeado por el fundamentalismo islamista. Pero al despertar se econtraron con que el fundamentalista resultó ser un rubio que decía ser muy cristiano.


La policía de Noruega busca a otro sospechoso

Investigan la pista de un segundo tirador en la isla de Utoya. Los testimonios de los supervivientes dan a entender que hubo disparos en distintas direcciones. Se cree que el posible colaborador de Brevik iba de civil

Pero por ahora el único detenido es Anders Behring Brevik, principal acusado de perpetrar los atentados de Oslo. Es descrito como islamófobo, cristiano, conservador y amante de la caza. 

Según comenta la televisión noruega, este joven  No sólo le relacionan con el tiroteo indiscriminado en el que al menos murieron 84 personas, sino también con la explosión en el centro de Oslo. Algunos testigos, de hecho, lo sitúan en aquella zona antes de que estallara la bomba.

La policía cree que Breivik compró hace unas semanas seis toneladas de fertilizantes. Aunque el presunto asesino tiene una granja, semejante adquisición podía servir para fabricar la bomba que estalló en el centro de Oslo.

Según un testigo citado por la cadena británica Sky News, el tirador llegó a la isla de Utoya en la que se celebraba un acto del partido gobernante laborista y disparó indiscriminadamente a los asistentes a al grito de "debéis morir, debéis morir todos".

El pasado 17 de julio, Anders Behring Breivik escribió en su perfil de Twitter un único mensaje: "Una persona con una creencia equivale a la fuerza de 100.000 que solo tienen intereses".

La policía ahora tiene tres días para interrogar al sospechoso antes de enviarle ante el juez. Él es el único detenido por una matanza que no tiene precedentes en Noruega.

Por ahora el perfil de Facebook del presunto autor de la matanza en la isla de Utoya y de la explosión en Oslo ha sido bloqueado, mientras que su cuenta en Twitter sigue activa.

"Nuestro país jamás había sido afectado por un crimen de esta magnitud desde la Segunda Guerra Mundial", declaró el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, durante una rueda de prensa, mientras la policía buscaba cadáveres en la isla de Utoeya, donde se celebraba el campamento juvenil.

Según el canal TV2, además de estar vinculado con extremistas de ultraderecha, el sospechoso poseía dos armas registradas a su nombre.Otro medio de comunicación noruego indicó que el individuo se presentaba en su cuenta de Facebook como "conservador", "cristiano", e interesado en la caza y en videojuegos como World of Warcraft y Modern Warfare 2.

Los atentados perpetrados el viernes por la tarde son la mayor matanza en Europa desde los del 11 de marzo de 2004 en Madrid, cuando murieron 191 personas.

El ministro de Justicia, Knut Storberget, dijo que no hay motivos para elevar el nivel de alerta en el país.Sin embargo, se reforzó la seguridad en puntos clave de la ciudad. La policía levantó su consejo a la población de permanecer en casa.Siete de las víctimas murieron en una fuerte explosión que afectó a los edificios del gobierno, incluyendo la oficina del primer ministro Stoltenberg y el ministerio de Finanzas, en el centro de Oslo.

Tras esta explosión, se baraja la hipótesis de que el autor del atentado tomó un transbordador a la cercana isla de Utoeya, vestido con un uniforme de policía.Según los testimonios de jóvenes presentes en el campamento de verano, el sospechoso dijo que estaba investigando la explosión, convocó a los jóvenes a su alrededor y en ese momento abrió fuego con un arma automática.


Fuente: Agencias

Un detenido vinculado a la extrema derecha por el doble atentado

El primer ministro noruego habla de "tragedia nacional" tras  el doble atentado de ayer: Un potente coche bomba mató a siete personas en el centro de Oslo, junto a una sede gubernamental. Horas después, un hombre sembraba el pánico en la isla de utoya, en un encuentro de jóvenes laboristas, matando al menos a 80 antes de ser detenido. El arrestado es noruego y tiene vínculos con la extrema derecha.

El primer ministro noruego dice a los periodistas que no pueden decir si ha sido una persona o más los que han llevado a cabo los atentados en los que han muerto 87 personas y que hasta que la investigación no lo aclare mejor no van a dar una hipótesis definitiva.

Creen que se trató de un ataque combinado, efectuado por un autor o autores pertenecientes a grupos ultraderechistas. Los dos ataques perpetrados el viernes en la capital noruega causaron "al menos" 80 muertos, declaró un responsable policial a una agencia.

"Tenemos confirmación de que al menos 80 personas están muertas. No excluimos que haya más", declaró el portavoz de la policía Are Frykholm.

La explosión de una bomba cerca de la sede del gobierno noruego, también causó nueve heridos graves.

Sin embargo, la policía aún es incapaz de cuantificar las víctimas del tiroteo ocurrido en una isla cercana a la capital, donde el gobernante Partido Laborista celebraba su universidad de verano.

La policía ha detenido a un hombre de 32 años, noruego "de raíz", sospechoso de estar implicado en ambos atentados.

Según la televisión TV2, el sospechoso es una persona cercana a movimientos de extrema derecha y tenía dos armas registradas a su nombre. La policía, no obstante, rechazó hasta el momento dar la identidad del detenido.

Al Jazeera dio a conocer hace horas el nombre del asesino que habría disparado en un campamento juvenil cercano a Oslo en el que se realizaba un encuentro de jóvenes socialistas. Muchxs de esxs jóvenes fueron aparentemente ejecutados por  Anders Behring Breivik. Este fue el nombre informado por la televisión al-Jazeera, citando a la televisión noruega TV2, como sospechoso de los atentados que sembraron el terror en Noruega, este viernes.

El barrio en el que se encuentran la oficina del primer ministro, el Ministerio de Finanzas y la redacción de Verdens Gang (VG), un diario de gran tirada, fue acordonado y los perros adiestrados rastrillaban la zona en busca de otros posibles artefactos.

Decenas de personas fueron internadas a causa de las heridas de diversa consideración que sufrieron, precisó un vocero de la Policía. Se calcula que un piso de 15 resultaron heridas.

Esta es la primera vez que un atentado golpea a Noruega, país miembro de la OTAN, e implicado en la invasión a Afganistán y a la intervención en Libia.

Las imágenes transmitidas por los canales noruegos mostraban la sede del primer ministro y otros edificios destrozados por la onda expansiva. Las veredas estaban llenas de vidrios y se podía observar una humareda y media docena de ambulancias asistiendo a las víctimas. La Policía noruega pidió a los habitantes que eviten las grandes concentraciones y permanezcan en casa tras el ataque.

Horas después de la explosión, la televisión pública local dio otra pésima noticia. Al menos ochenta personas murieron en un campamento de verano de las juventudes laboristas cerca de Oslo. Fueron asesinadas por un hombre disfrzado de policía que sobre las 17.30, hora local, abrió fuego contra lo que se cruzó.

Apenas se supo del tiroteo, las autoridades temieron que se tratase de un doble ataque coordinado contra Noruega. La Policía tiene "buenas razones" para creer que hay un vínculo entre el atentado con bomba y el tiroteo. "Hay buena razones para creer que hay una relación entre los dos acontecimientos. Hay testimonios que refuerzan esta idea", declaró el comisario Sveinung Sponheim.

El campamento atacado estaba ocupado por unas 560 personas cuando el hombre, que fue detenido más tarde, atacó. El primer ministro noruego confirmó que se trata de un connacional que no tiene vínculos con el Islam.

La aclaración vino a cuento de que en un primero momento, una organización yihadista se atribuyó el ataque, pero con el paso de las horas, decidió retractarse en un foro en Internet.

Las Fuerzas de Seguridad noruegas enfrentan una "situación crítica" que puede empeorar a medida que avanza la noche. Temen que aparezcan más cuerpos y heridos.

En el campamento atacado había dado esta mañana un discurso Gro Harlem Brundtland, ex primera ministra socialdemócrata de Noruega en tres ocasiones. Según la edición digital del periódico noruego "Aftenposten", las Fuerzas de Seguridad enviaron varios grupos de efectivos y un helicóptero al lugar de los hechos. Así, esperan poder avanzar en la investigación y poder descubrir quién está detrás del doble golpe.

Con la teoría del yihadísmo desvaneciéndose, crece la posibilidad de que se trate de un movimiento local de extrema derecha radical.
 


Etiquetado en Europa

Comentar este post