El crimen de los privatizadores.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El 22 de febrero, una formación de trenes que llegaba a la estación de Once en Buenos Aires, a la hora pico en que cientos de miles llegan a sus trabajos, se queda sin frenos, chocando contra la barrera de contención. Los vagones se incrustaron unos sobre otros, dejando como saldo 51 muertos y más de 600 heridos.
El terrible accidente está lejos de ser un hecho excepcional, días atrás, el 16 /2, en otro accidente 4 personas habían muerto y 100 resultaron heridas; meses antes en setiembre del 2011, las barreras fallan y en el barrio de Flores el tren se lleva por delante un colectivo, el resultado: 11 muertos y más de 200 heridos.
El accidente del 22 /2, es el resultado del abandono de los trenes por parte de los concesionarios, el estado calamitoso, las fallas en los frenos, son constantemente denunciados por los trabajadores, usuarios y medios de prensa.
Los trenes fueron privatizados por el gobierno de Menem en la década de los 90, junto a los teléfonos, agua, luz, petróleo, etc. Los beneficiados, empresas Españolas y grupos Argentinos se llevaban los bienes del Estado a precio de remate.

Después de Menem, cada uno de los gobiernos ha mantenido estas privatizaciones, otorgando enormes beneficios a los privados, en el caso de los trenes, los concesionarios reciben de parte del Estado, enormes subsidios, que las empresas se guardan sin poner un peso para el mantenimiento de los trenes.
En el caso de la empresa TBA, de los hermanos Cirigliano, concesionaria de la línea accidentada se calcula que recibió 147 millones de $ en el 2011 por concepto de subsidios estatales y recibirá en 2012 unos 200 millones.
Los Cirigliano han usado estos dineros para la especulación financiera y para ir adquiriendo algunas de las principales líneas de colectivos.

El gobierno de los Kirchner es cómplice de estos crímenes contra los trabajadores, subsidiando a estos piratas, y dejando que los trenes se caigan a pedazos.

LOS CIRIGLIANO EN URUGUAY

http://eldiario.com.uy/wp-content/uploads/2011/08/Cristina-Mujica.jpgPoco tiempo atrás, en el marco del intento del gobierno de Mujica de privatizar los trenes, una formación cruzo, con bombos y platillos, la frontera entre Argentina y Uruguay. En el tren iban triunfantes y sonrientes, el presidente uruguayo y su par Cristina Fernandez. La línea salía de territorio Argentino para llegar a Paso de los Toros, pasando por Salto y Paysandú.
Esta primer línea privada era anunciada como el comienzo de la concesión a privados de las líneas ferroviarias .Cual era la empresa? TBA, la empresa de los hermanos Cirigliano, responsable de la muerte de decenas de trabajadores argentinos, la empresa que no gasta un peso en el mantenimiento de los frenos, en líneas que llevan diariamente cientos de miles de pasajeros.

El tren fue destruido por el gobierno de Sanguinetti, quien desmantelo AFE para beneficiar a grupos empresariales de transporte de carga carretero y de pasajeros, dejando decenas de pequeños pueblos aislados.
Fuera las privatizaciones!
Marcelo

 

Enviado por La Fragua Periódico Obrero

Comentar este post