El cura bueno es del PP y el cura malo, del PSOE

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

¿Dios es de derechas?
El cura bueno es del PP y el cura malo, del PSOE

El edil del PSOE en A Gudiña renuncia a su acta para seguir como sacerdote

Antonio Fernández anunció su decisión al partido en la tarde de ayer

cándida andaluz/ ourense / la voz/ 16/6/2011
El edil del PSOE en A Gudiña renuncia a su acta para seguir como sacerdote
Antonio Fernández.

«Antonio Fernández Blanco, concelleiro da Gudiña, comunicou esta tarde ao PSdeG a súa decisión de renunciar á súa acta como concelleiro». Con esta escueta frase, el PSOE en Ourense anunciaba ayer la renuncia al acta de concejal en el Concello de A Gudiña de Antonio Fernández. El sacerdote, que aseguró el martes que meditaría su decisión tras hablar con su familia, decidió finalmente seguir ejerciendo su misión pastoral como sacerdote de la diócesis de Ourense, aunque por el momento no se conoce si desarrollándola en el mismo lugar en donde lo hacía hasta el pasado lunes (cuatro parroquias del concello de Piñor de Cea), antes de recibir la comunicación de su suspensión por parte del Obispado de Ourense.

En su día el administrador apostólico de Ourense, Luis Quinteiro Fiuza, anunció la suspensión del ejercicio público del ministerio pastoral teniendo en cuenta los capítulos 285 y 287 del Código de Derecho Canónico y la doctrina posterior de los Romanos Pontífices y de la Sagrada Congregación para el Clero (Directorio para el Ministerio y la vida de los presbíteros, n.º 3), así como lo que se establece en los capítulos 1333 y 1334 del mismo Código de Derecho Canónico.


 

Regreso a la vida pastoral

Con la decisión tomada ayer por Antonio Fernández y teniendo en cuenta las palabras de Quinteiro Fiuza, que aseguraba que la situación de suspensión se mantendría hasta que el sacerdote acredite fehacientemente haber renunciado a cualquier cargo, compromiso o actividad política y estar en actitud de actuar en comunión jerárquica con su obispo y con los demás presbíteros, según marca el decreto de los presbíteros del Concilio Vaticano II, se supone que el sacerdote volverá a ejercer su trabajo pastoral.

En el día de ayer, Antonio Fernández Blanco, así como sus compañeros en la corporación de A Gudiña, no quisieron hacer ningún tipo de comentario sobre la decisión tomada, aunque desde el principio desde el PSdeG en Ourense se subrayó que fuera cual fuera la decisión del sacerdote se respetaría.

Horas antes de conocerse la noticia, el alcalde popular de la localidad, Guillermo Lago, al que se dirigieron muchas de las miradas tras la suspensión de Fernández, aseguró no estar detrás de ninguna decisión y afirmó que la postura tanto de los socialistas como del Obispado les corresponde únicamente a ellos.

En la localidad ourensana la noticia ha sido tomada con desigual respuesta, aunque la mayoría de los vecinos aceptan la decisión del sacerdote. A partir de ahora, el número tres del partido en A Gudiña ocupará el puesto de Fernández y entrará en la corporación como nueva concejala Beatriz Rodríguez.

 

La Voz de Galicia.

Comentar este post