El desastre nuclear en Japón hace repensar programas energéticos de potencias

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El desastre nuclear en Japón ha abierto el debate sobre la transición a otro tipo de energías más seguras, pero los escenarios que se plantean no son claros a corto plazo. Francia, parece impensable sin centrales atómicas. China decidió congelar el programa de expansión nuclear más ambicioso del mundo, pero los alcances de tal decisión son inciertos en elplano práctico.

´

.www.nuclearhealth.org/

.

EEUU es el país con más centrales nucleares de todo el mundo y el mayor productor del planeta. Tiene 104, que producen un quinto de toda la energía que consumen. La previsión es edificar otras 30. Su cálculo se basa en la defensa de Obama de la energía nuclear. “Nada es completamente seguro y nada es completamente peligroso”, dice el primer presidente de piel de ébano. Los expertos advierten de que eliminar la energía nuclear tendría consecuencias económicas y sociales… desastrozas!!!

.

.deathby1000papercuts.com/…/

.

Mientras tanto Angela Merkel coquetea con el fin de la era nuclear en Alemania
La animadversión de los empresarios germanos a la energía atómica se ha disparado. Pese a la deficiencia legal de la canciller con el fin de parar los reactores, los analistas aseguran que no podrá dar marcha atrás.
.
 

 

.

Obama no da marcha atrás a su plan

 
Estela S. Mazo. Nueva York
20.03.2011 – La Casa Blanca también ha puesto las espadas en alto ante el desastre en Japón. Estados Unidos no se olvida la que fue una de las mayores catástrofes de la historia. Sucedió en marzo de 1979 en Three Mile Island (Pennsylvania). No provocó muertes. 200.000 personas tuvieron que abandonar sus viviendas. Pero en EEUU las espadas no están afiladas y prefieren sacar una lección histórica de aquel suceso que quedarse en el trágico desastre. No en vano, es el país con más centrales nucleares de todo el mundo y el mayor productor del planeta. Tiene 104, que producen un quinto de toda la energía estadounidense. La previsión es edificar otras 30, según datos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Su cálculo se basa en la defensa del presidente Obama de la energía nuclear. “Nada es completamente seguro y nada es completamente peligroso”, dice.

.

.

Francia, impensable sin centrales atómicas

 
Raquel Villaécija. París
En un país como Francia, que obtiene el 80% de su electricidad gracias a la energía que producen sus 58 reactores, el escenario de un futuro sin nuclear se hace impensable. Hoy tercer parque nuclear del mundo, a partir del año 2000 el país dio un nuevo impulso a este tipo de energía en respuesta al encarecimiento del petróleo y con el objetivo de reducir su dependencia energética. Japón ha abierto el debate sobre la transición a otro tipo de energías más seguras, pero los escenarios que se plantean no son viables a corto plazo. Los expertos advierten de que eliminar la energía nuclear tendría consecuencias económicas y sociales desastrosas: decenas de miles de personas perderían su trabajo y los precios de la luz se dispararían. Además, los cortes de electricidad se multiplicarían ante la incapacidad de las térmicas de dar respuesta a la demanda.

.

.

El problema de la contaminación china

 
Diego Torres. Pekín
China decidió el miércoles congelar el programa de expansión nuclear más ambicioso del mundo, con más de una veintena de centrales en construcción y muchas más en proceso de planificación. Este giro político se produjo sólo dos días después de que Pekín aprobara cuadruplicar las centrales operativas de aquí a 2015. China cuenta con 13 centrales en funcionamiento. Hay muchos que se preguntan acerca del alcance de esta decisión. Si la suspensión se mantuviera a largo plazo, China tropezaría con serias dificultades para cumplir los compromisos internacionales y sus objetivos políticos de la eficiencia energética y la reducción de la contaminación. China es el país más contaminante del mundo: gasta el 18% de la energía generada a nivel internacional y su consumo aumenta anualmente alrededor del 8%.

——————-

.
.
Merkel coquetea con el fin de la era nuclear
.
20.03.2011 Carmen Vela (Berlín)

La animadversión de los empresarios germanos a la energía atómica se ha disparado. Pese a la deficiencia legal de la canciller con el fin de parar los reactores, los analistas aseguran que no podrá dar marcha atrás.

 

El tripartido gubernamental de la canciller Angela Merkel puede tener muchas razones electorales para frenar su política de energía nuclear. Pero ¿y los empresarios? La tradicional animadversión alemana hacia las centrales atómicas se ha disparado estos días hasta el 80%, según una encuesta de la cadena ARD. El 60% de los empresarios considera correcta la moratoria de tres meses y el cierre de siete de los 17 rectores alemanes decretado por Berlín, según un sondeo de Handelsblatt. No sólo eso, el 55% de los directivos consultados cree posible un accidente similar al ocurrido en la central japonesa de Fukushima.
En Siemens se discute si se puede seguir llamando “tecnología de futuro” a la basada en la energía atómica. El máximo directivo de Bosch considera que “ya no podemos asumir márgenes de riesgos” en esa tecnología.

.

Inesperado

.
“Los acontecimientos en Japón nos enseñan que algo que, según todas las previsiones científicas no podía pasar, ha ocurrido; se ha producido una escisión en el mundo tecnificado”, declaró el presidente de Eon, recurriendo a una expresión que utilizó Merkel para explicar su cambio radical de política energética. Una parte del “miedo alemán” puede estar basado en el fantasma de Chernobil (con sus 90.000 muertos por radiación, según los informes de Greenpeace), cuya nube radiactiva hace 25 años dejó su huella en varias regiones de Alemania. Pero sin duda los alemanes y, sobre todo sus empresarios y líderes políticos, hacen otros cálculos. La mayor economía de la UE genera ya más del 17% de su electricidad con renovables, sobre todo eólica, aunque un país con poco sol tiene tanta potencia solar instalada como España. Este porcentaje se ha triplicado en pocos años y que llegará al 35% en 2020, según el objetivo gubernamental. El “Consejo de sabios para cuestiones medioambientales”, los expertos independientes que asesoran al Gobierno, consideraban realista en un informe en enero que en 2050 se produzca ya el 100% de la electricidad con viento, sol, agua y biomasa. Para ello, serán necesarias muchas subvenciones todavía –como tuvo en el pasado la industria nuclear– y, sobre todo, enormes inversiones en infraestructura.

La construcción de una red adecuada y de nuevas centrales de gas será imprescindible para ir sustituyendo a la nuclear, que hoy representa el 22% de la producción de electricidad y el 11% de toda la energía que se consume en Alemania.

Pese a la deficiente base legal que el Gobierno tiene para interrumpir su prórroga nuclear y desconectar temporalmente siete reactores, y aunque la decisión supondrá un golpe para los ingresos del Estado (pues tendrán que renunciar a parte del tributo impuesto a las eléctricas), los analistas están convencidos: Merkel no podrá echar ahora marcha atrás. Estamos ante el comienzo del fin de la era nuclear.

.

.

.

.

Normativa

 
Berlín prepara ya los estándares que exigirá a las centrales tras la revisión que se hará en los próximos meses. Según informes a los que ha tenido acceso el programa Kontraste de ARD, serán “tan estrictos” que no resultarán rentables ni los reactores más modernos de la red alemana. La nueva legislación exigirá que las plantas atómicas eleven los márgenes de seguridad para cubrir eventualidades como graves inundaciones, un seísmo, cortes eléctricos e incluso la posibilidad de que un avión de pasajeros se estrelle contra una central. Asimismo, la nueva normativa establecerá que los sistemas de alimentación eléctrica de emergencia, los conductos de líquidos y otros sistemas de emergencia sean todos ellos blindados.

.

.

.


Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post