El exilio republicano andaluz, rescatado del olvido

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Un proyecto de las universidades públicas andaluzas radiografía la diáspora tras la Guerra Civil

MIGUEL ÁNGEL CRIADO Almería 02/12/2011 

El primer español asesinado en el campo de concentración de Mauthausen fue un malagueño y el último un almeriense, a tres semanas de que fuera liberado por las tropas estadounidenses en 1945. Los dos eran exiliados republicanos procedentes de Francia. Sus historias forman parte de un proyecto para sacar del olvido al exilio republicano andaluz. Investigadores españoles e internacionales han avanzado esta semana los primeros datos en Almería. Su objetivo es radiografiar una diáspora donde predominó la gente corriente.

El coloquio El exilio republicano andaluz de 1939, celebrado en la Universidad de Almería, trae al presente las historias de miles de andaluces que, ya desde febrero de 1936, tuvieron que salir de su tierra. Los primeros, los republicanos de las provincias occidentales, donde Queipo de Llano desató una feroz represión. Miles se refugiaron en Gibraltar, perseguidos por los disparos de los carabineros. Pero la gran escapada se produjo al acabar la guerra. Más de 60.000 andaluces se desperdigaron por Francia, México, Argentina, la URSS o Argelia.

“Estoy convencido de que nuestra investigación elevará esa cifra”, dice el profesor de Historia y principal investigador de un proyecto en el que participan expertos de las 10 universidades públicas andaluzas, el profesor Fernando Martínez.


El 18% de los llegados a México eran andaluces, avanza el estudio


5bf38fe3bb15019262596c71a50388a7_1M.png.jpgAunque aún están en la fase de estudio, ya hay algunas cifras: el 18% de los exiliados en México eran andaluces. También, muchos de los emigrados a Barcelona por razones económicas antes de la Guerra Civil “vivieron un intenso proceso de politización durante la república y acabaron cruzando la frontera francesa en 1939”, añade Fernández. Uno de los destinos más desconocidos fue Argelia. “Allí casi el 20% del exilio era andaluz”, estima el profesor. Al puerto de Orán llegó el último barco procedente de Almería el 30 de marzo de 1939, con los últimos comunistas.

Al encuentro han acudido varios expertos internacionales procedentes de México, Argentina o Francia, como Genevieve Dreyfus-Armand, una de las principales estudiosas del exilio español en el país vecino. El título de su conferencia inaugural, La Victoire de los vaincus (La victoria de los vencidos) resume el proceso, primero de respeto, después de olvido y sólo ahora de recuperación que ha vivido la memoria republicana en Francia. El actual alcalde de Argèles-sur-mer, en cuyas playas fueron confinados miles de republicanos, es hijo de uno de ellos.

Pero es el de México el exilio mejor conocido. Según la investigadora mexicana Enriqueta Tuñón, nieta de un diputado radical almeriense, hubo tres barcos con andaluces y más de 500 cabezas de familia iban en ellos. Pero otros muchos llegaron por otras vías y aún están por investigar. El objetivo del proyecto es elaborar fichas de todos los exiliados que se pueda.

“La generación de nuestros padres fue especial, muy idealista, de una gran creencia en los valores de la fraternidad que dejó mella en todos nosotros”, recuerda Ludivina García, presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio Español. “Una profesora de uno de los colegios del exilio en México nos dijo un día: ‘Hay dos cosas en esta vida que nunca nadie os podrán quitar, la educación y la manera de ver la vida. Y con esos dos elementos siempre se puede volver a empezar’. Creo que es el principal mensaje que recogimos de aquellos republicanos y republicanas”, añade.

 

Público

Etiquetado en Europa

Comentar este post