El Gobierno griego infló su déficit para aplicar las medidas de austeridad

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

EL EUROSTAT ESTÁN IMPLICADOS EN EL AUMENTO ARTIFICIAL DEL DÉFICIT

El Gobierno griego infló su déficit para aplicar las medidas de austeridad

La declaraciones de un miembro del consejo del instituto griego de estadística, ELSTAT, han puesto de manifiesto que la Comisión Europea a través del Eurostat presionó a esa institución para que inflase las cifras de déficit público del país heleno.

- Crisis de la deuda griega: entre el rescate a la banca y el impago popular


F. Fafatale / Madrid
Jueves 22 de septiembre de 2011.  Número 157

Nuevo escándalo de maquillaje contable en Grecia. En esta ocasión, el protagonista es el Eurostat -el instituto estadístico europeo, dependiente de la Comisión Europea-, que presionó al servicio estadístico griego (ELSTAT), para inflar el déficit del país heleno en 2009 del 12% al 15,4% del PIB y poder justificar así las sucesivas y brutales medidas de austeridad que aún hoy siguen aplicando.

El escándalo, que ya ha provocado la apertura de una investigación en el seno de la Bolsa helena, también ha salpicado al FMI. Y es que, casualmente, el presidente del ELSTAT, Andreas Georgiou, fue un alto responsable del Fondo Monetario Internacional.

La noticia se ha sabido gracias a las declaraciones Zoe Georganda, profesora de Econometría y miembro del consejo de ELSTAT a la prensa griega. "El déficit de 2009 fue artificialmente inflado para hacer ver que el país sufría el mayor déficit de Europa, más incluso que el 14% de Irlanda", desvela Georganda. "Esto ha permitido justificar las duras medidas contra Grecia. El déficit griego se presentó finalmente al 15,4%, mientras que en realidad rondaba el 12% del PIB", asegura.

Según su testimonio, distintos responsables del Eurostat habrían forzado a Grecia a integrar en sus cuentas los gastos de empresas públicas… Pero sin incluir sus ingresos. Georganta también sostiene que el presidente de ELSTAT había rechazado las objeciones formuladas en su momento por los miembros de su Consejo.

Al calor de este escándalo, el ministro de Finanzas griego reaccionó anunciando una renovación de todos los miembros del consejo de ELSTAT salvo su presidente, la semana pasada.

La Iniciativa por la Creación de una Comisión de Auditoría de la Deuda Pública Griega considera gravísimo este episodio, que muestra que "Gobierno, UE y FMI han manipulado las estadísticas" y cuyas decisiones recuerdan las de "regímenes totalitarios". En su opinión, "El gobierno de Papandreou quería presentar la política de los Memoranda como necesaria y obligatoria y es por eso que ha recurrido a tales métodos inaceptables que tenían como objetivo engañar al pueblo". Respecto a la participación del Eurostat en el enjuage "muestra que su pretendida independencia es una burla".

Por ello, la Iniciativa ha exigido en un comunicado "abrir los libros de la deuda y las finanzas públicas y control social ya, en un momento en el que descubrimos que Gobierno, FMI y UE son peligrosos y están desprovistos de toda credibilidad".

Tras conocer este nuevo escándalo en las cuentas griegas cabe recodar el escándalo de la ocultación de la deuda griega en 2001. Tal y como revelaron medios como Der Spiegel o New York Times al principio de la crisis griega, fue Goldman Sachs quien maquilló las cuentas a través de productos financieros derivados. En su momento, el director de Goldman Sachs en Europa no era otro que Mario Draghi, el próximo gobernador del Banco Central Europeo. CE, FMI, BCE…

La sombra de la Troika que impone la austeridad al pueblo griego es sospechosamente alargada. No en vano, los griegos están convencidos de que Grecia es el laboratorio donde se ensaya hasta dónde el pueblo puede aguantar.

 

diagonal web

 

Grecia: las ONGs comienzan a atender a la poblacion

Yeoryía Dama, Elefcerotipía - 2011-09-23

 

El viejecito que entra en la Policlínica de Médicos del Mundo tiene la cartilla de la Seguridad Social: "Fui a la Seguridad Social de la Plaza del Teatro. Me dijeron: "Ven dentro de tres meses". Hasta entonces voy a morir de dolores". Los médicos voluntarios lo examinan, le dan medicamentos gratuitos.

Y continúa siendo uno de los ciudadanos que no pueden permitirse ya ni siquiera una simple visita al médico. Así que llama a la puerta de Médicos del Mundo, que antaño socorrían a las víctimas de las guerras civiles y a pueblos desheredados.

 

En la policlínica de Omonia los médicos voluntarios examinan con prioridad a ancianos con enfermedades crónicas y se aglomeran entre los refugiados. Después de la consulta piden alimentos y medicinas. El teléfono suena constantemente. Son médicos internos que tienen necesidad de medicamentos para sus hospitales. Llaman desde los centros de salud las áreas insulares que necesitan médicos para  pasar consulta. Llaman incluso de la Fuerza Griega de Kosovo, pidiendo a los medicamentos esenciales, que, según dicen, no pueden proporcionar los servicios del gobierno griego.

 

Los médicos, incapaces de cubrir las crecientes necesidades ahora, están desesperados. Pero decir que "incluso aunque nos corten la corriente, ya que no tendremos para pagarla, saldremos a la calle y seguiremos pasando consulta. En las dificultades se crecen las organizaciones de voluntarios”.

 
120 personas al día.
 

Los médicos voluntarios están agotados. Sólo en la Policlínica de Atenas examinan a 120 personas al día. Los ancianos piden alimentos y medicinas. "Es gente desesperada que no tiene apoyo. Hasta ayer era pobre, pero vivía decentemente. Todos ellos con pensiones bajas y prestaciones. Ahora dicen que no tienen los cinco euros para pagar su consulta en un hospital público, ni los tickets que necesitan para ir a la Policlínica".

 

"No es suficiente", ha dicho Nikitas Canakis: "Nuestro trabajo no depende de la financiación. Tendremos grandes dificultades. Nos negamos a cerrar la clínica porque no hay dinero. Si nuestro objetivo es la solidaridad social, que tenemos que ofrecer el doble".

 

Las policlínicas de la organización en Atenas, El Pireo, Salónica, Pérama se llenan ahora con los griegos. En las provincias también han pasado consulta tres equipos móviles, equipados con médicos de todas las especialidades, y un cuarto, que se ocupa de los usuarios en el centro de Atenas.

 

"Después de las súplicas de los centros de salud, una unidad móvil con un pediatra, un médico ortopedista y un dentista han cubierto las necesidades de los pacientes en las islas de la línea no rentable", dice Evyenía Zanu, directora de la organización. Solicita a los miembros de la organización que envíen medicamentos para la hipertensión y analgésicos que pedían oficiales de la Fuerza Griega de Kosovo, diciendo que "probablemente el estado los ha olvidado".

 

Le preguntamos a los mismos si reciben fondos estatales: "Desde el año 2004 nos debe el Ministerio de Asuntos Exteriores (Agencia Griega de Cooperación y Desarrollo). No hemos recibido financiación para los programas en Sri Lanka. Y no hay fondos estatales. Nuestras fuentes de financiación son las empresas del Fondo Europeo para los Refugiados, empresas con programas de responsabilidad social, las escuelas y los ciudadanos griegos, que donan hasta uno o dos euros". Añade que las aportaciones de los ciudadanos "han disminuido un 20%. El 2011 las aportaciones de ciudadanos ascienden a 11.320, mientras que 2010 (la crisis humanitaria en Haití) superó 700.000. Y el Ministerio de Sanidad tarda en entregar los fondos europeos, pero hay suficientes voluntarios y nos apañamos".

 

Traducido para CAS por Juan Merino

 

 

Grecia

Vivir de lo que dé la calle

El 19 de septiembre, el Gobierno griego anunció nuevas medidas económicas para dar seguridad a sus socios y obtener el pago del sexto plazo de la ayuda internacional. Pero en las calles de Atenas se ve cada vez más gente que busca algo que llevarse a la boca.

 
  
Giorgos Pouliopoulos
Preeseurop, Atenas, 19-9-2011
 
Un hombre come de un plato distribuido en una 'sopa popular'. Tesalónica, septiembre de 2011.

Un hombre come de un plato distribuido en una 'sopa popular'. Tesalónica, septiembre de 2011.


Hasta el momento, este fenómeno era desconocido en nuestro país. Sin embargo, con la crisis económica, vemos cada vez más personas que rebuscan en las papeleras algo con lo que alimentarse. Antes, únicamente los gitanos o los vagabundos lo hacían. Después, llegaron los inmigrantes de Asia o de África que conseguían que entrase lo máximo posible dentro de un carrito de supermercado. Hoy, son los propios griegos quienes buscan en las papeleras. Muchos quieren cosas que revender; otros, todo lo que sea comestible.

Samat Eftehar es originario de Irán, y es propietario de una taberna en Exarchia desde hace veinticinco años. "Todavía es un pequeño barrio con mucha vida. Conozco a la mayoría de los habitantes desde hace muchos años. He visto cómo personas con escasos ingresos veían reducir sus salarios, personas dignas, pero obligadas a rebuscar en las papeleras para comer", relata.

De vez en cuando, da de comer a personas que sabe que pasan necesidad. "Creo que todavía no hemos visto la última escena de esta tragedia. Las cosas empeoran, hay una verdadera hambruna", constata Samat Eftehar. "Hambruna no significa 'no tengo nada que comer' como en África, la hambruna, en mi opinión, es también no poder comprar carne una vez al mes".

Rebuscar en las bolsas de basura

En estos tiempos de recesión, mucha comida termina en la basura. Cada año, se tiran más de 89 millones de toneladas de comida, lo que representa 180 kilos para cada europeo. Los hogares tiran el 43% de dicha cantidad, a menudo por errores con las fechas de caducidad.

Giorgos Arabatzoglou trabaja en el servicio de limpieza del ayuntamiento de Penteli, en el norte de Atenas: "Incluso en este barrio acomodado de la periferia, la gente recurre a la basura, sobre todo con el paso del tiempo. Últimamente este fenómeno ha aumentado", reconoce. Se encuentran sin cesar bolsas de basura desgarrados, por lo que se supone que la gente rebusca en ellos. Además de los supermercados y de las papeleras, hay vendedores de souvlakis. Recientemente, he sido testigo de una escena inédita. Una joven bien vestida, delante de un supermercado, buscaba entre un montón de yogures caducados cuál era el que menos caducado estaba de todos".

Giannis Apostolopoulos, consejero? en el ayuntamiento de Atenas, constata que "el fenómeno ha aumentado en el último mes y medio, incluso aunque se diese desde hace diez años en el país. Lo apreciamos especialmente porque nos atañe directamente. Hay jubilados con cada vez menos ingresos y parados jóvenes". Apunta que dicho fenómeno sobrepasa a la propia ciudad de Atenas. "Es un hecho. Pero aquí organizamos todos los días una 'sopa popular' y los habitantes de otros barrios se desplazan. Además, los camiones de basura de Atenas están más llenos".
Cada vez más chatarreros

Dimitri tiene 40 años. Lleva muchos años siendo conductor de grúas para el ayuntamiento de Atenas. Es padre de cuatro niños y ha encontrado en la basura ajena un mueble para el recibidor. "No tenía ni diez euros en el bolsillo para comprar cigarrillos. El ayuntamiento no nos paga hace meses y veía cómo tiraban muebles en el barrio de Aigaleo. Entonces, aproveché la ocasión. Un compañero me propuso revenderlos muy baratos y ¡la primera vez, gané 60 euros en dos tardes!".

Dimitri ha cambiado de coche y ha comprado una pequeña camioneta. Cuando su hija mayor ve objetos tirados en las calles, le llama para que vaya a buscarlos. El garaje de su edificio se ha convertido en un taller donde extrae algunos materiales (sobre todo hierro y cobre) de los objetos recuperados. "Saco entre 300 y 400 euros al mes y sobre todo, puedo tener dinero de bolsillo". Como él, cada vez aparecen más chatarreros.

 

Etiquetado en Europa

Comentar este post