EL LIBRO DE LISANDRO MARTÍNEZ | “Mariano Ferreyra: Un crimen de Estado contra la clase Obrera”.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.


El 22 de febrero de 2012 se inicia
el Juicio Oral por la causa
Mariano Ferreyra

En el libro “Mariano Ferreyra: Un crimen de Estado contra la clase Obrera”, Lisandro Martínez examina gran parte de las manifestaciones que surgieron en la lucha de los tercerizados del Roca; arranca en el conflicto obrero contra el fraude laboral y la emboscada que asesinó a Mariano y se introduce en los fenómenos que actúan como trabas al desenvolvimiento de las potencialidades de la sociedad de conjunto.

Señala la existencia de negocios sin riesgo ni inversión subsidiados por la Nación para salvaguardar a patronales que vienen de un rotundo fracaso desde diez años atrás cuando quebraron al país, lo que verifica una política regresiva del Estado que intenta una y otra vez recomponer a los vaciadores.

 Muestra a gremios partícipes del saqueo que cumplen un rol regimentador sobre los obreros que representan y explotan pero por sobre todo desorganizan.

Indica la existencia de patotas con contactos de primera línea política que resuelven conflictos con métodos de guerra civil, reprimen luchas y tienen, para no quedar expuestos sus ideólogos, un paraguas de impunidad estatal.

Revisa el cuadro de privatizaciones ferroviarias; sus antecedentes y la resistencia obrera que provocaron demuelen la especie que señalaba que el enajenamiento de empresas públicas fue un pase de manos.

 

Advierte que el fraude laboral que aún perdura y la inseguridad en el transporte de obreros y usuarios son parte de la voracidad patronal.


Plantea que es preciso un programa de acción que libere las energías que hoy están encapsuladas por el régimen de explotación y por lo tanto hay dos tareas iniciales: la expulsión de la burocracia de los sindicatos y la nacionalización de las empresas privatizadas, poniéndolas bajo el control obrero en el camino a un gobierno asentado sobre nuevas bases sociales.

Partido Obrero Lanús

Comentar este post