El Parlamento aprueba por unanimidad estudiar los casos de robos de bebés

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Descarta entre sus objetivos proponer "medidas de reparación" para los afectados

 

El 'lehendakari', Patxi López, y la consejera de Justicia, Idoia Mendia, junto a familias afectadas por el robo de bebés. / L. RICO

La Cámara ha aprobado por unanimidad esta mañana la creación de una comisión de estudio en torno a los casos de bebés robados. La iniciativa, impulsada por el parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, ha sido modificada para alcanzar la resolución final que ha sido aprobada por todos los grupos, de manera que algunos de los objetivos planteados inicialmente, como la creación de “medidas de reparación para los afectados”, no tendrán cabida en el grupo de trabajo que surgirá a raíz del acuerdo alcanzado hoy.

La comisión estudiará los casos entre 1940 y 1990 y elaborará un plan de trabajo en el que se podrán incluir comparecencias de afectados, responsables políticos y expertos, entre otros. El objetivo será el “análisis y estudio pormenorizado de toda la normativa” en torno a las adopciones y “proponer todas aquellas reformas y modificaciones legislativas que coadyuven tanto el esclarecimiento de los hechos como a evitar cualquier resquicio legal que pudiera dar cauce a la comisión futura de estos hechos”.

El debate ha coincidido con el encuentro del lehendakari, Patxi López, con portavoces de la asociación SOS Bebés Robados.

El impulsor de la iniciativa parlamentaria ha recordado que el propio Ararteko planteó la necesidad de crear una comisión de estas características. La portavoz del PP, Marimar Blanco, que la pasada semana registraba una iniciativa similar a la de EA, ha señalado que “esta causa nos compete a todos” y ha apostado por “dejar de lado cualquier postura partidista” para tratar de ayudar a los afectados por supuestos robos de bebés.

La parlamentaria socialista Miren Gallastegui ha mostrado su satisfacción porque esta comisión pueda trabajar de forma paralela a las iniciativas impulsadas por el Gobierno para que las “familias consigan las certezas que les permitan vivir más tranquilas”.

Más críticos han sido Ezker Anitza y Aralar. El parlamentario del primer partido, Mikel Arana, ha sido especialmente duro al señalar que “hemos ido detrás de los ciudadanos”, “llegamos tarde, empezamos mal”. Y es que, a la iniciativa de Agirrezabala presentada en 2011, partidos como PNV, PSE y PP registraron enmiendas a la totalidad rechazando la creación la comisión que hoy aprobaba la Cámara por unanimidad.

La razón es que entre la presentación de la iniciativa y su debate pospuesto hasta hoy, nuevos indicios y los resultados de las tres exhumaciones en Euskadi han dado fuerza al relato de los afectados, que ya en octubre acudieron al Parlamento a explicar su situación y sus dificultades para tratar de aclarar sus sospechas. La propia portavoz socialista ha señalado que los casos de bebés robados parecían “en un primer momento algo más etéreo” y añadía que ahora está situación ha cambiado, tomando un “cariz concreto y lamentable”.

Desde Aralar, Mikel Basabe ha criticado que el estudio de la comisión empiece en 1940 y no dos años antes, en 1938, ya que en enero de ese mismo año fue cuando empezaron a llegar a la cárcel de Saturrarán mujeres que en algunos casos fueron despojadas de sus hijos. “La oportunidad de crear una trama [de bebés robados] la dio el franquismo”, ha añadido.

El debate ha coincidido con la reunión del lehendakari, Patxi López, con portavoces de la asociación SOS Bebés Robados y con la familia Losa Ocáriz, una de las primeras que han vivido una exhumación en la que no se han encontrado restos de su hermana. La portavoz del Gobierno y titular de Justicia, Idoia Mendia, ha calificado la reunión como “muy clarificadora e interesante” y ha resaltado la importancia de la ventanilla única que el Ejecutivo ha puesto en marcha para atender a los afectados. “Nos va a permitir incluso ver cosas que ahora no podemos ver”, ha explicado.

Con respecto a las ayudas económicas que solicitan las asociaciones, Mendia ha señalado que deberán presentar proyectos para optar a las líneas subvencionales del Gobierno y ha reiterado que también hay ayudas en otros niveles institucionales, ya que en diputaciones y ayuntamientos los “regímenes son menos constreñidos”. Asimismo, la portavoz ha explicado que el PSE de Bilbao ya ha planteado una moción para que el Ayuntamiento conceda un local a las asociaciones, otra de sus demandas, y que Antonio Basagoiti pedirá al Ayuntamiento de Vitoria que habilite un recurso similar. En Irún, la Diputación y el Ayuntamiento están en conversaciones para hacer lo propio.

En referencia a la comisión de estudio, Mendia ha señalado que “la investigación compete a los poderes judiciales” pero ha reconocido que los trabajos de los parlamentarios “van a complementar” a la vía judicial. Desde la familia Losa Ocáriz han valorado la creación de la comisión y el respaldo que han obtenido hoy del lehendakari y han pedido que “no se proteja a las instituciones” que niegan información a las familias afectadas. Desde SOS Bebés Robados, Flor Díaz se ha referido a la comisión como un paso “muy positivo” porque “hasta ahora los afectados se han sentido muy solos”.

 

 

Etiquetado en Europa

Comentar este post