El saliente jefe del Pentágono ahora fustiga a la OTAN y cuestiona su viabilidad

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

OTAN“La alianza militar de 60 años entre Estados Unidos y Europa enfrenta un futuro sombrío, si no muy oscuro por el escaso compromiso de algunos socios europeos de la OTAN”, dijo hoy el secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, en un áspero mensaje de despedida.

En su último discurso como jefe del Pentágono, Gates cuestionó la viabilidad de la OTAN y dijo que la falta de voluntad política y la renuencia de sus miembros a gastar dinero podrían hacer que Estados Unidos retire su apoyo a esa alianza militar creada en 1949 para contener a la Unión Soviética.

“Puede que futuros líderes estadounidenses -aquellos para quienes la Guerra Fría no fue la experiencia formativa que fue para mí- consideren que lo que se devuelve a la inversión norteamericana no compensa su costo”, dijo Gates en un discurso en Bruselas en la última jornada de una gira mundial de 11 días.

No es la primera vez que Gates expresa su frustración con la burocracia de la OTAN y con las múltiples reservas de muchos gobiernos europeos en su participación militar en la guerra de Afganistán, pero todas sus exhortaciones a una mayor contribución de tropas cayeron mayormente en saco roto.

Las declaraciones de hoy del jefe del Pentágono de que la OTAN se está quedando corta en el cumplimiento de sus obligaciones y endosando demasiado el trabajo a Estados Unidos fueron de una franqueza inusualmente dura, según analistas.

Gates dijo que las dos principales operaciones militares de la OTAN en la actualidad -en Afganistán y Libia- reflejan debilidades y poco compromiso dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

“La pura realidad es que habrá un apetito y una paciencia menguantes en el Congreso estadounidense -y en el cuerpo político norteamericano- respecto de gastar fondos cada vez más preciosos en beneficio de naciones que parecen poco dispuestas a destinar los recursos necesarios o hacer los cambios necesarios para ser socios serios y capaces de su propia defensa”, señaló Gates.

Sin dar nombres, Gates deploró que haya aliados “que quieren y desean ardientemente que los contribuyentes norteamericanos asuman la creciente carga de seguridad que les queda por las reducciones de los presupuestos de defensa europeos”.

El secretario de Defensa dijo que la guerra de Afganistán es el ejemplo más claro de la frustración de su país con el compromiso de Europa.

“Pese a contar con más de 2 millones de soldados, sin contar el Ejército estadounidense, la OTAN hizo esfuerzos, por momentos desesperados, de sostener un despliegue de entre 25.000 y 45.000 efectivos”, señaló Gates.

El funcionario agregó que esto se verifica “no sólo en concepto de botas sobre el terreno, sino en cruciales recursos de apoyo como helicópteros, aeronaves de transporte, inteligencia, vigilancia, reconocimiento y muchos más”.

Gates, un ex espía de la CIA que llegó a la jefatura de la agencia de inteligencia entre 1991 y 1993, se retira el 30 del corriente mes luego de 4 años y medio al frente del Pentágono.

Se espera que el funcionario nominado para reemplazarlo, Leon Panetta, asuma al 1 de julio.

 

(Con información de agencias/ Aporrea)

Cubadebate

Etiquetado en Internacional

Comentar este post