Empieza en EEUU el primer juicio contra un sacerdote católico por ocultar abusos a menores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Monseñor William Lym

William Lynn, protagonista del primer juicio en EE UU contra un sacerdote católico por ocultar abusos sexuales. (GTRES)
  • Monseñor William Lyn pertenece a la archidiócesis de Filadelfia.
  • Se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan.
  • Podría ser sentenciado a 28 años de prisión por conspiración, encubrimiento y poner en riesgo a menores.

El primer sacerdote católico juzgado en Estados Unidos por ocultar abusos sexuales a menores por parte de miembros de su archidiócesis de Filadelfia se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan, por los que podría ser sentenciado a 28 años de prisión, ha informado este miércoles el Philadelphia Weekly.

Monseñor William Lynn, que fue secretario de la archidiócesis de Filadelfia y se encargaba de elegir y supervisar a los párrocos, se ha declarado no culpable en el juicio que comenzó este lunes en un tribunal de esa ciudad.

Lynn es el primer responsable de la Iglesia católica de Estados Unidos que se enfrenta a un juicio por la manera de gestionar las quejas sobre abusos a menores por parte de algunos de los más de 800 sacerdotes bajo su supervisión. El abogado defensor de Lynn, Thomas Bergstrom, ha declarado que el religioso fue "probablemente" el único que intentó corregir los abusos sexuales a menores en las parroquias católicas a su cargo.

El letrado ha afirmado que su cliente tenía el "feo trabajo" de gestionar las quejas de abusos y, pese a que "hay evidencia documental de los mismos", intentó corregirlos. La Fiscalía le acusa de ocultar e ignorar las quejas para evitar escándalos públicos y mantener la reputación de la archidiócesis, de la que fue responsable entre 1992 y 2004.

Según la acusación, la archidiócesis mantenía en secreto documentos desde 1948 que ocultaban los abusos y negaban una investigación profunda en casos que en ocasiones se habían prolongado durante años. Lynn, de 61 años, se presentó el lunes a la primera jornada del juicio de un caso que ha sido investigado durante más de ocho años y cuya desenlace será dirimido por un jurado popular.

Los cargos más graves a los que se enfrenta, conspiración, encubrimiento y poner en riesgo a menores, podrían acarrearle una pena de prisión de hasta 28 años. Lynn es juzgado junto con el reverendo James Brennan, acusado de violar a un menor de 14 años en 1996, y Edward Avery, apartado del sacerdocio y que se ha declarado culpable de un ataque sexual a un monaguillo de 10 años en 1999.

 

20minutos

Comentar este post