En Argentina: los que menos tienen más impuestos pagan

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

ROBIN.jpg

La presión tributaria en Argentina en 2001 era el 21% del Producto Bruto Interno (PBI), en 10 años se ha incrementado un 60%representando hoy el 34%. La decadencia del Capitalismo ha superado en opresión al régimen Esclavista que 2000 años atrás obligaba a pagar, mediante el uso de la milicia, por todo tributo sólo el diezmo (10%).

 

La cuestión impositiva ha sido siempre un problema que ha desatado incluso rebeliones nacionales, como la de la colonia que terminó no pagando la deuda externa en 1776, liberándose del imperialismo inglés para transformarse en EEUU; para eso necesitó de tribunos populares como Patrick Henry, un hijo de la multitud que arrastró detrás de sí a masas con su consigna “libertad o muerte”.

 

A que sector social se le deberían cobrar los tributos ha provocado dilemas morales que fueron abordados por distintos pensadores. Pero “la realidad (que) es la única verdad” es que la clase social que gobierna impone a las otras clases el pago de impuestos para sostener su Estado.

 

El que confunda que esto tiene una base de sustentación en el bien público está desorientado, los impuestos no contienen buenas intenciones ni son producto de decisiones “democráticas” o consensuadas; el soberano no tiene más que ir a la sesión del consejo deliberante de cualquier pueblo donde se discutan las tasas y observará que un par de docenas de sujetos conspirarán de espaldas al pueblo y le impondrán el aumento impositivo sin preguntarle que opinan. Cuando no se ponen de acuerdo convocan a otros individuos a los que nadie eligió pero como son nominados por el intendente, los “grandes contribuyentes” terminan votando lo que les dijo el jefe.

 

Gravar con impuestos a las distintas clases sociales que componen el pueblo trabajador incluso al pequeño comerciante es un acto arbitrario e inconsulto.

 

Desde la noche de los tiempos quien deseó ejercer su intelectualidad, revisó permanentemente el problema de lo justo y lo injusto y descubrió la absurda carga impositiva que se aplica a la población que vive de su trabajo.

 

David Ricardo en su “Teoría política y tributación”, elaborada en 1817, señaló que “el problema principal de la economía política, consiste en determinar las leyes que regulan la distribución entre los propietarios de la tierra, los del capital necesario para cultivarla y los trabajadores que la cultivan”. Ricardo, teórico del liberalismo, no pudo disimular que la “distribución de la riqueza”, era el enriquecimiento acelerado de unos sustentado en el empobrecimiento de otros.

 

Henry David Thoreau, que fue intelectual de palabra y acción en 1846, se negó a pagar impuestosen EEUU oponiéndose a la guerra contra Méxicoy a la esclavitud en Estados Unidos, por lo que fue encarcelado. Otros “intelectuales” le escribieron “Henry ¿tú en la cárcel? y el contestó ¿y por qué no estas tú también aquí?

 

En prisión elaboró un folleto celebre titulado “La desobediencia civil” donde la idea principal es que el gobierno no debe tener más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederle, esa elaboración intelectual fue tomada como un arma de lucha por Gandhi y luego por Luther King.

La estructura tributaria de la Argentina es la más retrograda del mundo. En nuestro país, desocupados, jubilados y asalariados están condenados a pagar el 21% de IVA y pagan impuestos al cigarrillo, bebidas alcohólicas, combustibles, al servicio telefónico y al cheque. Los impuestos indirectos en nuestro país significan el 8% del PBI. Para los que viven de entradas fijas no hay escapatorias impositivas pero las grandes patronales evaden el 40 % de sus responsabilidades tributarias.

Entre el 34 y el 37 % del sueldo bruto de los trabajadores de planta efectiva, va al fisco: nacional, provincial y municipal, según investigó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

Antes de cobrar, el trabajador paga aportes personales a la seguridad social por el 17% de su salario bruto y según el nivel de ingresos paga Impuesto a las Ganancias, en este caso un impuesto al salario. Es decir de movida al laburante le saquean parte del salario. En septiembre ya sumaban 1.500.000 los compañeros a los que se les descuenta el impuesto a las ganancias y por lo tanto no cobran salario familiar.

Habiendo cobrado su salario, el trabajador debe pagar impuestos y contribuciones (Inmobiliario y Automotor si tiene auto). Además, cada vez que realiza una compra, abona en forma indirecta impuestos nacionales como el IVA, provinciales como Ingresos Brutos, o municipales como Comercio e Industria.

Para las viviendas del trabajador hay dos sangrías 1. Si compra una casa se le suma un 37% al costo final por IVA, Ingresos Brutos, impuesto al cheque y Sellos, etc. 2. Si el trabajador alquila se encarga por cláusula contractual de pagar el impuesto inmobiliario que le corresponde al propietario del inmueble.

Mientras se despanzurran los salarios con la carga impositiva, todas las actividades usurarias y especulativas, financieras y bursátiles están exentas de impuestos, además los empresarios evaden pagar el IVA en un 30% y Ganancias en un 49,5% y según el Indec las patronales no pagan cargas sociales sobre el 34,6% de la masa de los asalariados porque los mantienen en negro.

La desfinanciación del Anses, utilizada para subsidiar a Techint, GM, etc. y pagar la deuda externa, impide que se dé a los jubilados el 82% móvil que indica la ley.

El frente de Izquierda propone:

 

1. Eliminar los impuestos a los sueldos ya que el salario no es ganancia.

 

2. Eliminación del IVA y otros impuestos al consumo para que esto opere como inyección de dinamismo a la economía, rebajando los precios de las mercaderías, estimulando la producción y creando nuevos puestos de trabajo.

 

3. Reemplazar los impuestos al consumo por impuestos a los beneficios capitalistas.

 

4. Impuestos progresivos a las actividades financieras y bursátiles.

 

5. Que se abran los libros contables de los grandes empresarios como control de pago.

 

6. Eliminación de impuestos a la vivienda única.

 

Los que ya están en los Parlamentos y en los Concejos no levantan ninguna de estas reivindicaciones del pueblo.

 

Cortemos el monólogo en el Congreso y en el Concejo Deliberante.

Que tu reclamo tenga voz

 

lisandromatinez47@yahoo.com.ar

a Concejal por el Frente de Izquierda de Lanús

 

Comunicado del Frente de Izquierda y los trabajadores/PO Lanús 24/9/2011 
 
Oficialistas y Opositores relegan a Villa Jardín al medioevo
 
En recorrida por Villa Jardín, Lisandro Martínez visitó los domicilios de vecinos en los pasillos de las manzanas ubicadas en Maza, Potosí, Lomas de Valentina y Manuela Pedraza. Allí recogió las denuncias del abandono de las autoridades, quienes no se preocupan por las condiciones bárbaras en que los obligan a vivir en los “pasillos” donde habitan.
 
Años atrás mediante la organización de manzana por manzana Edesur fue obligada a colocar medidores individuales en las viviendas de Jardín, pero en los pasillos dejaron una caja de entrada y que cada uno se arreglara; así es que cada pasillo está surcado por entre 30 y 60 cables (2 por vivienda) que cuelgan colocando en peligro de electrocución a todos los habitantes. El cuadro es dantesco ya que Edesur decidió, junto al Intendente y con conocimiento del Concejo Deliberante, ilegalizarlos no cobrándoles la luz, estableciendo una discriminación sectorial, con baja tensión y servicios que se cortan a diario.
 
Los pasillos carecen de cualquier sistema de desagüe por lo que la materia fecal y las aguas servidas corren habitualmente por allí y desembocan en las calles, sin que oficialismo y oposición emitan opinión.
 
Como las napas están altas y no hay caños de desagüe en casi ninguna calle de la Villa, las lluvias y tormentas tornan intransitable todo, incluso uno de los pocos desagües ubicado en Osorio y Warnes está siempre tapado. Hace un par de años atrás se asfaltaron las calles donde corren las líneas de colectivos pero como no hay ninguna voluntad de planificar obras duraderas y sólo se persigue salir del paso y morder parte del presupuesto, nunca se tuvo en cuenta que Villa Jardín flota sobre las napas altas y los asfaltos, además de ser de mala calidad, no aguantan. Ahora han levantado todo el material destruido de Warnes y Quilmes pero una obra sin fundamentos sólo tiene como objeto honrar a la patria contratista y a los amigos de Darío.
 
El candidato a primer concejal por el FIT señaló “Lo que necesitamos es un verdadero censo habitacional en Lanús; el realizado el 27/10/2010 es trucho, determina que se ha superado el déficit habitacional, 453.500 personas viven en 163.135 viviendas, lo que significa 2,7 por casa y sólo en Jardín viven 5 personas o más en cada hogar”
 
Agregó “el FIT lleva como programa la urbanización de toda Villa Jardín consensuada con asambleas de vecinos para evitar que haya ciudadanos de primera y segunda clase. Plan de obras de infraestructura (cloacas, gas, agua potable, etc.)”. Frente a la política duhaldista de abrir merenderos dijo “Los opositores y oficialistas que ocupan el Concejo y el Parlamento provincial no tienen planteo de superación para Jardín porque son los gestores de la especulación inmobiliaria que viene adjunta a los trabajos en el Riachuelo, en cambio pretenden que los ciudadanos sigan relegados y sean rehenes de la pésima asistencia social, para eso abren comedores y merenderos que no ofrecen ningún horizonte distinto”.
 
Consultado Martínez sobre el desastre ambiental, propuso una medida barata para las finanzas públicas “Comisiones de salubridad integradas por obreros de las fábricas y vecinos asesorados por la UTN para acabar con la contaminación industrial, además deben instalarse Plantas de tratamientos de residuos contaminates a cargo de las Empresas sin que el Estado ponga un centavo”.
 
 
Basta de monólogo en el Congreso y en los Concejos Deliberantes.
Que los reclamos del pueblo tengan voz.
 
Altamira Presidente – Pitrola Diputado – Bernat Intendente- Lisandro Martínez Concejal
Frente de Izquierda y los trabajadores - Lista 135
 
 
Vías de Comunicación
Prensa: Mauro 153 240 8561 – José 155 887 5185 

Comentar este post