En Costa Rica los rosarios amarran a los derechos humanos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En el país centroamericano un diputado evangélico ha impedido el avance de un proyecto que pretende reconocer las uniones homosexuales

 

Costa Rica matrimonio homosexual18/12/2011 - David Ulloa | Costa Rica  

El plan 17668 promueve la conformación de 'sociedades de convivencia' integradas por parejas mayores de edad y del mismo sexo que se inscribirían en el Registro Civil y en el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica; entre los beneficios que pretende alcanzar el proyecto se encuentran el seguro social,  la visita conyugal, herencias y crédito compartido para vivienda, por ejemplo.

El proyecto pudo quedar dictaminado por la Comisión de Derechos Humanos del congreso costarricense desde finales del mes de Octubre, pero la votación se frenó por las mociones presentadas en contra por el diputado evangélico Justo Orozco, del partido político Renovación Costarricense.

El legislador evangélico, quien radicalmente se opone a las iniciativas relacionadas con la población homosexual, aseguró que si eso se aprueba “sería legitimar el pecado”; Orozco ni siquiera es miembro de la comisión encargada de determinar la propuesta, pero asiste para entorpecer la discusión de este proyecto. Además, en un acto de desfachatez total, llega a leer la Biblia mientras una de sus asistentes ora, esto dentro de la sala la Comisión de Derechos Humanos donde se intenta avanzar con la iniciativa.

El congresista afirma que no solo los evangélicos están en contra de darles derechos a los homosexuales, sino también los católicos. Así, le declaró a uno de los medios impresos nacionales (La Nación) lo siguiente: “Somos más del 95% que estamos en contra de esas prácticas extrañas que vienen a dañar la salud del país”.

En Costa Rica los intentos por equiparar las uniones homosexuales a las heterosexuales tienen ya más de 6 años de estar en discusión, sus principales obstáculos han sido la postura inflexible de la Iglesia Católica y los legisladores como Orozco, que priorizan sus juicios morales sobre los criterios legales y jurídicos.

El panorama en el país centroamericano sigue siendo oscuro, en varias consultas que se le han hecho sobre el tema a la actual presidenta, Laura Chinchilla, ella ha enfatizado en que proyectos como ese no son prioridad de su gobierno.

Se espera que la discusión de la propuesta avance el próximo año o en sesiones extraordinarias este mes de diciembre, sin embargo, Justo Orozco insiste en que hará todo lo posible para que esta y otras iniciativas similares no prosperen en Costa Rica.

Por fuera Costa Rica es un país vanguardista de paz y de derechos, por dentro se vive bajo la tiranía de la Biblia y los rosarios. ¡Vaya ironía!

 

267490_256557111027649_192145467468814_1210857_5887462_n.jpg

Comentar este post