Endesa consolida profanación de espacio ceremonial mapuche en Lago Neltume

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Una situación  de enorme preocupación es la transgresión a toda norma local e internacional sobre los Derechos humanos, particularmente de los Pueblos Indígenas, donde esta empresa asume y suplanta la obligación del estado chileno para los procesos de consulta como ocurre por ejemplo con una reunión levantada de manera invasiva por la trasnacional. Asimismo, gravísima es la situación de divisionismo causada por esta empresa entre cooptados para que vayan en contra de  quienes defienden su territorio y a su vez, contra quienes defienden el espacio ceremonial y sagrado en el lago Neltume.

Era el sábado 21 de enero por la tarde y un furgón por encargo de la transnacional  Endesa trasladaba a varios integrantes de la Comunidad Mapuche en la zona de Neltume con el propósito de reunirse en la sede utilizada por la empresa y que se ubica en los terrenos de la  Comunidad Juan Quintumán para “consultar” sobre el traslado de un espacio ceremonial denominado Rehue, conocido en el sector como Palenke.

La transnacional a través de publicidad, entregó volantes a cada uno de los participantes teniendo como encabezado “A petición de los dirigentes de la Comunidad Juan Quintuman, proposición de traslado del Palenque”. Allí, fueron diversas familias del sector y encararon a ejecutivos de la empresa, oponiéndose a esta profanación. Cabe mencionar que entre los representantes de la transnacional se encontraban: Elías Sandoval, Raúl Castro y un “indígena” acompañante de la empresa llamado Raúl Ancán según indicaban.

Una de los participantes señalaba: “Ellos quieren sacar el Rehue el Guillatún y lo quieren dejar a otro lado y nosotros le dijimos que no pero están porfiados y quieren sacarlo y dejarlo a un lado”… También del sector un vecino señalaba: “La empresa quiere trasladarlo porque es un lugar que quieren destruir en las construcciones de la represa y nosotros nos oponemos, que no lo saquen, que no lo cambien y los que estaban a favor de la empresa se quedaron callados no dijeron nada durante la reunión. El palenke es de ahí.”, indicó.

Cabe mencionar que la transnacional Endesa ya tuvo un conflicto con familias que defienden este espacio ceremonial y sagrado, como ocurrió el día 19 de abril del año pasado un grupo de comuneros de las comunidades Juan Quintuman e Inalfaquen deciden bajar al plano para observar y proteger el lugar ceremonial, situación que les permitió comprobar que seis colaboradores de Endesa se encontraban en el cementerio ancestral,  preparándose para ir a retirar el rehue del espacio sagrado, ubicado a orillas del Lago Neltume”.

Un hecho evidente y de enorme gravedad son los conflictos internos que ha ocasionado la transnacional con su intervencionismo en el territorio, cooptando a ciertas familias y manteniendo a operadores a su favor, algunos de ellos violentos, quienes  incluso han causado amenazas reiteradas y de muerte en contra de familias que se oponen a la construcción de la mega represa en el territorio.

Otra situación de enorme preocupación es la transgresión a toda norma local e internacional sobre los Derechos Indígenas, donde esta empresa suplanta y asume la obligación del estado chileno para los procesos de consulta, con el amparo de las instituciones públicas,  como ocurre por ejemplo,  con esta reunión levantada de manera invasiva en el lugar.

Por Mapuexpress

(foto de referencia)

El Ciudadano

Etiquetado en Pueblos originarios.

Comentar este post