Entrevista a Rafael Correa: América Latina “no vive una época de cambios, sino un cambio de época”

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Rafael CorreaRafael Correa, presidente de Ecuador, ha conversado con RT en el programa A Solas. En la entrevista ha recordado el intento de golpe de Estado que sufrió el país en septiembre de 2010, ha evaluado las raíces del mismo y ha defendido el buen estado de la libertad de prensa en Ecuador y los cambios democráticos en América Latina.

El 30 de septiembre de 2010 sectores de la Policía de Ecuador intentaron derrocar al presidente del Gobierno. En los disturbios y los enfrentamientos fallecieron cinco personas y cientos resultaron heridas. Sin embargo, Rafael Correa recuerda cómo “la gente salió para defender al Gobierno” y el apoyo unánime que recibió de los líderes regionales y de UNASUR, que condenaron el ataque a la democracia.

Pasado más de un año de los acontecimientos, el presidente ecuatoriano ve el intento de golpe de Estado como un recuerdo para el Gobierno de que “los conspiradores están ahí” y de que, desprovistos del apoyo del pueblo y de la victoria en las urnas, podrían buscar otros métodos para desestabilizar la democracia y los cambios reales, incluido “matar al presidente”.

La sublevación de la Policía contra el Gobierno democrático sigue siendo investigada. Sin embargo, las pesquisas tropiezan con diferentes obstáculos nacidos de las relaciones interesadas entre la Fiscalía, responsable de la investigación, y la Policía, que además de ser parte investigada, es parte investigadora. Pese a todo, el fracaso del intento golpista fue rotundo: “Trataron de matar la democracia y la fortalecieron”. 
Un cambio sin retorno

Rafael Correa, que goza con un 70% de apoyo popular, ha hecho una evaluación del panorama informativo de Ecuador, un país en el que “media docena de familias controla los medios nacionales”. El presidente rechaza las acusaciones de recortes en la libertad de prensa; considera que los medios de información se dedican a hacer “política opositora” y “quieren estar por encima de la ley”; y subraya que en Ecuador “no se persiguen periodistas, se persiguen injurias”, un delito tipificado en todos los países occidentales.

Sin embargo, y pese a los ataques de los empresarios que controlan los medios de comunicación y que cuestionan “los triunfos de la izquierda en América Latina”, los cambios que experimenta la región son irreversibles: “América Latina superó el neoliberalismo”. Así, el presidente de Ecuador, miembro de UNASUR, ALBA, OEA y asociado de MERCOSUR, afirma que la región “no vive una época de cambios, sino un cambio de época”.

 

Contrainjerencia

Comentar este post