Escritores del continente convocan a apoyar las demandas de los estudiantes chilenos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Surysur.

La idea comenzó a concretarse el sábado 16 de julio; en la tarde del lunes 18 más de 200 escritores se habían autoconvocado para firmar. Y entonces llegaron los primeros correos electrónicos y llamadas del resto de América. Los estudiantes no están solos; como antaño ocurría escritores de diversas tendencias se hacen parte de un movimiento social trascendente: exigir una mejor educación para no cerrar la puerta al futuro. He aquí lo que firman.

Es hora de dejar la hoja a medio escribir, apartar el teclado, cerrar las conexiones, pararnos de nuestras sillas, dejar la impresora trabajando si hace falta, para sumarnos a las demandas de los estudiantes chilenos por una educación de excelencia, de vocación igualitaria. Los estudiantes son nuestra vanguardia. Saben y nos hacen saber que la educación no debe seguir segregando a los chilenos.

Entienden que para evitarlo la educación debe dejar de ser un objeto del lujo y del lucro de algunos en perjuicio de otros. Dejar de ser un negocio cuya rentabilidad sea regulada por el mercado.

Exigen algo justo, un derecho del que gozaron nuestros padres, nuestros abuelos: que el Estado garantice la educación como un derecho social y que asuma el deber de garantizarla con gratuidad, equidad y calidad. Los estudiantes exigen hoy una educación que los forme como ciudadanos con pensamiento crítico para enfrentar las innumerables tareas del futuro.

Son los estudiantes quienes nos están enseñando ahora a repensar las tareas que tenemos por delante para que todos los niños y niñas de hoy, los adultos de mañana, tengan los privilegios de una educación igualitaria que entre sus muros permita la paridad.

Ellos son el recambio y hay que apostar por él, no dejar que se enfrenten solos a viejas tácticas sustentadas incluso por los medios, aquellas que buscan quebrarles la moral, ridiculizar sus legítimas aspiraciones y en definitiva agotar sus fuerzas y sobre todo la confianza en un futuro mejor.

No pretendemos hablar por ellos. Ésta es su batalla. Los estudiantes nos llaman hoy a formar parte de este movimiento nacional que dirigen y nosotros, los abajo firmantes, queremos adherir a sus peticiones dando la pelea con ellos de todas las maneras que nos sean posibles.


(Para adherir a esta convocatoria, pon si eres poeta, narrador, dramaturgo o ensayista y confirma directo a palabra@vtr.net).

Por razones de espacio, y porque no terminan llegar nuevas adhesiones, quedan en reserva las actualmente recibidas.

 

sur y sur

Comentar este post