[Estado Español] Movilizaciones contra la reforma de la constitución con denuncia de indignados al papel del sindicalismo oficial

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En Madrid se ha organizado una protesta paralela y en Barcelona se ha denunciado el papel de los sindicatos oficiales durante la manifestación.
Kaos. Estado Español | Recopilación de prensa | 6-9-2011
Tensión entre sindicalistas y antisistema en la manifestación contra la reforma constitucional En Barcelona han increpado a los manifestantes y en Madrid se ha organizado una protesta paralela

Barcelona. (Redacción).- Miembros vinculados al movimiento 15-M han tratado de boicotear sendas  manifestaciones en Barcelona y Madrid convocadas contra la reforma de la Constitución y para reclamar un referéndum. 

En la capital catalana, la protesta, que ha sido organizada por una  treintena de entidades sociales y los principales sindicatos catalanes, ha vivido momentos de tensión antes de su inicio en el centro de la ciudad, al llegar a la confluencia de Via Laietana con la calle Comtal.

Según diversas fuentes, los sindicatos convocantes se han visto reprendidos en medio de su marcha (según algunos cálculos, una veintena), acusándoles de estar plegados a los intereses de aquellos contra los que se manifestaban e incitando a sus participantes a desligarse de las organizaciones obreras presentes.

Al grito de "no nos representan", el reducido grupo de miembros del 15-M se ha colocado unos minutos frente a la cabecera de la manifestación hacia las siete de la tarde y ha protagonizado cruces dialécticos e incluso empujones con miembros sindicales, que han respondido con "el pueblo, unido, jamás será vencido". Los sindicatos habían organizado un cordón de seguridad para evitar que estos se infiltraran en la marcha.

Después de la contraprotesta, la marcha se ha iniciado pasadas las 19.00 horas llegando sin más incidentes de consideración a las cercanías de la antigua Llotja de Mar, donde se ha leído el manifiesto unitario que rechaza la reforma de la Constitución y exige un referéndum para su ratificación. En total casi un millar de personas se han sumado a la convocatoria bajo el lema "Contra la reforma de la Constitución, #yoquierovotar".

En Madrid, también
En la capital del Estado, el 15-M también se ha querido hacer oír en la manifestación convocada por los sindicatos y otras organizaciones sociales organizando una protesta paralela. 

Finalmente, la a terminado en la Puerta del Sol con la lectura de un manifiesto leído por los actores Mónica García y José Gamo que califica este cambio de "antidemocrático".

En el manifiesto, los convocantes piden a los senadores que no apoyen mañana la reforma en su trámite parlamentario y que sea la ciudadanía la que decida en referéndum.

Con las frases "Así no, esto no" han calificado de intolerable que una reforma de tanta trascendencia sea aprobada en quince días "hurtando a la ciudadanía la posibilidad de pronunciarse" y han asegurado que se trata de un "grave atentado" a la soberanía popular y a la democracia.

El manifiesto añade que la reforma constitucional es una ruptura al consenso sobre el que se elaboró la Carta Magna en 1978 y denuncia que tenga un signo ideológico conservador.

Además, argumenta que es "innecesaria, inconveniente e inútil" y pone en grave riesgo las prestaciones y los servicios públicos del estado de bienestar, al tiempo que achacan el fuerte déficit público no sólo a la recesión y a la especulación inmobiliaria, sino también a las regresivas reformas fiscales realizadas en los últimos quince años.

En este sentido, subrayan el "injusto" sistema fiscal y piden al Gobierno una reforma profunda que sea progresiva.  En el manifiesto, las organizaciones sindicales y sociales convocantes de la manifestación también han mostrado su solidaridad y el "total apoyo" a los profesores de la enseñanza pública ante los recortes del gasto que han anunciado algunas comunidades autónomas como Madrid, Castilla La Mancha, Cataluña, Galicia o Navarra.

Sobre las últimas medidas laborales aprobadas por el Ejecutivo, como los contratos en formación o el encadenamiento de contratos temporales, los convocantes han criticado que sea una apuesta por la precariedad.


Miles de personas salen a la calle para exigir un referéndum

Diferentes ciudades se unen a la protesta en contra de la reforma de la Constitución

Miles de personas han salido a la calle en diferentes ciudades españolas para pedir un referéndum que ratifique la reforma de la Constitución. Madrid, Barcelona, A Coruña o Zaragoza han sido algunas de las localidades en las que ha habido manifestaciones.

El movimiento 15M se ha unido a la protesta de manera crítica

En Madrid, partidos como Izquierda Unida, Equo o Izquierda Anticapitalista han acompañado a los sindicatos convocantes, CCOO, UGT y otros colectivos ciudadanos con pancartas que piden acabar con el "reformazo" y con "la dictadura de los mercados". El movimiento 15M también se ha unido a la protesta desde un punto de vista crítico. "Sindicatos, gracias por venir", ha sido el lema de la pancarta que portaban  los indignados, que se han sumado a la marcha desde varias asambleas de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, en Barcelona más de 5.000 personas se han manifestado bajo el lema "Contra la reforma #jovullvotar (yo quiero votar)" en la que han estado presentes, además de los sindicatos convocantes, varios partidos de izquierda como ICV-EUiA y ERC. Al inicio de la marcha una quincena de 'indignados' se ha situado en la cabecera de la marcha bajo la pancarta "Deja el sindicato y únete a la lucha' ralentizando el comienzo de la protesta". Con gritos de "Comisiones, UGT, sindicatos del poder", "Menos pactar y más luchar" y "Abajo el sindicato arriba la asamblea" han increpado a los convocantes hasta llegar a la sede de ambos sindicatos.

Toxo defiende una "urna adicional" el 20N

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, presente en la cabecera de la marcha, ha afirmado que realizar el referéndum sería tan "fácil como poner una urna adicional en las elecciones del 20 de noviembre". El dirigente sindical ha afirmado que este gesto ayudaría a detener el "deterioro de la percepción de la ciudadanía de nuestras instituciones".

"No es de recibo que agentes externos nos impongan cómo hemos de hacer las cosas"

En este sentido, Toxo ha defendido que "no hay prisas" en aprobar esta reforma ya que no entrará en vigor hasta dentro de "8 ó 9 años", por lo que "no pasa nada por esperar uno o dos meses con tal de preservar la esencia del pacto constitucional".

La reforma sin un referéndum supondrá, asegura, que la "calidad de la democracia se resienta seriamente" y recordó que el pacto constitucional "permitió una transición pacífica y ordenada de una dictadura a una democracia.

"No es de recibo y la ciudadanía no lo aceptará" que agentes externos u otros países "nos impongan al dictado cómo hemos de hacer las cosas en España", ha concluído.

 

 

Etiquetado en Europa

Comentar este post