Estado español: Miguel Montes recibió un indulto parcial, pero seguirá en la cárcel

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Miguel Montes recibió un indulto parcial, pero seguirá en la cárcel

La puesta en libertad no será inmediata, al tener penas por liquidar. La familia pide a la Justicia que pueda pasar la Navidad con ellos.

Prensa

 

El último Consejo de Ministros del Gobierno socialista concedió ayer el indulto "de algunas de las penas" al considerado el preso más antiguo de España, Miguel Montes Neiro, pero no saldrá de prisión de manera inmediata ya que aún pesan sobre él varias condenas por robo e intentos de fuga. Antes de esta medida de gracia la liquidación definitiva de su condena estaba fijada en el año 2021.

Montes, de 61 años, actualmente interno en la cárcel de Granada, fue condenado por primera vez en 1976 en Ceuta, cuando era legionario, por una agresión a un suboficial. Desde entonces siempre ha estado entre rejas, salvo por un periodo de unos cuatro años que pasó fugado.

La puesta en libertad dependerá de la compleja liquidación de condenas que hagan los tribunales, lo que significa que Montes "pasará algún tiempo más en la cárcel", explicaron fuentes de Instituciones Penitenciarias. "El Gobierno solo le ha indultado una pena de 4 años y medio de prisión (por delitos de robo, tenencia ilícita de armas y detención ilegal) y una falta. Hay que revisar otras condenas acumuladas y refundidas que suman 12 años", precisaron.

Los familiares del recluso solicitaron su indulto al Ministerio de Justicia alegando motivos de salud. Pero, según fuentes penitenciarias, la hepatitis C que sufre es una enfermedad crónica que se da en uno de cada cuatro presos en España. La petición de los familiares ha recibido el apoyo de miles de personas a través de internet, sobre todo, a raíz de la decisión del Gobierno de conceder el indulto al consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, el 25 de noviembre.

ALEGRÍA Y DECEPCIÓN EN LA FAMILIA

Encarnación Montes, hermana del recluso, mostró en un primer momento su alegría tras conocer que el Gobierno había concedido el indulto, ya que creía que la liberación iba a ser prácticamente inmediata. Al saber que la decisión de la puesta en libertad está en manos de los jueces y que su hermano no saldrá de inmediato, la alegría se tornó en decepción y un sentimiento agridulce. "Le pido a la Audiencia provincial que, al menos, pueda pasar la Navidad con nosotros", declaró con trsiteza.

No obstante, Encarnación agradeció el indultó concedido. "Si le dejan salir, Miguel puede ganarse la vida honrada y perfectamente con su oficio de escultor. Tiene casa donde vivir en Granada o en Málaga y un sitio donde puede poner los hornos para llevar a cabo su profesión. Las últimas veces que he hablado con él estaba muy ilusionado", comentó la hermana.

Kaos en la Red

Etiquetado en Europa

Comentar este post