estadounidense disidente / american dissident

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

  
Is there no limit to our Democratic benevolence?  Is there no end to our humanitarian efforts?
 
Estadounidense disidente

 

 

Empezamos a bombardear Libia. Disculpen, al parecer, estamos "ayudando" a los aliados a "proteger" a los disidentes libios de la dictadura de Gadafi.

Todavía estamos en Afganistán. Todavía estamos en Irak. Y ahora vamos a echar una mano a la guerra civil en curso en Libia?
¿No hay límite a nuestra benevolencia democrática? ¿No hay fin a nuestros esfuerzos humanitarios?
 
Mientras, en nuestro propio país se pelan cada centavo que pueden, de todo lo que tiene el potencial para hacer surgir nuestro país por encima de nuestra reputación de violentos y brutales pistoleros ignorantes (educación y apoyo a las artes son una pérdida de tiempo estúpida), estamos gastando todos esos centavos en matar gente. Tenemos todo tipo de razones. Se nos dice que todo es muy complejo. No podemos salir del Oriente Medio, porque prometimos quedarnos a nuestros aliados allí. A lo mejor desarrollan bombas nucleares, mientras nosotros estamos demasiado ocupados enseñando a nuestros hijos el arte del pensamiento crítico, un lugar que nunca hemos conocido, y que nos gustaría nunca dejar.
 

Estoy muy enojada. Estoy tan enferma de corazón por el mundo. No quiero ser asociada a un país inclinado a fomentar la ignorancia y la autodestrucción en su gente. Somos como Roma antes de la caída. Somos como Gran Bretaña antes de que perdiera la India. Si tuviéramos algo de sabiduría, caso negado en absoluto, nos fijaríamos en la historia, veríamos nuestro futuro escrito con claridad y sin concesiones en la historia del mundo.

 

No somos un gobierno inteligente. No somos un país inteligente. Obstinadamente mantenemos nuestra propia propaganda y nos embriagamos en las metas norteamericanas, en la empresa norteamericana, desviando los ojitos de la cruda realidad de la guerra.
  
Desinfectamos nuestras noticias de manera que no tengamos que contar los cuerpos que se van apilando en el ático. Nos decimos que está bien asesinar gente si algún día podrían eventualmente representar una amenaza para nosotros, incluso si eso no está bien claro por ahora... todo lo que necesitamos para matar es una posibilidad, una amenaza potencial.
  
Nos decimos que Dios nos aprueba en la tarea de arrojar dictadores e ignoramos que Jesús no está de acuerdo con su padre y nos dice que debemos poner la otra mejilla. Nos enorgullecemos de ser una nación de gente "moral" que creen en Dios.
 

Somos como el multimillonario en torres de tarjetas de crédito doradas y una industria construida en un aire frágil, ahora más radioactivo que nunca. Gastamos, gastamos y gastamos. Nos llueven las cuentas y robamos a los pobres para pagar a los ricos, robamos a los niños para pagar a los padres, evitamos a los acreedores para lucir nuestros diamantes, siempre de fiesta como si dispusiéramos de una pila inacabable de dinero. Con el tiempo descubrimos que los acreedores de los bancos están en nuestra puerta, nos deshacemos en justificaciones y pedimos disculpas por nuestros torpes excesos, mientras simultáneamente aplicamos por más tarjetas de crédito con bancos extranjeros.

 

Entonces, un día no hay más crédito. Todo el mundo reconoce la estafa. La quiebra es el único resultado. Vulnerabilidad. No hay respaldo. No hay ahorros. Ni medicinas. Ni curitas. No hay refinanciación. No hay piedad.

Estoy en bancarrota. No tengo tarjetas de crédito.
  
Cuando la mierda sobreviene,  sólo tengo mi ingenio y mi pellejo para que me saquen de la crisis. Si no puedo afrontar la crisis, voy a tener que pagar con mi sangre porque no hay dinero en las arcas. Este es mi país. Somos los mismos. Sólo que yo tengo conciencia. Mi país no tiene ninguna.
 

¿Qué negocio tenemos que pretendemos ser el hada madrina de la democracia capitalista? No podemos darnos el lujo de darle atención de salud decente de forma gratuita a nuestra gente… ¿qué negocio tenemos haciendo la guerra en tres países? Nosotros valoramos la libertad para nosotros mismos, pero realmente nos importa una mierda si alguien más tiene libertad. El asunto es que no vamos a ayudar a nadie a luchar por el tipo de libertad que tenemos, en realidad estamos luchando para poder decirle a todos los demás qué hacer, lo que no es realmente libertad.

 

Si no paramos de iniciar guerras civiles en otros países y no dejamos de involucrarnos en las guerras civiles que otros han comenzado por sus propias contradicciones, vamos a terminar teniendo nuestra propia guerra civil.
  
La última vez que tuvimos una guerra civil, fue devastador. Fue desagradable. Fue sangrienta. Y el Sur nunca ha perdonado al Norte haber ganado. Siguen enarbolando su propio pabellón… por el amor de Dios!!!

 

Ayer mismo me enteré de que Max consiguió un lugar en la escuela "charter" donde queríamos que entrara, porque creemos que es justo el tipo de escuela donde nuestro hijo no convencional puede prosperar. Cuando me enteré de que estaban bombardeando Libia mi primer pensamiento fue "esto va a erosionar la educación en este país aún más y las primeras escuelas que se verán afectadas, serán las escuelas charter".
 

Que es grande en este país? Que puedo decir lo que quiero de él sin ser detenida indefinidamente sin acusación formal? Disponemos de lugares establecidos en donde ejercer nuestra molesta e incómoda libertad. Todo lo que pueden hacer es sospechar que uno es anti-patriota.

 

Si usted no es de los nuestros, usted está contra nosotros.
 

Soy una norteamericana disidente. Si yo pudiera ir a Canadá lo haría en un santiamén. Ya he terminado con mi país en mi corazón. La peor cosa que puedo decir de mí, en este momento, es que soy estadounidense. Realmente me gustaría decir que soy de Canadá. Me gustaría decir que soy noruega. Me gustaría decir que soy francesa.

  
La gran ironía es que mi padre es un ciudadano canadiense. La gran ironía es que yo soy una cuarta parte noruega. Mi padre tiene la nacionalidad noruega. Yo también soy en parte francesa. Mi padre no tiene la ciudadanía francesa. Eso es poco consuelo. ¿Cómo puedo tener una ciudadanía estadounidense y no tener suficiente dinero como para ser una expatriada?
 
 
 

Estoy tan avergonzada de ser estadounidense y he sentido vergüenza por tantos años de serlo, que ahora, a pesar de no tener la libertad para salir de mi país, lo abandono en mi conciencia. Yo no soy de mi país. Yo pertenezco a ningún país. Mi pasaporte puede decir lo que sea, pero yo pertenezco a ninguna parte.

 

Hasta en mi país empieza a importar una mierda la educación y el cuidado de la salud y dejemos de estar obsesionados con la segunda enmienda. No pertenezco a ningún país.  Renuncio a todo gobierno. Yo renuncio a todas las fronteras.

La paz es la única forma de iluminación. La no violencia es la única forma de justicia.

  
Mi libertad no es la libertad que vale la pena tener, si la única manera de mantenerla es aprobando el asesinato de otras personas. El costo es demasiado alto. La conciencia estadounidense está en bancarrota, de la misma manera como el presupuesto estadounidense está en bancarrota.

  

Es suficiente.
  

 Posted by angelina on March 20, 2011

http://www.betterthanbullets.com/american-dissident/

 

------------------------------

Illustration by Brian Gable / The Globe and Mail. 
En la casa de empeño: algún día todo esto será tuyo ... un déficit de presupuesto de dos trillones por encima de lo presupuestado ...

 

White House: Budget deficit will be $2-trillion higher than projected

Illustration by Brian Gable / The Globe and Mail. August 25, 2009

 

 

 

 

 

.

 

American Dissident

 

 

We started bombing Libya today.  Excuse me, apparently we’re helping the Allies “protect” the Libyan dissidents of Gadhafi’s dictatorship.
 We’re still in Afghanistan.  We’re still in Iraq.  And now we’re going to lend a hand to the civil war in progress in Libya?  Is there no limit to our Democratic benevolence?  Is there no end to our humanitarian efforts?
 While people in our own country are stripping every penny they can from everything that has the potential to make our country rise above our brutish gun-toting violent and ignorant reputation (education and support for the arts are a stupid waste of time) we’re spending all those pennies to kill people.  We have all kinds of reasons.  We’re told it’s all so complex.  We can’t pull out of the Middle East because we owe it to them to stay.  Maybe they’ll develop nuclear bombs while we’re too busy teaching our children the fine art of critical thinking, something we’ve never been known for, and then we’ll wish we’d never left.
 I am so angry.   I am so heart-sick for the world.  I don’t want to be associated with a country bent on encouraging ignorance in its people and on self destruction.  We’re like Rome before it fell.  We’re like Britain before it lost India.  If we had any wisdom at all (and we don’t) we’d look at history, we’d see our future written clearly and uncompromisingly in the history of the world.


We are not a smart government.  We are not a smart country.  We doggedly hold onto our own propaganda and get drunk off the company line turning our eyes from the stark reality of war.  We sanitize our news so we don’t have to count the bodies we’re stacking in the attic.  We tell ourselves it’s okay to murder people if they might eventually someday pose a threat to us even if it isn’t obvious right now… all we need is possibility.  We tell ourselves that God approves of us throwing down dictators and ignore that Jesus disagrees with his father and tells us that we should turn the other cheek.  We pride ourselves on being a nation of “moral” people who believe in God.*
 We’re like the billionaire with the stacks of gold credit cards and an industry built on fragile (now more radio-active than ever) air.  We spend and spend and spend.  Then the bills pour in and we rob the poor to pay the rich (rob the kids to pay the parents) and stave off the creditors for a little while and, satisfied with our diamonds and AKs, we party on as though we’ll always have a bottomless pit of money.  Eventually we discover the bank is on our doorstep and we hawk the furs and the espresso machines and apologize for our gross excesses while applying for more credit cards with foreign banks.

 


Then one day there’s no more credit.  Everyone figures out the scam.  Bankruptcy is the only outcome.  Vulnerability.  Nothing to back you up.  No savings.  No medical.  No bandaids.  No refinancing.  No mercy.
 I’m bankrupt.  I have no credit cards.  When bad shit happens I’ll have only my wits and my skin to get me through crisis.  If I can’t afford a crisis then I’ll have to pay for it with my blood cause there aint no money in the coffers.  This is my country right now.  We are the same.  Except that I have a conscience.  My country has none.
 What business do we have pretending to be the fairy godmother of capitalistic democracy?  We can’t afford to give our people decent health care for free, what business do we have fighting wars in three countries?  We value freedom for ourselves but we really don’t give a shit if anyone else has it.  The line is that we’ll help anyone fight for the kind of freedom we have but really we’re fighting so we can tell everyone else what to do which isn’t really freedom.
 If we don’t stop starting civil wars in other countries and stop wedging ourselves in the civil wars others have started on their own behalf then we’ll have our own civil war.  The last time we had one of those was devastating.  It was nasty.  It was bloody.   And the South has never forgiven the North for winning.  They’re still flying their own flags for god’s sake.
 Just yesterday I got word that Max got a place in the charter school we wanted to get him into because we think it’s just the kind of school where our unconventional son can thrive.  When I heard we were bombing Libya my first thought was “This will erode education in this country even more and the first schools to fold will be charter schools.”
What is great about this country?  That I can say what I want about it without being detained indefinitely without a formal charge?  We have places set up where we can get around that annoying and inconvenient freedom.  All they have to do is suspect you of anti-patriotism.


If you’re not for us you’re against us.
I’m an American Dissident.  If I could move to Canada I’d do it in a heartbeat.  I’m done with my country in my heart.
The worst thing I can say of myself today is that I’m American.
 I’d really like to say I’m Canadian.  I’d like to say I’m Norwegian.  I’d like to say I’m French.
 The big irony is that my father is a Canadian citizen.  The big irony is that I’m a quarter Norwegian.  My father has Norwegian citizenship.  I’m also part French.  My father doesn’t have French citizenship.  That’s small comfort.  How did I end up having to be stuck with an American citizenship and not enough money to be an expat?
I’m so ashamed of being American and I’ve been ashamed for so many years now that even though I don’t have the freedom to leave my country I abandon it in my conscience.  I am not my country.  I belong to no country.  My passport can say what it will, I belong nowhere.
Until my country starts giving a shit about education and health care and stops being obsessed with the second amendment I belong to no country.
I renounce all government.  I renounce all borders.
Peace is the only way to enlightenment.  Nonviolence is the only way to righteousness.
My freedom is no freedom worth having if the only way I can keep it is to sanction the killing of other people.
 
The cost is too high.  The American conscience is as bankrupt as the American budget.
 
Enough.

 

 Posted by angelina on March 20, 2011

http://www.betterthanbullets.com/american-dissident/

 

-

 

             

 

--

 

 

              

 

-

 

 

-

Etiquetado en U.S.A - Canadá

Comentar este post

jaime gimenez larrea 04/24/2011 17:10



Que buen articulo. Sincero , entretenido y directo...escrito por una yanqui querible. Debe haber mas gente como ella, la lastima es que no se ven casi por ningun lado.


y las viñetas son macanudas..."Play democrat" tiene una ironia poderosa. En fin; en los dos idiomas... te pasaste Ivonne


 



Ivonne Leites. - Atea y sublevada. 04/24/2011 19:48



Es que tengo un colaborador QUE VALE ORO!!!