Estudiantes chilenos piden la retirada de una Ley que criminaliza la protesta social

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En representación de casi un centenar de organizaciones sociales, dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) hicieron este martes entrega al parlamento de una carta en rechazo a la denominada “Ley Anti-tomas” o “Ley Hinzpeter”.

Gabriel Boric

Los principales portavoces de la Confech entregaron el documento en la Cámara de Diputados, con sede en la ciudad de Valparaíso, a unos 120 kilómetros al noroeste de esta capital.

“Se trata de un retroceso autoritario inaceptable, un instrumento que busca criminalizar la protesta social”, señaló el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Gabriel Boric, en alusión al proyecto de ley de “Resguardo del Orden Público”.

La iniciativa legal, cuya discusión en el parlamento fue aplazada para marzo próximo, es conocida en el ámbito doméstico como “Ley Anti-tomas” porque penaliza las tomas de colegios y de otras instituciones sociales, aunque estas se produzcan de forma pacífica.

Se le llama asimismo Ley Hinzpeter por su inspirador, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, de quien Boric comentó que le está haciendo un flaco favor a este país porque “se pelea con el fiscal nacional, con el pueblo mapuche, con los estudiantes” y sólo ayuda a polarizar más la situación, apuntó.

También para el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Noam Titelman, la referida norma legislativa “huele a dictadura, a opresión, a represión”.

“Pareciera que el gobierno quiere dialogar con los estudiantes en la cárcel”, manifestó el portavoz de la Federación de Estudiantes Mapuche, José Ancalao.

PL/ LibreRed.Net

Comentar este post