Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Europa, tierra de genocidios

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En Francia los diputados acaban de votar una proposición de ley referente al genocidio de los armenios, se trata de penalizar a los que lo nieguen, al igual que se hace con los negacionistas del holocausto, de esta manera penalizan a todo el pueblo turco que nunca ha aceptado ser genocidas, allí si hablas de este tema vas a la cárcel y no si lo niegas, los turcos jóvenes o menos jóvenes han protestado vehementemente, amenazas, llamada del embajador y sanciones económicas, todos estos argumentos no han podido parar la presentación de la ley, alabemos al gobierno francés pero veamos el porque de estos hechos.

 

Los armenios hace muchos años, desde siempre, piden que se reconozca el genocidio del que fueron victimas, el que se haga ahora no tiene más que un motivo electoralista, Sarko. Presidente y candidato fue hace unos meses de visita al estado de Armenia y allí ante las televisiones convocadas prometió la ley ahora presentada, como candidato busca el voto de los descendientes de los armenios refugiados en Francia y que hoy en día suman mas de un millón, todos los comentaristas han sido unánimes al señalar el oportunismo político de dicha ley, aun así buena es.

 

Galería de imágenes del sitio web genocidioarmenio.org

Armenios en el camino entre Araval y Erevan. La masacre en Sasun (agosto 1894) La masacre de Armenia en Constantinopla (30 de septiembre 1895) El ataque de los Softas (estudiantes de teología) contra los armenios cerca de Santa Sofía. La policía llevando a los armenios prisioneros a la Prisión Grand Zaptie, Estambul.
Después del enfrentamiento en Estambul. A la izquierda, una mujer armenia herida; en el centro, una jóven de catorce años a quien golpearon terriblemente y asesinaron a sus padres; a la derecha, una mujer con un pulmón herido, sufriendo de heridas y cortes en la cara y piernas. La exhibición de las cabezas de nueve armenios tras haber sido asesinados en Mahlam el 14 de octubre de 1898 por orden el Gobierno Otomano. Masacre en Baku, 1905. Dos trabajadores de la Asociación de Asistencia acompañando a tres trabajadores locales quienes están enterrando el cadáver de una víctima armenia de la masacre de Cilicia. Una víctima armenia de la masacre de Cilicia.
Niños armenios de Adana, sus cuerpos han sido seccionados con ganchos y sus pantorrillas severamente lastimadas. El cuartel Armenio de Adana destruído El cuartel Armenio de Adana destruído. Armenios escondidos y resguardados en el cuartel Armenio en ruinas. Las ruinas de Tarsus (Cilicia), 1909.
Alrededor de 3000 armenios refugiados en la Iglesia de Bakhche (Cilicia). Las ruinas de Haruniye después de la masacre de abril 1909. Armenios víctimas de una epidemia de tifus en Kishifty (Cilicia) como consecuencia de la masacre de abril, 1909. La Asociación de Asistencia Alemana en Haruniye distribuyendo objetos para el descanso e higiene de los armenios necesitados. La Estación de la Misión en Haruniye distribuyendo arados de trilla para los granjeros armenios.
Movilización musulmana en Constantinopla al llamado de la Guerra Santa, 14 de Noviembre de 1914. Los armenios en el servicio militar otomano trabajaban sin armas. Tenían que realizar trabajos forzosos, construyendo calles o transportando herramientas pesadas. Muchos de ellos que no murieron de desnutrición, enfermedades epidémicas murieron por la complejidad de las tareas. Soldados del ejército Zarista después del entierro masivo de los cadáveres armenios de “los soldados trabajadores”. La Elite armenia de la ciudad de Kharberd (Kharpet, Harpoot) siendo alejados de la Guardia Armada en Mayo de 1915. El verdugo turco y la víctima armenia, cuyo rostro golpeado había sido tapado para no ser visto.
Un armenio golpeado hasta la muerte. Desde el principio del genocidio gran cantidad de armenios eran ahorcados. Eran, generalmente, vestidos con una capa blanca con un signo alrededor de sus cuellos que aludía a “su crimen”. Esta fotografía muestra la muerte de un griego (Rodosto), quien ha sido sentenciado a muerte por “colaborar con el enemigo”, Dresden, 1920. La ejecución de una pareja armenia. Después que un gran porcentaje de hombres armenios habían sido asesinados, lo que continuaba eran las “deportaciones” que tendrían lugar para las mujeres armenias, niños y ancianos, a los cuales les esperaba una muerte lenta de hambre, de cansancio y de enfermedades. Estas fotografías muestran a mujeres armenias cargando no solo a sus hijos en la marcha hacia la muerte, sino que también lo que quedaba de sus pertenencias. Cuanto más al sur se trasladaban, menos dinero tenían para alquilar vagones para resguardarse. Después que un gran porcentaje de hombres armenios habían sido asesinados, lo que continuaba eran las “deportaciones” que tendrían lugar para las mujeres armenias, niños y ancianos, a los cuales les esperaba una muerte lenta de hambre, de cansancio y de enfermedades. Estas fotografías muestran a mujeres armenias cargando no solo a sus hijos en la marcha hacia la muerte, sino que también lo que quedaba de sus pertenencias. Cuanto más al sur se trasladaban, menos dinero tenían para alquilar vagones para resguardarse.
La deportación de una mujer armenia y su hija. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios..
“Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. “Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. “Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños.
Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Armenias deportadas lavando en el Eufrates.
Este grupo de restos humanos representan a diez de miles esperando ayuda. “Niños armenios 1915-1918”. Una enfermera del cercano este, examina a un niño armenio. Uno de numerosos niños armenios disminuído a un esqueleto. Una mujer armenia muriendo de hambre con sus dos pequeños hijos.
La muerte de agotamiento de un niño deportado. Cráneos y restos de huesos humanos Un teatro armenio había sido planeado para este cuadro, ahora los restos de los armenios asesinados realizan los papeles de su propia tragedia. Expediente de una enfermera. Armenios ancianos en un campo de refugio en Aleppo.
“Momentos melancólicos en el patio”. “La edad no es…” Cuando las tropas de los turcos kemalies tomaron el mando de la ciudad, predominantemente habitada por griegos, quemaron el cuartel cristiano. Aproximadamente cientos de miles de personas fueron masacradas, quemadas o muertas en el intento de salvarse nadando. Habían diez mil armenios entre ellos. Algunos habían vivido en Smyrna, mientras que otros habían buscado refugio allí. Esta fotografía ha sido tomada un día antes del incendio. Niños armenios y griegos de orfanatos en el interior de Asia Menor aguardando en Constantinopla por un pasaje de barco a Grecia. La población griega de Asia Menor, fue deportada alli de acuerdo con el tratado de Lausanne de 1923. Cuando Cilicia y los sanjak estuvieron bajo la juridicción de Francia en 1919, los franceses alentaron a los armenios a retornar a su tierra de origen. Pero en 1939 Francia se retiró… Esta fotografía muestra niños armenios refugiados en Port Said, comiendo su ración de pan diario.
La invasión turca de Transcaucasia en 1918 y 1920 da como resultado un nuevo fluido de refugiados. La fotografía muestra armenios de Alexandropol (llamado Leninakan; y desde 1990, Kumairí) huyendo del ejercito turco. Como en todas las estaciones de Transcaucasia, los trabajadores del Cercano Oriente relevaban niños armenios hambrientos. Un niño sin hogar en Yerevan. Una refugiada del oeste de Armenia en las calles de Yerevan. El refugio de unos ocupantes que esperaban la muerte, echados a la deriva mientras se morían de hambre.
Adentro y afuera de las puertas del “Orphan City”. Los huérfanos y niños refugiados piden por la admisión en el “Orphan City” ubicado cerca de Alexandropol. Las construcciones de dicho orfanato que fueron utilizadas como refugio en la época zarista, sobrevivieron el terremoto del 7 de Diciembre de 1988 y aún hoy pueden verse. Niños esperando en la nieve por su admisión en el “Orphan City”, un espectáculo diario desde la mañana temprano hasta la noche bien tarde. Suplicando por la admisión. Dos niños reciben ropa del Cercano Oriente. Sin ningún medio para subsistir, esta mujer estaba obligada a renunciar a sus hijos para llevarlos a un orfanato. Su subsistencia era dudosa.
Los maestros americanos ponían mucho énfasis en la higiene y el ejercicio físico de sus alumnos (Octubre de 1925). La sección del campo de prevención de enfermedad para 30.000 niños en el Caucaso. El primer vagón de la salud (del Cercano Oriente). Visitaba villas donde los huérfanos eran desarraigados, revisando a niños u adultos. Este servicio se había expandido con móviles cubriendo muchas áreas del Caucaso y establecimientos de refugios en Siria. Los niños del Orphan City en Alexandropol en camino hacia la iglesia. Catholicos Gevork V recibiendo a algunos niños armenios.
Varios musulmanes (los kurdos y beduinos) protegieron a las mujeres armenias y a los niños de la aniquilación. Sus motivos no siempre eran desinteresados. Los armenios “adoptados” no sólo debían trabajar gratis para sus rescatadores islámicos, sino que también frecuentemente sufrían de abusos sexuales. Sin embargo, habían casos de verdadera generosidad y humanidad. Paralelamente a esto, también existían los armenios islamizados del norte de Siria quienes fueron adoptados desde niños por los beduinos y más tarde, fuera del agradecimiento y la convicción, mantuvieron la fé y la forma de vida de sus familias adoptivas. Ellos y sus descendientes siguen a pesar de todo preservando en su memoria sus raíces armenias. Estas imágenes vienen de un folleto misionero de Alsatian. Ellos reflejaban el destino de un joven armenio separado de su madre en el momento de la deportación y más tarde adoptado por unos beduinos. Al final de ésta odisea él se pudo reunir con su madre en América. Varios musulmanes (los kurdos y beduinos) protegieron a las mujeres armenias y a los niños de la aniquilación. Sus motivos no siempre eran desinteresados. Los armenios “adoptados” no sólo debían trabajar gratis para sus rescatadores islámicos, sino que también frecuentemente sufrían de abusos sexuales. Sin embargo, habían casos de verdadera generosidad y humanidad. Paralelamente a esto, también existían los armenios islamizados del norte de Siria quienes fueron adoptados desde niños por los beduinos y más tarde, fuera del agradecimiento y la convicción, mantuvieron la fé y la forma de vida de sus familias adoptivas. Ellos y sus descendientes siguen a pesar de todo preservando en su memoria sus raíces armenias. Estas imágenes vienen de un folleto misionero de Alsatian. Ellos reflejaban el destino de un joven armenio separado de su madre en el momento de la deportación y más tarde adoptado por unos beduinos. Al final de ésta odisea él se pudo reunir con su madre en América. Una niña armenia adoptada por beduinos. La señora Vartanian, antes de ser la tercer esposa de un árabe en el desierto de Arabia. La fotografía de esta mujer armenia (sentada a la Izquierda) tras ser forzada a contraer matrimonio con un beduino apareció en el folleto Am Ziel por la Armenian A. S. Baronigian. El nativo de Van. Baronigian realizó su propia operación de libertad en Alemania en la década de 1920. Viudas armenias y sus hijos.
Cleveland H. Dodge en cuyo cuarto fue organizado el Comité de la Liberación (en el Cercano Oriente) el 16 de septiembre de 1915. Fue el primer miembro del Comité Ejecutivo y el tesorero desde el 18 de Julio de 1917 hasta su muerte el 24 de Junio de 1926. John H. Finley, vice-presidente del Comité, mostando al Presidente Coolidge una alfombre tejida por las huérfanas del Cercano Oriente. Jacob Künzler (1871-1949). Sargento suizo- alemán activo desde 1899 a 1919 en el hospital de German Orient Misión en Urfa, testigo ocular del Genocidio de 1915-1916. En el verano de 1922, evacuó 8.000 niños armenios de Siria en representación del Cercano Oriente Relief, y eventualmente cuidó a 1.400 huérfanas en el Líbano. La fotografía muestra a Künzler en un campo de refugio en Beirut. Jacob Künzler y su esposa Elisabeth. Dr. Johannes Lepsius (1858-1926). Teólogo y misionero alemán, fundador del German Orient Missión (1895); autor y editor de tres publicaciones prominentes de la persecución y aniquilación de armenios en 1895-96 como así también en 1915-1918.
Wegner en 1933, después de ser denunciado, arrestado y torturado por su movimiento pacifista. Fue detenido por varios meses en varias prisiones alemanas y campos de concentración. Wegner junto con Gerayer Koutcharian en 1969 en Génova, donde Wegner formó parte de una convención internacional armenia como invitado de honor.
>Dr. Martin Niepage (1886-1963). Maestro del Secundario Alemán de Aleppo desde 1913 al 1916; testigo ocular del Genocidio, redactó un informe al Parlamento Alemán el 15 de octubre de 1915. Una versión expandida como un informe en 1916. Niepage evadió ser arrestado por Jemal Pasha en 1916 por retornar a Alemania en Junio de ese mismo año. A. The Armin T. Wegner Collection
“The Armin T. Wegner Collection” El origen de esta foto que muestra a los cadáveres desnudos de estos niños armenios es desconocido. Una publicación alemana de la era de la posguerra la atribuye a un general de la infantería von Falkenhayn. La foto lleva como aclaración “víctimas femeninas en Mosul”, pero en el libro no aparece ninguna aclaración más que “habia sido una terrible masacre en la Mesopotamia, especialmente en Beirut y Baalbek”. Con respecto a esta fotografía hubo mucha polémica ya que criticaron a Wegner por el comentario realizado sobre el comportamiento de los alemanes durante el Genocidio. Tambien se decía que las fotografías eran falzas, ya que pertenecian a un grupo de árabes en Bagdad, muerto de hambre a finales de 1916. ¿Estas fotogrfías muestran a los armenios o los árabes y dónde y cúando han sido tomadas?
Estás fotografías están frecuentemente relacionadas con el Genocidio de 1915-1916. En realidad, fueron publicadas más tempranamente en 1895 en una revista Británica ilustrada, llamada The Graphics, junto con otras imágenes de la mascare en octubre de 1895 en Erzurum. Muchas de éstas fotografías le son atribuidas al nombre de Meisenbach, por lo que se puede concluir de que el fotógrafo responsable fue alemán. Estás fotografías están frecuentemente relacionadas con el Genocidio de 1915-1916. En realidad, fueron publicadas más tempranamente en 1895 en una revista Británica ilustrada, llamada The Graphics, junto con otras imágenes de la mascare en octubre de 1895 en Erzurum. Muchas de éstas fotografías le son atribuidas al nombre de Meisenbach, por lo que se puede concluir de que el fotógrafo responsable fue alemán. Esta imagen tambien se relaciona con el Genocidio de 1915 y según la escritura manuscrita que acompaña la fotografía fue captada en frente del “Armenian o American Relief Hospital”. Estas imágenes muestran la publicidad ejecutada individualmente como también a los oficiales uniformados los cuales han sido frecuentemente publicados. Con relación a determinar el lugar, se duda entre Jerusalen y Aleppo, con respecto a la nacionalidad de los protagonistas de las fotos, se duda si son armenios o árabes. Estas imágenes muestran la publicidad ejecutada individualmente como también a los oficiales uniformados los cuales han sido frecuentemente publicados. Con relación a determinar el lugar, se duda entre Jerusalen y Aleppo, con respecto a la nacionalidad de los protagonistas de las fotos, se duda si son armenios o árabes.
Estas imágenes han sido publicadas con el título de “La marcha de la muerte de los niños armenios”. La misma proviene de la colección de publicaciones de 1930 por James Barton en New York. La fotografía muestra la deportación de las mujeres, ancianos y niños armenios. Estas imágenes han sido publicadas con el título de “La marcha de la muerte de los niños armenios”. La misma proviene de la colección de publicaciones de 1930 por James Barton en New York. La fotografía muestra la deportación de las mujeres, ancianos y niños armenios. Esta foto es frecuentemente e incorrectamente considerada perteneciente al Genocidio de 1915. En realidad, no muestra ningún tipo de tortura del Imperio Otomano, pero pudo haber sido tomada en Iran donde este tipo de castigos corporales eran relacionados con la “administración de la justicia”.  

El genocidio armenio fue el primero de los genocidios del siglo 19 que vio luego otros, fue de una crueldad extrema y de una organización perfecta. Los Jóvenes Turcos tenían el poder en Turquía, partido nacionalista deseaban conservar el esplendor del Imperio Turco, en la guerra del 14 Turquía fue aliada de Alemania pensando así poder recuperar territorios a costa de rusos y británicos. Los armenios vivían pacíficamente en el imperio desde hacia siglos, nunca dieron motivo de queja y aceptaban tener menos derechos que los musulmanes, pero al declararse la guerra el gobierno temió que se pusieran contra ellos para intentar tener un territorio independiente, así que se planificó la exterminación de manera preventiva de los armenios, se decretó el servicio militar obligatorio, los armenios que se presentaban eran inmediatamente asesinados, sus mujeres e hijos sin defensa se les exilió hacia el desierto a marchas forzadas con el resto de la población, muchos eran asesinados por el camino, las mujeres y niños violados y asesinados no llegaron nunca a ninguna parte, el resto tampoco, murieron de hambre y sed, de enfermedades y malos tratos y a los supervivientes de esta marcha de la muerte se les dejo morir en el desierto, los que consiguieron escapar se refugiaron en Francia o en Rusia, la Unión Soviética creó para ellos una república que hoy día es independiente, la que visitó el presidente francés.

 

VbyGTdDerW.jpg
AFP / Genocidio armenio en Imperio Otomano, el año 1915. Foto RT

 

La indignación de los turcos ante la idea de que se airee la crueldad genocida de que fueron capaces con una población pacífica les ha llevado a echar en cara al estado francés el genocidio que ellos causaron en Argelia, diciendo con razón que es una reivindicación del estado argelino y que nunca ha sido considerada. Este genocidio tan próximo en el tiempo comenzó en Sétif, ciudad del Constantinado, en el año 45 con motivo de la conmemoración de los muertos de la guerra hubo una reunión oficial de antiguos combatientes, los argelinos que habían participado con los franceses en la guerra contra los nazis, siempre en primera fila, siempre los sacrificados, pidieron que se les reconocieran los mismos derechos que a los antiguos combatientes franceses, pidieron la nacionalidad, se habían batido y habían muerto por un país que ni siquiera era el suyo.

 

Hubo incidentes, los franceses de Argelia, llamados pies negros, atacaron a las comunidades del país, por miedo de perder sus privilegios, los argelinos eran esclavos en manos de los blancos, hubo por lo menos 40.000 mil asesinados, las protestas se calmaron pero eso llevó a el levantamiento y la guerra de liberación nacional que termino con el dominio francés en África. El estado francés consideraba que Argelia formaba parte de su territorio, los que se levantaron para pedir su independencia fueron tratados como rebeldes y bandidos, la orden era de no hacer prisioneros, se exterminaban pueblos enteros, se torturaba, se violaba y se toleraban todos los horrores inimaginables, los harkis, auxiliares del país de las tropas francesas se ilustraron en la manera de exterminar y robar a sus compatriotas, las autoridades les habían dado manga ancha para hacer lo que quisieran a cambio de su lealtad.

 

Los imperialistas perdieron la guerra, la población francesa fue repatriada, siguen orgullosos siempre de lo que hicieron y añorando el país donde habían sido los amos, uno de los candidatos a la próxima presidencia es hija de un militar torturador en Argelia y que siempre ha reivindicado satisfecho las atrocidades allí cometidas. Las fosas del país liberado siguen atestiguando este otro genocidio negado, todos los años se encuentran nuevas.

 

aHhNnJ6poL.jpgRecordemos también este genocidio típicamente europeo que fue el holocausto que no afecto solamente a los judíos sino que fueron también exterminados otras categorías de personas por ser gitanos, servios, homosexuales, republicanos, comunistas o resistentes a la barbarie nazi, los alemanes lo planificaron con precisión, con amor al trabajo bien hecho, no cabía improvisación, las torturas, los trenes llenos de futuras victimas, la organización de los campos de exterminio desde que llegaban los prisioneros hasta que salían de los hornos crematorios convertidos en humo, las duchas de las que salía el gas que los envenenaba y los que debían arrancar dientes de oro y cabellos a las victimas, todo era perfecto y algunos nazis siguen alardeando de ello como Eischmann, hasta que le colgaron. Otro genocidio europeo, organizado y científico.

 

No olvidemos de mentar el gran genocidio americano, la madre de todos los genocidios, los conquistadores y la Iglesia, mano a mano, exterminaron poblaciones enteras de un continente donde nadie les había llamado y al que fueron por el mero deseo de lucro, las nefastas consecuencias de esta conquista que cada año se celebra como fiesta nacional, siguen vivas en el continente que nunca se repuso de la feroz explotación a la que fue sometido y en el que sus habitantes originarios siguen siendo perseguidos y postergados para mayor gloria de la Iglesia y de los imperialistas. Los anglosajones tomaron ejemplo para exterminar indios y pueblos de Australia y Nueva Zelanda.

burning600.jpg

Campaña española de genocidio contra la población de Hispaniola (hoy Haití y la República Dominicana), ilustrada por Fray Bartolomé de las Casas.

orgullo3.jpgHablemos ahora de nuestro genocidio, el más ocultado, el más callado, del que no se pudo hablar durante años y el que hasta ahora mismo sigue negándose. Los republicanos fueron exterminados meticulosamente por los franquistas, apoyados por la Iglesia, desde el primer momento se asesinaron a categorías enteras de población, republicanos, ateos, profesores, parejas no casadas por la Iglesia, intelectuales que no fueran adictos al fascismo, querían instaurar la paz de los cementerios y lo consiguieron, el fin de un genocidio no es solo la exterminación sino el provocar un miedo cerval que impida toda protesta, así consiguieron que los que padecieron estos crímenes se callaran durante años y que aun hoy en día haya escritores viles y asalariados que lo nieguen, como en Turquía aquí se persigue al que hable de nuestro genocidio, no al que lo niegue.

 

Ha habido otros genocidios, en el Vietnam se empezó a poner en practica los mismos métodos, exterminaciones selectivas, bombardeos de pueblos enteros agrupación de poblaciones en campos de concentración y todo ello rociado con millones de toneladas de productos tóxicos que aun día continúan haciendo victimas, solo la heroica lucha del pueblo vietnamita pudo acabar con el genocidio al que les había condenado la potencia imperialista norteamericana.

vietnam-1972

Phan Thị Kim Phúc, de nueve años de edad, huye desnuda tras ser gravemente quemada en la espalda por un ataque aéreo con napalm durante la guerra de Vietnam.

 

Hoy día en vez del típico genocidio está de moda las guerras de rapiña, Libia, Irak Afganistán y otras ya programadas, se roba las riquezas naturales, se destrozan los países a bombazo limpio pero no se extermina metódicamente las poblaciones, los necesitan para que trabajen para los imperios, los países destrozados y las victimas no importan, solo cuanta el petróleo.

 

Acabemos con una nota de esperanza, quizás una primavera árabe y mundial acabe con las élites que nos chupan la sangre para enriquecerse a nuestra costa, que veamos pronto la rebeldía y la indignación recorrer las calles y campiñas de todo el planeta, y que sea pronto.

 

Milagros Riera 

http://ateosyrepublicanos.blogspot.com/

 

 

Ademas de la excelente recopilación de la compañera Milagros, no quisiera cerrar la nota sin recordar entre otros el genocidio de Ruanda del 94, donde el mundo entero fue cómplice del mismo por omisión y tanto la Iglesia como Estados Unidos, Francia, Bélgica y Gran Bretaña jugaron en defensa de sus propios intereses económicos en la zona, un papel fundamental en la masacre del pueblo ruandes.

 


 

*Manifestaciones de congoleños y ruandeses en Europa contra las violaciones, masacres y saqueo de minerales

*Paul Kagamé: «Our Kind of Guy»

*Primera mujer condenada por genocidio es de Ruanda y ... oh!!! ironía ... era Ministra de la Mujer y la Familia

*El jaque final en “El Gran Juego”


Dicho esto, los quiero invitar a ver aquí la película Hotel Rwanda

Ivonne Leites.

Etiquetado en Europa

Comentar este post