Evo Morales y Ollanta Humala ¿visión compartida?: Megaproyectos en Bolivia responden a intereses de Brasil

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La ejecución de megaproyectos de infraestructura vial e hidroeléctricas en Bolivia, sólo buscan beneficiar a las empresas transnacionales y al capital brasileño. Brasil tiene una estrategia muy clara que es el de transformar empresas brasileñas en empresas multinacionales, entonces hay todo un conjunto de medidas que son implementadas por el gobierno brasileño a través de BNDES (Banco de Desarrollo de Brasil) y otras instituciones para garantizar que estas empresas tengan una actuación internacional cada vez más fuerte.

En el caso de Bolivia, Brasil participa en la construcción de caminos y en energía, con interés en la construcción de proyectos hidroeléctricos como Cachuela Esperanza, Rositas y el Bala. “Los gobiernos de terceros países piden prestamos de Brasil a través de BNDES, aumentan su deuda externa para hacer proyectos que en la mayoría de las veces son concesionadas a empresas privadas, entonces, el país aumenta su deuda externa para beneficiar a grupos económicos privados del propio país como también del Brasil”, asevera el representante de la Federación de Organizaciones para Asistencia Social y Educacional (FASE) de Belem, Brasil, Guilherme Carvalho.

Evo Morales y Ollanta Humala ¿visión compartida?

—————

Opinión: Megaproyectos en Bolivia responden a intereses de Brasil

 Lunes, 20. Junio 2011 -
Erbol, La Paz.- El representante de la Federación de Organizaciones para Asistencia Social y Educacional (FASE) de Belem, Brasil, Guilherme Carvalho, afirmó que la ejecución de megaproyectos de infraestructura vial e hidroeléctricas en Bolivia, sólo buscan beneficiar a las empresas transnacionales y al capital brasileño.

.
“Brasil tiene una estrategia muy clara que es el de transformar empresas brasileñas en empresas multinacionales, entonces hay todo un conjunto de medidas que son implementadas por el gobierno brasileño a través de BNDES (Banco de Desarrollo de Brasil) y otras instituciones para garantizar que estas empresas tengan una actuación internacional cada vez más fuerte”, señaló Carvalho en su intervención en el seminario internacional “Cachuela Esperanza, en la cuenca internacional del río Madera”, realizado en la ciudad de Cochabamba del 14 y 15 de junio.

.
Asimismo, indicó que “la integración económica sudamericana es un medio utilizado por el Estado brasileño para que estas empresas puedan entrar a controlar los mercados de los países vecinos y al mismo tiempo garantizar que las obras de infraestructura de su interés sean ejecutadas para viabilizar todo el comercio internacional brasileño”.

.
En el caso de Bolivia, Brasil participa en la construcción de tramos camineros como Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, Potosí – Tarija, Pailón – Puerto Suarez, rehabilitación del tramo El Sillar, entre otros, y en energía, con interés en la construcción de proyectos hidroeléctricos como Cachuela Esperanza, Rositas y el Bala.

.
“Los gobiernos piden prestamos de Brasil a través de BNDES, aumentan su deuda externa para hacer proyectos que en la mayoría de las veces son concesionadas a empresas privadas, entonces, el país aumenta su deuda externa para beneficiar a grupos económicos privados del propio país como también del Brasil”, aseveró.

.
Seguidamente denunció que “esta política de integración y desarrollo está profundamente asentado en la explotación intensiva de los recursos naturales, es un modelo que profundiza la desigualdad y crea mucho más problemas”, concluyó.

.
Todos estos proyectos se planifican y ejecutan como parte de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana IIRSA, (hoy denominado Comité Coordinador de la Infraestructura de América del Sur y Planificación COSIPLAN), que surge en la primera Cumbre de Presidentes, realizada en Brasilia, Brasil, el 30 de agosto y 1 de septiembre de 2000, cuya etapa inicial culminó el 2010.

.
La integración sudamericana tiene en cartera 514 proyectos de Transporte, Energía y Comunicación, con una inversión inicial estimada en 69,000 millones de dólares, de los cuales 51 proyectos fueron concluidos, 196 se encuentran en fase de ejecución, 103 en etapa de estudios, 31 considerados estratégicos y de implementación prioritaria y el resto aún en agenda.


Dilma Rousseff y Ollanta Humala ¿visión compartida?
  
Piñera y Ollanta Humala ¿visión compartida?

————————————————————————————————————
 

EN DEFENSA DE LA AMAZONÍA: ENCUENTRO “REDE BRASIL”

 
Rede Brasil sobre Instituciones Financieras Multilaterales, fundada en 1995, reune 80 organizaciones y movimientos sociales con el fin de monitorear, enfrentar y divulgar las acciones de los agentes financieros como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).
  
Los problemas socio-ambientales de la Amazonía estaban en la agenda de la reunión de la Red Brasil sobre Instituciones Financieras Multilaterales, celebrada en Belem, en 2007, con el apoyo activo de FASE Amazonas. Las relaciones entre los grandes proyectos de infraestructura para la región, sus impactos sociales y ambientales, y las instituciones financieras como el Banco Mundial y el FMI fueron la tónica de la reunión.
 

Como se sabe, la Amazonía es blanco de muchas inversiones de empresas y gobiernos para construir estructuras de producción insostenibles, tales como represas, latifundios de monocultivos, siderúrgicas etc. La Amazonía está en peligro debido a estas actividades.  Además existen actividades por completo fuera de la ley, como la extracción ilegal de madera.

 

Alrededor de 15 organizaciones y movimientos sociales que representan a todos los estados de la Amazonia Legal asistieron al encuentro de REDE BRASIL. De acuerdo con Guilherme Carvalho, educador de FASE Amazônia que ayudó a organizar la reunión, las entidades amazónicas intercambiaron experiencias sobre varios de estos problemas. Algunos ejemplos son los impactos de un proyecto de red de alcantarillado de Manaus, las represas del río Madeira y de Monte Belo en el río Xingu, y el avance de los latifundios de monocultivos. En la mayoría de los casos, estos proyectos reciben financiamiento de instituciones internacionales que se caracterizan por que requieren contrapartes que violan en general los derechos de las poblaciones locales.

 

Un caso es el PROSAMIN, proyecto de obras en la red de alcantarillado de Manaus. “El trabajo se financia con fondos del BID, lo que aumenta la deuda pública y los beneficios son para la inversión privada”, dice Guilherme Carvalho. Él dice que los perjuicios no se limitan a la explotación económica, las comunidades en las afueras de Manaus han sido desplazadas sin oportunidad de defenderse en los tribunales y sus casas son demolidas en el mismo día en que reciben el comunicado de la prefectura.

 

Otros puntos importantes del debate fueron las plantas hidroeléctrica de Belo Monte y el río Madeira. Los impactos de estas obras gigantescas en una región tan sensible como la Amazonía son enormes, con la posible inundación de vastas áreas que poeden extenderse hasta Bolivia. “Estas dos obras son el piloto de laflexibilización de las leyes ambientales”, acusa Guilherme Carvalho .

 

Una de las principales críticas se hizo también al Plan de Aceleración del Crecimiento (Plano de Aceleração do Crescimento), que en su texto hace referencia a obras de riego. “El PAC habla de los recursos hídricos en la Amazonía, pero sólo con respecto a la irrigación de los monocultivos en el norte de Tocantins,” dice el educador de FASE. Un modelo de desarrollo insostenible está en movimiento en la Amazonía. Las pérdidas ya se dejan sentir en términos de deforestación, desertificación, afectación de recursos hídricos, y violación de los derechos de las comunidades tradicionales. Para solucionar esto, las organizaciones quieren unirse en una gran articulación pan-amazónica. “Vamos a discutir los proyectos de integración para hacer frente a los impactos y crear un Foro Social Pan-Amazónico”, dice Guilherme Carvalho.

———————————————————————.

Governo do Estado do Pará pede autorização para contratar empréstimos de 220 milhões de dólares com o Banco Interamericano de Desenvolvimento (BID), e de R$ 45 milhões junto à Caixa Econômica Federal (CEF) para aplicação no Programa Social e Ambiental dos Igarapés de Manaus (Prosamim)
Dia: 16/4/2008

Governo pede mais empréstimos para o Prosamim

 
Governo pede mais empréstimos para o Prosamim

 

Assinadas pelo governador em exercício Belarmino Lins começaram a tramitar ontem, na Assembléia Legislativa, dois projetos de lei em que o Governo do Estado pede autorização para contratar empréstimos de 220 milhões de dólares com o Banco Interamericano de Desenvolvimento (BID), e de R$ 45 milhões junto à Caixa Econômica Federal (CEF) para aplicação no Programa Social e Ambiental dos Igarapés de Manaus (Prosamim) e destinado ao pagamento indenizações de imóveis no Igarapé do 40. Os recursos serão destinados às obras de infra-estrutura sanitária, recuperação ambiental e desenvolvimento institucional do programa, uma das ações de maior envergadura do governo Eduardo Braga, atualmente para fora do País. As indenizações serão pagas a famílias residentes na área do Prosamim na rua Maués, avenida Rodrigo Otávio, na foz do igarapé de Educandos e na bacia do igarapé de São Raimundo. O Estado dá como garantia à contratação dos empréstimos, cotas dos repasses do Fundo de Participação do Estado e das receitas do Imposto sobre Circulação de Mercadorias e Serviços (ICMS). Além da aprovação da Assembléia Legislativa, o empréstimo ao Banco Interamericano de Desenvolvimento deverá ainda ser submetido à aprovação da Comissão de Financiamentos Externos e do Senado Federal. Na exposição de motivos apresentada aos deputados, o governador Belarmino Lins assinala a necessidade da contratação dos empréstimos que, segundo ele, “garantirão a continuidade dos trabalhos do Prosamim”. A exemplo do empréstimo a ser contraído com o Banco Interamericano de Desenvolvimento, o governo estadual oferece como garantia ao empréstimo junto à Caixa Econômica parcelas do Fundo de Participação do Estado e outras receitas.

 

——-
 
AMAZÔNIA RECEBE ENCONTRO DA REDE BRASIL
 Na Floresta tem Direitos 

     
  Fausto Oliveira
 
Os problemas socioambientais da Amazônia estiveram em pauta num encontro da Rede Brasil sobre Instituições Financeiras Multilaterais, realizado no início do mês em Belém do Pará, com ativo apoio da FASE Amazônia. As relações entre os grandes projetos de infra-estrutura para a região, seus impactos sociais e ambientais, e instituições financeiras como o Banco Mundial e o FMI foram a tônica do encontro.
 
Como se sabe, a Amazônia é alvo de muitas investidas de empresas e governos no sentido de construção de estruturas produtivas insustentáveis, como hidrelétricas, fazendas monocultoras, siderúrgicas e outras. Mesmo sem levar em consideração atividades completamente à margem da lei, como a extração clandestina de madeira, a Amazônia está em risco devido a estas atividades.
 
Cerca de 15 entidades e movimentos sociais representando todos os estados da Amazônia legal estiveram presentes no encontro da Rede Brasil. Segundo Guilherme Carvalho, educador da FASE Amazônia que participou da organização do encontro, as entidades amazônicas trocaram experiências sobre vários destes problemas. Alguns exemplos foram os impactos de um projeto de obras na rede de saneamento de Manaus, as hidrelétricas dos rios Madeira e Belo Monte, e o avanço das monoculturas. Em grande parte dos casos, estes projetos recebem financiamento internacional de instituições que se caracterizam por exigir contrapartidas que geralmente violam os direitos das populações locais.
 
Um dos casos é o Prosamin, projeto de obras no sistema de saneamento de Manaus. “A obra é financiada com dinheiro do Banco Interamericano de Desenvolvimento, isso aumenta o endividamento público e depois os lucros do investimento são privados”, diz Guilherme. Ele conta que, não bastasse a exploração econômica, comunidades da periferia de Manaus vêm sendo desalojadas sem chance de se defender na justiça, e suas casas são demolidas no mesmo dia em que recebem o comunicado da prefeitura.
 
Outros pontos importantes do debate foram as hidrelétricas de Belo Monte e do rio Madeira. Os impactos de obras dessa envergadura numa região sensível como a Amazônia são imensos, com o possível alagamento de áreas tão vastas que podem chegar até a Bolívia. “Estas duas obras são piloto da flexibilização das leis ambientais”, acusa Guilherme.
 
Uma grande crítica também foi feita ao Plano de Aceleração do Crescimento, que em seu texto menciona obras de irrigação. “O PAC fala de recursos hídricos na Amazônia, mas apenas com relação à irrigação das monoculturas do norte do Tocantins”, diz o educador da FASE. Um modelo de desenvolvimento insustentável está em movimento na Amazônia. Os prejuízos já são sentidos, em termos de desmatamento, desertificação, comprometimento de recursos hídricos e violação de direitos de comunidades tradicionais. Para fazer frente a isso, as organizações querem se juntar numa grande articulação pan-amazônica. “Vamos discutir os projetos de integração para enfrentar os impactos e criar o Fórum Social Pan-Amazônico”, afirma Guilherme Carvalho.

———————————–
Rede Brasil sobre Instituições Financeiras Multilaterais reúne oitenta organizações e movimentos sociais com o objetivo de monitorar, incidir e divulgar ações de agentes financeiros como o Grupo Banco Mundial, o Fundo Monetário Internacional (FMI), o Banco Interamericano de Desenvolvimento (BID) e o Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES).
———————————-
IV ENCONTRO DA REDE BRASIL/PÓLO PARÁ Impactos dos Acordos Multilaterais sobre a Amazônia e a Intervenção da Sociedade Civil

 

Organizadores: Guilherme Carvalho Letícia Tura

Belém 2001

 

——————————–

FASE Segundo Guilherme Carvalho, educador da FASE Amazônia que participou da organização do encontro, as entidades amazônicas trocaram experiências sobre vários
www.fase.org.br/_fase/pagina.php?id=1439
En caché

 

Comentar este post