Evo y Correa, juntos pelean

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

6 Junio 2012    

evo_correaEvo y Correa, juntos pelean,” exclamaron a todas voces centenares de representantes de diferentes países latinoamericanos que participaron en la Cumbre Social que sesionó en esta ciudad, paralela a la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con esa expresión reiterada, los delegados a la Cumbre Social ratificaron algo que para todos en Cochabamba quedó muy claro: los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa, fueron los principales protagonistas de la cita de cancilleres de la OEA, realizada aquí entre el 3 y 5 de junio.

Ambos mandatarios reiteraron sus posiciones, compartidas por dignatarios de otros estados de América Latina, de que la organización panamericana, hasta ahora dominada por Estados Unidos, debe transformarse, o de lo contrario asistiremos a su entierro.

En la propia inauguración de su 42 Asamblea, Evo colocó a la OEA en la encrucijada de renovarse o morir al servicio de Washington, postura que respaldó Correa con fuertes críticas hacia esa entidad regional, manejada por las sucesivas administraciones norteamericanas en beneficio de sus intereses.

El mandatario ecuatoriano fustigó el desempeño de los mecanismos de la referida organización, contrarios siempre a Latinoamérica, y en favor de poderes hegemónicos, tales como el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Añadió que “la OEA debe responder a los actuales tiempos que vive América Latina, y si no lo hace necesitamos construir algo nuevo, mejor y nuestro”, aseguró.

Correa cuestionó que la OEA no haya hecho nada ante el cruel bloqueo que Estados Unidos impone a Cuba desde hace más de 50 años, y que la SIDH no haya adoptado una posición firme ante el encarcelamiento injusto que sufren cinco cubanos antiterroristas en prisiones norteamericanas.

Las intervenciones de los presidentes de Bolivia y Ecuador, como era de esperar, dejaron mudos a los representantes de Washington, por cierto de muy bajo nivel, presentes en la cita de Cochabamba.

Otra vez Estados Unidos fue sacudido en el seno de la OEA, una muestra más de que los vientos de cambios que soplan en Latinoamérica son contrarios al dominio imperial, y a que esta región continúe siendo el traspatio de Washington.

Cubadebate

---------------------------------------

ALAI, América Latina en Movimiento

2012-06-05

Alai

Cuatro países de ALBA se retiran del TIAR

 

ALAI

Los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela anunciaron que denunciarán el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), mismo que fue establecido en 1947 luego de la segunda guerra mundial.
El anuncio se realizó en el marco de la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se desarrolla en Cochabamba, Bolivia.
Las razones que invocan los cuatro países que pertenecen a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) es que el TIAR, creado en plena “Guerra fría” para responder a las supuestas amenazas de la desaparecida Unión Soviética y de la República Popular China, demostró “su inutilidad cuando una potencia colonial extracontinental agredió a Argentina en respuesta a su reivindicación legítima de la soberanía de las Islas Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur, ocasión en la cual un Estado Parte del Tratado apoyó la agresión”.
“En la práctica, el Tratado ha perdido legitimidad y vigencia por lo que los países abajo firmantes anunciamos -en el marco de la 42 Asamblea General de la OEA- que procederemos a la denuncia formal del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), con fundamento en el artículo 25 del Tratado”, señalan los cuatro países en un comunicado conjunto.
El plazo para que surta efecto la notificación de denuncia del Tratado será de dos años, según lo dispuesto en el artículo 25.
El artículo 3 – 1 del TIAR señala que “Las Altas Partes Contratantes convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de dichas Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”.

Este artículo, sin embargo, no se aplicó en el caso de las Islas Malvinas cuando el Reino Unido, respaldado por Estados Unidos, atacó militarmente a contingentes militares argentinos que desembarcaron en 1982 en este enclave colonial para tratar de recuperarlo. El conflicto, cuyo costo en vidas humanas fue de 649 militares argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños, violó abiertamente lo dispuesto en el TIAR pero ningún gobierno se atrevió a denunciarlo, con excepción de México que lo hizo el 9 de junio de 2002.

Comentar este post