Exigen renuncia del ministro de Energía en Perú

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Pobladores movilizados de la ciudad peruana de Cajamarca exigieron este viernes la renuncia del ministro de Energía y Minas de Perú, Carlos Herrera Descalzi. Los manifestantes comenzaron este jueves un paro indefinido contra la minería en esa región.


NOTA CON AUDIOS



  Paro en Cajamarca.  
Paro en Cajamarca. 


Pobladores y autoridades de diferentes distritos de la región peruana de Cajamarca decidieron este viernes continuar con el paro indefinido iniciado el jueves. La protesta es impulsada por un conjunto de organizaciones sociales que conforman el llamado Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca.

Centros educativos, comerciales, financieros y el transporte público se plegaron a la medida de fuerza. La protesta se desarrolla en forma pacífica.

Exigen la suspensión de la actividad minera en esa región. También sumaron a sus reclamos, el pedido de renuncia del ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi.

Por su parte, el presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió este jueves a quienes llevan adelante el paro que haya cordura y diálogo.

Sin embargo, el secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP), Ramón Abanto, rechazó los llamados a diálogo. Señaló que eso significaría negociar la vida de la población. 

Los sectores movilizados rechazan la actividad del proyecto Minas Conga de explotación de cobre y oro, en la norteña ciudad peruana de Cajamarca.

Los manifestantes señalan que el desarrollo de este proyecto minero afectará a los pobladores locales, quienes se dedican principalmente a la ganadería y la agricultura.

El proyecto Conga contempla secar 4 lagunas ubicadas en las zonas altas de Cajamarca. Esto genera un impacto negativo sobre el espacio geográfico en el que nacen las fuentes de agua que alimentan los principales ríos de la región. (PÚLSAR)


ea
25/11/2011



Audios disponibles:

Francisco Contreras, presidente del grupo de solidaridad Suecia-América Latina. (minería)

 50 seg. (399 Kb.) archivo mp3

Pulsar

 

Perú: Exigen suspender proyecto en la mina de oro más grande de Sudamérica

Los habitantes de la la provincia de Celendín, en el departamento de Cajamarca (norte de Perú), pidieron este viernes la suspensión del proyecto minero Conga y la dimisión del ministro de Energía y Minas , Carlos Herrera Descalzi.

Los pobladores de los distritos Huasmín, Sorochuco, La Encañada y Bambamarca y sus autoridades tomaron la decisión de continuar con el paro hasta que el ministro de Energía y Minas presente su renuncia y se cancelen definitivamente las operaciones en el proyecto minero Conga que se ejecuta en Yanacocha, la mina de oro más grande de Sudamérica.

El secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep), Ramón Abanto, amenazó este viernes con radicalizar la protesta tras afirmar que no dialogarán con el primer mandatario, Ollanta Humala, porque ello implicaría negociar la vida de la población.

Sostuvo que “no se puede convivir con el agua y el oro” toda vez que instara a Humala gobernar para el pueblo y no para las mineras.

“Lo que queremos es que se solucione el problema, pero no permitiendo actividades mineras en cabecera de cuencas. Por lo tanto, nosotros no vamos a entrar a un diálogo, (porque) esto significa negociar en una mesa cuánto cuesta la vida de los celendinos”, explicó Abanto en entrevista a medios peruanos.

El presidente de Perú, Ollanta Humala pidió el jueves a través de su cuenta en twitter cordura y diálogo al paro antiminero en Cajamarca. “Hago un llamado a la cordura y al diálogo a nivel nacional, creo que es la mejor forma de construir el desarrollo”, expresó.

Centros educativos, comerciales, financieros así como el transporte público se plegaron al llamado a paro el jueves. La protesta se caracterizó por su carácter pacífico, pese a versiones alarmistas que lo precedieron, sobre supuestos aprestos violentos del frente de organizaciones sociales que dirige la huelga.

 

La República / El Comercio / PL / Telesur/ LibreRed.Net

 

Pronunciamiento: por un modelo de desarrollo sustentable para Cajamarca

 

La Región Cajamarca atraviesa en el presente una disyuntiva que marcará su destino por un largo plazo: o se profundiza la política de saqueo de sus recursos en beneficio de las transnacionales, o se abre paso una visión de desarrollo sustentable asegurando el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

Las grandes empresas mineras, encabezadas por Yanacocha, pretenden extender y profundizar sus operaciones en la Región, empezando por Conga y luego Galeno y Michiquillay, aprovechándose de un conjunto de ventajas como el blindaje jurídico y tributario que les fueran otorgadas por el fujimorismo y validadas por los posteriores gobiernos de turno. La implementación de estos megaproyectos convertirá a nuestra región en el punto neurálgico de la minería en el Perú, con el consiguiente brutal impacto medioambiental, bloqueando sus posibilidades de desarrollo armonioso basado en la concurrencia de las diversas potencialidades que posee.

Llama la atención que el gobierno de Ollanta Humala, contrariamente a sus promesas electorales, haya refrendado el esquema primario exportador de la economía nacional, y asumido como suyo el punto de vista de Minera Yanacocha, declarando que el Proyecto Conga se realizará de todos modos, justificando su actitud con el argumento de ser respetuoso con los acuerdos firmados. Esta posición hace oídos sordos a los planteamientos de la población, sus autoridades y genuinos representantes, que consideran inviable el proyecto Conga, busca más bien hacer potable la decisión tomada y convencer a la población de las supuestas ventajas que traerá la ejecución del proyecto.

A pesar de la propaganda perversa que viene desatando Yanacocha en contra del Gobierno Regional y las organizaciones populares, la gran mayoría del pueblo cajamarquino está dispuesto a defender sus recursos del saqueo que está en marcha, a defender el medio ambiente y evitar la destrucción ecológica, a preservar y usar racionalmente el agua cuyo uso prioritario es el consumo humano, la agricultura y ganadería. La defensa de Conga se convierte en un símbolo de esta lucha, tal como en el pasado ha sido la defensa del Cerro Quilish. El contundente paro regional del 9 de noviembre expresa la unidad de los diversos sectores de la región para defender sus recursos, poner fin al saqueo que está en marcha y dar paso a un nuevo modelo de desarrollo. A todos ellos expresamos nuestra solidaridad y reconocimiento.

Es momento de abordar a fondo el debate sobre la visión de desarrollo para Cajamarca. No se trata de encasillar la discusión en minas sí, o minas no. Se trata de asumir una visión de desarrollo sustentable, donde se aproveche el conjunto de recursos que posee la región, como la agricultura, ganadería, turismo, recursos hídricos, entre otros. La minería no debe ser la única ni principal actividad económica, su explotación debe realizarse respetando la zonificación económica y ecológica, con el uso de tecnología que minimice los costos medioambientales, y las empresas autorizadas a su explotación deben ser tratadas en iguales condiciones que cualquier empresa nacional, sin exoneraciones tributarias, ni blindajes de ningún tipo, con pleno respeto a los derechos laborales y eliminación del régimen de contrata.

En este esfuerzo de abrir paso a un modelo de desarrollo sustentable, cobra vital importancia el fortalecimiento de las organizaciones populares desde la base, afianzar su unidad, promover su desarrollo programático. En tal sentido hay que trabajar por el éxito del Congreso del Frente Regional a realizarse el 26 y 27 de este mes, cerrando paso a las maniobras divisionistas y corrosivas de sectores minoritarios que pretenden pescar a rio revuelto.

Hacemos un llamado al gobierno de Ollanta Humala a actuar en correspondencia con sus promesas electorales. La votación del pueblo cajamarquino en segunda vuelta fue decisiva para su victoria, y no puede ponerse de espaldas a ese respaldo que tuvo como base la confianza en los cambios planteados, distintos de la política que llevaron a cabo los gobiernos anteriores. El conflicto social puede evitarse escuchando a la población, la opinión de sus representantes y autoridades, poniendo por delante los intereses de las grandes mayorías. La intolerancia y el uso de la fuerza solo llevarán a mayores conflictos, cuyas consecuencias serán de entera responsabilidad de la empresa Yanacocha y las autoridades convertidas en guardianes de sus intereses.

 

www.ecoportal.net

Cajamarca, noviembre de 2011

Partido Comunista del Perú
Patria Roja
Comité Regional Mario Florián
www.patriaroja.org.pe

ecoportal net

Comentar este post