Éxito de la convocatoria en Madrid de las plataformas en defensa de lo público

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

"Alumnos y pacientes no somos clientes"

La manifestación del jueves en Madrid contra los recortes en Sanidad y Educación discurrió con una alta participación y un ambiente festivo.

Javier Verdión (Madrid)
Viernes 6 de mayo de 2011.  Número 149
JPG - 224.8 KB
Lista de deberes para los políticos propuesta por la plataforma Soy Pública Foto: Javier Verdión

Sanidad y Educación públicas: no a las privatizaciones y recortes. Ni conciertos ni copago. Así rezaba el lema de la manifestación conjunta convocada el jueves por diversas organizaciones y colectivos sociales, principalmente CAS Madrid (Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad), el grupo Matusalén (constituido por distintas formaciones en defensa de la sanidad pública madrileña) y la plataforma Soy Pública, única parte convocante en el sector educativo.

Debido a una alteración del recorrido por parte de la subdelegación del Gobierno, éste se tuvo que ajustar al tramo Cibeles-Sol, algo que generó cierta confusión alimentada por algunos medios de información masivos que por falta de documentación mantenían aún el antiguo trayecto. Es por ello que ya desde las 19:00 horas, dos pequeños grupos pertenecientes a la organización reconducían a los más despistados en las inmediaciones de Atocha.

Pese a todo, la manifestación arrancaba con normalidad poco después de las 19:45, cuando todavía se agolpaba mucha gente en el entorno de Cibeles. Un sinfín de lemas y pancartas, en defensa de una Sanidad y una Educación Públicas, coloreaba la calle Alcalá y se dirigía hasta el primer punto clave de la marcha, la Consejería de Educación.

Desde la cabecera, los distintos colectivos organizadores no obviaban el ambiente festivo y lanzaban sus principales reivindicaciones. “Sanidad y Educación, no a la privatización”, “Nada, nada, nada… para la privada”, “Alumnos y pacientes, no somos clientes”, “La concertada es privada”, “El copago es repago”, “Gastos militares para escuelas y hospitales”, “Más inversión en Sanidad y Educación”… Muchos y variados fueron los lemas que sin descanso se gritaban a lo largo del recorrido.

Pasada la Consejería, a cuya consejera, Lucía Figar, los docentes de Soy Pública regañaban (“¡Al rincón de pensar!”) las expectativas se cumplían con creces: el sentir general de que es posible organizarse y luchar al margen de los partidos de turno y las grandes centrales sindicales subvencionadas, estaba totalmente comprobado. Algunos de los convocantes que se situaban al inicio de la manifestación no ocultaban su gran satisfacción.

Pero la marcha seguía su curso y nada se quedaba ahí. La plataforma Soy Pública invitaba a los asistentes a poner deberes a los gestores de la administración, decenas de plataformas y colectivos mostraban sus peticiones y el evento no se limitaba esta vez a un determinado sector público: padres, madres, estudiantes, usuarios, profesores, sanitarios, bomberos, personal laboral, asociaciones vecinales…

Cabe destacar la presencia, siempre firme, de la plataforma de afectados por el cierre de Centros de Discapacitados Intelectuales (Magerit en lucha), encerrados desde hace más de 60 días. Al mismo tiempo, la batucada Samba da Rua cerraba la manifestación con un sonido impecable y un ritmo apabullante, la guinda perfecta para una jornada plena en la defensa de lo público.

Ya en Sol, el escritor Moncho Alpuente recitaba en clave de humor un soneto donde se denunciaba la situación actual de los servicios públicos, al tiempo que leía un manifiesto conjunto redactado por los organizadores del evento. Desde Soy Pública se agradecía la asistencia y se animaba a la organización ciudadana en torno a la defensa de la educación pública.

Desde CAS se habló de manifestación masiva, quizá la más multitudinaria hasta la fecha y se preveía una estrecha y larga colaboración en la defensa de esos dos pilares fundamentales que deben ser Sanidad y Educación, por lo que, en palabras de esta agrupación, “seguiremos saliendo a la calle, de manera conjunta, en defensa de estos derechos y para exigir a las autoridades el cese de las agresiones y el cuidado de lo público”.

 

diagonal web

Etiquetado en Europa

Comentar este post