Falta de ética de Reporteros Sin Fronteras le cuesta el puesto como organización asociada de UNESCO

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

reporteros-sin-fronteras-trLa ONG francesa Reporteros Sin Fronteras (RSF), subsidiada por agencias del Departamento de Estado norteamericano y cuya vinculación con la inteligencia norteamericana ha sido demostrada más de una vez, acaba de ser excluida de la lista de Organizaciones No Gubernamentales asociada a la UNESCO.
Es la segunda vez en exactamente cuatro años que RSF es sancionada por la UNESCO, por su falta de ética.
La prestigiosa institución de las Naciones Unidas le retiró el miércoles 12 de marzo de 2008 el coauspicio del Día por la Libertad de Internet, en virtud de sus “propósitos por descalificar a un número determinado de países”.
El Consejo Ejecutivo del organismo internacional validó este 8 de marzo la decisión del Comité sobre los Asociados No Gubernamentales, que retiró a RSF su estatuto de organización asociada.
El Comité sobre los Asociados No Gubernamentales, órgano subsidiario del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, se había reunido el pasado 28 de febrero para estudiar la reclasificación de las ONG que colaboraban con la UNESCO.
En el curso de los debates de la organización, varios países denunciaron los controvertidos métodos de trabajo empleados por la ONG “que no son compatibles con los valores de la UNESCO en el campo del periodismo”,  por lo que decidió excluirla de la categoría de asociación.


LA CRIATURA DE ROBERT MENARD

En el 2008 el fundador de RSF, Robert Ménard, renunció a su puesto como jefe de la ONG unos meses después de ser excluida por la UNESCO. Por esa fecha pretendía aceptar un contrato millonario del Emirato de Qatar donde iba supuestamente a establecer un organismo a favor de los derechos de la prensa.
Pero hoy está de regreso en Francia y asociado al partido ultra derechista Frente Nacional de LePen.
Cuando encabezaba RSF, Ménard tuvo que reconocer públicamente que su grupo recibía generosos subsidios de la Agencia de Desarrollo Internacional (USAID), fachada de la inteligencia norteamericana, a través del Center for a Free Cuba, una criatura de Freedom House, manejada por el agente CIA Frank Calzón.
Ménard tenía acceso desde hacía años a los fondos de la agencia norteamericana para la injerencia USAID,  que en 2008 disponía de unos 45 millones de dólares para realizar contra Cuba su trabajo de propaganda y espionaje, a través de una red de supuestas ONGs. El brazo derecho de Calzón, Felipe Sixto, confesó a finales del año pasado haber robado medio millón de dólares del presupuesto del mencionado centro.
La afiliación con la USAID y otros apoyos ocultos de EEUU explica el ardor de RSF al atacar constantemente países progresistas de América Latina, entre ellos los países del ALBA, contra los que desencadena con regularidad campañas de difamación al lado de otras organizaciones de prensa célebres por sus colaboraciones con el Departamento de Estado.

En febrero pasado, RSF intervino en el debate que se desarrolla en Ecuador sobre los derechos de la prensa al apoyar el diario El Universo, condenado por injuriar y mentir groseramente en contra del presidente Rafael Correa.
RSF calificó de “desastre” la decisión de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) del Ecuador que ratificó la sentencia por “injuria calumniosa” contra el diario portavoz de la ultraderecha y de la oligarquía.
De igual forma, ataca a Bolivia y Venezuela, países cuya “gran prensa” ha sido tradicionalmente monopolizada por la oligarquía nacional.

 

Cubadebate

Comentar este post

hugo vera 03/12/2012 02:35


Hace rato que debiera haber sido expulsada .