Familiares de retenidos por las FARC condenan rescate a sangre y fuego

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

  • Presidenta de Asfamipaz, Marleny Orejuela. (Foto: teleSUR)

Los familiares de los retenidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) condenaron este sábado el “rescate a sangre y fuego” por parte del Ejército, de sus seres queridos, tras la muerte de cuatro funcionarios públicos en este tipo de operativos, quienes llevaban años en manos del grupo insurgente.

“El Gobierno del Presidente Santos irrespetó la postura de las familias de no hacer un rescate a sangre y fuego, que sólo tiene como consecuencia la indignante noticia que cuatro o cinco de nuestros seres amados han sido asesinados en un irresponsable operativo militar”, condenó la organización colombiana Asfamipaz, en un comunicado.

Al menos cuatro miembros de la Fuerza Pública retenidos por las FARC murieron este sábado mientras el Ejército realizaba un operativo de rescate que no había sido consensuado con la guerrilla.

“Nos cercena la vida saber que hemos esperado 14, 13 y 12 años que tanto Gobierno como la guerrilla de las FARC decidieran un paso político y acorde a las necesidades de un mundo más humano, pero tenemos que decir con profunda tristeza, que nos han masacrado la esperanza de estos interminables años”, reseña el texto de Asfamipaz.

La presidenta de Asfamipaz, Marleny Orejuela, manifestó en entrevista para teleSUR que el presidente Juan Manuel Santos "quiere los rescates a sangre y fuego y ahí está demostrado. Es más fácil para usted y se acaba el problema, por lo menos recíbanos".

"No estamos de acuerdo con el rescate a sangre y fuego y a las FARC les decimos que el secuestro no es parte de la revolución".

José Uriel Pérez, familiar de Luis Beltrán, quien permanece cautivo por las FARC, declaró en exclusiva para teleSUR, tras el fallecimiento de los cuatro retenidos de la guerrilla. “Quisiera pedirle al señor Presidente, que actúa indolente, (...) al señor ministro de Defensa, que entiendan que esta gente que están haciendo asesinar miserablemente son seres humanos”, demandó Pérez.

En la misma línea, Margarita Sánchez, hermana de Elkin Hernández, uno de los cuatro retenidos por las FARC que murieron este sábado, mostró su indignación tras los hechos. “Les quedó grande a nuestros gobernantes dialogar”, dijo.

A continuación, teleSUR transcribe el comunicado íntegro de Asfamipaz:

Comunicado a la opinión pública

Las familias de policías y soldados secuestrados por la guerrilla de las FARC que trabajamos colectivamente en ASFAMIPAZ, manifestamos nuestra profunda indignación con los hechos ocurridos en las últimas horas, nos cercena la vida saber que hemos esperado 14, 13 y 12 años que tanto Gobierno como la guerrilla de las FARC decidieran un paso político y acorde a las necesidades de un mundo más humano, pero tenemos que decir con profunda tristeza, que nos han masacrado la esperanza de estos interminables años. El Gobierno del Presidente Santos irrespetó la postura de las familias de no hacer un rescate a sangre y fuego, que solo tiene como consecuencia la indignante noticia que cuatro o cinco de nuestros seres amados han sido asesinados en un irresponsable operativo militar.

Rechazamos la postura intransigente de la guerrilla de las FARC que no  ha querido, al igual que el Gobierno, ceder un ápice para que esta tragedia no ocurriera, nos duelen nuestros hijos muertos, pero no solo los han matado a ellos sino nuestras ilusiones de volverlos a ver y a abrazar VIVOS Y LIBRES, han invalidado la incansable lucha de madres, padres, hijos y familiares, a quienes nos han desposeído del derecho a tenerlos con vida.

 Hemos esperado más de un año para reunirnos con el presidente Juan Manuel Santos y dejar una evidencia de nuestra oposición absoluta al rescate a Sangre y Fuego, bajo ningún pretexto aceptamos ni aceptaremos que nuestros sobrevivientes sean sometidos a la ruleta de la muerte, reiteramos los esperamos vivos y libres, ni las banderas, ni los honores militares nos lo devolverán jamás.

Las familias expresamos al Gobierno Nacional y a la Guerrilla de las FARC que rechazamos los operativos militares y la irracional postura de asesinarlos a sangre fría, en esta guerra fratricida, nuestros hijos y familiares no pueden seguir siendo los sacrificados,  queremos que se busquen las salidas que los devuelvan con vida como los hemos esperado 14, 13 y 12 años.

Sí en Colombia se habla de vida como derecho, es este el que justamente estamos defendiendo.

FAMILIAS ASFAMIPAZ


 

 


 

 

 


 

 


 

 

teleSUR - Asfamipaz / LD
Telesur
Muertos cuatro oficiales prisoneros de guerra y Santos & Cia pide condena internacional
La guerra no solamente es con fusiles y bombas de 500 libras, sino también política e ideológica. La oligarquía, el autor intelectual y el beneficiario de la guerra, siempre sale "ilesa" cuando mueren los combatientes de ambos lados en la selva o en la montaña.
Dick Emanuelsson | Para Kaos en la Red | Hoy
Prisioneros guerrilleros de las FARC en la càrcel La Picota, en Bogota.
¿Quien llora por ellos cuando son asesinados por los guardianes del estado?

El Padrino y el Fundador de los "Falsos Positivos", Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, ahora pide a la comunidad internacional que ésta tiene que condenar a la guerrilla de las FARC por haber fusilado a cuatro oficiales de las Fuerzas Militares colombianas cuando el ejército entró en combate con la guerrilla en el departamento de Caquetá.

Basarse en información de un actor de guerra como el ejército es sumamente peligroso. Lo hacen las grandes corporaciones o el Terrorismo Mediático con un tinte político.

¿Podemos decir que la muerte de los cuatro oficiales, militares profesionales, que fueron capturados en algunos casos el 1997 y hasta ahora han sido tratado como prisioneros de guerra según los convenios internacionales, su suerte ha sido "cruel e injusto"?

Vivía y trabajaba desde Bogota cuando la guerrilla de las FARC atacaba a la cárcel La Picota y liberó a 100 presos políticos, entre ellos muchos guerrilleros.

¿Será que los guardianes de la cárcel dispararon balas de goma? ¿Dispararon a la espalda o pidieron primero que se voltearan los prisioneros de guerra para después darle el "tiro de gracia"?

Guerrilleros y militares oficiales son combatientes y a veces son capturados en el campo de batalla como prisioneros de guerra. Uno de los oficiales muertos fue el sargento José Libio Martínez, que llevaba más de 13 años, capturado en la base militar de Patascoy, en una altura de 4200 metros en los Andes colombianos. Fue un combate entre dos ejércitos, un regular y el otro irregular. Pero fue un combate militar. Ahora esta muerto, por el ataque del ejército a la guerrilla y es una gran tristeza. Pero así es la guerra no declarada que la oligarquía lleva a cabo contra su propio pueblo desde más de un siglo y la solución de esa guerra no es capitulación que intentó todos los presidentes colombianos desde 1964 hasta ahora, pasando por Uribe y Santos.

Entrevisté uno de los guerrilleros que dirigía la toma de la base militar del cerro Patascoy solo tres semanas después la batalla, un guerrillero que fue dado de baja por el ejército unos años después. Pero nadie se le ocurre decir que fue "asesinado por el ejército" por que el guerrillero sabía lo que significa incorporarse a la guerrilla y luchar por una Nueva Colombia. Claro, sus familiares lloraron con toda la seguridad. Pero eso no se reflejaba en los títulos de la gran prensa. Allá solo se ve los partes de guerra de triunfalismo, inyectando ese falso optimismo militarista que ha dicho medio siglo que "mañana triunfaremos contra los bandoleros". Y todo sigue igual, pese a que la misma prensa ha dado de baja a Manuel Marulanda, el fundador de la guerrilla, "por lo menos 1200 veces", relató 1988 en Casa Verde durante el "Cese de Fuego". Ese cese de fuego y todos los procesos de paz han sido torpeados y saboteados hasta eliminado por el Poder Fáctico en Colombia.

El Tiempo dice en sus textos hoy que los militares del estado terrorista son "secuestrados", mientras los guerrilleros prisioneros en las cárceles estatales son terroristas y merecen pudrir allá.

¿Quien se preocupa en El Tiempo por lo que piensan o sufren los familiares de los 7500 presos políticos que pudren en las cárceles colombianas?

¿Cuando los lectores de El Tiempo ha leído una sola línea que pone en su contexto el drama que viven estos presos y los familiares&parientes en su drama?

El Tiempo no tiene descaro poner en primera fila la foto de un Alfonso Cano muerto, con los ojos, igual como el Che, abiertos. Sin miedo por la muerte, igual como el Che.

La guerra no solamente es con fusiles y bombas de 500 libras, sino también política e ideológica.

La oligarquía, el autor intelectual y el beneficiario de la guerra, siempre salen "ileso" cuando mueren los combatientes de ambos lados en la selva o en la montaña.

Y hay una cantidad de colegas que no distingue entre el efecto y la causa.

Dick Emanuelsson

---------- Forwarded message ----------
From: sin tregua <ysiacaso.liquidame@gmail.com>
Date: 2011/11/26
Subject: FIAN Honduras: Carlos Lozano - Declaración - Muerte de uniformados: "un golpe a la paz"
To: tropique@cablenet.com.ni

De: Lozano Carlos < @ >
Fecha: 26 de noviembre de 2011



Muerte de uniformados: "un golpe a la paz"

"La muerte de los cuatro integrantes de la fuerza Pública en poder de la guerrilla de las FARC desde hace varios años, es un golpe a las posibilidades de salidas humanitarias y de paz en Colombia. Merece todo el rechazo y el repudio del país y de la comunidad internacional. Pero al mismo tiempo, coloca una vez más en entredicho los operativos militares de rescate a sangre y fuego, que pueden terminar en desenlaces trágicos como ocurrió el pasado sábado 19 de noviembre. Tienen razón los familiares de militares y policías, estos operativos no son aconsejables y nunca han sido respaldados por ellos. Son injustos con la esperanza e ilusión de recobrar vivos a sus seres queridos.

Ante la tragedia de cuatro muertos más en forma injusta y cruel en actos de barbarie del conflicto, una vez más cobran vigencia las salidas humanitarias y de paz. Insistir en la guerra, entregar más presupuesto para escalar el conflicto, lo prolonga en el camino de una mayor degradación. El Gobierno Nacional debe bajarse de la nube del triunfalismo, porque con el argumento del fin del fin y del "golpe de gracia", estimula la guerra, la confrontación y los actos de barbarie.

El Gobierno Nacional y las FARC deben entender que el único camino para resolver el conflicto es la vía del diálogo, la solución pacífica y política para allanar el camino a la paz con democracia y justicia social. En el entre tanto, todas las partes deben acatar y respetar el derecho internacional humanitario".

Carlos A. Lozano Guillén

Director de VOZ

Bogotá D.C. 26 de noviembre de 2011

Comentar este post