Fantasmita. Por Gonzalo Solari.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Volvés en los tangos que mi madre cantaba bajito en la cocina,

en la calle polvorienta bordeada de cunetas,

en aquel sonido chambón de guitarra

recostada en el tiempo.

Tenés el sabor de las ciruelas tibias

a la hora de la siesta.

Sos humilde flor de jardín,

conejito y malvón.

Goma en el bolsillo,

guardapolvo y moña.

Latita de Satinola campaneando a los Incalcuer.

La casa de Roberto Young, palomar del recuerdo.

 

Gonzalo Solari

Arezzo, 7-1-11

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

diana savio 08/22/2011 02:18



muchas gracias por recordar el cumple ,te mando un gran abrazo para todos uds. besosss Diana