Fauna del Uruguay: hoy los Pequebú

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

No hace mucho tiempo vimos algunas notas en los diarios uruguayos haciéndose eco de la prensa internacional sobre los DDHH, en Cuba.

 Fuimos pacientes, maduros y serios como nos reclama el "staff" esperando algo similar de los periodistas nacionales, sobre los sucesos nacionales.

 No esperábamos "brutas notas" sobre los DDHH, en Uruguay, de los periodistas progresistas hoy, revolutas ayer, no para nada; donde según nuestros propios aliados dicen que las cárceles uruguayas "son unas verdaderas cloacas".

 No las esperábamos porque el olvido es un juego de equipo, como "la celeste".

 Esperábamos si  algún comentario de los abandonados del sistema esos seis últimos (por ahora) uruguayos que murieron de frío y hambre en las calles y ranchos del paisito. Tampoco pudo ser, no es que no sepamos el porque.

Si no estoy mal informado "ahora si" la lucha contra la miseria será implacable, allí esta el joven y esbelto “nuevo” Ministro que no nos deja mentir, con toda su energía y su decidida alianza al Ejercito De Salvación Nacional, el solo hecho de ver su figura ya nos habla de lo dinámico que será el porvenir de la patria.

Aunque haya bajado como dos categorías en la consigna porque antes era "la pobreza";  y entendamos que todo no puede ser de un día para otro, las cosas se demoran y en ese ir y venir, seguimos para abajo, todo por esa manía de poner palos en la rueda.

Es decir mientras esperamos confiados y seguros las notas y las nuevas promesas, que si mal no recuerdo ya las hemos escuchado y el Sr. Rosales se prepara  (otra vez) para la nueva línea, podemos ir matando el tiempo hasta que ganemos el campeonato con la sub-20.., con la notita que sigue.

 

EL PEQUEÑO BURGUÉS:

 

Los conocemos como tal en dos diferentes aspectos, cuando se expresan a cada momento de su existencia.

1er.Aspecto:   

 Como ser individual; el uruguayo típico, buen muchacho, repetidor del himno nacional y la marchita "cuarretazo", escucha y  es opinador de avanzada y a veces, conmovido revolucionario, sensible por las injusticias del mundo.

El Pequebú, individuo progresista que está dispuesto a alentar esperanzas de cambio por un mundo mejor, más humanizado y justo.

El Pequebú individual, subido a las protestas callejeras, a subir siempre un escalón más las tibias reivindicaciones obreras, decidido a expresar su protesta en defensa del más débil, hacerse escuchar, gritar fuerte, pelear su puesto en el micrófono; el individuo pequebú político enterado, bien informado y líder hegemónico barrial por su buen decir y claro discurso, caballero, noble, pintún, en fin; un tipo lindo, que se hace querer con sencillez bien trabajada.

Como ser individual capaz de palanquear virtudes que favorecen siempre a otro pequebú como él, por mucho o por nada. 

El pequebú, hombre de tribuna que conoce a un amigo para mover la burocracia en el banco, la intendencia, el Parlamento y hasta con algún Coronel amigo...

El pequebú individuo que conoce el hambre y la sed de África, que sabe de Malthus y el principio de la población humana; conocedor de Asia superpoblada, de la India, de Moscú y la resistencia de Stalingrado; siempre  con una flor para la oposición a la violencia y una ramita de olivo entre los dientes.

El pequebú admirador hasta las lágrimas por el "Ché" y crítico de Fidel.

El pequebú que conoce al mundo en peligro y recicla todo lo que le mandan reciclar con digna prolijidad, cuidadoso, esmerado; el vidrio por un lado, el  plástico por otro, el nunca olvida acomodar la bolsita de sobras de su cena para los pobres, incluyendo incluso, algún dulce.

El pequebú, trabajador acomodado, con su casita en la playa, donde se reúnen para la autocritica semanal.

No obstante, el pequebú aún no está Fontainizado con "la Carve", pero la escucha porque se acerca al híbrido y contradictorio como es, la putea; se acuerdan? Fontaina era el que "daba la línea" del "ser" uruguayo. Era la opinión del informativo central de Radio Carve, el prototipo a seguir,  el que batía la verdad revelada

2do.Aspecto :

El pequeño burgués conocido como organizado, es el aspecto más sensible de ésta clase élite, ayer en la guerrilla y hoy en el Gobierno, porque el pequeño burgués organizado es una banda y como tal, capaz de las más viles claudicaciones que (como individuo) le conocemos, seres abyectos cuando reniegan hasta de sí mismos, traicionan y venden a su propia madre, jurando al mismo tiempo que; "te quieren salvar la vida"; no paran mientes en nada cuando la manada debe salvarse y por cierto, se salvan siempre. 

Tienen reservas de dinero y "alguien" que les da trabajo, un tío, una tía que es viuda y  tiene un campito...el pequebú como manada accede a la prensa "independiente", pregona otra vez la no violencia post-muro de Berlín y la caída del oso del este al que le llama "socialismo real" cuando, en realidad, era la versión rusificada de la burocracia, que León Trotsky desnudó en su nacimiento y predijo su derrumbe inevitable, pero esto no fue óbice para que la banda pequebú, esta verdadera tribu, se subiese alegre al carro "socialista".

Los pequebú organizados se entrenan para la guerra de guerrillas en Cuba y luego, presionados por el nacionalismo cuartelero, se desdicen y votan en contra Cuba agregando el voto de censura a "la dictadura de la isla", que no respeta los derechos humanos.

La banda pequebú es voluntaria en la misma Cuba a la campaña del azúcar, aunque jamás doblan el lomo y siempre están primero para "la foto histórica" y organizan viajes de placer a sus soberbias playas, es decir, al igual que la zorra usa un disfraz para cada ocasión.

Una y otra vez, se suben al carro progresista, carro que siempre están dispuestos a abandonar si pasaren del discurso a los hechos.

Muestran una notable coherencia para enterrar bien hondo al antiguo compañero y organizar junto con la policía la caza del hombre que puede joderle la vida, si éste hombre mantiene su consecuencia revolucionaria, cosa que le haría perder votos para la candidatura a la Diputación o al Senado desenmascarando su pasado de guerrillero feroz y lo que queda de aquélla caricatura.

El pequebú como banda es amargamente vengativo con sus antiguas ideas, adquieren parcelas en algunos medios de difusión que, a medida que se arrodillan, les entorna poco a poco la puerta y aplaude sus discursos "serios y fundamentados".

La banda les baja el hacha sin miramientos a los exaltados de siempre, que no han aprendido la táctica de aprovechar los resquicios que deja la democracia burguesa, apresurando salidas imposibles y generando falsas expectativas con grupejos y grupetes  mal organizados y peor armados que van a la derrota segura, porque no comprenden que las condiciones aún no están dadas.

Y por supuesto, el pequebú desde sus posiciones de poder, hará lo imposible (en el discurso y en los hechos) para que el camino del pueblo esté siempre bien bloqueado.

camaradas.jpg

Julio 2011

 

RICARDO PERDOMO - - - postaporteñ@
nº 598 - 2011-08-01

Caricatura Gervasio Umpierrez

Postaporteñ@

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post