Fiscalía General de Guatemala solicita juzgar a exgeneral responsable de más de 10 mil asesinatos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

PL – Una petición inédita en el sistema de justicia en Guatemala hizo la Fiscalía General para juzgar a un exgeneral acusado de ser el principal responsable de más de 10 mil asesinatos.


El Ministerio Público le imputa esos crímenes a Héctor Mario López, de 81 años, detenido el pasado 17 de junio, además de miles de desplazamientos y violaciones de mujeres indígenas ordenados como jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

López desempeñó ese cargo del 1 de septiembre de 1982 al 8 de agosto de 1983 durante el gobierno de facto del general Efraín Ríos Montt.

Por primera vez en este país para un militar de tan alto rango se hace la solicitud de ser procesado por delitos contra la humanidad durante el conflicto armado interno, de 1960 a 1996. 

Todos aquellos crímenes de las tropas ocurrieron al poner en práctica los planes Sofía, Victoria 82 y Firmeza 83, creados y ejecutados durante el mandato castrense de López.

Aquellos se desarrollaban como parte de las acciones contrainsurgentes, fundamentalmente en estrategias trazadas como la de tierra arrasada para el exterminio masivo de quienes acusaban de pertenecer o apoyar a la guerrilla.

Esos hechos fueron en buena parte los responsables de los 250 mil muertos calculados en Guatemala durante la guerra, atribuidos por estudios en su inmensa mayoría al Ejército, los cuerpos de seguridad y las paramilitares Patrullas de Autodefensa Civil.

Dicha cifra incluye más de 45 mil detenidos y luego desaparecidos tanto en las zonas rurales como en las ciudades, sobre todo en las primeras de ellas donde las comunidades indígenas eran las principales víctimas.

Entre las evidencias presentadas para la acusación contra López hay testimonios de familiares de víctimas y los informes de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico y de la Recuperación de la Memoria Histórica.

La Asociación para la Justicia y la Reconciliación y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos destacaron en un comunicado este hecho histórico, de suma importancia para los miles de sobrevivientes de aquellos años.

Señalan esperar que el caso del exgeneral continúe tramitándose como establece la ley y pronto se abran más procesos para quienes como él ordenaron el genocidio en Guatemala.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Comentar este post