Flasko, una fábrica recuperada en Brasil por los trabajadores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Además de la ocupación, los trabajadores organizan un festival cultural que funciona como un espacio público y un patrimonio de todos y todas, en una región carente de espacios y ofertas culturales.


Waldo Lao Fuentes Sánchez

João, trabajador de la fábrica Flasko

João, trabajador de la fábrica Flasko

 


Sao Paulo, Brasil. En la última década se han dado a conocer historias de fábricas recuperadas por los trabajadores en países como Venezuela, Paraguay, Uruguay y principalmente en Argentina donde llegaron a estar ocupadas más de 140. Flasko es una fábrica industrial de embalaje, produce tambores de plástico para uso industrial (contenedores de productos químicos, fertilizantes, cosméticos) y se localiza en el barrio de Sumare, a 115 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo, en medio de una región industrial y residencial.


Interior fábrica Flasko

Interior fábrica Flasko


Ocupar, producir y resistir

La fábrica Flasko fue ocupada en junio de 2003, al igual que otras dos fábricas que pertenecían al mismo grupo, Cipla e Interfibra, en la ciudad de Joinville en el estado de Santa Catarina, al sur del país. La ocupación de la Flasko ocurrió el mismo año que un ex trabajador metalúrgico asumió la presidencia, lo que motivó a los trabajadores. Sin embargo, la ayuda del presidente Lula da Silva para resolver el conflicto a favor de los trabajadores quedó sólo en palabras, papeles y promesas. Con los salarios atrasados por tres meses y con una deuda de 110 millones de reales que dejó el antiguo dueño, los trabajadores decidieron en asamblea retomar la producción y mantener la lucha por su derecho a continuar teniendo un empleo, decidieron juntos garantizar su subsistencia.

Desde el momento de la ocupación se crearon nuevas relaciones de respeto y solidaridad entre los trabajadores, quienes comenzaron a tener participación directa en la toma de las decisiones. La antigua lógica de trabajo piramidal entre el dueño y los empleados desapareció para dar paso a una relación horizontal entre los trabajadores, sin patrón. Las decisiones son tomadas colectivamente por los 64 trabajadores, ya sea a través del Consejo de la Fábrica (responsable de la administración y en el que participan trabajadores de todos los sectores de la fábrica) o a través de las asambleas realizadas semanalmente. Fue así como decidieron disminuir la jornada de trabajo a 30 horas semanales (con sábados y domingos libres).

En el 2005, la fábrica ocupaba tan sólo una cuarta parte de los 14 mil metros cuadrados del total del terreno, pero los habitantes de la región, en conjunto con los trabajadores, decidieron ocupar y construir la llamada “Vila Operaria”, un conjunto habitacional donde actualmente viven más de 350 familias.

Más tarde en el 2007, la Flasko impulsó el surgimiento del Centro de Memoria Operaria y Popular (CEMOP), el cual funciona como un archivo que reúne documentos, videos y fotografías sobre el movimiento de las fábricas recuperadas y realiza y apoya diversos seminarios, simposios, etcétera.


Fabrica Flasko

Fabrica Flasko

 


Festival Fábrica de Cultura

Del 12 al 14 de agosto se realizó la segunda edición del “Festival Flasko Fábrica de Cultura”, un festival que además de estrechar lazos con la comunidad de Sumare, la Vila Operaria y otros movimientos de la región es una muestra de que la fabrica, a diferencia de otras, funciona como un espacio público y un patrimonio de todos y todas, en una región carente de espacios y ofertas culturales.

La fábrica Flasko cuenta con una programación mensual –Fábrica de Deportes y Cultura de la Flasko– que ofrece diversas actividades como clases de danza, judo, teatro, guitarra, grafiti, tenis de mesa, futbol, exposiciones y películas, etcétera.

Para esta segunda edición, el Festival contó con la participación de diversos colectivos de teatro como las compañías A Brava, Conjugado, Estável, grupos musicales de la región y de Sao Paulo, entre ellos la querida banda de Unidos da lona Preta, del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST).


Debate Política y Cultura - Formas de Resistencia (con integrantes de grupos de teatro)

Debate Política y Cultura – Formas de Resistencia (con integrantes de grupos de teatro)

 

Fueron tres días de presentaciones teatrales, debates, visitas a la fábrica, comidas colectivas y mucha música, en un lugar que continúa siendo uno de los peores crímenes que el capitalismo puede perpetrar, hasta que los trabajadores demuestran que son capaces de organizarse y tomar el control de la producción.

 

Espectáculo A Brava – Compañía Brava

Espectáculo A Brava – Compañía Brava

 

Tomado de

Desinformemonos

Comentar este post