Funcionarios "voluntarios" para trabajar durante la visita papal

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Rouco afirma que los empleados colaboran por deseo propio

PILAR ÁLVAREZ - Madrid - 25/06/2011

 

rouco-benedicto-300x231.jpg

Casi 500 centros escolares públicos permanecerán abiertos durante la Jornada Mundial de la Juventud, del 16 al 21 de agosto. En cada uno de ellos, habrá al menos un bedel. Ningún trabajador de emergencias del Samur Protección Civil de Madrid puede irse en agosto de vacaciones. Una amplia plantilla de Policía Municipal permanecerá en su puesto para garantizar la seguridad del pontífice y del millón de peregrinos previstos durante la celebración. Los jubilados parciales de Metro de Madrid (aquellos que trabajan un 15% de su jornada, 45 días anuales) tendrán que atrasar su entrada al puesto de conductos este año para coincidir con esa semana, y la empresa pública de transportes ha pedido además "voluntarios" a razón de 100 euros extra al día para cubrir las necesidades de traslado a los visitantes.

El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se refirió ayer a la situación de estos trabajadores. Aseguró que "se irán todos los que tengan vacaciones", y que los que se queden en agosto lo harán "voluntariamente".

En una entrevista en RNE. Tres profesores preguntaron al presidente de la Conferencia Episcopal, a través de las redes sociales, por el personal de los institutos que va a tener que renunciar a sus vacaciones en agosto. Rouco Varela negó que esto fuera así. "Se irán todos los que tengan vacaciones", dijo. El arzobispo añadió que si algún trabajador se queda "es voluntariamente". Sus declaraciones contrastan con las quejas de los sindicatos y las recogidas de firmas de profesores de distintos centros educativos públicos. La Comunidad ha ofrecido 275 institutos y el Ayuntamiento de Madrid, 206 colegios, en una visita calificada como "acontecimiento de excepcional interés público" por el Estado y respaldado por todas las Administraciones.

En el caso de los institutos, las instrucciones llegaron este mismo mes. Las direcciones de área territorial aclaraban las horas de apertura (22.30) y cierre (10.30) de los centros, a cuyo cargo queda un conserje. El sindicato CC OO alertó de que los turnos de vacaciones deben quedar establecidos con tres meses de antelació, algo que no se ha cumplido en este caso. "No solo no es voluntario, sino que algunos conserjes todavía no saben si les va a tocar quedarse", explicó ayer Rosa Palazó, responsable de Personal de Administración y Servicio de CC OO. Según Palazón, reciben "quejas diarias de los bedeles" que no cuantificó. "Cada centro lo está resolviendo de manera distinta, en algunos se sortean las vacaciones entre los propios trabajadores para ver a quién le toca la china y en otros, el director decide quien se queda, son voluntarios a la fuerza", asegura la portavoz sindical.


Operativo insuficiente

Los trabajadores del SAMUR conocieron en enero que no podrían irse en agosto. Una resolución del director general en Emergencias del Ayuntamiento explicaba que "deviene imposible" conceder las vacaciones porque "de no articularse ninguna medida, en el periodo de celebración del acontecimiento se dispondría de un operativo asistencial y logístico claramente insuficiente".

En el caso de Metro, con trabajadores de una empresa pública que no son funcionarios, la dirección avisó en abril a los jubilados parciales que debían comentar a trabajar el 10 de jullio en lugar del día 1 para que su turno coincidiera con la visita del Papa. "No ha sido un proceso voluntario, los trabajadores están que trinan", asegura Teodoro Piñuelas, portavoz de UGT.

 

El Pais-

Comentar este post