Gaza: Algunas cicatrices nunca sanarán

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Farah tiene 3 años de edad. Su pequeño cuerpo fue quemado por el fósforo blanco durante la Operación Plomo Fundido, hace tres años. Farah milagrosamente sobrevivió después del tratamiento médico recibido en Egipto. Por desgracia, su madre no lo hizo. Murió debido a las infecciones de las heridas tres meses después de la masacre. Hoy Farah está al cuidado de su abuela.

2011-12-29  / Fuente: http://farahfilasteen.tumblr.com

Niños como Farah nos inspiran a seguir luchando por la justicia todos los días.  

Su lucha es nuestra lucha.

Fuente: Some scars never heal, en http://farahfilasteen.tumblr.com

 

 

A 3 años de la operación israelí en la Franja de Gaza los palestinos piden justicia

Hace tres años, Israel inició la mayor operación militar de la última década en la Franja de Gaza. El objetivo oficial la maniobra llamada 'Plomo fundido' era destruir varias instalaciones estratégicas de laorganización Hamás, pero los cohetes lanzados desde el israelí cayeron en su mayoría en las casas de civiles palestinos. ¿Cómo recuerdan aquellos trágicos momentos?

Uno de los afectados es Salah Talala Al Samouni, quien recuerda muy bien aquel día. Le costó la vida a toda su familia y después de tres años todavía no le hacen justicia.

“Fue temprano en la mañana, estaban bombardeando y el departamento de arriba estaba en llamas”, relata. “Yo salí con las manos en alto. Los soldados me dijeron que me quitara la camisa y los pantalones. Hice lo que ellos me pidieron, pero aún así dispararon."

"Apenas pude mirar hacia atrás y vi como mi madre había volado en pedazos. La identifiqué por algunos restos de su cuerpo, como sus orejas. Mi hija de 2 años, mi padre, mi primo… toda mi familia fue asesinada en ese momento."

Israel empezó a bombardear la Franja de Gaza en diciembre del 2008. La operación 'Plomo fundido' hizo caer miles de proyectiles israelíes sobre puertos, sedes ministeriales y muchos hogares palestinos. Centenares de cohetes fueron lanzados en respuesta desde la Franja de Gaza al sur de Israel y mataron a tres civiles.

Pero el precio pagado por la población palestina fue mucho más alto: en los bombardeos israelíes y los combates que siguieron por tres semanas fallecieron cerca de mil quinientas personas y de ese total, cuatro de cada cinco eran civiles. Ahora sus familiares llevan adelante otra lucha: obtener compensaciones económicas.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos tiene más de 200 demandas. Pero la burocracia, los papeleos y las muchas lagunas legislativas hacen que las peticiones no sean respondidas por las autoridades israelíes.

La abogada Fatmeh El´Ajou explica que según la ley israelí, el estado queda exento de cualquier responsabilidad por sus actos de guerra, como habitualmente se consideran todas las operaciones militares.

Pero las excepciones existen. Para Saleh Abu Hajaj, el conflicto entre Israel y la Franja de Gaza es sinónimo de masacre familiar y a él lo indemnizaron.

"Yo no pude entrar a mi casa por 16 dias porque los soldados israelíes lanzaban proyectiles todo el tiempo”, recuerda. “Tan pronto como ellos se fueron, entré y ahí en las paredes los saldados habían escrito que yo encontraría los cuerpos a sólo 50 metros de distancia. Encontré el cuerpo de mi madre enterrado en la arena y el cuerpo de mi hermana Majda cubierto con ladrillos."

Tras el proceso jurídico las autoridades israelíes tomaron la responsabilidad de este caso e indemnizaron a Salej con 150 mil dólares. Pero esta victoria tuvo un sabor amargo.

 

El caso de Salej puede servir de ejemplo para otras víctimas del conflicto de la Franja de Gaza, aunque sus esperanzas se agotan con cada nuevo aniversario. La parte israelí afirma estar investigando sus casos. Pero mientras las muertes y combates quedan en el pasado, todavía ningún soldado israelí ha sido sentenciado por los crímenes de esta violenta operación.

 

Gaza: 'El crimen es demasiado grande para ser ocultado'

Entrevista de Consuelo Maldonado de Euronews a Gilles Devers, portavoz del grupo de abogados que, en enero de 2009, denunció Israel ante el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra

Consuelo Maldonado: Señor Gilles Devers, usted es el portavoz del grupo de abogados que, en enero de 2009, denunció Israel ante el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra. ¿Ha habido algún progreso?

Gilles Devers: “Los hechos están descritos en el informe Goldstone. Todo el mundo sabe que se han cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Palestina tiene la competencia judicial, pero no la puede ejercer por la ocupación, pero sí puede transferirla al Tribunal Penal Internacional. En la actualidad, estamos en una fase de espera que corresponde, por desgracia, a un doble estándar que marca toda la vida del derecho internacional. El crimen es demasiado grande para ser ocultado”.

Consuelo Maldonado: El ministerio de Justicia de Gaza le ha confiado la defensa de los derechos de los prisioneros palestinos. ¿Puede ser éste el inicio de una nueva denuncia ante el Tribunal Penal Internacional?

Gilles Devers: “Los prisioneros son torturados de manera sistemática, los juicios no son justos y, además, están las condiciones de detención. Tres capítulos de violaciones del derecho internacional, por lo tanto la respuesta es sí, los expedientes de los prisioneros serán llevados ante el Tribunal Penal Internacional”.

Consuelo Maldonado: Usted está investigando sobre otro informe conocido en Gaza como “cementerios número”, ¿de qué se trata?

Gilles Devers: “Un cierto número de detenidos mueren en prisión. Israel se niega a entregar los cuerpos, lo que quiere decir, que sigue imponiendo las penas a los cadáveres. Las familias son informadas de la muerte a través de la Cruz Roja Internacional, pero como no se les da ningún certificado de defunción, no saben y nunca estarán seguras de si se ha producido el fallecimiento o no. Los cuerpos son enterrados en cementerios numerados. La persona se convierte en un número y continúa purgando su pena una vez muerta”.

Consuelo Maldonado: ¿De cuántos casos hablamos?

Gilles Devers: “En nuestra última visita a Gaza, después de trabajar con las autoridades hemos hallado, al menos, 350 familias afectadas”.

Consuelo Maldonado: Hablemos ahora del bloqueo militar. Usted trabaja para desbloquear las exportaciones de mercancías desde Gaza. ¿Qué argumentos legales utiliza Israel para mantener este bloqueo?

Gilles Devers: “Razones de seguridad, lo que no significa absolutamente nada. ¿Quién puede decir cuál es la razón de seguridad que prohíbe las exportaciones de flores desde Gaza?

En Holanda están esperando estas flores, están catalogadas. El acuerdo europeo firmado en septiembre de 2011 que se aplicará desde el próximo enero libera los derechos de aduanas.

Es decir, la Unión Europea, que se siente muy culpable por no ayudar más a Palestina, ha eximido a las exportaciones palestinas de los derechos de aduana. En la medida en que estos productos son libres, no tenemos por qué pasar por las aduanas israelíes. Los productores se están organizando para exportar flores desde Gaza en dirección a Europa”.

Consuelo Maldonado: Usted habla de flores, ¿existen también otros productos?

Gilles Devers: La Unión Europea juega a dos bandas. Ha dicho que esta exención de derechos de aduana no se aplica a las frutas y hortalizas, como si el mercado europeo pudiese estar amenazado por este tipo de productos que provienen de Gaza. Por el momento, Gaza puede exportar sus flores, y también, los productos agrícolas transformados.

Este bloqueo es ilegal. Así está reconocido por Naciones Unidas y hay, por desgracia, un consenso de los poderes occidentales para actuar como si nada. Es escandaloso y estamos trabajando para terminar con este bloqueo con la ley en la mano”.

 

Israel amenaza con otra 'operación Plomo Fundido' contra Gaza

Para el jefe del Estado Mayor israelí, Benny Gantz, la operación Plomo Fundido, lanzada hace justo tres años contra Gaza, tuvo tan buenos resultados que cree quehabrá que repetirla en un futuro.

El jefe del Estado Mayor israelí, Benny Gantz (derecha), con el primer ministro, Benjamin Netanyahu (centro).-JIM HOLLANDER (EFE)

En una entrevista con la radio militar del país, Gantz ha señalado que esa ofensiva, en la que Israelasesinó a 1.400 palestinos y destruyó o dañó 11.000 viviendas, fue "una operación excelente que logró disuasión para Israel frente a Hamás", segúnrecoge el diario israelí Haaretz.

La escalada de tensión que se está produciendo en las últimas semanas ha originado una ola de voces dentro y fuera del Gobierno israelí que reclama una nueva invasión de la Franja, si cabe más dura que durante Plomo Fundido.

"No aconsejo a Hamás que ponga a prueba nuestro brío", ha advertido Gantz antes de señalar que su país no tiene más elección, en su opinión, que lanzar tarde o temprano una nueva ofensiva de envergadura en Gaza, que será "rápida y dolorosa".

En cuanto al momento de la operación, Gantz se limitó a decir que se actuará "cuando se den las condiciones apropiadas".

Palestina Libre

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post

Néstor 01/05/2012 06:41


Algún día, tal vez no muy lejano, Israel tendrá que dar cuentas a la humanidad de tanta barbarie , crimenes y vejaciones cometidas.


Los asesinos creen a veces, tener la impunidad que sus fuerzas bélicas le dan, pero mas temprano que tarde la justicia deberá triunfar por sobre el atropello desmedido que se ha cometido, se
comete y se seguirá cometiendo.


Israel de ninguna manera puede seguir caprichosamente, invadiendo, matando, actuando de la misma forma que contra su pueblo actuó el nazismo hace ya mas de medio siglo.


Los nazis fueron "cazados" y juzgados a pesar del tiempo transcurrido, yo deseo fervientemente que estos "nazis israelíes" corran la misma suerte que corrieron aquellos.


Dice un viejo refrán: la justicia tarda pero llega, pues bien esperemos que esto se cumpla, son mis fervientes deseos ante tanta impunidad, la justicia hará que la humanidad recobre su dignidad
hasta hoy perdida, consintiendo de brazos cruzados tanta barbarie.