Glifosato contamina fuentes de aguas subterráneas. Investigación científica demuestra la contaminación del agua dulce. Y en Uruguay ¿qué ocurre?

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

RAP-ALContrariando las afirmaciones hechas por la industria química y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU., de que el herbicida glifosato no se filtra en las aguas subterráneas, se ha encontrado que es plenamente capaz de contaminar esas aguas.

Publicado en la revista Analytical Chemistry and Bioanalytical , el nuevo estudio confirma que el glifosato está lejos de ser el protector de los cultivos benigno que sus defensores afirman que es, y que tiene el potencial de causar daños ambientales. Para su estudio, los investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IEAWR) en Barcelona, España, realizaron una serie de pruebas en muestras de agua subterránea para determinar la presencia de glifosato. Después de emplear un inmunoensayo de partículas magnéticas (IA), así como cromatografía líquida con extracción en fase sólida, (LC) y espectrometría de masas tándem (MS / MS), determinaron que, mientras que los suelos absorben parte del químico, el glifosato no es totalmente descompuesto antes de llegar a las aguas subterráneas; lo que el gobierno y la industria química desde hace mucho tiempo decía que sí ocurría.

De hecho, los resultados contradicen totalmente las declaraciones hechas por la industria química y la EPA de que el glifosato tiene “pocas posibilidades de lixiviación en aguas subterráneas.” Según la EPA, “microbios en el suelo fácilmente lo degradan completamente [al glifosato], incluso bajo condiciones de baja temperatura y el glifosato no tienden a acumularse en la vida acuática”.

La EPA presumiblemente habría obtenido esta información falsa directamente desde el fabricante de glifosato, la Corporación Monsanto. Sin embargo, la agencia tiene su propia responsabilidad para verificar los reclamos de seguridad por parte del público, que obviamente no hizo para el glifosato. Como resultado, millones de litros de este producto químico mortal son rociados sobre los cultivos en todo el mundo cada año, y nadie sabe cuánto de ello ha llegado a las aguas subterráneas.

Otros dos estudios realizados recientemente por el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS) también encuentran glifosato en arroyos y ríos, así como en el agua de lluvia e incluso en el aire alrededor de las zonas agrícolas que utilizan glifosato.

Otro aspecto de esta revelación es el hecho de que Monsanto ha sabido de esta contaminación del ambiente durante años, pero no ha hecho nada al respecto.

La mentira de que glifosato no contamina las aguas subterráneas ha sido oficialmente desmentida, es muy poco probable que la EPA o la industria química inviertan su posición errante en la materia.-

Glifosato en Uruguay

En nuestro país los herbicidas son las sustancias que ocupan el mayor porcentaje de uso, 56 por ciento del total de los agrotóxicos, estos son usados tanto en la agricultura, como en la forestación, monocultivos que superan ampliamente los dos millones de hectáreas.

Durante el 2011 se importó arriba de 21.000 toneladas y el glifosato es el que lidera la lista de los herbicidas. Estas miles de toneladas fueron esparcidas en nuestros suelos, y probablemente una parte importante ha escurrido contaminando aguas superficiales y subterráneas, en tanto otra parte ha quedado depositada en el suelo, donde permanecerá al menos durante un par de años.
Estudios como los realizados recientemente en España han demostrado que el glifosato contamina las aguas subterráneas y nuestro país no escapa a esta realidad, y ni menos aún cuando su mayor cultivo, soja transgénica, es resistente a este herbicida.

El agua es un recurso finito y que todo ser humano lo necesita para vivir, una vez contaminado es extremadamente difícil de descontaminar y peor aun si su contaminación es constante.


Para acceder a informe completo en inglés: Determination of glyphosate in groundwater samples using an ultrasensitive immunoassay and confirmation by on-line solid-phase extraction followed by liquid chromatography coupled to tandem mass spectrome. Sanchís J, Kantiani L, Llorca M, Rubio F, Ginebreda A, Fraile J, Garrido T, Farré M. Noviembre 2011

Basado en:
http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/glifosato-contamina-fuentes-de-aguas-subterranes/

RAPAL Uruguay
Enero 2012

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post