Gobierno británico y ¿derechos humanos?: comercio de carbono ensangrentado en Honduras

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Crisis climática

"El grupo Dinant es una empresa hondureña que hace grandes negocios con la palma de aceite, entre otros. Esta empresa ha presentado dos proyectos de venta de créditos de carbono para la captura de biogas en dos molinos de palma de aceite en el Bajo Aguán y en Lean."

 


El grupo Dinant es una empresa hondureña que hace grandes negocios con la palma de aceite, entre otros. En Honduras, país bajo un régimen de facto, la empresa es conocida por la violencia que ejerce en el valle del Bajo Aguán con la complicidad del régimen, usando escuadrones de la muerte, al ejército y la policía. Esta empresa ha presentado dos proyectos de venta de créditos de carbono para la captura de biogas en dos molinos de palma de aceite en el Bajo Aguán y en Lean.
Los créditos de carbono se pagarían a través del denominado Mecanismo de Desarrollo Limpio MDL, un controvertido esquema de fijación de carbono establecido por las Naciones Unidas bajo el Protocolo de Kyoto. Según esta política, compañías contaminantes de los países del Norte -en este caso la compañía energética francesa EDF Trading- puede evitar tener que reducir sus propias emisiones de carbono comprando crédito de proyectos en el Sur que supuestamente reduzcan emisiones de carbono. (Spanish: ver aquí.)EDF Trading hace enormes inversiones en carbón y energía nuclear.

Los dos proyectos del cuestionado Grupo Dinant hondureño recibirían dinero de EDF trading. Esto es posible porque bajo las normas del MDL, los derechos humanos son totalmente ignorados, lo cual es escandaloso.

El 4 de febrero 2011, 76 organizaciones enviaron una Carta Abierta de al Departamento de Energía y Cambio Climático del gobierno británico. Después de dos meses, el gobierno aún no ha desautorizado el proyecto, y al acercarse la fecha límite, cada vez hay más posibilidades de que el grupo Dinant reciba la financiación.

El gobierno británico, que por cierto suscribe el Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, podría aun detener ambos proyectos retirando su autorización. En caso contrario se convierte en cómplice de los abusos del Grupo Dinant. Escriba exigiendo la cancelación de la autorización de compra de créditos de carbono.

Más información sobre el comercio de carbono y el MDL.

FIRME LA CARTA AQUÍ


Fuente: Salva la Selva

Tomado de Biodiversidad en América Latina y el Caribe

Comentar este post