Gobierno de EEUU contrata especialistas para saturar con propaganda sucia celulares cubanos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Washington Software, Inc.

El logo de Washington Software, Inc.

JEAN-GUY ALLARD – Una firma de Maryland, Washington Software, Inc., acaba de firmar un contrato con el Gobierno de los EE.UU. para establecer un sistema capaz de bombardear con decenas de miles de mensajes de texto a los usuarios de teléfonos celulares  de Cuba, en violación de todos las reglas de ética y regulaciones internacionales en materia de comunicaciones.

Según los términos del convenio, la empresa contratista tendrá que diseñar “un sistema de mensajería de texto” destinado a contrarrestar supuestos “ intentos del gobierno cubano para bloquear los mensajes políticamente sensibles”, revela el sitio web alongthemalecon, del periodista Tracey Eaton, afamado investigador del tema cubano.

Increíblemente, esta gigantesca operación de “spamming” que amenaza afectar seriamente el funcionamiento normal del servicio de SMS ofrecido a los usuarios de celulares cubanos, que alcanzan el millón de personas, origina de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión, o BBG, un órgano federal encargado de supervisar la calidad de las comunicaciones. 

Las ofertas solicitadas  y publicadas el 17 de agosto, precisa que se trata de un contrato de base de  84.000 dólares durante el primer año. Otras opciones de un año aumentaría el valor total del contrato a  464,160 dólares.
Alongthemalecon reporta que un posible contratista se preguntó si la campaña de mensajes de texto era legal. La BBG le respondió de no preocuparse con este “detalle”.

La BBG será quién redactará los mensajes de propganda sucia que deberá difundir integralmente el “contratista”, sin derecho a rectificar.

“La Agencia asume la responsabilidad por el contenido de los mensajes. El contratista asume toda la responsabilidad en virtud de este requisito y debe considerar todos los aspectos de este requisito antes de presentar una oferta”.
Traducción proveída por Tracey Eaton: Si usted está preocupado acerca de problemas legales, no se molestan en solicitar.

El  primer año de esa operación “spam” ordenada por el gobierno de EEUU se extiende desde 15 de septiembre 2011 hasta el  14 de septiembre 2012.
 La dirección de la empresa ganadora es: 20410 Century Blvd., Ste. 220, en Germantown, Maryland. Entre sus clientes figuran el Departamento de Educación de EE.UU., el Departamento de Salud y Servicios Humanos y el Departamento del Trabajo y otras agencias gubernamentales.

Falta solo la CIA, el FBI y el Pentagono que a lo mejor fueron omitidos en la lista pero Washington Software también atiende a empresas tales como IBM y Lockheed Martin.

Un bombardeo de 24.000 mensajes en total por semana.
Según las especificaciones de la contratación,  el “contratista” deberá diseñar y operar un sistema para gestionar el envío de mensajes SMS de las emisoras OCB para usuarios de teléfonos móviles en Cuba, “incluyendo las técnicas de manipulación y sustitución de palabras clave en mensajes individuales para burlar la censura”.

El contratista debe “ser capaz de distribuir hasta 24.000 mensajes en total por semana”.

Curiosamente, las ráfagas de propaganda nunca deben caer “por debajo de 1,800 mensajes por hora” sin la aprobación previa de la BBG, dice textualmente el contrato.
La técnicas usadas deben incluir la posibilidad de añadir cambios únicos para “para evitar la detección de los mensajes que se envían en grandes cantidades a muchos suscriptores”.

Más aún: “Estas técnicas pueden incluir sustituciones de palabras clave, donde las palabras clave potencialmente provocadoras pueden ser censuradas y reemplazadas con otras palabras o caracteres que dejan el significado intacto, pero impide la detección (por ejemplo reemplazar ‘o’ con ’0 ‘, o’ i “con el ’1 ‘)”.
El Contratista debe permitir la entrada de mensajes SMS en los idiomas Español e Inglés a través de la interfaz web, así como distribuir correctamente los mensajes SMS a través de las redes celulares de tal manera que todos los mensajes, especialmente aquellos utilizados sólo en español, no se dañan en el proceso de envío.
Más sabroso aún, y con peste a CIA y demás órganos de inteligencia imperial:  la BBG proveerá los números de celulares  que el contratista no podrá luego “dar, vender, entregar, o de cualquier otra forma, distribuir o utilizar” a otro negocio, organización, servicio, o cualquier gobierno, de EE.UU. o extranjero – por ser “propiedad estricta de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión, la Oficina Internacional de Radiodifusión”.

Contrainjerencia

Etiquetado en U.S.A - Canadá

Comentar este post