Golinger: la USAID está detras de organizaciones ecuatorianas que buscan desestabilizar al Gobierno

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Eva Golinger, escritora e investigadora estadounidense, aseguró que muchas organizaciones ecuatorianas, algunas vinculadas al movimiento indígena, reciben fondos financieros del Departamento de Estado de los Estados Unidos, a través de la USAID (United States Agency for International Development) y la NED (National Endowment for Democracy),  para desestabilizar al Gobierno del presidente Rafael Correa.

En diálogo con la Agencia Andes, Golinger reiteró que la asambleísta Lourdes Tibán, del partido Pachakutik (ala política de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Conaie) forma parte de la Corporación Empresarial Indígena una organización que “activamente” recibe recursos de la USAID.

El grupo, del cual Tibán es fundadora, tiene como asesor a “un veterano” de la Central de Inteligencia norteamericana (CIA), Norman Baily, quien hace dos años fue jefe de una misión especial de inteligencia del gobierno de EE.UU. en Cuba y Venezuela, aseguró Golinger. Otro grupo financiado por la USAID es Participación Ciudadana, sostuvo la investigadora, quien estudia la injerencia de EE.UU. en los países de la región.  

-¿Usted reitera la acusación contra la asambleísta Tibán?

-Encontré lo que son las pruebas de eso. No sé si ella lo ha negado, pero es imposible que lo niegue cuando existe la prueba.

-¿Y qué pruebas son esas?

-Ella pertenece a una organización que ha recibido fondos de agencias de Estados Unidos, como la NED, tanto como la USAID, que es un brazo financiero del Departamento de Estado. Si no me equivoco, ella pertenece a uno de estos grupos que en su junta directiva cuenta con un veterano de la Agencia Central de Inteligencia: Norman Baily. Él es un veterano conocido de la comunidad de inteligencia de EE.UU., y como asesor pertenece a esta organización (Corporación Empresarial Indígena), de la que ella es fundadora.

-Cuando dice “ella”, ¿se refiere a la asambleísta Lourdes Tibán?

-Sí señor. Yo vengo denunciando hace más de un año y cuando ocurrió la situación del 30 de septiembre (de 2010, en el intento de magnicidio y golpe de Estado). Me di cuenta también es que figuraba este grupo conectado con ella y su organización, que eran quienes apoyaban las acciones contra el Gobierno de Rafael Correa. Entonces me llamaba la atención que era una de las organizaciones que reciben financiamiento de Estados Unidos, con vínculos muy estrechos con la comunidad de inteligencia. Más allá que a ella no la conozco personalmente ni puedo decir si ha recibido fondos, pero sí pertenece a una organización que sí recibe activamente financiamiento de agencias de Estados Unidos, del gobierno de Estados Unidos.

-¿Con fines desestabilizadores?

-Si ellos apoyaban una acción contra un gobierno electo democráticamente, eso se llama desestabilización. ¿Cómo se puede justificar eso? Si lo que ocurrió el pasado 30 de septiembre, en toda la confusión cómo se puede justificar que ciertos grupos salieran diciendo que era una razón para que se acabara el gobierno de Rafael Correa, para que renunciara o lo que sea. Eso, obviamente, es un intento de desestabilización de un gobierno democrático. (nota de la redacción: Golinger hace alusión al pedido del jefe de bancada de Pachakutik, Cléber Jiménez, que a las 10:03 del 30 de septiembre exigió la renuncia del presidente Correa argumentando una crisis social y estado de grave conmoción social).

Además las agencias estadounidenses que financian a su organización son ya conocidas a nivel mundial, de ser instigadores, de fomentar cambios de regímenes que favorecen a los intereses estadounidenses.

-En las investigaciones que ha realizado, ¿hay otras organizaciones del Ecuador, partidos políticos, que también estarían recibiendo algún financiamiento de la CIA?

-El financiamiento es a diferentes agencias, hay una que se dice ser no gubernamental, que realmente es una burla de ese concepto. Esa organización se llama Participación Ciudadana. Ellos reciben financiamiento directo del Departamento de Estado, de la NED, de la USAID, y han asumido una postura contraria al gobierno de Correa. Han estado durante años, antes de que gane Correa, intentando promover más bien una agenda foránea. Y hay muchos más (grupos), pero no los tengo aquí (en el momento del diálogo con Andes).

Incluso la USAID tiene una gran presencia (en el Ecuador), debes saberlo. La USAID es una agencia financiera del Departamento de Estado. Son fondos directamente del gobierno estadounidense que, en la mayoría de los casos, son direccionados a fines políticos. La USAID ya no es lo que fue en su principio: una organización que ayuda al desarrollo, fines humanitarios…ahora tiene objetivos políticos y más que todo en América Latina.

(Golinger recuerda las actividades desestabilizadoras que la USAID realizó en Bolivia y Venezuela, de donde finalmente fue expulsada. En otro tema, se refirió al papel de la Sociedad Interamericana de Prensa que, como una voz ilegítima, pretende dar lecciones de democracia a los países de la región).

-¿Cuál es su opinión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), cuyo presidente, Gonzalo Marroquín, acusó a los gobiernos de Ecuador, Venezuela, Argentina, Bolivia y Nicaragua, de ser –junto al crimen organizado- la mayor amenaza para la libertad de expresión…

-Es ridículo porque la Sociedad Interamericana de Prensa es una organización de dueños de medios de comunicación y de jefes editoriales, quienes mantienen el poder comunicacional. No es una organización ni de periodistas ni de quienes realmente ejercen la libertad de expresión. Ellos manejan intereses económicos y políticos. Además, desde su fundación tienen vínculos muy estrechos con los centros de poder, principalmente en Estados Unidos, pero también por toda América Latina. A ellos nunca les va a interesar un proceso de democratización de medios de comunicación, porque al fin la libertad de expresión le pertenece a los seres humanos, a los pueblos, no a las empresas. La comunicación es su negocio, no es algo que ellos ven como un derecho humano.

Ellos ven que su negocio, como cualquier otro negocio, está bajo amenaza y, entre comillas, ellos van a luchar para mantenerlo. Para mí, la SIP no es un actor ni una voz legítima sobre el tema de libertad de expresión, ellos son de libertad de sus negocios, pero no de libertad de expresión de los pueblos.

Ellos son todos empresarios (los integrantes de la SIP). Desde su fundación ellos tenían vínculos muy estrechos con la comunidad de inteligencia de EEUU. Cómo se puede explicar que una organización de dueños de medios tiene tan grande presencia hablando sobre libertad de expresión, eso es algo ridículo, eso se ve solo en América Latina. En Estados Unidos, por ejemplo, no van a salir los dueños de Fox, de CNN, reclamando sus derechos de libertad de expresión. La creación de la SIP fue una manera de controlar, de orientar, los conceptos de prensa en América Latina, basado en el monopolio mediático.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Comentar este post