Golinger: organizaciones no gubernamentales (ONG) opositoras reciben financiamiento a través de la OEA

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

AVN – Los miembros de la derechista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) venezolana enviaron  cartas a la diputada republicana Ileana Ros-Lehtinen y al senador demócrata John Kerry, el pasado 28 de julio, para solicitarles que eviten el recorte de recursos de Estados Unidos a la Organización de Estados Americanos (OEA) y, de este modo, evitar perder financiación para sus actividades.

La abogada e investigadora Eva Golinger, a través de la red Twitter, indicó que a través de la OEA se financian organizaciones no gubernamentales (ONG) opositoras. 

“A través de la OEA, USA financia a varias ONG de la oposición venezolana. Si recortan fondos para la OEA, pierde la MUD también”, indicó a través de su usuario @evagolinger.

Las cartas fueron enviadas tras la reciente medida del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Capitolio de Estados Unidos, en la que se propone el corte de todos los fondos, por parte del país del norte, a la OEA.

La MUD se confesó preocupada por las “consecuencias no intencionadas” que acarrearía tal resolución en Venezuela.

“Las medidas aprobadas por su Comité, si se llevan a cabo, pondrán en peligro la oportunidad de restaurar la democracia y el estado de derecho en Venezuela”, reza el escrito enviado a la llamada Bruja del Capitolio, Ros-Lehtinen.

También le escribieron a la parlamentaria que la “libertad y la seguridad hemisférica” necesita de fondos apropiados y el apoyo de la OEA por parte de Estados Unidos y los Estados miembros.

En la carta a Kerry, la MUD expresó: “Esperamos que la propuesta de su Comité (Asuntos Exteriores de la Cámara de Senadores) no incluya alguna medida similar y que rechace la medida tomada por el referido Comité, si llega a ser discutida”.

A lo largo de la misiva los integrantes de la MUD aseveran que la OEA sufre de limitaciones actuales, pero que es “el último recurso para defender las causas de derechos humanos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana. También cada vez que el debate sobre la democracia en Venezuela sobresale en la OEA, ha resultado en la contención temporal de las amenazas autoritarias del gobierno”.

“En este contexto tan difícil, la OEA es una organización clave. Nuestro punto de vista es que la ley internacional y la acción diplomática multilateral, con respecto a nuestra soberanía, son las únicas herramientas aceptables por la comunidad internacional para apoyar nuestra democracia, y para los venezolanos avanzar en la defensa de sus derechos humanos”, explicaron en ambos documentos.

Ileana Ros-Lehtinen y otro grupo de congresistas estadounidenses apoyaron en 1989 la liberación y un perdón presidencial para el terrorista Orlando Bosh, acusado junto a Luis Posada Carriles de un ataque a un avión cubano en el que fallecieron 73 personas y de otros 16 episodios de secuestro, asesinatos e intentos de homicidio en Estados Unidos, España, el Caribe y Suramérica.

Según las investigaciones realizadas, en 2003, esta congresista apoyó la guerra en Iraq, pidió al gobierno de EEUU bombardear a Cuba y revisar los vuelos entre Caracas y Teherán para “ver si se están moviendo grupos terroristas”.

Por su parte, Kerry ha incurrido en reiteradas oportunidades en la injerencia de asuntos internos venezolanos.

Es recordada su “preocupación” por la situación en Venezuela por lo denominó, junto al Comité de Relaciones Exteriores del senado estadounidense, el hostigamiento al canal privado Globovisión y el caso del lote de 24 vehículos que se encontraban acaparados en la residencial del hoy prófugo de la justicia venezolana Guillermo Zuloaga.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Comentar este post