Golinger: Washington planifica más acciones contra Venezuela

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

El Departamento de Estado dijo hoy que está considerando “seriamente” clasificar a Venezuela como un “estado terrorista”


EVA COLINGER – Durante una audiencia hoy en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos sobre “Actividades Sancionables en Venezuela”, congresistas demócratas y republicanos pidieron al gobierno de Barack Obama tomar acciones más agresivas contra el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela. El jefe del Sub-Comité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Connie Mack, republicano de Florida, tildó al gobierno venezolano de “terrorista”, declarando que “es hora de actuar para contener la peligrosa influencia de Hugo Chávez y su relación con Irán”.

Mack es conocido por su postura rábidamente anti-chavista. No obstante, el congresista republicano tiene peso en el cuerpo legislativo debido a su alto cargo en el Comité de Relaciones Exteriores. Sus esfuerzos, junto a la jefa del Comité de Relaciones Exteriores, la republicana Ileana Ros-Lehtinen, lograron convencer a la Casa Blanca de imponer sanciones contra la empresa petrolera estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) el pasado 24 de mayo. Mack ha declarado que su misión única este año es “ir por Hugo Chávez”. 

La audiencia de hoy, dedicada en su entero a Venezuela, contó con la presencia de altos funcionarios del Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro, y la Oficina de Control de Bienes Extranjeras. En declaraciones ante el Comité, el asistente Sub-Secretario de Estado para América Latina, Kevin Whitaker, reveló que la administración de Barack Obama está “seriamente considerando” clasificar a Venezuela como un “estado terrorista”. “Ninguna opción está fuera de la mesa y el departamento continuará estudiando cualquier acción adicional que pueda ser necesaria en el futuro”, señaló Whitaker.

Las sanciones impuestas contra PDVSA el 24 de mayo cayeron dentro de una ley de sanciones contra Irán (Iran Sanctions Act) de Estados Unidos, e incluyeron la prohibición de entrar en contratos con el gobierno estadounidense, el uso del banco de importaciones y exportaciones de Estados Unidos y la aprobación de ciertas licencias tecnológicas. Está acción hostil de Washington hacia Venezuela no tuvo mayor impacto económico contra el país suramericano y su empresa petrolera debido a que ya no mantenía contratos con el gobierno estadounidense ni créditos de sus bancos. Las sanciones no afectaron al importante suministro del petróleo desde Venezuela a Estados Unidos, ni a la empresa venezolana en territorio norteamericano, CITGO.

No obstante, las sanciones tuvieron un impacto en la relación diplomática entre Caracas y Washington, que anteriormente ya estaba en un periodo de deterioración. Luego de éstas últimas acciones agresivas, el gobierno venezolano declaró “congelada” la relación con Estados Unidos.

PELIGROSO HACER NEGOCIOS CON PDVSA

Según el Departamento del Estado, las sanciones contra PDVSA, aunque no impactan al país económicamente, “dan un mensaje al mundo que es peligroso hacer negocios con Venezuela y PDVSA”, indicando que en el futuro próximo, Washington podría actuar contra quienes entran en contratos o acuerdos con las empresas venezolanas.

SANCIONES CONTRA CONVIASA

Los congresistas también exigieron al Departamento de Estado imponer sanciones contra la línea aérea venezolana CONVIASA, debido a lo que consideran su “apoyo al terrorismo” porque ha mantenido un vuelo entre Caracas, Siria e Irán. Sin presentar ni una sola prueba, los congresistas dijeron que ese vuelo, lo cual ya no está funcionando, “transportaba material radioactiva, armas, drogas y conocidos terroristas de Hizbolá e Irán”.

Para respaldar esa “acusación” peligrosa, los congresistas citaban al periódico alemán, Die Welt, que había publicado en días anteriores que Venezuela e Irán estaban construyendo una base de misiles en la costa-occidental venezolana para “atacar a Estados Unidos”. Frente a esa falsa información, el Presidente Hugo Chávez mostró imágenes de una finca de molinos de viento en el lugar donde las “fuentes” del periódico habían indicado que estaba ubicada la ficticia base militar iraní.

MÁS SANCIONES

El congreso también imploró al Departamento de Estado de considerar aplicando más sanciones contra Venezuela, incluyendo “la prohibición de importaciones de Estados Unidos” y las “transacciones en dólares”. Los representantes de la Casa Blanca dijeron que aunque están considerando más acciones contra el gobierno de Hugo Chávez, lo cual consideran “un gobierno enemigo”, tienen que tomar en cuenta el importante suministro de petróleo venezolano, lo cual compone 15% de las importaciones estadounidenses. Hace días, el Presidente Barack Obama autorizó la explotación petrolera en el estado Alaska, en una zona protegida por su riqueza ambiental, indicando que Washington está buscando primero asegurar sus necesidades energéticas antes de romper la relación con Venezuela.

SANCIONES HASTA HOY

Además de las sanciones impuestas contra PDVSA el pasado 24 de mayo, Washington ya ha tomado acciones agresivas contra el gobierno venezolano. En junio 2006, clasificaron a Venezuela como un país que “no coopera suficientemente con la lucha contra el terrorismo” e impuso una sanción prohibiendo la venta de armamento a Venezuela de Estados Unidos o de cualquier empresa en el mundo que utiliza tecnología estadounidense.

Desde 2005, Washington también ha clasificado a Venezuela como país que no “coopera con la lucha contra el narcotráfico”, lo cual debe llevar una sanción económica contra el país suramericano. No obstante, Washington aclaró que como Venezuela no tiene préstamos de Estados Unidos, el único apoyo que se podría cortar serían aquellos millones de dólares que entregan anualmente a grupos anti-chavistas en el país caribeño que trabajan a diario para derrocar al gobierno de Chávez. Incluyeron una excepción en esa sanción diciendo que “no afectaría el apoyo económico que Estados Unidos otorga para las organizaciones ‘democráticas’ de la sociedad civil”, así asegurando su apoyo continúo para la desestabilización en Venezuela.

En 2007, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a tres altos funcionarios del gobierno venezolano, acusándolos de mantener vínculos con terrorismo y narcotráfico, aunque nunca presentaron pruebas. Los funcionarios incluyeron al Director de la Dirección de Inteligencia Militar, General Hugo Carvajal, el entonces Director del Servicios de Inteligencia Bolivariana (SEBIN), General Henry Rangel, y el entonces Ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín.

El año siguiente, el Departamento del Tesoro designó a dos venezolanos, de origen sirio, Fawzi Kan’an y Ghazi Nasr al Din, de ser “terroristas” por tener vínculos con Hizbolá, grupo considerado terrorista por Estados Unidos.

Todo indica que Washington seguirá aumentando sus agresiones contra Venezuela con próximas sanciones y acciones de aislamiento.

 

Recordarse quién es el mafioso Mack que intenta incluir a Venezuela en lista de países terroristas

 

 

 

Mack con Micheletti, en Tegucigalpa.

 

JEAN-GUY ALLARD - El congresista norteamericana Cornelius McGillicuddy  alias “Connie Mack IV” que  instó a asesinar al Presidente venezolano Hugo Chávez, y que  dice tener como meta incluir a Venezuela en la lista  de países terroristas del Departamento de Estado, tiene un largo historial de relaciones con los círculos extremistas cubanoamericanos asociados al terrorista internacional  Luis Posada Carriles.

En 1989, el propio padre del representante para el distrito 14 de la Florida, el Senador Connie Mack III (McGillicuddy),  y la entonces candidata al congreso Ileana Ros-Lehtinen fueron los políticos que llevaron la campaña para la liberación en EE.UU. del terrorista Orlando Bosch, el jefe de la organización terrorista internacional CORU.

Bosch y Posada Carriles fueron quienes ordenaron, organizaron y financiaron en Caracas, en 1976 la destrucción en pleno vuelo de un avión civil cubano, provocando la muerte de sus 73 ocupantes. 

Ros-Lehtinen, entonces senadora estatal de la Florida que buscaba ser elegida al puesto del fallecido representante federal Claude Pepper, encabezó con Mack la operación a favor de Bosch al lado de Jeb Bush que luego será Gobernador de la Florida.

Lo hizo junto también con Raúl Cantero, abogado de Bosch y nieto del dictador cubano Fulgencio Batista que Jeb nombró más tarde juez de la Corte suprema de la Florida.

Y hasta con una visita de apoyo en Miami del Presidente George Bush padre que caucionó la maniobra,

Mack padre y Ros-Lehtinen fueron hasta calificar públicamente de “héroe” al Jefe de la CORU, la organización terrorista cubanoamericana que más daños causó en el último siglo de guerra sucia de EE.UU. contra Cuba.

EJECUTÓ LAS ORDENES DE LA FNCA TERRORISTA CONTRA CUBA

Orientado por Jorge Mas Canosa, el propio jefe CIA de la Fundación Nacional Cubano Americana, (FNCA) cuyas actividades terroristas se revelarán en los años siguientes, Connie Mack III propuso al Senado de Estados Unidos, el 20 de julio de 1989, una “iniciativa” que resultó aprobada, que prohibía a las compañías subsidiarias de firmas norteamericanas comerciar con Cuba. Esta enmienda extraterritorial fue anulada por el Departamento de Estado meses más tarde, por protestas de los socios comerciales de Estados Unidos.
La idea de la enmienda Mack luego se transformó en la Ley Torricelli, que va más allá, afecta hasta los buques que toquen puertos cubanos, y en la Ley Helms-Burton, que completa un marco legal genocida que sigue afectando cruelmente la economía cubana y la existencia de los 11 millones d habitantes de la Isla.

El 4 de junio de 1991, Mack III, en conferencia de prensa junto a Mas Canosa, instó al presidente George Bush padre a presionar a la Union Soviética para que no se construye en Cuba un central nuclear.

En 1996, Mack integra  el Comité para la Transición en Cuba del Instituto Republicano Internacional, que dirigía entonces Jeb Bush, al lado del agente CIA Frank Calzón, Pepe Cárdenas (de la FNCA ), Elliot Abrams, Lincoln Díaz-Balart, Daniel Fisk, Jeanne Kirkpatrick, Otto Reich, Roger Noriega. Peter “CIA” Goss y Adolfo Franco (hasta el fraude, director de USAID). Todos individuos que tienen un pasado vinculado de una forma u otra a los servicios secretos de EE.UU.

En el 2000, “papa” Mack tuvo una nueva oportunidad de exhibir la extensión de sus lazos con la mafia cubanoamericana cuando manejo otra “iniciativa”, a nombre de la FNCA, esta vez para  para despojar  en el Congreso al padre del niño Elian Gónzalez su derecho a hablar sobre asuntos migratorios a nombre del menor de 6 años.

Se sabe hoy como la FNCA, en este mismo periodo, estuvo patrocinando al terrorista Luis Posada Carriles quién dirigió en 1997 la campaña de atentados de La Habana y luego fue arrestado, en noviembre del 2000, en Panamá mientras conspiraba, otra vez, un intento de magnicidio del presidente cubano Fidel Castro. Arrestado y condenado, fue indultado por la presidenta mafiosa Mireya Moscoso, otro miembro de la misma fauna.

DE TAL PALO, TAL ASTILLA

Fue con el mismo furor derechista que el hijo del senador, Connie Mack IV (el cuarto del nombre) entró a la Cámara de Representantes en 2005. Recogió el escaño de Fort Myers, Florida, cuando el anterior representante Porter Goss fue nombrado jefe de la CIA. En 2010, fue reelegido por un margen microscópico.

Ahora designado formalmente como Presidente de la subcomisión para el hemisferio occidental de la Cámara Baja, por la propia Ros-Lehtinen, solicita la inclusión de Venezuela en la “lista negra” de “patrocinadores del terrorismo”.

El propósito es por supuesto  provocar sanciones contra Venezuela y castigar económicamente a un país que se niega a someterse al dominio imperial de Estados Unidos.

No se trata de la primera crisis de histeria de Mack contra Venezuela: se opuso hasta a la existencia de Telesur (agosto de 2005) que considera una “amenaza” para Estados Unidos, e incluso logró conseguir apropiaciones presupuestarias para financiar otra televisora destinada a contrarrestarla y sobornar a periodistas. Hoy es el padrino de una “iniciativa” similar PARA crear una “Radio Marti” venezolana apoyada sobre la “falta de libertad de expresión” en Venezuela, tema vehiculado por la ultra derecha.

25 MIL DOLARES PARA IR AL SOCORRO DE MICHELETTI

En 2009, en un show extremo de convicciones ultraderechistas, Mack, Ros Lehtinen y otros dos legisladores conservadores —Brian P. Bilbray (California) y Dana Rohrabacher (California) que aprovechó para atender sus negocios— se gastaron 25 mil dólares de los contribuyentes estadounidenses extenuados, en viajes a Honduras para apoyar al régimen de Roberto Micheletti.

Inmediatamente, tras arribar  a Tegucigalpa, Mack se entrevistó sin escrupuo alguno con Micheletti, la vicecanciller Martha Lorena Alvarado y la diputada Marcia Facussé de Villena, prima donna del régimen.

El encuentro cuyo contenido quedó secreto, duró unas cuatro horas.

En este apoyo altamente mediático a la dictadura policiaca-militar hondureña, Connie Mack fue hasta pedir  que se recorte los fondos estadounidense que representan más del 60% del presupuesto regular de la OEA aún a pesar de los esfuerzos de su secretario general para dar cierta legitimidad a Micheletti. Para el congresista, la OEA era una “peligrosa organización” que se puso “del lado del populismo del presidente Hugo Chávez para socavar la democracia” en el hemisferio.

Mack, siendo el republicano de más alta categoría en el Subcomité del Hemisferio Occidental, instó entonces a la OEA “respetar la Constitución hondureña y la autoridad de la ley”.

Insistió para atacar a Venezuela y a su líder: “Es claro que la OEA y el secretario general José Insulza reciben órdenes de Hugo Chávez. Chávez no descansará hasta que su amigo y discípulo, Manuel Zelaya, sea impuesto de nuevo y a la fuerza en el poder. El líder venezolano sigue usando la OEA como un instrumento para invalidar el deseo general del pueblo hondureño”.

Comparando  al régimen de Micheletti al sistema político norteamericano, afirmó que  “los hondureños quieren vivir en la libertad, y ellos buscan los mismos ideales que nosotros tenemos: libertad, seguridad y prosperidad. Los Estados Unidos deben estar de pie con los hondureños mientras ellos trabajan para alcanzar este objetivo”.

EN LA CUMBRE FASCISTA DEL CAPITOLIO, AMENAZA DE MUERTE A CHAVEZ

El 17 de noviembre último, cuando tuvo lugar en pleno Capitolio de Washington un seminario preparatorio de la nueva ofensiva desestabilizadora ultraderechista en América Latina, Mack aparecía entre los anfitriones al lado de Ileana Ros-Lehtinen (hoy presidenta del Fondo de Defensa de Luis Posada Carriles, creado estos últimos días en el restaurante Versailles de Miami).

En esta singular reunión de ultraderechisttas estadounidenses y latinoamericanos se congregaron personas que han tenido vínculos con el terrorismo y en muchos casos con golpes de Estado e intentos de magnicidio ocurridos en América Latina.
En su intervención,  sentado al lado de Otto Reich, Roger Noriega y varios otras “personalidades” de extrema derecha, Mack  sugirió expresamente atentar contra el mandatario venezolano.
“Yo diría, este congresista (Mack), ya es un asesino confeso o un conspirador confeso del hermano presidente de Venezuela, Hugo Chavez, si algo pasa con la vida de Hugo Chávez, el único responsable será este congresista de Estados Unidos”, comentó luego el Presidente boliviano Evo Morales al enterarse de las amenazas de Mack.

La arenga de Mack es paralela a varias incitaciones y alusiones al asesinato del líder cubano Fidel Castro que sí fue víctima de numerosos intentos de magnicidio, todos urdidos desde Miami con la complicidad de la CIA, y cuyos actores, tales como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Guillermo Novo Sampol, Pedro Remón, Gaspar Jiménez, Armando Valladares y muchos más apoyan hoy activamente a conspiradores de los países atacados y difamados en la cumbre fascista.

Con el asesinato de John F. Kennedy hasta el intento de magnicidio contra Evo Morales en Santa Cruz, en el 2009, y el intento de golpe de Estado contra Rafael Correa en el 2010, siempre la mafia cubanoamericana asociada a la CIA es parte del guiòn de la conspiraciòn.

En el Congreso, Mack es el aliado más firme del grupo de congresistas FNCA-Posada integrado por los representantes Ileana Ros Lehtinen, Mario Díaz Balart, Albio Sires y David Rivera y los senadores Robert (Bob) Menéndez y Marco Rubio. El grupo promueve en la Cámara de Representantes y en el Senado la agresión militar y económica contra Cuba y Venezuela y ataca con furia a los países latinoamericanos que se resisten al dominio norteamericano.

Un detalle más: el sitio web cubadebate.cu reporta como hace unos días, cuando se presentó en Miami, en “La peña de El Versalles”, frente al restaurante del mismo nombre en la Calle 8, un acto para crear un Fondo Legal  Luis Posada Carriles, se anunció en presencia del terrorista, que la “madrina” de Connie Mack en el Congreso, Ileana Ros-Lehtinen aceptó ser la Presidenta de Honor de esta “iniciativa” a favor del viejo asesino.

Cubadebate da acceso al video de la reunión mafiosa donde se oye, en el minuto 5:52, a Luis Conte Agüero, presentador del “Fondo” anunciar con alegría: “Presten atención a quienes integran nuestra cuerpo de directores: Senador Marco Rubio, Congresista David Rivera…” y luego en el minuto 7:09: “Y la Presidenta de Honor, que aceptó el cargo en una ceremonia, Ileana Ros-Lehtinen…”
—————————————————————-
TWITTER:  @AllardJeanGuy

 

La política exterior de la Cámara de representantes está “en manos de la extrema derecha”, dice Maduro

 

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este viernes la propuesta hecha por el encargado de América Latin en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos (EE.UU.), Connie Mack, de sancionar y cortar la compra de petróleo al país suramericano por sus relaciones con Irán.

“Lamentablemente el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes  está en manos de un loco facista de la extrema derecha estadounidense, que viene acorralando a todos los sectores”, expresó Maduro en declaraciones a la prensa tras sostener un encuentro con la secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), María Emma Mejía en Caracas. 

El jefe de la diplomacia del Gobierno venezolano repudió la propuesta el congresista norteamericano y expresó que éste, junto a Ileana Ros-Lehtinen en el Senado “vienen imponiendo una agenda extremista en contra de varios países del mundo, entre ellos Venezuela”.

“Nuestro pueblo está absolutamente seguro, tiene confianza y está preparado para, no solamente enfrentar estas amenazas que se hacen en la Cámara de Representantes, sino para, si llegaran a concretar, salir adelante como pasó con las sanciones a Pdvsa (Petróleos de Venezuela)”, refirió.

La estatal petrolera venezolana fue sancionada junto a un grupo de empresas petroleras de varios países, por sus  sus relaciones con la República Islámica de Irán

“Las sanciones a Pdvsa generaron una ola de sentimiento patrio, nacionalista y latinoamericanista de solidaridad mundial y ahí las enfrentamos. Ahí está Pdvsa, trabajando adelante, trabajando, creciendo, consolidándose”, expresó el Canciller.

Nicolás Maduro expuso que cualquier tipo de amenazas y sanciones de parte de EE.UU., sólo “va a consolidarnos, porque nuestro país es hoy independiente y va a ser independiente por siempre”.

“No hay potencia en el mundo extremista y fascista (…) que pueda amenazar a nuestra patria”, advirtió.

Asimismo, recordó que “nuestro pueblo está preparado para seguir construyendo su independencia y para relacionarnos en el mundo con los países que consideremos necesario relacionarnos. No puede venir un imperio decadente, como el imperio de los Estados Unidos con gente de pensamientos extremistas como estos a pretender fijarnos a los venezolanos con quién podemos tener relaciones o con quién no”, lo cual consideró como el regreso a un mundo de esclavitud.

En tal sentido, el Canciller enfatizó que “a nosotros nadie nos regaló la independencia. Hace 190 años, un día como hoy, valientes hombres -los abuelos de nuestros abuelos, hombres y mujeres- conquistaron con su sudor, su sangre y su vida el derecho a ser venezolanos y, nosotros, 190 años después seguiremos ejerciendo el derecho a ser venezolanos, suramericanos, independientes”.

teleSUR-ag-MM
Tomado de
Contrainjerencia

Estados Unidos reitera sus amenazas a Venezuela

 

venezuelapdvsaEstados Unidos no descarta la aplicación de sanciones más severas si Venezuela no detiene sus envíos de gasolina a Irán, incluyendo designar al país sudamericano como “estado patrocinante del terrorismo”, dijo el viernes un alto funcionario gubernamental durante una interpelación legislativa.

Thomas Delare, director de la oficina para sanciones del Departamento de Estado, dijo el viernes durante una audiencia celebrada de forma conjunta por los subcomités para Seguridad Nacional y para el Hemisferio Occidental de la cámara baja, que las sanciones impuestas el mes pasado buscan convencer a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) para “tomar la decisión correcta”.

“Si PDVSA no para, y se lo hemos dejado muy claro en nuestras conversaciones con PDVSA y con el gobierno venezolano, la secretaria de Estado se reserva la autoridad de imponer sanciones adicionales, más severas”, dijo Delare, refiriéndose a las sanciones impuestas el mes pasado a PDVSA y otras seis empresas extranjeras por hacer negocios con Irán.

“Ninguna opción está descartada y el Departamento (de Estado) continuará evaluando cuáles acciones adicionales pueden justificarse en el futuro”, agregó.

PDVSA quedó excluida de todos los contratos del gobierno de Estados Unidos, del financiamiento federal para las importaciones y exportaciones y le serán negadas licencias para la adquisición de tecnología delicada, pero podrá seguir vendiendo crudo al mercado estadounidense y realizar suministros a Citgo, su filial en Estados Unidos.

Fueron las primeras sanciones adoptadas específicamente contra las exportaciones de productos petroleros a Irán desde que el congreso estadounidense aprobó el año pasado una ley que prevé medidas de este tipo.

Aquellos países designados por el Departamento de Estado como “patrocinadores del terrorismo” enfrentan sanciones que incluyen la suspensión de la ayuda estadounidense y la prohibición de exportación y venta de equipo militar. Las naciones que actualmente enfrentan tales sanciones son Cuba, Irán, Sudán y Siria.


(Con información de AP)

Cubadebate

Comentar este post