“Gran minería” de uranio en Colorado es pesadilla gringa

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Toxic legacy of uranium haunts proposed Colorado mill.

Energy Fuels Inc. tiene planes para construir una planta de procesamiento de uranio y vanadio, en el distrito Uravan, Estado de Colorado. Si se permite su construcción, el molino sería la primera fábrica de uranio de nueva construcción en los Estados Unidos en 25 años. La Oficina de Administración de Tierras de EEUU emitió una DUDOSA “declaración de impacto no significativo”, que permitirá a Energy Fuels empezar la explotación de su mina Whirlwind, en Mesa County, Colorado. La mina está proyectada para producir 250.000 libras de U3O8 y un millón de libras de V2O5 por año.

 

 

Photo Zoom

Explotación de uranio UMETCO, en Uravan, Colorado. La empresa quiere aceptar los residuos nucleares radiactivos del sitio uranífero Shattuck, en Denver, para meterles “una segunda exprimida”



 

Legado Tóxico de Uranio en Colorado afecta a “nueva” industria radiactiva del sudoeste de EEUU

 

Es posible la próxima aprobación en Colorado de otra explotación de uranio tras un cuarto de siglo de prohibición. Mientras tanto los gobiernos federal y estatal continúan en la interminable “remediación” del tóxico caos dejado por las mineras.

 

Más de mil millones de dólares se han gastado en la limpieza de pilas de residuos radiactivos y en la disminución de las fugas tóxicas en los ríos y acuíferos dejados por nueve antiguas mineras de Colorado. Cerca de 20 millones de toneladas de residuos radiactivos se han confinado en sitios de disposición de residuos que deben ser “controlados a perpetuidad”. Cientos de hectáreas han quedado con acuíferos contaminados a perpetuidad.

 

Mucho ha cambiado en la comprensión de la molienda de uranio desde que se creó el tóxico legado. Hay nuevas regulaciones para una minería de uranio aparentemente más segura. Pero estas normas siguen estando en fase de prueba. Los costos para hacer frente a la inevitable contaminación son de larga duración para los residuos radiactivos: las últimas regulaciones del estado requieren el monitoreo de los residuos por 1,000 años.

 

Una imagen completa del tóxico legado y los costos para la limpieza y remediación, así como la vigilancia y el mantenimiento, no está disponible debido a que múltiples agencias – el Departamento de Energía, la Comisión Reguladora Nuclear y el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente – junto con varios programas dentro de esos organismos, tiene que ver en la supervisión de la herencia del uranio. La información federal fidedigna de costos disponible sólo se remonta al 2005.

 

Usando esas cifras federales, The Denver Post descubrió que, hasta ahora, el costo de remediación de los molinos de uranio en Colorado es de entre $ 50 millones a  $ 504 millones de dólares por molino.

 

Sin embargo, el Estado está exigiendo que los propietarios de las nuevas plantas de uranio pongan sólo $ 12 millones en un bono para la limpieza de la radiactividad, una miseria, un monto de dinero insuficiente en opinión de los opositores a los molinos radiactivos.

 

Pero los partidarios de las explotaciones de uranio del rico Cinturón de Uranio en el suroeste de Colorado (Uravan Mineral Belt), así como los reguladores, dicen que están seguros de que la molienda moderna será lo suficientemente diferente como para que sea una industria segura y viable que no dejará a los contribuyentes la carga de los costos de limpieza de la sucia minería radiactiva .  

 

Pero no todos están convencidos.

 

“Necesitamos más remediación y más limpieza antes de que siquiera pensar en invitar de nuevo a la industria del uranio” dijo Hilary White, directora de Sheep Mountain Allience, una joven de 22 años, del grupo local de ciudadanos dedicados a preservar el medio ambiente en el sudoeste de Colorado.   

 

 

El secretismo de los tiempos de guerra ya pasó

Un hecho es claro: El clima que rodea el procesamiento de uranio es muy diferente del de la época de secretismo de la Comisión de Energía Atómica y el Proyecto Manhattan. Los molinos fueron apareciendo en todo el estado para cubrir una necesidad desesperada de bombas en la época de la Guerra Fría y la guerra nuclear.

  

El molino de Piñon Ridge, que Energy Fuels Resources Corp. quiere construir en 880 acres en Paradox Valley, esta vez alimentaría a las plantas de energía nuclear, las necesidades tecnológicas medicas y de otra naturaleza, además de permitir producir vanadio endurecido para usos industriales.

Leer más: Toxic legacy of uranium haunts proposed Colorado mill – The Denver Post # http://www.denverpost.com/search/ci_15996355 ixzz0ynAXZNc2

.

 

“GRAN MINERÍA” DE URANIO EN COLORADO

 

La única mina de uranio actualmente en explotación en Colorado, es la mina SUNDAY, cerca del distrito de Uravan, propiedad de Denison Mines.

En 2007, Energy Fuels Inc. anunció planes para construir una planta de procesamiento de uranio y vanadio, en el distrito Uravan. Si se permite su construcción, el molino sería la primera fábrica de uranio de nueva construcción en los Estados Unidos en 25 años. La Oficina de Administración de Tierras de EEUU emitió una “declaración de impacto no significativo”, que permitirá a Energy Fuels empezar la explotación de su mina Whirlwind, en Mesa County, Colorado. La mina está proyectada para producir 250.000 libras de U3O8 y un millón de libras de V2O5 por año.

La minera estadounidense Powertech Inc., con sede en Canadá,. se encuentra actualmente evaluando depósitos de uranio en su proyecto Centennial Project del condado de Weld en las llanuras del este de Colorado. En respuesta al petitorio de minería del condado de Weld, los legisladores del estado han presentado dos propuestas para regular mejor la minería de uranio; el primero considera necesario que las empresas mineras demostraran que el agua subterránea no se vería afectada negativamente por la explotación, antes de que la explotación comience;. la segunda aseguraría que los gobiernos locales tienen la facultad de establecer adecuadas normas sanitarias y ambientales

Toxic legacy of uranium haunts proposed Colorado mill

By Nancy Lofholm
The Denver Post

Photo Zoom

Umetco site, at Uravan, Colo. The company wants to accept the nuclear waste from the Shattuck site in Denver

GRAND JUNCTION — As Colorado nears the possible approval of the nation’s first new uranium mill in a quarter century, the federal government and state continue to deal with the staggeringly expensive and never- ending mess left by earlier mills.

More than a billion dollars has been spent cleaning up radioactive tailings piles and lessening toxic leaks into rivers and aquifers at nine defunct mills in Colorado. Nearly 20 million tons of radioactive tailings sit in disposal sites where they must be monitored in perpetuity. Hundreds of acres of unusable water fill contaminated aquifers.

Much has changed in the understanding of uranium milling since that toxic legacy was created. New regulations are in place to make the industry safer. But those regulations are still untested. Costs for dealing with its inevitable contamination are as long-lived as its radioactive leavings: The state’s latest regulations call for the monitoring of new mill waste for 1,000 years.

A full picture of all the taxpayer and privately funded expenses for past cleanup and ongoing monitoring and maintenance is not available because multiple agencies — the Department of Energy, the Nuclear Regulatory Commission and the Colorado Department of Public Health and Environment — along with multiple programs within those agencies, have a hand in overseeing the uranium legacy. The only federal cost information available is 5 years old.

Using those federal figures, The Denver Post found that, so far, the cleanup cost of mills in Colorado ranges from $50 million to $504 million per mill.

Nonetheless, the state is requiring that owners of the proposed new mill put up only $12 million in a bond for cleanup — an inadequate pittance in the opinion of mill opponents with an eye on history.

But supporters of the mill planned for the uranium-rich Uravan Mineral Belt in southwestern Colorado, as well as regulators, say they are confident modern milling will be different enough to make it a safe, viable industry that will not leave taxpayers saddled with cleanups costs.

If the mill’s application for a license is approved in January, rigid new safety requirements will result in less mess, they say.

“Colorado’s requirements for uranium recovery are specifically designed to avoid the mistakes of the past,” said Warren Smith with the Colorado Department of Public Health and Environment’s Radiation Program.

But not everyone is convinced.

“We need more cleanup before we even consider inviting this industry back in,” said Hilary White, director of the Sheep Mountain Alliance, a 22-year-old grassroots citizens group dedicated to preserving the environment of southwestern Colorado.

 

Wartime secrecy gone

One fact is clear: The climate surrounding uranium processing is much different than during the secretive era of the Atomic Energy Commission and the Manhattan Project. Mills then were popping up across the state to fill a frantic need for wartime and Cold War nuclear bombs.

The Piñon Ridge Mill that Energy Fuels Resources Corp. wants to build on 880 acres of the Paradox Valley instead would feed nuclear power plants, fill medicinal and other technological needs, and provide steel-hardening vanadium for industrial uses.

Unlike earlier mills approved with no consideration for their toxic legacy, Energy Fuels has handed over 15 thick binders to state

Read more: Toxic legacy of uranium haunts proposed Colorado mill – The Denver Post http://www.denverpost.com/search/ci_15996355#ixzz0ynAXZNc2

http://coyotegulch.files.wordpress.com/2010/02/uraniuminsituleaching.jpg

Las mentiras sobre el Uranio Empobrecido (UE) 2º parte: No es uranio empobrecido (aunque por comodidad en el …. Tenesse,
Four Corners en el Colorado. Su con- ….. Cotter uranium Mill en Minnesota.64 free-news.org/PDFs/lasmentirasuranio.pdf En caché -

 

 

Por Cinabrio

cinabrio blog

Etiquetado en U.S.A - Canadá

Comentar este post