Grecia quiebra el bipartidismo y da un duro golpe a la troika. Gran avance de SYRYZA. El KKE se mantiene al alza

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

por Kaos. Internacional

Domingo, 06 de Mayo de 2012
Grecia quiebra el bipartidismo y da un duro golpe a la troika. Gran avance de SYRYZA. El KKE se mantiene al alza
Las elecciones en Grecia han deparado el fin del bipartidismo, y un auténtico desafío del pueblo a los recortes impuestos desde la troika. ND y PASOK, pese a los 50 diputados de regalo a ND por ser el partido más votado, no han logrado obtener mayoría, y se han quedado con 149 diputados.

Jornada histórica la de este domingo en Grecia, el bipartidismo ha sufrido una escandalosa derrota en su afán por perpetuarse en el poder e imponer las reformas de la troika contra la voluntad mayoritaria del pueblo griego. Pese a contar con 50 diputados de regalo gracias a la reforma de la ley electoral impulsada en la legislatura pasada por estos partidos del capital, no ha sido suficiente como para obtener la mayoría necesaria que les permita gobernar en coalición. El partido conservador de Nueva Democracia (ND) ha sido, tal y como preveían todas las encuestas previas, la fuerza más votada, pero su porcentaje de voto apenas ha llegado al 18,9% del total, no obstante, ello le ha servido para adjudicarse los mencionados 50 diputados que la ley electoral griega regala al partido más votado, única razón para la alegría que estos partidos han podido tener en esta trágica noche para sus intereses políticos y los de la troika. 

Con todo, el hundimiento del bipartidismo ha sido absolutamente espectacular. Entre ND y PASOK han perdido más de un 45% de votos respecto de las elecciones de 2009. En la otra cara de la moneda podemos situar a la federación de izquierdas SYRYZA, gran triunfadora de la jornada, y que ha superado todas las expectativas que le otorgaban las encuestas e incluso las dadas entre sus más optimistas seguidores. SYRYZA se ha situado como segunda fuerza electoral, superando en más de un 3.5% al PASOK, y apenas un 2% por detrás de ND. La Izquierda radical irrumpe así en el parlamento griego con unos resultados históricos, situándose como principal partido opositor al futuro gobierno que salga de los acuerdos de ND y PASOK con alguno de los diversos partidos que han obtenido representación, aunque, en teoría, todos ellos, con excepción de estos dos, se oponen a las políticas de ajuste impuestas por la troika. 

Por su parte, el KKE se consolida también como fuerza opositora, y, pese a no llegar a obtener los resultados tan espectaculares de SYRYZA, y, siquiera, el techo que le venían marcando diversas encuestas en las últimas semanas, ha aumentado su apoyo electoral en un 1%. Su resultados, cercanos al 8,5% de los votos, son también una victoria para la izquierda revolucionaria, y hacen que el parlamento griego se tiña realmente de rojo durante esta próxima legislatura. Entre SYRYZA y el KKE han obtenido más del 25% de los votos, habiéndose situado en primera posición caso de haber acudido de manera conjunta a las elecciones.

Otro partido de izquierdas, en este caso de la izquierda reformista, la escisión de SYRYZA, Izquierda Democática, que concurría por primera vez a unas elecciones legislativas, se ha colado también en el parlamento con algo más del 6% de los votos. Sin embargo, algunos medios griegos informaban durante la jornada de ayer que este partido podría servir finalmente como muleta de ND y PASOK en su objetivo de formar gobierno, con lo que su carácter de partido de izquierdas quedaría verdaderamente en entredicho. No obstante, su lider ha descartado hoy mismo esta posibilidad. Fotis Kouvelis ha manifestado su oposición a sumarse a una coalición de gobierno que apoye el rescate financiero internacional que defienden Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK). "Descartamos participar en un gobierno PASOK-Nueva Democracia. Sí participaríamos en un gobierno de coalición con otras fuerzas progresistas", ha afirmado Kouvelis en declaraciones a Reuters

En el lado de la derecha, otro partido que concurría por primera vez a unas elecciones, los llamados "independientes", una escisión de ND que se opone a los recortes, ha obtenido unos resultados más que significativos, al haber sido capaces de movilizar el apoyo de más de un 10% de los votantes. La nota negativa de la jornada, como ya es conocido, ha sido la irrupción en el parlamento del partido Neonazi "Amanecer Dorado", el cual ha obtenido cerca de un 7% de apoyos, y ha desatado las alarmas en toda Europa. 

No obstante, pese a lo llamativo del hecho, hemos de decir que otro partido fascista, el que hasta ahora era el principal referente de la extrema derecha griega, LAOS, ha perdido casi un 3% de sus votos respecto de 2009 y se ha quedado fuera del parlamento, mientras que Amanecer Dorado ha ganado en torno a un 6,5%. El avance real del fascismo, pues, tampoco es tanto como lo va a querer pintar la prensa burguesa, por muy escandaloso que suene que un partido así, con ese discurso y esa simbología llegue al parlamento.

Estos resultados deben ser valorados en su contexto político real, y su contexto es ese donde, en anteriores convocatorias electorales, el fascismo griego ya había conseguido movilizar unos porcentajes de voto altamente preocupantes, y no muy lejos de los actuales. El fascismo sube en torno a un 4% y cambia en el parlamento a la ultraderecha de LAOS, por el rostro neonazi de Amanecer Dorado, pero ello, si bien debe ser un aviso serio en torno al peligro real que suponen la existencia de este tipo de partidos en la vida democrática de los países, no ha de servir para silenciar el éxito de la izquierda que ha sido capaz de crecer en casi un 13% respecto de 2009, un 19% si contamos dentro de ella a Izquierda Democrática. Todo ello, además, sin contar los resultados de otros partidos como el grupo de los ecologistas griegos o el partido hermano de Izquierda Anticapitalista en Grecia que, pese a quedarse fuera del parlamento, han obtenido cerca del 4% de los votos entre ambos (2,9% los ecologistas -a una sola décima de entrar en la cámara-, y algo más de un 1% los troskistas). Además, la abstención ha rozado el 35% -siendo de facto la "fuerza" más "votada"-, mucha de la cual es una abstención activa impulsada por los anarquistas, que en este país se cuentan por cientos de miles. 

Decimos esto porque estamos seguros que la prensa burguesa va a usar este tema del ascenso de los neonazis para tratar de tapar la descomposición de la política griega, el hundimiento del bipartidismo, y, sobre todo, el escándalo que supone que ND-PASOK con apenas el 34% de votos, y poco más de un 20% de apoyo real sin contamos también la abstención, hayan obtenido prácticamente el 50% de los diputados, y en buena parte de la noche incluso estuvieron superando la mayoría absoluta. En definitiva, si bien es obvio que es una trágica noticia que los neonazis entren en el parlamento, hemos de ser conscientes de que su apoyo real no es tanto como nos lo va a tratar de vender la prensa del capital, si tenemos en cuenta que muchos de esos votos que ayer obtuviera Amanecer Dorado seguramente vengan del voto de castigo ejercido por el electorado ultra griego a LAOS (otro partido fascista, no se olvide) por haber estado este en el gobierno durante varios meses y haber impulsado desde allí los recortes impuestos desde la troika.

Que el asco que nos dé ver a esta basura nazi en el parlamento no nos haga caer en aquello de tapar el sol con un dedo. La de este domingo ha sido una gran jornada para la izquierda, y, sobre todo, una trágica jornada para los planes de la troika, tanto en Grecia, como en Europa entera. Esta no es más que una nueva batalla en la lucha del pueblo griego contra los recortes, y, en vista de los resultados, una batalla ganada que podrá encaminar al pueblo griego, en más o menos tiempo, a la victoria final en la guerra. El sistema político griego que han impulsado los partidos del capital, así como el modelo económico que ha impuesto la troika, ya no se sostienen, y es solo cuestión de tiempo que acabe derrumbándose. Esperemos que entonces la izquierda revolucionaria sepa estar a la altura de los acontecimientos históricos y no deje pasar la oportunidad de hacerse con el poder para llevar a Grecia hacia el socialismo. 

Enlace con los resultados

Con el 99% escrutado, ND-PASOK se quedan en minoría frente al resto de partidos, al obtener 149 diputados entre los dos.

y2.png 108 18,93%
y4.png 52 16,74%
y1.png 41 13,22%
y57.png 33 10,58%
y3.png 26 8,46%
y41.png 21 6,97%
y56.png 19 6,09%

Resultados con el 95% escrutado, siguen los 150 ND-PASOK, que pierden así la mayoría absoluta

y2.png 109 19,07 %
y4.png 51 16,66 %
y1.png 41 13,32 %
y57.png 33 10,55 %
y3.png 26 8,43 %
y41.png 21 6,93 %
y56.png 19 6,09 %

Resultados con el 90% escrutado, se mantienen los 150 diputados de ND-PASOK

y2.png 109 19,25%
y4.png 51 16,55%
y1.png 41 13,42%
y57.png 33 10,53%
y3.png 26 8,39%
y41.png 21 6,91%
y56.png 19 6,07%

Resultado al 88% escrutado, ND-PASOK pierde, de momento, la mayoría absoluta, al sumar 150 diputados, justo la mitad de los 300 que componen el parlamento.

y2.png 109 19,28%
y4.png 51 16,53%
y1.png 41 13,44%
y57.png 33 10,53%
y3.png 26 8,39%
y41.png 21 6,91%
y56.png 19 6,07%

Resultados al 83% escrutado, ND+PASOK mantiene la mayoría absoluta por un solo diputado, pese a sumar entre los dos solo un 33,1% de los votos

y2.png 110 19,44%
y4.png 51 16,45%
y1.png 41 13,47%
y57.png 32 10,51%
y3.png 26 8,37%
y41.png 21 6,89%
y56.png 19 6,07%

Resultados al 80% escrutado

y2.png 110 19,48%
y4.png 50 16,43%
y1.png 42 13,51%
y57.png 32 10,52%
y3.png 26 8,38%
y41.png 21 6,89%
y56.png 19 6,07%

Resultados al 70% escrutado

y2.png 110 19,71%
y4.png 50 16,33%
y1.png 42 13,55%
y57.png 32 10,47%
y3.png 26 8,38%
y41.png 21 6,88%
y56.png 19 6,04%

Resultados al 60% escrutado

y2.png 111 19,80%
y4.png 50 16,22%
y1.png 42 13,65%
y57.png 32 10,49%
y3.png 26 8,39%
y41.png 21 6,89%
y56.png 18 6,02%

Resultados al 50% escrutado

y2.png 112 20,02%
y4.png 49 16,06%
y1.png 42 13,79%
y57.png 32 10,44%
y3.png 26 8,38%
y41.png 21 6,86%
y56.png 18 6,00%

Por orden: 1 ND, 2 SYRYZA, 3 PASOK, 4 Independientes de derecha, 5 KKE, 6 Neonazis, 7 Izquierda Democrática


Los primeros resultados oficiales de las elecciones generales en Grecia confirman el hundimiento de los principales partidos políticos. Ni el conservador Nueva Democracia (ND) ni los socialistas del PASOK apenas obtendrían los votos suficientes para formar una coalición de Gobierno.

Los datos iniciales, al 6% escrutado, otorgan a la ND, la formación de Antonis Samaras, un 22% de los votos, mientras que el PASOK, de Evangelios Venizelos, se haría con el 15% de las papeletas.

Analistas consultados por Reuters destacan que los partidos griegos necesitan entre un 35 y un 40 por ciento de votos para conseguir una mayoría parlamentaria viable. Es más, el PASOK estaría cerca de pasar a ser la tercera fuerza más votada por detrás de la Coalición de Izquierda Radical (SYRIZAS), liderada por Alexis Tspiras, que de momento se mantiene en un 14,3%.

Podrían entrar, si se mantienen estos porcentajes, siete partidos en el Parlamento, con lo que bastarían los dos partidos más votados para formar un Ejecutivo que cuente con el respaldo de más de la mitad de los 300 diputados de la asamblea helena. Sin embargo, la sorpresa de la jornada electoral ha llegado con el partido nenonazi Amanecer Dorado, que según los sondeos habría conseguido entre un 5% y un 8%, un porcentaje que les garantizaría la entrada por primera vez en el Parlamento griego.

Los virtuales ganadores, Nueva Democracia, se han mostrado dispuestos a formar un gobierno de coalición debido a que los ajustados resultados no les permitirán gobernar en solitario. A pesar de Samarás había prometido durante las elecciones que no pactaría con los socialistas del Pasok - su actual socio de gobierno-, ha descartado ahora convocar nuevas elecciones y ha señalado que se pondrá en contacto con otros partidos para crear un nuevo gobierno, según fuentes de la formación conservadora.

De acuerdo con la agencia estatal AMNA, que también cita fuentes anónimas del partido conservador, dirigentes de ND estarían trabajando en una propuesta de formación de gobierno para presentar al resto de partidos con representación parlamentaria.

En declaraciones al canal Mega, Panos Panayiotopulos, uno de los portavoces de ND, subrayó la importancia de que Grecia mantenga "la estabilidad" y "permanezca en la Eurozona". También fuentes del Pasok citadas por varios medios griegos rechazaron la convocatoria de nuevos comicios y se mostraron dispuestos a entrar en un nuevo gobierno de coalición.

El Ministerio del Interior de Grecia ha hecho publica una previsión de escaños:

Nueva Democracia 19.1% (59+50: 109 escaños)

Syriza 16.3% (50)

Pasok 13.6% (42)

Griegos Independientes 10.5% (32)

Partido Comunista Griego 8.5% (26)

Amanecer Dorado 7% (22)

Izquierda Democrática 6% (19)

 


 

Los partidos tradicionales griegos, los socialistas del Pasok y la conservadora Nueva Democracia, han sufrido un fuerte revés en las elecciones generales griegas, las primeras desde que comenzó la crisis en 2010. Según los sondeos a pie de urna publicados por la televisión griega, ND y Pasok logran entre el 31% y el 37% de los votos (frente al 78% en 2009), lo que dificulta la futura formación de Gobierno. El partido más votado, según estas encuestas, sería ND, que reúne entre el 17 y 24,5% de las papeletas. Le seguiría la coalición de izquierda Syriza, con entre el 14 y 18,5%. Los socialistas quedaría relegados al tercer puesto, con entre el 13 y 17%.

Si estos sondeos se cumplen, hasta nueve formaciones políticas podrían entrar en el Parlamento. Entre los nuevos estarían los filonazis de Aurora Dorada, que obtendrían entre el 5 y el 8% de los votos.

 


 

 El líder del partido conservador Nueva Democracia, Antonis Samarás, salió hoy vencedor muy ajustado en las elecciones generales anticipadas en Grecia, según los primeros sondeos a pie de urna divulgados por la televisión helena. A su vez, el partido Nueva Democraciaha sido el vencedor de las elecciones legislativas griegas con el 22,22 por ciento de los votos, según los primeros resultados oficiales difundidos por el Ministerio del Interior, correspondientes al 6,74% del escrutinio ya concluido. Por detrás quedarían el Partido Socialista Panhelénico (PASOK), con el 15,11%, con lo que entre ambos no lograrían el 38% que se considera necesario para gobernar.

Nueva Democracia se ha mostrado dispuesta a formar un gobierno de coalición debido a que los ajustados resultados no les permitirán gobernar en solitario. A pesar de que el líder de ND, Antonis Samarás, había prometido durante las elecciones que no pactaría con los socialistas del Pasok - su actual socio de gobierno-, ha descartado ahora convocar nuevas elecciones y ha señalado que se pondrá en contacto con otros partidos para crear un nuevo gobierno, según fuentes de la formación conservadora. "El primer esfuerzo de Samarás será formar un gobierno", dijo la fuente a la página web in.Gr.

Sin embargo, el líder del PASOK, Evangelios Venizelos ha rechazado la formación de una coalición de Gobierno con Nueva Democracia.

De acuerdo con la agencia estatal AMNA, que también cita fuentes anónimas del partido conservador, dirigentes de ND estarían trabajando en una propuesta de formación de gobierno para presentar al resto de partidos con representación parlamentaria.

De acuerdo con los datos oficiales, cuando se ha escrutado apenas el 6,6 por ciento de los votos, ND lograría el 22,2 %, seguida de los socialdemócratas del Pasok, con el 15 % y por la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), con el 14,3 %.

Podrían entrar, si se mantienen estos porcentajes, siete partidos en el Parlamento, con lo que bastarían los dos partidos más votados para formar un Ejecutivo que cuente con el respaldo de más de la mitad de los 300 diputados de la asamblea helena.

En declaraciones al canal Mega, Panos Panayiotopulos, uno de los portavoces de ND, subrayó la importancia de que Grecia mantenga "la estabilidad" y "permanezca en la Eurozona".

También fuentes del Pasok citadas por varios medios griegos rechazaron la convocatoria de nuevos comicios y se mostraron dispuestos a entrar en un nuevo gobierno de coalición.

Los neonazis ¿en el Parlamento?

El partido Amanecer Dorado, al que ya los sondeos preelectorales le daban en torno al 5 % de la intención de voto, que conseguir entre 13 y 22 escaños, suficientes para contar con grupo parlamentario propio.

Amanecer Dorado, cuyo símbolo recuerda a la cruz gamada, ha ganando terreno a costa de la crisis económica que afecta a Grecia y sus militantes no dudan en exponer públicamente sus ideas xenófobas y su opción por la mano dura contra los inmigrantes, a los que califican de "escoria humana".

"Nos han invadido y nos quitan los trabajos. Si conseguimos el poder, deportaremos a todos inmediatamente y sellaremos de nuevo las fronteras con minas, vallas eléctricas y más guardias", explicó Ilias Panayotaros, portavoz del partido, en una reciente entrevista con Efe.

Fundado en 1993 por el exoficial del Ejército griego Nikolaos Mijaloliakos, el partido mantiene vínculos con otros movimientos neonazis europeos y, según las denuncias de la prensa y políticos griegos, con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974 e incluso con grupos de la actual Policía.

Hasta hace poco, Amanecer Dorado solo contaba con un apoyo electoral mínimo, pero en las municipales de 2010 logró un concejal en el Ayuntamiento de Atenas, consiguiendo en algunos barrios hasta el 20% de los votos.

 

Fuente: prensa y agencias.

Kaos en la Red

 

 

ANÁLISIS | elecciones legislativAs en grecia

Lo que no predijeron las encuestas

Los resultados electorales han puesto difícil revalidar el gobierno de coalición que continúe con el programa exigido por los acreedores internacionales que, por su parte, rechazan que Grecia tenga libertad para renegociarlo. Nueva Democracia y Pasok ya apelan a la creación urgente de un gobierno de concertación nacional que continúe la política de recortes, tarea para la que se han quedado solos

p021_f01_249x115.jpg

Antonio CUESTA

Transcurrida la jornada electoral con relativa calma, los primeros avisos llegaron con los sondeos a pie de urna a los que siguieron la confirmación de los resultados definitivos. Los electores griegos confirmaban la fragmentación del voto vaticinada por las encuestas de opinión previas al inicio de la campaña electoral, pero la sorpresa venía por el fulgurante ascenso de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) y el serio revés recibido en las urnas de Nueva Democracia (ND) y sobre todo de los socialistas del Pasok.

Todas las opiniones coincidían en señalar lo reñido de unas elecciones en las que se dilucidaba la continuidad de las políticas impuestas desde Bruselas o el freno a un memorando de préstamo que ha sumido la economía griega en una crisis sin precedentes.

Pero parecía que los dos partidos mayoritarios, que durante décadas mantuvieron un respaldo electoral del 80 % no tendrían dificultad para revalidar su gobierno de coalición y de ese modo poder continuar con el programa exigido por los acreedores internacionales. La situación resultante no ha sido, sin embargo, tan halagüeña para los intereses de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo ocurrido durante la campaña dejó fuera de pronóstico el impacto de los nuevos, y urgentes, recortes exigidos desde Bruselas, y supusieron un jarro de agua fría para los partidos favorables al memorando de préstamo.

Todo parece indicar que la presión de determinadas instituciones financieras internacionales y gobiernos europeos han sido contraproducentes para el resultado final de las elecciones.

Los ciudadanos, afectados por un drástico descenso de sus ingresos y el aumento récord del desempleo, han optado por a favorecer a pequeños partidos (algunos de ellos de reciente creación) que durante la campaña se mostraron contrarios a continuar con las políticas de recortes impuestas desde el exterior. Las consecuencias se verán en los próximos días, pero por lo pronto ND y Pasok ya apelan a un gobierno de concentración nacional con partidos favorables al memorando de préstamo. Reconociendo su derrota electoral el líder socialista, Evangelios Venizelos, pidió anoche de manera urgente la creación de una amplia coalición que continúe la política de recortes. Tarea para la que se han quedado solos.

El resto de grupos parlamentarios no quiere ni oír hablar del nuevo programa de recortes, anunciado días atrás por la UE y el FMI, que afectaría otra vez a los salarios de los funcionarios, al presupuesto de sanidad, incluiría la supresión de 150 mil puestos de trabajo en el sector público y pondría a la venta la totalidad de las empresas del Estado. Un paquete de medidas encaminado a reducir en 11.500 millones de euros el presupuesto público y que debería ser aprobado el próximo mes de junio.

El posible traspiés de los partidos pro-memorando ya fue anunciado el pasado viernes por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) -la patronal mundial de la banca- al hacer público un informe en el que exigía que ante un resultado electoral que provocara la formación de un gobierno de coalición débil, se designara «una administración de tecnócratas para hacerse cargo de la dirección del país a fin de garantizar la estabilidad».

A su vez un documento emitido por la Unión de Bancos Suizos desmentía la posibilidad de renegociar los acuerdos del préstamo, defendida por alguno de los partidos políticos durante la campaña, asegurando que ello «sugería un grado de libertad que [Grecia] no tiene».

También el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, entró en la campaña electoral griega para presionar a los votantes en favor de las medidas de austeridad, advirtiendo que en caso contrario el país podía ser forzado a salir de la zona euro, y retornar al dracma.

Un escenario que para muchos analistas supondría para Grecia una catástrofe sin precedentes mientras que otros calificaron tales declaraciones como un chantaje político inaceptable.

La situación hoy en Grecia está a un paso de confirmar los peores augurios de los denominados «mercados».

 

Samaras anuncia que no ha podido recabar los apoyos suficientes para formar gobierno

Samaras, cuyo partido fue el más votado en las elecciones legislativas del domingo, ha expresado su intención de renunciar al encargo de formar gobierno realizado este mismo lunes por el presidente griego, Karolos Papoulias.

 

AzkenEzksam.jpg
El líder de ND, Antoni Samarás, ayer, en la sede de su partido. (Angelos TZORTZINIS/AFP PHOTO)

ATENAS-. El líder del partido Nueva Democracia, Antonis Samaras, ha anunciado que no ha podido recabar los apoyos suficientes para formar un gobierno de coalición.

"Hemos hecho todo lo que hemos podido. Ha sido imposible. He devuelto el mandato", ha afirmado Samaras tras una intensa jornada de contactos con los partidos con representación en el Parlamento griego.

Samaras tenía tres días para lograr un pacto de investidura o, de lo contrario, ceder el testigo al líder de la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA), Alexis Tsipras, segunda fuerza política del país.

Si Tsipras tampoco logra una coalición, Evangelos Venizelos, del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), tendrá la responsabilidad de cerrar un pacto o Papoulias se verá obligado a convocar unas nuevas elecciones.

En los comicios del domingo ND logró 108 escaños (18,85 por ciento); SYRIZA, 52 diputados (16,78%); PASOK, 41 (13,18%); Griegos Independientes, 33 (10,6%); el Partido Comunista de Grecia (KKE), 26 (8,48%); Amanecer Dorado, 21 (6,97%) e Izquierda Democrática, 19 (6,11%), según datos oficiales definitivos.

El sistema electoral griego otorga un bonus de 50 diputados a la fuerza más votada, pero ni aún así ND y PASOK, los únicos partidos griegos con representación parlamentaria favorables al plan de rescate, suman los 151 diputados necesarios para una mayoría parlamentaria. Sin embargo, la gran protagonista ha sido la abstención, del 35 por ciento, una cifra muy superior a la de anteriores comicios.

Gara

Grecia: Syriza destrona al Pasok como el primer partido de izquierda

 

Syriza2Syriza, una constelación de grupos trotskistas y maoístas aglutinados en torno a una formación mayoritaria, Coalición de Izquierda, nacida en el año 2000, ha destronado en Grecia al Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) como primera fuerza progresista, reporta EFE.

Syriza aprovechó la debacle del Pasok, muy castigado por las políticas de austeridad que tuvo que aplicar para que Grecia recibiera ayuda financiera internacional, para pasar de un tradicional nicho de votos de entre el 3 y el 5 % a ser la segunda formación más votada, con el 16,76 %, el pasado domingo.

Semejante resultado lo obtuvo pese a la escisión que sufrió la Coalición de Izquierda en 2009, cuyo ala moderada, formada por el 30 % de los afiliados, fundó Izquierda Democrática, que ha logrado un 6 % de los votos en los mismo comicios.

Syriza pertenece al grupo de Izquierda Europea en el Parlamento Europeo y es socio de Izquierda Unida en España.

En los últimos años Syriza ha criticado con dureza la política económica del gobierno socialista del ex primer ministro Yorgos Papandreu y de su sucesor, el tecnócrata Lukás Papadimos, y ha rechazado los dos planes de rescate de la economía griega que conllevaban la aplicación de draconianas medidas de austeridad.

Frente a eso su campaña electoral ha dado prioridad a las políticas de crecimiento económico y a la mejora de la protección social, mensajes bien recibidos en la empobrecida sociedad griega, donde funcionarios y pensionistas han perdido hasta un 40 % de sus poder adquisitivo desde 2009.

Clave del éxito es la personalidad de Alexis Tsipras, el político más valorado del país y el primer líder parlamentario nacido después de la caída de la dictadura militar en 1974.

Nació el 28 de julio 1974, cinco días después del restablecimiento de la democracia en Grecia, fue un militante muy activo de las juventudes comunistas durante las protestas estudiantiles contra los recortes al gasto educativo en 1990 y 1991.

Estudió ingeniería civil en la Universidad Técnica de Atenas y cuenta con un posgrado en planificación urbanística.

Su carrera política empezó en 2006, cuando encabezó la lista del Syriza a las elecciones municipales de Atenas, obteniendo un 10,5 % de los apoyos, algo nunca logrado por su formación en la capital.

Fue elegido en 2008 presidente de la Coalición de Izquierda, el partido más importante de Syriza, y desde las elecciones de 2009 es el líder de su grupo parlamentario.

Sus oponentes, dentro y fuera del partido, lo acusan de populismo y de imitar al fundador del Pasok, Andreas Papandreu, en los años setenta.

Sus mítines electorales han sido seguidos con expectación en la reciente campaña y han atraído a muchos desencantados de la políticas de austeridad con la promesa de subir las pensiones.

“Durante dos años han tomado decisiones sin preguntarnos”, afirmó en un reciente mitin antes de las elecciones, para agregar: “es tiempo de que la democracia vuelva al lugar donde nació”.

Tsipras ha criticado la corrupción de los dos partidos mayoritarios y en sus discursos ha defendido la idea de nacionalizar la banca y no pagar la deuda estatal, al considerarla ilegítima.

Contrainjerencia

 


Los neonazis llegan por primera vez al Parlamento tras las elecciones en Grecia


Un partido neonazi formará parte del poder legislativo de Grecia tras los comicios parlamentarios de este domingo, un hecho que ocurre por vez primera en la historia de la Tercera República Helénica. El frente nacionalista de ideología ultraderecha Amanecer Dorado ('Jrisi Augi', en griego) se ha hecho con el 6,76% de los votos, según los datos del escrutinio (al 20%).

Al mismo tiempo, los partidos que formaron a finales del 2011 un gobierno de coalición, presidido por Lucas Papademos, el socialista PASOK y el conservador Nueva Democracia, fueron los autenticos perdedores en las urnas en conmparación con los comicios parlamentarios anteriores, realizados en 2009. El Movimiento Socialista Panelénico (PASOK) recibe un 14,5% frente al 43,9% obtenido hace dos años, mientras la Nueva Democracia un 20,9% contra el 33,4%.

Las elecciones anticipadas fueron convocadas en medio de una profunda crisis economica y de la deuda soberana que obligaron al Ejecutivo tomar medidas de austeridad, íntegramente impopulares. Las protestas y los enfrentamientos de los manifestantes con la policía en las calles de Atenas fueron constantes durante todo el año pasado.

Además, Grecia sirve como puerta de entrada para la inmigración asiática hacia la Unión Europea, lo que provocó una ola de peticiones antiinmigrantes. Estos dos factores principales produjeron cierto cambio en las preferencias de los griegos, que se han traducido en votos a favor de la extrema derecha.

Dificultades para gobernar

Los politólogos en Atenas ya avisan de las dificultades que van a afrontar los dos partidos que anteriormente se alternaban en el gobierno a la hora de formar un nuevo ejecutivo. Además, un grupo político, la Coalición de Izquierda Radical 'SYRIZA', según los últimos datos disponibles, logra reunir más votos que el PASOK: el 15,27%. Los comunistas gozan del apoyo del 8,27% y el recién formado partido conservador alternativo, Griegos Independientes, reciben el apoyo del 10,2% del electorado.

El actual líder de los socialistas griegos, Evangelios Venizelos, al enterarse de los primeros resultados de la votación, instó a otros grupos políticos a pensar en formar un gobierno de la unidad nacional. En su opinión podrían participar en tal gabinete todas las fuerzas de orientación pro-europea. “Un gobierno tradicional de dos partidos no gozaría de una legitimidad suficiente —dijo—, incluso si se asegurará una mayoría mínima” (en el parlamento unicameral).

Por su parte, el conservador Antonis Samaras (en nombre de la fuerza que ha reunido más votos en comparación con otros partidos) se manifestó dispuesto a formar el gobierno de unidad nacional, pero prefirió llamarlo “de salvación nacional”.  Más allá, como respuesta a las exigencias populares que se expresaron en el voto, ya planteó revisar las condiciones del acuerdo crediticio de Atenas con los acreedores de la Unidad Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

RussiaToday

"Levantaos, mostrad respeto al líder"

Los neonazis de Amanecer Dorado obligan a los periodistas a ponerse en pie en la primera rueda de prensa tras conseguir 21 escaños tras las elecciones en Grecia

PÚBLICO.ES / EFE Atenas 07/05/2012

 

"Los nostálgicos de Hitler entran en el Parlamento". Es el titular con el que diario griego TA NEA ha resumido la jornada electoral de ayer. Una prueba de la incertidumbre política, social y económica en la que vive el país ha sido los 21 preocupantes diputados que el partido neonazi Amanecer Dorado ha conseguido en las elecciones generales.

Su primera puesta en escena tras los comicios dan buena cuenta de su fanatismo. En la primera rueda de prensa tras conocer los resultados, los guardaespaldas del líder de la formación, Nikos Mijaloliakos, obligaron a los periodistas a ponerse de pie como señal de respeto. Una reportera se negó a seguir las órdenes y, finalmente, abandonó la sala no sin antes sufrir los malos modos de los cabezas rapadas. Cuando habló, llegó la primera amenaza de Mijaloliakos, un exoficial del Ejército de 55 años de edad: "Ha llegado la hora del miedo para los traidores de la patria". 


 

 

Sus datos culminan un meteórico ascenso impulsado por sus críticas con la política de austeridad del Gobierno y los ataques a los inmigrantes, su principal estrategia electoral. El partido no pasaba en noviembre del 1% en intención de voto. En los comicios generales de 2009 se quedaron en apenas el 0,3% de los votos, pero que en las municipales de 2010 ya logró un diputado en la Asamblea de Atenas, donde en algunos barrios cuenta con un apoyo del 20%. Mijaloliakos recibió el escaño enfrentándose a la asamblea con el saludo nazi.  

"Para que el país se libre de la suciedad", ha sido el lema con el que han concurrido a las elecciones

Su ideología no dejar lugar a las dudas. "Para que el país se libre de la suciedad", ha sido el lema con el que han encarado estas elecciones. El dirigente extremista criticó con duras palabras a todos sus adversarios políticos, incluyendo a los medios de comunicación, a los que acusó de difamar a su partido. Manifestó que su formación luchará contra el dictado de lo que calificó como "Junta del rescate" en alusión a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que exigen un duro programa de austeridad a cambio de más ayudas para el país.

Los orígenes de Amanecer Dorado, liderado desde el año 1993 por Mijaloliakos, al que la prensa local apoda "el Führer" (el título usado por Hitler), se remontan a mediados de la década de 1980. En 1978, Mijaloliakos fue condenado a 13 meses de cárcel por participar en un atentado con bomba contra un cine, en el que resultaron heridas varias personas.

El partido empezó a tener visibilidad pública a principios de los noventa, cuando Grecia se opuso con grandes manifestaciones al uso del nombre de Macedonia por la vecina ex república yugoslava. Desde entonces, los militantes de Amanecer Dorado han protagonizado numerosos incidentes violentos, especialmente contra la creciente población inmigrantes del país.


El partido mantiene vínculos con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974

Amanecer Dorado, cuyo símbolo recuerda a la cruz gamada de los nazis, ha ganando terreno a costa de la crisis económica, y sus militantes no dudan en exponer públicamente sus ideas xenófobas y su opción por la mano dura contra los inmigrantes, a los que califican de "escoria humana".

El partido mantiene vínculos con otros movimientos neonazis europeos y, según las denuncias de la prensa y políticos griegos, con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974, pero también con elementos extremistas de la policía y servicios secretos griegos. Además, se acusa a numerosos militantes de Amanecer Dorado de tener excelentes relaciones con las fuerzas paramilitares serbias que perpetraron la matanza de Srebrenica. Algunos de sus miembros fueron incluso acusados de participar en esa masacre, que costó la vida a casi 8.000 personas en 1995.
Público

Etiquetado en Europa

Comentar este post