Guatemala cede un patrimonio histórico Palacio de los Capitanes Generales de Antigua ¿para la construcción de un centro comercial??

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Cultura cede parte de palacio a Anacafé

Rechazo e indignación de los vecinos causó el anuncio que hizo ayer Juan Carlos Pérez, viceministro de Cultura y Deportes, de que el próximo 6 de diciembre, parte de los espacios restaurados del Palacio de los Capitanes Generales de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, serán cedidos a la Asociación Nacional del café (Anacafé).

 

POR M. LÓPEZ. R. LARIOS Y FERNANDO MAGZUL Sacatepéquez

El anuncio fue hecho durante una conferencia de prensa en uno de los corredores del palacio, donde estuvieron presentes representantes de organizaciones civiles de la ciudad colonial, que demandaron al funcionario que proporcione un documento en el que se detalle el proyecto.

Pérez anunció que una de las razones por las que se optó por ceder algunos ambientes del edificio, es porque ese ministerio no tiene los recursos económicos necesarios para financiar los trabajos de restauración que se llevan a cabo en el inmueble.

Pérez explicó que se firmó un acuerdo con Anacafé en el que se establece que al palacio se le dará un uso cultural, y para ello esa asociación invertirá Q1 millón 400 mil, que serán utilizados para equipamiento y mantenimiento. “Anacafé promoverá el café con énfasis cultural”, explicó el viceministro.

Rechazo

Gladis de Vides, presidenta de la Sociedad Civil Organizada, calificó el acuerdo como una violación a los derechos de los vecinos y un atropello a su identidad cultural. “No estamos de acuerdo con que el palacio se comercialice, seguiremos accionando como vecinos”, aseguró.

Hugo Martínez, vecino, explicó que el Ministerio está violando el acuerdo gubernativo 397-2007. “Este acuerdo cede el edificio al Ministerio de Cultura y Deportes, para que se encargue de la reparación y mantenimiento, y una vez terminado, este deberá ser utilizado como un centro cultural, pero la restauración no ha finalizado”, explicó.

Marco Antonio To Quiñónez, exconservador de la Ciudad, aseveró que el Consejo para la Protección de Antigua Guatemala tiene la facultad de decidir las funciones que se deben dar a un edificio patrimonial como el Palacio de los Capitanes Generales, según lo establece el artículo 21 del decreto 60-69.

Nils Leporowski, vicepresidente de Anacafé, consultado al respecto, explicó que el Ministerio de Cultura los contactó, por ser una entidad no lucrativa, para crear una escuela de café en el Palacio de Los Capitanes, y de esa manera atraer más turismo.

Agregó que las negociaciones comenzaron hace seis meses, pero señaló que no hay un monto específico de inversiones destinado a la remodelación del lugar.

Leporowski señaló que el proyecto no ha avanzado debido a que los antigüeños se oponen a que el lugar tenga otros usos. “El Ministerio es la entidad que debe arreglar esto con la comunidad”, enfatizó.

 

 

Autoridades accionan para conservar el Palacio de los Capitanes Generales

El Concejo de Antigua Guatemala publicó un campo pagado en el que solicita que se deroguen los acuerdos que ceden parte del Palacio de los Capitanes Generales y a cambio aboga por una comisión que defina el que merece el inmueble.

 

POR PRENSA LIBRE.COM GUATEMALA

CIUDAD DE GUATEMALA - El Palacio, emblema de la Colonia construido en 1549, corre el riesgo de colapsar debido a su antigüedad, terremotos a lo largo de los siglos y el mal uso que autoridades civiles hicieron.

La polémica sobre el inmueble surgió desde que el Gobierno otorgó la concesión a la Asociación Nacional de Caficultores (Anacafé), que aportó US$175 mil, pero los vecinos se oponen porque temen que el Palacio se utilice con fines comerciales.

El Concejo local, que había mantenido silencio ante las protestas de vecinos, solicitó a la Presidencia que derogue los acuerdos que ceden el Palacio porque "alteran la paz y tranquilidad de los vecinos". Al ministro de Cultura, Héctor Escobedo, hace la misma solicitud y sostiene que habría un cambio dañino en la vocación del inmueble.

Para las autoridades antigüeñas, hay violación a la autonomía municipal, Código Municipal y el Plan de Ordenamiento Territorial de Antigua.

En ese sentido el Concejo propone que se conforme un consejo de administración del Palacio de los Capitanes Generales con representación de la municipalidad, el Ministerio de Cultura, sociedad civil y el Consejo para la Protección de Antigua.

Fuentes oficiales han informado que a la fecha se han invertido Q18.4 millones para la restauración del 30 por ciento del edificio.

Prensa-Libre.jpg

 

CC no suspende concesión del Palacio de los Capitanes

Luis Castro

 

lcastro@siglo21.com.gt

 

 

 

La Corte de Constitucionalidad (CC) no suspendió provisionalmente la entrega del Palacio de los Capitanes, de Antigua Guatemala, a la Asociación Nacional del Café (Anacafé). Fuentes de la CC informaron que no se otorgó el amparo provisional solicitado por un grupo de vecinos y la comuna al considerar que no inconstitucionalidad notoria ni riesgo de provocar un daño irreversible.

CC no suspende concesión del Palacio de los Capitanes
La CC mantiene vigente la concesión del Palacio de los Capitanes por parte del Ministerio de Cultura. Foto Archivo/s21

 

La Corte avala la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que en primera instancia tampoco otorgó el amparo provisional.

Ahora el expediente continúa su trámite y la CSJ emitirá la sentencia de amparo, la cual podrá ser apelada en la CC.

Adolfo Vivar, alcalde de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, indicó que, pese a la resolución que no ve inconstitucional el uso del inmueble por parte de Anacafé, de momento el citado inmueble no podrá ser ocupado.

Vivar afirma que se formara una mesa de diálogo, con vecinos y autoridades, para abordar este asunto.

“Se trata de llegar a un acuerdo en esta mesa de análisis para determinar cual será la finalidad de las instalaciones, esta negociación fue organizada por el Ministerio de Cultura con un total de diez personas”.

El jefe edil agrega que el caso también está en análisis en la Procuraduría General de la Nación.

Anacafé ha manifestado que hay "desinformación" al divulgar que el inmueble será convertido en un centro comercial, pues el área que esta entidad recibiría, de 130 metros cuadrados, sería un espacio cultural.

Un Palacio sin Capitanes Generales

Hasta ahora, el Ministerio de Cultura se ha negado a hablar, menos negociar, con los vecinos.

De nuevo, autoridades guatemaltecas que no comprenden el significado de “Patrimonio de la Humanidad” exponen y arriesgan la Antigua por ignorancia o  por intereses creados. 

Los hechos: El Ministerio de Cultura entregó los primeros Q5 millones a la Unesco, la cual cobró una comisión por el manejo, invirtiendo en un estudio arqueológico y en un levantamiento fotográfico. Hay que recalcar que Unesco no es un ente ejecutor de obras públicas ni nada parecido: el proceso de restauración del Palacio comenzaba mal. Pasado un tiempo y al no verse claro, el Ministerio pidió el dinero de vuelta, que para entonces ya eran unos Q3.5 millones, y decidió ejecutarlos, dándole la supervisión de la obra al Consejo de Protección pero él contrató a una ONG del diputado Efraín Asij (Partido Líder). En Guatemala, las organizaciones no gubernamentales tienen dueño, que suelen además ser políticos (de profesión). 

Hasta ahora, el Ministerio de Cultura se ha negado a hablar, menos negociar, con los vecinos y las organizaciones de la sociedad civil antigüeña, que siempre han exigido que la Gobernación Departamental de Sacatepéquez regrese a su lugar histórico y piden ahora que el Salón Mayor pueda ser usado por la comunidad y que se instale una oficina técnica de la Policía Nacional Civil para Atención a la Víctima. También que sea el Consejo Protector la instancia que decida sobre el Palacio y que la llamada ”Comisión Interinstitucional” participe en la toma de decisiones sobre el futuro del histórico edificio. 

La Comisión es altamente representativa y con probada solvencia moral y capacidad, y quedó integrada, entre otros, por Agrupación de la Sociedad Civil de Sacatepéquez, Asociación de Arquitectos e Ingenieros Colegiados Diego de Porres, Asociación de Vecinos Salvemos Antigua, la  Cámara Empresarial de Comercio y Servicios, Municipalidad de La Antigua Guatemala y el Consejo Nacional para la Protección de La Antigua. 

La manzana de la discordia ha resultado ser entonces el manejo de los Q5 millones, que el Congreso de la República autorizó anualmente hasta que los trabajos terminen. 

Además, el Ministerio pretende decidir sobre la privatización, con la justificación de que es una manera de asegurar el financiamiento de la restauración y funcionamiento del Palacio. 

El conocido activista y promotor cultural arquitecto José María Magaña afirma: “El patrimonio cultural hoy día no se le puede ver como un objeto pasivo de simple contemplación y, en mi opinión, se le puede y debería sacar provecho. Pero para eso se requiere talento y sensibilidad, características que hasta ahora no he visto en ninguno de los actores de esta tragedia, que se destacan por su voracidad, irresponsabilidad e insaciable ambición”. 

Nunca imaginó en 1821 don Gabino Gaínza, el último Capitán General, que el Palacio se convertiría 190 años más tarde en un centro comercial que desplazaría el sentido histórico del poder público y comunitario. Urge preservar el Palacio Real, no crear un “mall tipo colonial”.

Controversia por uso del Palacio de los Capitanes Generales

El Real Palacio de los Capitanes Generales, en La Antigua Guatemala, continúa siendo el centro de la polémica, debido a que su restauración y uso público sigue en debate; en especial, vecinos de la Ciudad Colonial se quejan de una aparente privatización de ese patrimonio cultural.

2011-12-02 01


Por medio de los acuerdos Gubernativo 397-2007 y Ministerial 249-2008, el Real Palacio se registró a nombre del Ministerio de Cultura y Deportes y se cambió su uso para instalar allí un centro cultural, que, según los vecinos, “más nos parece que será un centro comercial”.

Por ello, el pasado 13 de octubre, vecinos organizados entregaron al Concejo de La Antigua Guatemala  un oficio solicitando su apoyo para la recuperación de ese edificio histórico, así como la creación de una comisión mixta que contribuya a definir el uso del Palacio, una vez concluida su restauración. Ambos objetivos fueron aprobados.

El viernes 21 de octubre quedó integrada la Comisión Interinstitucional Palacio de los Capitanes Generales con miembros del Concejo Municipal, el Conservador de la Ciudad (CNPAG) y representantes de las asociaciones culturales y sociales de La Antigua Guatemala. Su primera acción fue enviar al presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom su nota de fecha 31 de octubre de 2011, solicitándole derogar los acuerdos ya mencionados por ser claramente contradictorios al orden legal vigente y sobre todo porque atentan en contra de la autenticidad histórica del Real Palacio, edificado en el siglo XVI, como sede del poder político de la entonces Capitanía General del Reino de Guatemala.

CENTRO DE PODER

El Palacio de los Capitanes Generales de La Antigua Guatemala fue, desde su construcción, en el siglo XVI, sede de la Capitanía General del Reino de Guatemala y por lo tanto asiento del poder público. A lo largo de su historia ha funcionado como oficinas públicas, tal como la Gobernación Departamental de Sacatepéquez, y así lo ha identificado la población.

La primera construcción inició en 1558, y en ella se ubicaban las oficinas gubernamentales, administrativas y militares del Reino de Guatemala. También incluía un espacio denominado "Palacio Chico", residencia del capitán general. De acuerdo con Zoila Rodríguez, en su libro “El Real Palacio de Antigua Guatemala: Arqueología y Propuesta de Rehabilitación”, el primer edificio "...no era de gran capacidad, era de artesonado con portal, techando de teja y paredes de adobe".

El inmueble sería averiado a través de los años por los constantes sismos. Para los terremotos de San Miguel de 1717 fue reconstruido bajo la dirección de Martín de Porres, obras que al parecer duraron hasta 1736. Nuevos movimientos telúricos provocaron el inicio de otra reedificación en el año 1755, siendo uno de los principales encargados el Arquitecto Mayor Luis Diez de Navarro. El Palacio, con fachada de dos pisos y 54 arcos, fue terminando en 1764.

Como consecuencia de los terremotos de Santa Marta de 1773, y después de decidir el traslado de la ciudad hacia el valle de la Ermita, fue emitida una orden legal para trasladar todo lo utilizable al nuevo asentamiento. De esta manera, muchos objetos fueron sacados del Palacio, a excepción de las columnas de la fachada, posiblemente por su gran tamaño y peso.

En los años posteriores, las instalaciones fueron utilizadas como bodegas, lo que provocó daños en la estructura. En el siglo XX, luego de una nueva reconstrucción, pasó a ser sede de la gobernación departamental (1936).

CONTROVERSIA

El caso del Real Palacio continúa causando controversias por su restauración, ya que consideran que este proceso ha sido motivo para aprovecharse de la situación.

Los vecinos critican la incapacidad del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala (CNPAG), ya que no se pudo hacer cargo de la restauración requerida en 2006, lo que permitió que más actores se involucraran, incluyendo diputados al Congreso de la República, de donde se consiguió financiamiento.

Sin embargo, en este vacío de responsabilidades, el río revuelto permitió que nadie se hiciera responsable directamente de la restauración, permitiendo que muchas instituciones entraran a “dialoga” sobre este aspecto.

ONG, constructoras, ministerios, el CNPAG, diputados, etc., se disputaban los contratos y la aparente “autoridad” para decidir sobre este patrimonio cultural. Una ONG inició trabajos para sorpresa de los antigüeños, porque no había consenso en ello.

Ahora, temen por una privatización del espacio público, ya que el Palacio de los Capitanes ha sido uno de los patrimonios más queridos por los antigüeños, y temen que un centro cultural o, en el mejor de los casos, un museo privado, entre a funcionar, desechando que siga siendo un edificio público.

“Los vecinos insistimos en que es indispensable que la Gobernación Departamental regrese a su lugar de origen, así como que se instale una oficina de la Policía Nacional Civil de Atención a la Víctima”, señalan los vecinos organizados.

Antigüeños reclaman el Palacio de los Capitanes Generales

La tarde de ayer representantes de distintas agrupaciones de la sociedad civil de La Antigua Guatemala manifestaron su rechazo a la emisión y términos del Acuerdo Gubernativo 397-2007 y Ministerial 249-2008, según el Real Palacio de los Capitanes  Generales fue adscrito al Ministerio de Cultura y Deportes disponiendo de uso.

En el 2008 los trabajos de restauración iniciaron en El Palacio de los Capitanes Generales, y la agrupación ASOCIS de Sacatepéquez presentó un acta pidiendo el regreso de la oficina de Gobernación, al terminar los trabajos, a donde ha sido su sede.

En el transcurso de este año, el Ministerio de Cultura y deportes lo da a concesión a entidades privadas como ANACAFE y Embajada de Taiwán, sin tomar en consideración el decreto 60-69 del Congreso de la República que en su artículo 2 dice: “Se crea el Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala, como entidad estatal descentralizada, con personalidad jurídica, fondos privativos y patrimonio propio. Su misión, el cuidado, protección, restauración y conservación de los bienes muebles e inmuebles nacionales, municipales o de particulares, situados en la cuidad y áreas circundantes”.

En el mes de octubre de este año se crea La Comisión Interinstitucional Palacio de los Capitanes Generales con miembros del Consejo Municipal, el Conservador de la Ciudad (CNPAG) y representantes de las asociaciones de la sociedad civil. Su primera acción fue dirigir una carta al Presidente de la República Álvaro Colom y dialogar con entidades de su gobierno, recientemente presentan un amparo ante la Corte Suprema de Justicia, cuyo objetivo es alcanzar la derogatoria de los acuerdos mencionados, la comisión también busca su participación en los planes del uso cuando termine la restauración, el retorno de la oficina de Gobernación Departamental de Sacatepéquez, el uso del Salón Mayor a Gobernación y para el pueblo antigüeño, y por ultimo la instalación de una oficina técnica de la Policía Nacional Civil.

Los antigüeños reclaman parte de su identidad histórica y protegen el Patrimonio Cultural de la Humanidad. 

La Antigua Guatemala

El Palacio de la discordia

El Palacio de la discordia

El Real Palacio de Antigua Guatemala, conocido como de los Capitanes Generales, es motivo de polémica debido a la concesión de una de sus áreas a Anacafé, que a cambio aportó US$175 mil para el mobiliario del edificio

 

Vecinos organizados exigen que vuelva a instalarse en este edificio la Gobernación Departamental y una oficina de la Policía, las cuales fueron removidas debido a la restauración.

El no contar con recursos para continuar los trabajos es el argumento del Ministerio para ceder el área, en donde Anacafé dará a conocer el grano guatemalteco y sería punto de partida para viajes turísticos de degustación.

Recuperación

El Palacio Real tenía deterioro estructural a tal punto que en el 2008 la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres lo declaró inhabitable, aunque desde el 6 de enero del 2006 se habían empezado los trabajos de restauración.

En el 2007, el presidente Óscar Berger firmó el acuerdo gubernativo 397-2007, en el cual se adscribe el inmueble temporalmente al Ministerio de Cultura y Deportes. “La adscripción relacionada con el artículo anterior, se otorga con la finalidad exclusiva de que se lleven a cabo los trabajos de apuntalamiento y restauración del Real Palacio de los Capitanes Generales, y una vez terminados los mismos, funcione el Centro Cultural de la Ciudad de Antigua Guatemala, bajo la condición resolutoria de que con el cambio de destino para el cual se adscribe el inmueble, se dará por terminada la misma”, dice el decreto.

El Ministerio se ha encargado de la supervisión de la restauración, dirigida por el Consejo Nacional para la Protección de la Antigua Guatemala, entidad que por ley debe regir la conservación del patrimonio de esta ciudad, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco desde 1979.

Tras una inversión de Q18 millones 472 mil 934 provistos por el Estado, se ha restaurado un 30 por ciento.

El Ministerio trasladó a el Museo de Santiago a una de las áreas reacondiconadas y destinó otros espacios para “actividades culturales”, con lo que, tácitamente, excluyó de sus planes a las oficinas de la Gobernación y la Policía.

Pero fue la concesión de espacio a Anacafé fue lo que motivó a los vecinos a manifestar su descontento, pues consideran que se “comercializa” un monumento histórico que representa el poder público, el cual tiene que situarse en el centro de la ciudad. Solicitan el retorno de la Policía, ya que en la actualidad la comisaría más cercana se encuentra a dos kilómetros fuera de Antigua Guatemala.

Las reuniones entre vecinos y autoridades han sido infructuosas. El Ministerio argumenta que en el 2009 hubo un seminario-taller en el que se explicaron los planes. “Participaron unas 80 personas, pero de ellas, solo como cinco éramos antigüeños. En nuestra mesa de trabajo quedó por escrito que regresara la Gobernación Departamental; sin embargo, en el documento final dicho punto fue excluido”, señala Víctor Ordóñez, presidente del Consejo Cívico de Vecinos.

La participación en ese taller quedó plasmada en el boletín No. 37, Salvemos Antigua, publicado en abril del 2009.

Según José María Magaña, presidente de la Asociación de Arquitectos e Ingenieros Colegiados Diego de Porres, ellos no se oponen al uso público del edificio, pero apoyan el regreso de las dependencias estatales, ya que esa es la naturaleza del edificio.

“El Ministerio, cuyas autoridades van de salida, ya perdió completamente el norte, pero los vecinos, al amparo de la Ley para la Protección del Patrimonio Cultural de la Nación, mantendrán la defensa del patrimonio”, afirma.

En octubre se formó la Comisión Interinstitucional del Palacio de los Capitanes Generales, en la que hay representantes de grupos de vecinos, de la Municipalidad de Antigua y del Consejo para la Protección de la Antigua.

Denise Weikard, presidente de la Asociación Salvemos Antigua, considera que es necesario revalorar el inmueble y también la vocación de la ciudad. Como ejemplo del mal uso menciona que durante el quinto domingo de Cuaresma de este año, el Ministerio autorizó una actividad social en el Palacio, y mientras pasaba la procesión por el parque central, había personas ebrias en el inmueble y música estridente. Lo que más cuestiona es que nadie habla claro. “Ha habido mucho hermetismo en todo lo que van hacer aquí. Hemos preguntado, y no nos dicen nada concreto”, señala Weikard. Han tenido tres reuniones con el vicepresidente Rafael Espada, pero nada se ha resuelto.

Édgar Montiel, representante de la Unesco para Guatemala, dice: “El enfoque de la Unesco es que los espacios sean sostenibles, ya que mantener un monumento requiere de muchos recursos, y el presupuesto del Ministerio no da para tanto”.

Sin embargo, Magaña considera que la Unesco debería tener una función más vigilante en este tema, dado que la decisión final que se tome sentará un precedente en cuanto a la conservación de la ciudad

 

 

 

 

 

 

ANACAFE TENDRÁ ALGUNAS ÁREAS DEL PALACIO DE LOS CAPITANES

En la gráfica el Vice Ministro de Cultura y Deporte Licenciado Juan Carlos Pérez (de traje obscuro) en una improvisada conferencia de prensa, responde los cuestionamientos de vecinos inconformes y medios de prensa con relación al uso del palacio, que según se conoció será inaugurado el 6 de diciembre, al respecto indicó: “Sí la Gobernación va a volver acá no puedo responder, el mandato que tenemos es resguardar y proteger el edificio y será utilizado como un centro cultural; con la sociedad civil hemos platicado pero insisto no puedo responder si la Gobernación volverá acá; no se puede hablar de negocios, depende como se vea, las áreas son abiertas y si usted lo quiere solicitar como empresa o como asociación cívica cultural se puede asignar de manera temporal un espacio para promoción y se piensa en talleres de diversa índole, hay espacios para conferencias, despacho para autoridades locales y nacionales y así se utilizará, esa propuesta ya se dio a conocer, no hay espacios específicos para áreas permanentes y el uso será autorizado por el Ministerio de Cultura y Deportes; que se aborte el proyecto no lo sé, nosotros cumpliremos el mandato de rescate y si quieren revertir esto deben hacer las gestiones a donde corresponden; que hayan ventas a futuro no lo sé”. Sin embargo agrego “La Asociación Nacional del Café –ANACAFE -  tendrá un espacio con la finalidad de promocionar el producto, ellos vienen a colaborar en la implementación del Real Palacio ya que existe un convenio legal y aportan ciento setenta y cinco mil dólares, el espacio será para baristas y promocionar la cultura nacional”. Ante la intransigencia de las autoridades por no permitir el retorno de la Gobernación a su histórica sede y referir parte del palacio a instituciones semi privadas la señora Gladis Ruiz, representante de la sociedad civil antigüeña manifestó: “Es un caminar bastante difícil por la postura de las autoridades pero continuaremos luchando porque se atienda un clamor de la población, hemos buscado el apoyo de la Procuraduría de los Derechos Humanos y agotaremos todos los espacios para lograr nuestro derecho que históricamente le pertenece a la población; el hecho que un representante municipal asista a la inauguración de una feria del Ministerio de Economía es preocupante porque son representantes del pueblo y deben apoyar una solicitud general; seguiremos gestionando y valoramos diferentes estrategias incluso se ve la posibilidad de convocar a una manifestación y convocaremos a todos los sectores sociales para que se haga sentir el clamor de la población de un derecho justo”. Por su parte el Licenciado Edgar Ruiz Paredes concejal de la Municipalidad indico que había asistido por motivo que el alcalde atendía otros asuntos y que la inauguración en la actividad estaba de antemano programada, pero que su postura es que el Palacio es de uso de los antigüeños, por lo cual hay nombrados dos integrantes del Concejo para dar apoyo y seguimiento al proceso en mención. Por su parte el Licenciado Byron Gudiel delegado de procuraduría de derechos Humanos: manifestó en su momento que están en la mejor disposición de mediar en lo que fuera necesario para lograr un acuerdo entre las partes. A lo anterior consideramos que tal y como se ha demandado es necesario que la Gobernación Departamental retorne al palacio porque esa ha sido su finalidad histórica y no es posible que bajo el argumento de centro cultural se limite un derecho que corresponde a todo el departamento y por otra parte al volver la Gobernación se ahorrarían cerca de treinta y cinco mil quetzales que se paga por alquiler de inmueble donde ahora se ubica. La población Antigüeña en general deben estar atentos y prestos a impedir esta situación.

Comentar este post