Guerra al Imperialismo porteño y otras

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

LA REALIDAD QUE SUPERÓ LA FICCIÓN

MONTEVIDEO/URUGUAY/14.10.11/COMCOSUR AL DÍA – 

En enero del 2006, en plena efervescencia del conflicto con Argentina generado por la instalación de la planta Orión, mirándole la cara al presidente Tabaré Vázquez se me ocurrió escribir esta humorada sobre una eventual guerra entre Uruguay y Argentina. 

Cuando el miércoles pasado me enteré que el tipo había manejado esa posibilidad en serio y que todavía lo contaba entre risas a los alumnos del colegio del Opus Dei, se me pusieron los pelos de punta. 

“¡Era (es) un mono con escopeta!” –pensé (pienso). 

Me asusta que un tipo capaz de hacer lo que hizo y contarlo cuando, como, y donde lo contó, vuelva a ser presidente en 2014. Porque mal que nos pese: así será. 

Espere y verá, porque en esto de las renuncias, Vázquez es como el pastorcillo mentiroso, con la diferencia de que en la política uruguaya no tenemos ningún lobo, todavía.

 


CELULOSA Y SOBERANÍA / ¡GUERRA AL IMPERIALISMO PORTEÑO!
Andrés Capelán

MONTEVIDEO/URUGUAY/20.01.06/COMCOSUR EN JODA – 

El otro día, leyendo en el diario todo esto del aumento de la tensión entre estas provincias del Virreinato del Río de la Plata por la instalación de las fábricas de pulpa de celulosa, me dió por pensar qué pasaría si nuestro país le declarara la guerra a Argentina...

En principio, no sería difícil hacer un paralelismo entre esta lucha por nuestro derecho a contaminar un río que al fin de cuentas lleva el nombre de nuestro país y no el del suyo, y la lucha del Padre de la Patria contra el Directorio Porteño. 

Mejor aún, es a todas luces evidente que la actitud del actual gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, guarda una asombrosa correspondencia con la de su antecesor Francisco Ramírez, el más connotado traidor extranjero a José Gervasio Artigas.

El presidente Vázquez podría salir por cadena de radio y televisión haciendo notar que, así como en 1820 Ramírez firmó las cláusulas secretas del Tratado del Pilar con el Directorio Porteño a espaldas del Protector de los Pueblos Libres, su heredero Busti ha firmado ahora un pacto secreto con los patoteros de Greenpeace y la Asamblea Ambientalista de Gualeguaychú para evitar que nuestra Patria se desarrolle y se independice del Mercosur.

Pero además, en caso de ser necesario, nuestro país podría solicitar la ayuda militar de Finlandia y España, ya que esta guerra tiene como origen no sólo la defensa de nuestra soberanía, sino la del derecho de las dos naciones europeas a hacer sus buenos negocios en estas tierras.

Ambas fuerzas armadas están altamente calificadas para darnos una buena mano. 

De más está decir que los españoles tienen más de 500 años de experiencia en esto de hacer guerras en América, y se conocen de memoria la ruta Cádiz - Buenos Aires. 

En cuanto a los finlandeses, no hay que olvidar que ese país le dió terrible paliza a la Unión Soviética cuando la guerra "fino-soviética" de 1939-40, y que su ejército es experto en combatir en la nieve. 

Los finlandeses podrían atravesar fácilmente los Andes e invadir Argentina por Bariloche, con la complicidad de los chilenos, que odian a los porteños, y ya han hecho cosas de esas.

Por otro lado, España y Finlandia integran la Unión Europea, así que no sería descabellado pensar que podríamos lograr fácilmente el apoyo militar de Gran Bretaña, un país que tiene experiencia reciente en esto de ganarle guerras a los argentinos, y experiencia antigua en eso de invadir Buenos Aires. 

Llegado el caso, hasta podríamos lograr el apoyo de Estados Unidos, simplemente apurando el trámite del Tratado de Libre Comercio.

Y si los porteños no se doblegan ante todo ese despliegue militar internacional, bastaría con esperar a que las plantas de celulosa comenzaran a funcionar y poner unos grandes ventiladores para mandar todo el humo para allá, o fumigar Buenos Aires con sus efluentes. 

Yo estoy seguro de que el presidente Vázquez pasa tanto tiempo en Anchorena porque está planificando algo de eso. 

Me lo imagino en lo alto del mirador de la estancia, oteando con sus binoculares hacia el otro lado del río...

Pero bueno, cuando me puse a analizar la situación militar, casi deseché la idea: 

"Los milicos uruguayos y argentinos son amigos, se conocen personalmente desde las épocas del Plan Cóndor, no se van a andar peleando entre ellos si no hay plata de por medio" -pensé. 

Claro que eso se podría solucionar haciendo una colecta -colegí- pero casi enseguida me dí cuenta de que de todos modos eso sería inútil, ya que los amigos argentinos de los militares uruguayos en actividad, o han sido pasados a retiro a prepo, o están en cana.

Así que, a pesar de la diferencia cuantitativa entre ambas Fuerzas Armadas, los uruguayos tenemos lo cualitativo a nuestro favor. 

Porque al contrario de la novata oficialidad argentina, la nuestra tiene una valiosa experiencia acumulada desde la década del setenta en esto de "hacer la guerra" de un lado y del otro del Río de la Plata (el comandante Bonelli, por ejemplo, conoce como nadie la ruta del "puente aéreo" Buenos Aires-Montevideo).

Si lográramos apresar a algunos comandantes argentinos, marinos como Craigdallie, Semblat, Maglioca o Lebel, podrían lograr fácilmente que nos contaran sus secretos, aplicando los ricos conocimientos que adquirieron a su paso por la cárcel clandestina de los Fusileros Navales, por ejemplo. 

Pero además, nuestros militares en actividad son muy amigos de nuestros militares retirados (algunos hace muy poco tiempo), por lo que podrían recurrir a ellos en caso de alguna duda sobre los procedimientos a utilizar para enfrentar al enemigo.

  • El Mercosur, al decir del ministro Mujica "no sive para un carajo"; 
  • El presidente Kirchner no hace nada para impedir los cortes de ruta en los puentes, y hasta ampara a los patoteros de Greenpeace que violan nuestra soberanía invadiéndonos con helicópteros y gomones; 
  • El gobernador Busti nos quiere denunciar ante jueces y tribunales internacionales; 
  • Hace años que ni Peñarol ni Nacional pueden ganarle a Boca o a River; 
  • Los turistas porteños son imbancables; 
  • La televisión argentina es una basura; 
  • Ellos dicen que Gardel era francés e incluyen a Florencio Sánchez y a Horacio Quiroga en las listas de escritores argentinos; 
  • Charly García viene a Punta del Este a trompear fotógrafos; 
  • Roberto Giordano hace desfilar a menores de edad y monta su escenario estropeando las impolutas dunas de nuestro principal balneario; 
  • Pancho Dotto se porotea a nuestras mejores minas...

¿Qué estamos esperando entonces para declararle la guerra a Argentina? 

¡Nos sobran los motivos!. 

Y por si fuera poco, en esta cruzada, el presidente Vázquez cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos como la gente. 

¡Nunca tuvimos tanta unanimidad! 

Están dadas tanto las condiciones objetivas como las subjetivas, sólo falta dar un poquito de manija para enfervorizar al pueblo y lanzarse a la lucha. 

La coyuntura es la ideal, la correlación de fuerzas está a nuestro favor, contamos con la experiencia necesaria para triunfar y tenemos aliados poderosos. 

¡La historia nos llama! 

¡Es hora de vengar al Padre de la Patria! 

¡Guerra al imperialismo porteño, a sus alcahuetes entrerrianos traidores de Artigas y a esos patoteros de Greenpeace!

¡A las armas compatriotas que la Victoria es nuestra!

¡Habrá celulosa para todos o celulosa para nadie!

¡Botnia y/o Muerte, venceremos!

MONTEVIDEO/URUGUAY/14.10.11/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que
niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca. Eso lo
hacen quienes tienen el monopolio de la palabra. Y el combatir ese
monopolio es central.” Emir Sader
_________________________________________________________

COMCOSUR AL DÍA ES UNA PRODUCCIÓN DE
COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR
Coordinación : Carlos Casares - DIRECCIÓN POSTAL:
Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO - URUGUAY
E mail: comcosur@comcosur.com.uy - WEB: www.comcosur.com.uy
_________________________________________________________

Resumen de medios de Semanario Alternativas

 

"Aunque usted no lo crea"

                                   

Ante los dichos  del ex presidente Tabaré Vázquez acerca de la búsqueda de  un eventual apoyo de los EEUU en relación a una hipótesis de guerra con la Argentina en momentos del conflicto con los ambientalistas, por la instalación de la pastera de Botnia. No podemos más que repudiar su deplorable , vergonzosa y cobarde actitud hacia el pueblo argentino.
Estos dichos no solo no representan al pueblo uruguayo , esos son los dichos de alguien que poco a poco fue mostrando quien realmente era por debajo de su piel de corderito; un hombre de derecha, conservador y pro imperialista.
No hay lugar a blanquear sus declaraciones, ni a entenderlas porque el contexto era tal o cual, no ¡ esas declaraciones son por lo menos irresponsables, provocadoras y hasta nos podríamos aventurar a decir que no son para nada inocentes.
Esto constituye un agravio hacia el pueblo argentino y el señor Vázquez deberá asumir sólo sus dichos, pero nunca en nombre de nuestro pueblo. 
El colectivo del Semanario Alternativas

12/10/ 2011

 

 

El ignorante que pensó hacer la guerra contra Argentina Tabaré Vázquez, aquel Uruguayo gringo

"El comandante en jefe de la Fuerza Aérea me dijo: 'Tenemos cinco aviones y combustible para 24 horas; si salen nuestros cinco aviones no vuelve ninguno'".. Palabras de Vázquez

ARIEL LOSADA | Venezuela
EL IZQUIERDISTA amante de la OTAN que pensó hacerle la guerra a la argentina.

Luego de que durante una charla en una institución educativa el ex presidente uruguayo revelara que su gobierno barajó la hipótesis de una guerra con Argentina durante el conflicto por la instalación de la pastera Botnia, Juan Veronessi, uno de los referentes de los asambleístas de Gualeguaychú, afirmó que al sector que representa "nunca" se le cruzó una idea semejante. El arco opositor uruguayo rechazó los dichos de Tabaré, a quien acusaron de hacer un "strip tease mediático".

Veronessi, además, dijo haberse "sorprendido" al enterarse de los dichos del ex mandatario por fueron "expresiones que no coinciden de ninguna manera con el pensamiento histórico de Tabaré Vázquez". "Es una cosa increíble", remarco.
Durante una visita a ex alumnos del colegio Monte VI, de Montevideo, Tabaré Vázquez admitió que durante el conflicto diplomático se planteó "todos los escenarios, desde que no pasara nada y al otro día nos levantáramos y estuviera solucionado el problema, hasta que hubiera un conflicto bélico". Luego dijo que se reunió con comandantes en jefe del Ejército y les planteó el posible escenario. "Me dijeron: 'Bueno, podemos hacer una lucha de guerrilla'", expresó. Y agregó: "El comandante en jefe de la Fuerza Aérea me dijo: 'Tenemos cinco aviones y combustible para 24 horas; si salen nuestros cinco aviones no vuelve ninguno'". En este sentido ilustró el "estado de indefensión" en que se sentían y reconoció que incluso llegó a hacer gestiones ante la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, ante un eventual conflicto bélico. Al respecto, a Veronessi le pareció "muy extraño" lo que señaló el ex presidente uruguayo y lamentó, por otra parte, "en parte han logrado que Gualeguaychú se callara la boca de una vez por todas" en la lucha contra el funcionamiento de la empresa UPM, ex Botnia, en las costas del río Uruguay, frente a la ciudad entrerriana, a la que consideran contaminante.
http://diariodeoriente.mforos.com/1657558/10577224-el-triste-ocaso-de-un-traidor-de-la-patria-grande/

www.kaosenlared.net/noticia/imbecil-penso-hacer-guerra-argentina-tabare-vazquez-aquel-uruguayo-gri

 

 

Tabaré Vázquez pide disculpas y anuncia su retiro de la actividad política pública

El expresidente pidió disculpas por sus declaraciones sobre el conflicto con Argentina y dijo que fueron "inoportunas".

En un comunicado, anunció además su retiro de la actividad política pública.

El comunicado dice lo siguiente:

Teniendo en cuenta las repercusiones que ha tenido la respuesta que diera a la pregunta de un asistente a la reunión que se llevara a cabo con ex alumnos del Colegio Monte VI sobre el relacionamiento de nuestro país con la hermana República Argentina referida al tema Botnia, y a pesar de haber hecho un relato de lo realmente acontecido, considero que dichas declaraciones fueron inoportunas.

Las hice teniendo en cuenta además las excelentes relaciones que felizmente hoy tienen nuestros dos países hermanos.

De cualquier manera, y muy lejos de mis intenciones, las mismas pueden dañar esas relaciones, al proyecto político de la izquierda uruguaya, y al propio Frente Amplio.

Por todo ello presento mis excusas y anuncio mi retiro de la actividad política pública.

Dado en Montevideo el 13 de octubre de 2011.

Dr. Tabaré Vázquez".

El País Digital

 

 

Uruguay: Sorpresa y críticas a la hipótesis de guerra de Tabaré Vázquez

El ex presidente uruguayo reveló que su gobierno barajó la hipótesis de una guerra con Argentina durante el conflicto por la instalación de la pastera Botnia.

 
www.kaosenlared.net/

 

Allá: un beso a Pepe

El ex jefe de gabinete argentino Alberto Fernández dijo ayer en Carve que su gobierno "jamás" analizó "la posibilidad de un conflicto armado", y que eso "no cabe en la cabeza de ningún argentino y quiero creer que de ningún uruguayo".
El que fue particularmente duro con Vázquez fue el ex canciller Rafael Bielsa en una entrevista publicada pors La Nación. El ex jerarca consideró que con sus dichos Vázquez "demuestra que es un hombre parroquial, doméstico, suburbano, sin conocimientos en derecho internacional ni en política internacional. Además, no tiene palabra". "Tuvo un comportamiento sistemáticamente mendaz respecto de la Argentina. Que ahora agregue detalles operativos sobre la posibilidad de una agresión bélica lo único que hace es rebajar todavía más su inexistente estatura de estadista", afirmó Bielsa, quien aseguró que mientras fue canciller nunca se evaluó la posibilidad de un enfrentamiento militar.
El ex embajador argentino Hernán Patiño Meyer dijo a Radio 10 que Vázquez demostró ser "más parte del problema que de la solución". Fuentes de cancillería informaron a la diaria que en el ámbito diplomático no hubo, de parte del gobierno argentino o del uruguayo, ningún contacto por este tema.

 

 

  

Tabare Vazquez y George W Bush durante el encuentro que mantuvieron en la estancia presidencial de Anchorena. (archivo, marzo de 2007) Foto:
Tabare Vazquez y George W Bush durante el encuentro que mantuvieron en la estancia presidencial de Anchorena. (archivo, marzo de 2007) Foto: Fernando Morán

Fantastic

Legisladores del MPP cuestionaron a Vázquez por dichos sobre posible guerra con Argentina.

Las declaraciones de Tabaré Vázquez respecto a la posibilidad de un enfrentamiento bélico con Argentina generaron una catarata de reacciones en Uruguay y en el país vecino. Referentes del Movimiento de Participación Popular (MPP) cuestionaron la salida pública del ex mandatario, en el Partido Nacional consideran que la izquierda no puede "hablar más de soberanía" y desde el Partido Colorado dijeron que a Vázquez "lo está alcanzando la biología".

Vázquez contó en una reunión con ex alumnos del liceo Monte VI que en 2006 le pidió al ex presidente estadounidense George W Bush "un respaldo" en relación al conflicto que Uruguay mantenía con Argentina por la instalación de la planta de Botnia (hoy UPM).

Acá:de más y de menos

Para Nin Novoa el ex presidente "actuó con la máxima responsabilidad" al analizar "todas las posibilidades cuando hay un conflicto". Consideró "muy importante y muy fuerte" el enfrentamiento con Argentina, y aseguró que la posibilidad de una guerra con el país vecino "no se podía dejar de analizar". "Había movimientos del otro lado, había amenazas. El presidente fue a la asunción de Cristina Fernández bajo amenaza de los piqueteros", graficó. Además, aseguró que lo que Vázquez pidió a Bush fue "apoyo, pero no apoyo bélico".
En cambio, el actual vicepresidente tomó distancia de los dichos de Vázquez. Danilo Astori, actual presidente en funciones, no quiso opinar y sólo informó que cuando integró el gobierno de Vázquez no tuvo conocimiento sobre el supuesto pedido de apoyo. En contraposición, Astori enfatizó el rol de Mujica en la resolución del conflicto. "Ha hecho un esfuerzo enorme de paciencia y de convicción para recorrer este camino, y estoy convencido de que ha tenido buenos resultados", dijo.

 

No me compliques

Las críticas de la oposición a Vázquez fueron unánimes. Dentro del Frente Amplio (FA) sólo reflejaron su malestar senadores del MPP y apenas salió en defensa del ex presidente el ex vicepresidente Rodolfo Nin Novoa (Alianza Progresista) (ver recuadro).

Lucía Topolansky (MPP) se sorprendió con la confesión de Vázquez. La cónsul de Uruguay en Argentina, Lilián Alfaro, también dijo estar sorprendida, pero prefirió no dar su opinión. Topolansky manifestó que en ningún momento pensó que el conflicto con Argentina podría llegar a una guerra. Al contrario de Vázquez, consideró que a un país como Uruguay "no le conviene estar en guerra". El enfrentamiento, según dijo, "no ameritaba" el pedido de respaldo a Estados Unidos, y defendió el camino transitado por José Mujica en ese tema. La senadora dijo a Subrayado que ojalá el episodio quede "como una anécdota escolar".

Ernesto Agazzi, también del MPP, calificó las declaraciones de "extemporáneas y sin ninguna utilidad", y dijo que además "complican" la relación con Argentina.

El diputado José Bayardi (Vertiente Artiguista), que en 2006 era subsecretario del Ministerio de Defensa Nacional, consideró que ayer Vázquez "convalidó que hubo" contactos con Estados Unidos, aunque no le consta que el tema haya sido discutido en su ministerio, "o por lo menos por la subsecretaría", aclaró. Bayardi consideró que el gobierno "tiene la obligación de construir hipótesis en función de la información, más cuando hay una situación confictiva", pero que la probabilidad de que eso ocurriera era "casi nula". Por su parte, la subsecretaria del Ministerio de Relaciones Exteriores, Belela Herrera, dijo que estuvo en el viaje de Vázquez a Estados Unidos, pero prefirió no hacer declaraciones. El presidente del Directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, consideró "un disparate" de Vázquez haber pensado en la posibilidad belicista y "otro disparate haber llamado y negociado con Estados Unidos". "La izquierda no puede hablar más, nunca más, de soberanía, de no intervención extranjera e independencia", aseguró.

El líder del Partido Colorado Pedro Bordaberry consideró que lo de Vázquez fue "un acto de irresponsabilidad", y dijo, en referencia a la clásica frase del ex presidente, que a Vázquez "lo está alcanzando la biología". En tanto ayer, el diputado Pablo Iturralde (PN) presentó en la cámara baja una moción para tratar como asunto político el tema, pero fue rechazada por el FA.

Vázquez ratificó sus dichos de tarde: "Parece que se olvidan que por el conflicto de Botnia sacamos el Ejército a la calle [...] hay quienes se sorprenden como si esto no tuviera fundamento", en referencia a la guardia perimetral que instaló el Ejército en la planta.

La Diaria

 

 

                  Peor que Jorgito...

            

 

 

editorial

El "sofista" del pantanoso y la "guerra" con Argentina

Si algo han mostrado los precandidatos del Frente Amplio, es su enorme capacidad para el engaño, sobretodo cuando de campañas electorales se rata, uno de los elementos centrales de ella, es lograr la atención no importando tanto en lo que se dice, aunque ello suponga un gran disparate desde el punto de vista conceptual.

Hace pocos días el Dr. Vázquez, presentó a su partido político a una de sus máximas instancias un documento de actualización ideológica, donde sugería entre otras cosas no exponerse ante la opinión pública con las grandes discusiones sobre los temas en que la fuerza política no están de acuerdo, sobretodo en lo que tiene que ver con a impunidad, y las políticas de privatizaciones llevadas adelante por los gobiernos del Frente Amplio.

En un colegio privado, hablando para jóvenes, el Dr. Vázquez dio un campanazo, en el que sin lugar a dudas puso todos sus focos sobre él, tal como nos tiene acostumbrados en sus campañas mediáticas.

Tenia que hacer más ruido que los festejos del bicentenario, que la selección uruguaya de fútbol, y que el rutinario congreso sindical oficial donde pocas cosas han cambiado.

El tema fue como al descuido informó que su presidencia se le ocurrió la hipótesis de conflicto militar, con Argentina, hace ya varios años, pero claro para ello no tuvo la mejor dea que pedir el respaldo a Condoleza Rice y a Bush, ¿¿¿ah tigre!!!

Se nota que no iba a pelear el estratega de tal descabellada hipótesis de conflicto armado. La primer pregunta que se nos viene a la cabeza: ¿por qué esto?, y ¿a que intereses sirve?

Sin duda, que hay un público lo suficientemente colonizado desde los tiempos del Virreynato que razonan a partir de a contradicción de las dos orillas, hay una larga historia de hechos viejos y nuevos que así lo evidencian, manipulados por los grandes medios e intereses mediáticos dominantes.

También hay una buena claque que fue de izquierda que le da para cualquier tipo de imbecilidades de este tipo.

Pero pedirle ayuda a Bush, por más que podía intuirse, la confesión de Vázquez, es por demás relevante. O sea, que mientras todo el pueblo uruguayo repudio a Bush y al gobierno de Vázquez que lo invitó, donde su gobierno reprimió encarcelando personas, encima de ello pidió ayuda para una eventual ayuda militar contra Argentina.

El aventurerismo y ambición no parecen tener límites en sus palabras, decimos ello, pues por esa época y todavía existen quienes con la cabeza vacía, avalan esta política salva al país, en forma conciente o inconciente.

La verdad relativizada, que depende de un sujeto, o de cuando ello es bueno, en realidad no es de ahora. Ya la habían proclamado en la antigua Grecia los sofistas, que empezaron teniendo un gran apoyo popular por lo que sabían o decían que sabían y luego fueron perdiendo prestigio entre sus seguidores, pues en realidad se preparaban en la persuasión sobre la base del engaño, así enseñaban los métodos de la política, los antiguos griegos.

Lo de Vázquez sin duda que ha sido meteórico, en realidad este acontecimiento nos hace acordar, a lo que sucedió al inicio de su compaña cuando nombró a Astori en la puerta del FMI en Nueva York, como ministro de economía d su gobierno.

La mayoría se tragó el sapo y ganó el Frente Amplio, e aquí lo que hemos logrado. La comedia uruguaya aun no ha terminado, con sus mediocres personajes, inspirados en la sofistica ateniense.

Lo que constituye una verdadera escuela de oportunismo de derecha, para frenar la revolución y el socialismo. Eso sí, con el "hasta siempre" cada vez más fuera de tono, en la época electoral, pidiéndole el respaldo militar a Bush, porque obviamente con el FMI, el BID y el Banco Mundial no era suficiente.

Ahora solo cabe esperar que dirán los alcahuetes que desde las alturas lo apoyan, como el salvador…

La Juventud

 

                              Miren como se queman solitos !!

 

             

 

               

Poniendo la carne uruguaya en la parrilla

 

          


Tabaré justificó la hipótesis de una guerra con Argentina: "Amenazaron con ocupar la planta""

El ex presidente ratificó que habló con jefes militares y con EE.UU. para analizar qué pasaría si había un conflicto bélico con Argentina. "Ahora todos se sorprenden y se rasgan las vestiduras", se quejó ante la ola de crísticas en ambos países.

Tabaré Vázquez dijo que casi se llega a la guerra por Botnia.

El ex presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, ratificó hoy que llegó a pensar en la posibilidad de una guerra con la Argentina por la disputa en torno a la pastera de la ex Botnia, y que incluso le planteó el tema al ex presidente de Estados Unidos George Bush. "Hay quienes se sorprenden como si esto no tuviera fundamento", dijo Vázquez en una entrevista con el diario El Observador tras la ola de críticas que generaron dus dichos en ambos países.

Además, el ex presidente justificó la hipótesis de un conflicto bélico. "Hay que recordar que los piqueteros dijeron que vendrían a manifestar a Uruguay, que hubo quien dijo que iba a venir con dinamita, amenazaron con ocupar la planta de Botnia, los militantes de Greenpeace manifestaron en el río y tiraron al agua a un oficial de Prefectura, entre otros hechos", sostuvo.

La revelación de Tabaré despertó críticas en ambos lados del Río de la Plata. El líder del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, le dijo al diario El Observador, que lo de Vázquez fue "un acto de irresponsabilidad". "Estos temas deben manejarse con mucho cuidado y reserva; fue un acto de irresponsabilidad" expresó. Y el presidente del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, escribió en su cuenta de Twitter que haber solicitado la ayuda de Bush en esas circunstancias es como "pedirle a la comadreja que entre y defienda el gallinero".

La senadora y esposa del actual presidente uruguayo, Lucía Topolansky, calificó como "absurda" la hipótesis de una guerra entre Argentina y Uruguay por la papelera. En declaraciones a la televisión uruguaya, Topolansky se mostró sorprendida por las palabras de Tabaré y pidió que no tengan "repercusiones diplomáticas".

"Espero que no se complique (la relación con Argentina), que las señales que nuestro gobierno le ha dado al gobierno argentino sean lo suficientemente firmes", añadió.

En tanto, el exjefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que la guerra nunca fue analizada por el Gobierno argentino. "Nosotros nunca avisaron ni remotamente la posibilidad de un conflicto bélico", puntualizó en diálogo con una radio uruguaya. Y agregó: "Fueron comentarios aislados de una asambleísta. Nosotros lo único que hicimos fue extremar los cuidados".

La idea también fue criticada en Gualeguaychú. Juan Veronessi, uno de los referentes de la Asamblea Ambiental de esa ciudad, dijo que "es muy extraño". "Esta expresión no coincide de ninguna manera con el pensamiento histórico de Tabaré Vázquez. Es una cosa increíble. De ninguna manera, a mí no me pasaría por la cabeza una cosa así, jamás", expresó el asambleísta esta mañana, en declaraciones a radio Mitre.

El largo conflicto político y judicial que se desató en 2003 con Montevideo por el rechazo argentino a las pasteras sobre el Río Uruguay comenzó a resolverse con el fallo de La Haya, el 20 de abril de 2010. A mediados de ese año, José Mujica y Cristina Kirchner acordaron un monitoreo conjunto de UPM (ex Botnia). Y los entrerrianos levantaron los cortes fronterizos.

Fuente; Prensa Argentina

 

 

 

 

La Guerrita

Por Santiago Varela *
Que la realidad supera a la ficción no es una novedad. 

Yo había escrito en el 2006 una novela titulada La Guerrita, que relataba una guerra entre Uruguay y Argentina a partir del conflicto de Botnia.

Me parecía tan absurdo que dos países como los nuestros se pelearan por el negocio de una transnacional que pensé que podía ser un buena tema para tratarlo con humor. 
Con los yoruguas podemos pelearnos, pero por cosas más importantes, como ser el fútbol, la nacionalidad de Gardel o si la yerba es mejor con palo o sin él, pero agarrarnos a las piñas por la plata de otros, jamás. 
Como pueblos no merecemos que nos traten de tontos.
Pero hoy escuchándolo a Tabaré Vázquez me di cuenta de que estaba equivocado. 
El hombre había analizado seriamente la posibilidad de una salida armada. 
Y enterarme ahora de que ellos contaban con cinco aviones y nosotros no teníamos ni un miserable cañón antiaéreo porque Menem se los había vendido a Ecuador y Croacia me hizo erizar los pelos. 
¡Llegamos a estar a merced de Tabaré!
Pero lo que más me espantó fue que el ex presidente oriental fuera a pedirle ayuda al Gran Hermano cuando estaba Bush, que era un tipo de anotarse en cuanto bombardero o invasión party se organizara en cualquier parte del mundo.
Tal vez Tabaré lo hizo porque entendió que así colaboraba a integrar más la Unasur. 
La política, a veces, suele transitar por senderos impensados.
Pero yo, cuando describía la guerra en el libro, juro que no tenía ni idea de que algo así podía pasar. Aunque, debo confesarlo, hoy me doy cuenta de que algunas veces me sucedieron cosas extrañas. 
Por ejemplo, sentía que me vigilaban. 
Un día, cuando estaba describiendo los combates de las tropas uruguayas que intentaban invadir Punta del Este, vino el encargado a decirme que probablemente me hubieran pinchado el portero eléctrico, ya que del mismo salía un cable que se metía en un camión de transporte de carne que hacía cinco días que estaba estacionado... y ya olía. 
Quedé intrigado.
Otra vez, al llegar a mi casa veo, en la vereda, apoyado en la pared, a un hombre con impermeable, sombrero y anteojos oscuros. 
Lo raro es que no llovía, hacía 38 grados y era de noche. 
Pensé que era de la SIDE, que querían saber lo que yo sabía –cosa muy común en ellos–, pero cuando vi que el hombre portaba un termo sobaquero y el clásico porongo, me di cuenta de que éste venía del otro lado del charco.
En fin, fueron detalles que pasaron inadvertidos. Jamás pensé que esa Guerrita pudiera ser posible. 
Lo que no quita que haya algunos que se las dan de estadistas que no solamente piensen que pudo haber sido posible, sino que además, al decirlo hoy, lo hagan motivados por algún tipo de misteriosa conveniencia.

* Autor de La Guerrita, la novela rioplatense sobre una guerra idiota.
Editorial Sudamericana, 2006.

 

Pagina12

 

 

 

   

Tabaré justificó la hipótesis de una guerra con Argentina: "Amenazaron con ocupar la planta""

El ex presidente ratificó que habló con jefes militares y con EE.UU. para analizar qué pasaría si había un conflicto bélico con Argentina. "Ahora todos se sorprenden y se rasgan las vestiduras", se quejó ante la ola de crísticas en ambos países.

Tabaré Vázquez dijo que casi se llega a la guerra por Botnia.

El ex presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, ratificó hoy que llegó a pensar en la posibilidad de una guerra con la Argentina por la disputa en torno a la pastera de la ex Botnia, y que incluso le planteó el tema al ex presidente de Estados Unidos George Bush. "Hay quienes se sorprenden como si esto no tuviera fundamento", dijo Vázquez en una entrevista con el diario El Observador tras la ola de críticas que generaron dus dichos en ambos países.

Además, el ex presidente justificó la hipótesis de un conflicto bélico. "Hay que recordar que los piqueteros dijeron que vendrían a manifestar a Uruguay, que hubo quien dijo que iba a venir con dinamita, amenazaron con ocupar la planta de Botnia, los militantes de Greenpeace manifestaron en el río y tiraron al agua a un oficial de Prefectura, entre otros hechos", sostuvo.

La revelación de Tabaré despertó críticas en ambos lados del Río de la Plata. El líder del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, le dijo al diario El Observador, que lo de Vázquez fue "un acto de irresponsabilidad". "Estos temas deben manejarse con mucho cuidado y reserva; fue un acto de irresponsabilidad" expresó. Y el presidente del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, escribió en su cuenta de Twitter que haber solicitado la ayuda de Bush en esas circunstancias es como "pedirle a la comadreja que entre y defienda el gallinero".

La senadora y esposa del actual presidente uruguayo, Lucía Topolansky, calificó como "absurda" la hipótesis de una guerra entre Argentina y Uruguay por la papelera. En declaraciones a la televisión uruguaya, Topolansky se mostró sorprendida por las palabras de Tabaré y pidió que no tengan "repercusiones diplomáticas".

"Espero que no se complique (la relación con Argentina), que las señales que nuestro gobierno le ha dado al gobierno argentino sean lo suficientemente firmes", añadió.

En tanto, el exjefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que la guerra nunca fue analizada por el Gobierno argentino. "Nosotros nunca avisaron ni remotamente la posibilidad de un conflicto bélico", puntualizó en diálogo con una radio uruguaya. Y agregó: "Fueron comentarios aislados de una asambleísta. Nosotros lo único que hicimos fue extremar los cuidados".

La idea también fue criticada en Gualeguaychú. Juan Veronessi, uno de los referentes de la Asamblea Ambiental de esa ciudad, dijo que "es muy extraño". "Esta expresión no coincide de ninguna manera con el pensamiento histórico de Tabaré Vázquez. Es una cosa increíble. De ninguna manera, a mí no me pasaría por la cabeza una cosa así, jamás", expresó el asambleísta esta mañana, en declaraciones a radio Mitre.

El largo conflicto político y judicial que se desató en 2003 con Montevideo por el rechazo argentino a las pasteras sobre el Río Uruguay comenzó a resolverse con el fallo de La Haya, el 20 de abril de 2010. A mediados de ese año, José Mujica y Cristina Kirchner acordaron un monitoreo conjunto de UPM (ex Botnia). Y los entrerrianos levantaron los cortes fronterizos.

Fuente; Prensa Argentina

 

                   

 

La Guerrita

Por Santiago Varela *
Que la realidad supera a la ficción no es una novedad. 

Yo había escrito en el 2006 una novela titulada La Guerrita, que relataba una guerra entre Uruguay y Argentina a partir del conflicto de Botnia.

Me parecía tan absurdo que dos países como los nuestros se pelearan por el negocio de una transnacional que pensé que podía ser un buena tema para tratarlo con humor. 
Con los yoruguas podemos pelearnos, pero por cosas más importantes, como ser el fútbol, la nacionalidad de Gardel o si la yerba es mejor con palo o sin él, pero agarrarnos a las piñas por la plata de otros, jamás. 
Como pueblos no merecemos que nos traten de tontos.
Pero hoy escuchándolo a Tabaré Vázquez me di cuenta de que estaba equivocado. 
El hombre había analizado seriamente la posibilidad de una salida armada. 
Y enterarme ahora de que ellos contaban con cinco aviones y nosotros no teníamos ni un miserable cañón antiaéreo porque Menem se los había vendido a Ecuador y Croacia me hizo erizar los pelos. 
¡Llegamos a estar a merced de Tabaré!
Pero lo que más me espantó fue que el ex presidente oriental fuera a pedirle ayuda al Gran Hermano cuando estaba Bush, que era un tipo de anotarse en cuanto bombardero o invasión party se organizara en cualquier parte del mundo.
Tal vez Tabaré lo hizo porque entendió que así colaboraba a integrar más la Unasur. 
La política, a veces, suele transitar por senderos impensados.
Pero yo, cuando describía la guerra en el libro, juro que no tenía ni idea de que algo así podía pasar. Aunque, debo confesarlo, hoy me doy cuenta de que algunas veces me sucedieron cosas extrañas. 
Por ejemplo, sentía que me vigilaban. 
Un día, cuando estaba describiendo los combates de las tropas uruguayas que intentaban invadir Punta del Este, vino el encargado a decirme que probablemente me hubieran pinchado el portero eléctrico, ya que del mismo salía un cable que se metía en un camión de transporte de carne que hacía cinco días que estaba estacionado... y ya olía. 
Quedé intrigado.
Otra vez, al llegar a mi casa veo, en la vereda, apoyado en la pared, a un hombre con impermeable, sombrero y anteojos oscuros. 
Lo raro es que no llovía, hacía 38 grados y era de noche. 
Pensé que era de la SIDE, que querían saber lo que yo sabía –cosa muy común en ellos–, pero cuando vi que el hombre portaba un termo sobaquero y el clásico porongo, me di cuenta de que éste venía del otro lado del charco.
En fin, fueron detalles que pasaron inadvertidos. Jamás pensé que esa Guerrita pudiera ser posible. 
Lo que no quita que haya algunos que se las dan de estadistas que no solamente piensen que pudo haber sido posible, sino que además, al decirlo hoy, lo hagan motivados por algún tipo de misteriosa conveniencia.

* Autor de La Guerrita, la novela rioplatense sobre una guerra idiota.
Editorial Sudamericana, 2006.

 

Pagina12

Semanario Alternativas

 

Uruguay: Tabaré, el hombre del imperio.

 

Uruguay: El señor de la guerra.

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post