Hacia el 1ero de Mayo - Por Guillermo Berasategui - Bs As

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Reflexiones para reflexionar


Primero de Mayo In memorian:


“La voz que vais a sofocar será mas poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera decir yo ahora.”
August Spiess.

 

Elegimos abrir estas reflexiones con la sentencia que uno de los Mártires de Chicago expreso el 11 de noviembre de 1887 al subir al cadalso; el y sus compañeros, Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista, condenado a la horca; Adolph Fischer, alemán, 31 años, periodista, condenado a la horca; Georg Engel, alemán 50 años, tipógrafo, condenado a la horca; Louis Linng, alemán, 22 años, carpintero, condenado a la horca, para no ser ejecutado se suicido en su celda; Michael Swabb, alemán, 33 años, tipógrafo condenado a cadena perpetua; Samuel Fielden, ingles, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua y Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de prisión y trabajos forzados; eran conscientes que su sangre era solo un mojón en la larga y desigual lucha del proletariado para liberarse de sus cadenas.

Martires-de-Chicago.jpg
 

José Martí, corresponsal en Chicago del periódico “La Nación” de Buenos Aires relata así la
ejecución:


“...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecumenos cristianos.

Abajo esta la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el de Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: La voz que vais a sofocar será mas poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera decir yo ahora.

Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...”


Desde entonces el movimiento revolucionario ha recorrido un largo camino, como en todas las
luchas hubo avances y retrocesos, victorias y derrotas, otros levantaron esas banderas, de las cuales nos sentimos orgullosos herederos, y las llevaron hasta donde históricamente fue posible. Demostrando así que todas las luchas, aun aquellas que terminan con la derrota, van marcando un camino por donde han de pasar las nuevas generaciones de luchadores.


Hoy nuestra realidad, después de dos décadas de neoliberalismo feroz y una década de “democracia” formal burguesa nos muestra un movimiento obrero a la defensiva, muy golpeado, pobre de ideas y demasiado atomizado, pero es el momento de retomar nuestras banderas de lucha, de volver a nuestras fuentes, las clases dominantes nos quieren hacer creer que esto es lo mejor que nos puede pasar, que el capitalismo es eterno e inmutable, pero nosotros sabemos que el capitalismo como toda formación social, es un hecho histórico y por lo tanto condenado a desaparecer.
 
Es por ello que la tarea de la hora es recuperar a nuestros mártires con su ejemplo iluminador y nuestra memoria histórica, no para retroceder en el tiempo como un simple ejercicio de la nostalgia, sino para retomar esos momentos que nos precedieron en la batalla, recuperar nuestra mejores tradiciones de lucha y organización: La Semana Trágica de 1919, Las sublevaciones en la Patagonia de 1921 y 1922, los sucesos de La Forestal, la huelga de la construcción de 1936, la huelga ferroviaria de 1961, La Marcha del Hambre, El Cordobazo, el Rosariazo y todos los Azos que marcaron a fuego la conciencia de un país que buscaba el cambio y la justicia social, El SiTraC SiTraM, el Devotazo, Villa Constitución, las Coordinadoras Fabriles de las históricas jornadas de junio y julio de 1975, en definitiva nuestro pueblo con sus organizaciones, sus lideres y sus militantes.


Esa realidad nos mostraba a un proletariado que gano la calle imponiendo con su enorme poderío y organización, la agenda a discutir. En ese momento histórico el movimiento revolucionario había tomado la delantera y las clases dominantes tenían que implementar respuestas ante cada desafío planteado por los trabajadores. Cada fabrica, cada empresa, cada taller, las escuelas, las universidades, los trabajadores rurales, la sociedad toda era un hervidero y los debates cruzaban la vida cotidiana, todo estaba en discusión, las burocracias y las clases dominantes nunca habían sentido tanto miedo, la burguesía vacilaba, pero ya comenzaba a reagruparse y a planificar el exterminio.


Hoy debemos retomar esa lucha y ese ejemplo, pero desde nuestra realidad, de nada sirven las copias mecánicas y nostalgiosas, debemos ser críticos e innovadores, debemos buscar los caminos que conduzcan a la unidad con todos aquellos destacamentos que pretenden por todos los medios atacar y destruir este sistema de injusticia y opresión.
Estamos sumergidos en plena Batalla Ideológica, así como al capitalismo le llevo siglos moldear la conciencia de las masas para que la dominación y la explotación parezcan hechos naturales, nuestros viejos anarquistas, socialistas y comunistas sabían que la primera batalla era la ideológica, es por ello que sembraron el país de bibliotecas y centros de estudio con los que fueron ganando conciencias y sumando voluntades.

 

Hoy mas que nunca necesitamos esas herramientas junto con una militancia cotidiana y gris, debemos formar nuestros centros de estudios y de debate, una parte importante de la derrota que nos toca vivir tiene que ver con la falta de un análisis político profundo junto con un debate franco y abierto que nos permitiera llegar a una síntesis creadora y abarcativa.
Que este Primero de Mayo sea la excusa y la oportunidad para invitar a los compañeros al
estudio, al debate y a la lucha, debemos visitar cada fábrica en lucha, cada fábrica recuperada, fomentar la unidad y la solidaridad barrial, bregar por la unidad obrero estudiantil y tratar de ganar conciencias y sumar voluntades. Sabemos que es un camino arduo y difícil, pero también creemos que es el único posible.


Por eso vale la pena cerrar estas reflexiones con las palabras del compañero Salvador Allende, cuando en medio del criminal bombardeo fascista al Palacio de la Moneda, en su ultimo mensaje radial le decía al pueblo chileno y al mundo:


“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con la sangre, ni con el crimen. La historia es nuestra y la hacen los Pueblos.”

Guillermo Berasategui -  25 de abril de 2011.

Comentar este post

Guillermo Berasategui 04/29/2011 02:10



Tenes razon no lo vi, pero me siento orgulloso de colaborar para que este material llegue a mas gente. Un abrazo


El perro rojo



Guillrmo Berasategui 04/28/2011 04:53



Hola Atea y Sublevada, te agradezco infinitamente que hayas publicado mi articulo, me gustaria que los que lo lean hagan llegar sus comentarios, tu blog es fantastico muy bueno y por sobre todo
con pensamiento profundo y sin ataduras de ningun tipo. Segui asi como hasta ahora. Mi mejor abrazo


Guillermo



Ivonne Leites. - Atea y sublevada. 04/28/2011 04:58



Hola!! Apuesto a que este no lo viste http://ateaysublevada.over-blog.es/article-en-la-selva-los-estudios-desconocidos-del-che-guevara-a-proposito-de-sus-cuadernos-de-lectura-de-bolivia-de-nestor-kohan-72579039.html


Abrazos!! Te aviso si tengo novedades.