Haití: Liberté? Egalité? Fraternité?. La historia que no te contaron de la Revolución Francesa

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

 

Coordinadora por el retiro de las tropas de HaitíEl 14 de julio de 1789 es recordado y celebrado por la historiografía oficial como una de las fechas más emblemáticas de las luchas por la libertad. La revolución francesa ocurrida en esa fecha se transformó inclusive hasta ahora en un hito para todos los pueblos, al plantear: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Sin embargo, esta historiografía, de manera consciente y perversa, nunca aclaró que estas consignas, Libertad, Igualdad y Fraternidad eran -y son- solo para algunas categorías bien determinadas de seres humanos .

Al mismo tiempo que las mismas se proclamaban, Francia seguía manteniendo el sistema esclavista en sus colonias. Y allí donde los esclavos se alzaron exigiendo Libertad –como había sido el caso de su colonia de St-Dominque, hoy Haití-, aquellos dirigentes franceses defensores de la Libertad, Igualdad y Fraternidad enviaron impresionantes fuerzas militares para someter a los sublevados y restaurar la esclavitud.

Otra verdad oculta por esa historiografía es que Francia, luego de su derrota militar en Haití en 1803, ordenó un bloqueo económico de este país que al cabo de esa guerra había logrado su independencia y destruido el sistema esclavista. Siguiendo con su política de exterminio y abiertamente colonialista, Francia condicionó en 1826 su reconocimiento de la independencia de Haití y el levantamiento del bloqueo económico al pago de una indemnización fijada en primer término en 150 millones francos-oro y luego reducida casi a la mitad. Haití empezó a pagar esa deuda a Francia en 1834, para lo que se establecieron impuestos y contratos crediticios a bancos franceses. A Haití le tomó más de 100 años pagar esa deuda fabricada por la fuerza de las armas y la traición de los dirigentes haitianos, los mismos que participaron en el golpe contrarrevolucionario del 17 de octubre de 1806, que empezó con el asesinato de Jean-Jacques Dessalines y de sus principales lugartenientes.

A la hora de estudiar las causas del empobrecimiento de Haití salta a la vista esa deuda externa, hoy evaluada por expertos en más de 21.000 millones de dólares norteamericanos. Esa suma le fue exigida al gobierno francés por el presidente Aristide en 2004, cuando Haití conmemoraba el bicentenario de su Independencia. Decisión que iba a contribuir al secuestro y posterior exilio de Aristide en febrero del mismo año y a la ocupación del país desde junio de 2004 hasta nuestros días por la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH).

Hoy, luego del terrible terremoto que devastó el país hace más de un año, dejando un saldo de más de 300.000 muertos, y en que son necesarios cerca de 10.000 millones de dólares par la reconstrucción –según los expertos de las grandes potencias con Bill Clinton a la cabeza-, es imprescindible volver a reclamar al gobierno francés la restitución de esa suma, para que sus lágrimas ante la tragedia haitiana no sigan siendo las de un cocodrilo. Para que de una vez por todas las consignas Libertad, Igualdad y Fraternidad sean para todos.

No solo Francia, nuestro país también es responsable de la tragedia haitiana, cada día en que se siga participando en mantener tropas de ocupación en Haití, contra el pueblo que abrió el verdadero camino de Libertad, Igualdad y Fraternidad para todo este continente.

 

AYUDA HUMANITARIA Y ATODETERMINACIÓN SI - TROPAS NO

PIT-CNT  

  Coordinadora por el retiro de tropas de Haití

Uruguay

SOLICITAMOS DIFUNDIR

Comentar este post

Raul Sabato 09/17/2012 05:48


Haiti es y seguira siendo la excusa perfecta para el enriquecimiento de muchos, Haitianos y extranjeros. Es lamentable, pero no esperemos ver cambios durante los proximos 20 años.